Sábado 02 de Agosto de 2014 | Hay 46 usuarios online en este momento!
 

PET-UN PLASTICO MUY ACTUAL

Imprimir
Recomendar a un amigo
Recordarme el recurso
Descargar como pdf

Seguinos en en Facebook


trabajo sobre las siglas PET que representan al polietilenterftalato ó politereftalato de etileno,

Agregado: 30 de ENERO de 2007 (Por anonimo) | Palabras: 2030 | Votar! | Sin Votos | 1 comentario - Leerlo | Agregar Comentario
Categoría: Exámenes de Colegios Secundarios > Biología >
Material educativo de Alipso relacionado con PET-UN PLASTICO MUY ACTUAL
  • Argentina del siglo XXI periodismo Hiperrealista, rating seguro?: trabajo sobre el periodismo actual
  • Gastronomia: MANAGEMENT Y MARKETING GASTRONÓMICO LA GASTRONOMIA EN EL CONTEXTO ECONOMICO/SOCIAL ACTUAL
  • Revisión de la cimentación de estructuras portuarias: ...

  • Enlaces externos relacionados con PET-UN PLASTICO MUY ACTUAL


    Autor: anonimo (info@alipso.com)

    PET, UN PLASTICO “MUY ACTUAL”
    Las siglas PET representan al polietilenterftalato ó politereftalato de etileno, cuya fórmula podemos escribir como:
    ------[-CO-C6H6-CO-O-CH2-CH2-O-]-----
    El PET se obtiene policondensando Acido Tereftálico (C6H4(COOH)2) con Etilenglicol (CH2OHCH2OH), y sus propiedades más características son:
    · Alta rigidez y dureza.
    · Altísima resistencia a los esfuerzos permanentes.
    · Superficie barnizable.
    · Gran indeformabilidad al calor.
    · Muy buenas características eléctricas y dieléctricas.
    · Alta resistencia a los agentes químicos y estabilidad a la intemperie.
    · Propiedades ignifugas en los tipos aditivados.
    · Alta resistencia al plegado y baja absorción de humedad que lo hacen muy adecuado para la fabricación de fibras.
    Es el PET un plástico técnico de gran calidad para numerosas aplicaciones. En este artículo trataremos de su aplicación como película de envases, pero otras importantes aplicaciones son:

    FABRICACIÓN DE PIEZAS TÉCNICAS:

    El PET reforzado con fibra de vidrio o sin reforzar, tiene gran importancia en la fabricación de piezas resistentes al desgaste, (cojinetes, piezas de cerraduras, ruedas dentadas, ....), en aparellaje ®eléctrico, por sus propiedades ignifugas, dieléctricas, térmicas y de estabilidad dimensional.

    FIBRAS DE POLIESTER:

    El PET es prácticamente el poliéster (TERMOPLASTICO) comercialmente más importante en la obtención de fibras. Todos sabemos que las prendas hechas de fibra de poliéster, son muy resistentes a las arrugas y pueden lavarse repetidas veces sin necesidad de un planchado posterior. Normalmente estas fibras de poliéster para prendas de vestir, se utilizan mezcladas con algodón o lana.

    FABRICACION DE ENVASES:

    La mayoría de los envases que manejamos en nuestra vida cotidiana están elaborados con PET (exceptuando los fabricados con PVC). Reproducimos a continuación un artículo de la "REVISTA DE PLASTICOS MODERNOS", nº 506 agosto 1998, que consideramos nos va a informar del porqué de la substitución del envase de vidrio por el de PET.
    El PET, un plástico para envases.


    La regla general de que los envases debían ante todo proteger el producto y facilitar su transporte ya no es aplicable sin reservas. Los envases tienen que reunir los nuevos requisitos que exigen los consumidores, el comercio y la protección del medio ambiente. Aparte de ser aptos para su función elemental, los envases han de ofrecer la posibilidad de fabricarlos económicamente, de reutilizarlos razonablemente y de eliminarlos con seguridad al final de su ciclo de vida. El tereftalato de polietileno (PET), conocido también como poliéster termoplástico, reúne un alto porcentaje de dichos requisitos. Es el material de que se hacen las botellas; no todas, pero cada vez más. El PET está reemplazando al vidrio, pero no sólo eso, sino también y en medida creciente al PVC y otros plásticos con los que todavía se fabrican botellas y envases similares de consistencia sintética. La multitud de evidentes virtudes del PET convencen cada día más a usuarios y consumidores. Ese es el motivo de que este plástico típico para envases, siga progresando.
    Según estimaciones oficiosas, el mercado mundial de PET debe de importar actualmente unos 17 millones de toneladas al año. Más del 60 por ciento, o sea, la mayor parte llega al comercio en forma de fibras de poliéster, restando por lo tanto, cerca de 7 millones de toneladas de PET como materia prima para envases. Y precisamente en este segmento se pronostican tasas de crecimiento extraordinarias para los próximos años. La empresa consultora Maak Business Service de Zurich (Suiza) estima que en el año 2005, el mercado mundial de PET para envases ascenderá a 15 millones de toneladas. Eso equivaldría a un crecimiento anual del 16 al 18 por ciento. De su estudio del mercado, los consultores suizos sacan la conclusión de que cabe esperar un fuerte crecimiento debido a la botella de PET para agua mineral, que a finales de siglo será del orden del 40 por ciento.
    Shell Chemicals, uno de los principales proveedores mundiales del material de que se hacen las botellas, apuesta por PET y su crecimiento. Dicha empresa está construyendo en diversos puntos, nuevas instalaciones o ampliando la capacidad de producción actual. A mediados de 1997 se inauguró al sur de Roma la nueva planta de la filial italiana Sipet, que tiene una capacidad de producción de PET de 90.000 toneladas anuales. En total, Sipet está en condiciones de producir ahora 180.000 toneladas al año. Junto con los centros de producción sitos en el Reino Unido, Estados Unidos y México, Shell tenía a finales de 1997 una capacidad de producción de PET de 600.000 toneladas anuales. Hay proyectadas varias plantas en el norte t sur de Europa, así como en América Central y en los Estados Unidos. Steve Wood, responsable de Shell Chemicals Europe, está convencido de que a medio plazo proseguirá el rápido crecimiento del consumo de PET y calcula que el índice de expansión anual importará un 10 por ciento.

    La botella de PET para agua mineral

    El reducido peso y la notable resistencia son los argumentos decisivos a favor de la botella de PET. Porque, como puntualiza Steven Wood de Shell, dando en el clavo: "¿A quién le gusta subir escaleras portando cajas de botellas de agua mineral que pesan dos arrobas?". Así que los puntos a favor de la botella ligera de poliéster deberían dar lugar también al rápido relevo de la tradicional botella de agua mineral, que en Alemania es de vidrio. Sin embargo, nada cambia. En círculos influyentes sigue habiendo reparos a introducir la alternativa de PET en todo el territorio alemán. Por ello, el candidato de polímero deberá permanecer todavía algún tiempo en la sala de espera hasta que desaparezcan las últimas reservas.
    El Instituto Fraunhofer de Tecnología de Productos Alimenticios y Envases, domiciliado en Munich, presentó hace algún tiempo un balance ecológico del que se deducía que implantando un sistema de envases retornables a base de la botella de PET resultarían "claras economías en relación con la demanda de materias primas". No obstante, la central sita en Bonn de la cooperativa alemana de Productores de Aguas Minerales (GDB) ve otros problemas completamente distintos: "Mientras no pueda garantizarse la absoluta inalterabilidad del sabor por la limpieza de las botellas de plástico, no saldrá al comercio el agua mineral envasada en botellas de PET. Considerando que en Alemania están en circulación alrededor de 2.500 millones de botellas (cerca de 80 por ciento de ellas son de agua mineral) no se puede correr el riesgo de empezar con un producto técnicamente inmaduro".
    A finales de octubre del año pasado, la cooperativa GDB remachó su punto de vista y reafirmó sus reservas. Durante la junta general de los mayoristas alemanes de bebidas, el presidente de la GDB, Andreas Rottke, no dejó lugar para albergar grandes esperanzas: "La botella de PET no se encuentra a punto de imponerse en Alemania. De las botellas de PET que circulan ya en pequeñas cantidades en el mercado, ninguna satisface los criterios de calidad aplicables a un producto sumamente delicado como es el agua mineral." Rottke estima que en su sector tampoco tiene oportunidad alguna de éxito otro material algo más caro que el PET, concretamente PEN (naftalato de polietileno). La proporción de aldehído acético, un punto crítico del PET, es aún más alta en el caso del PEN. Si bien el aldehído acético –una etapa de oxidación previa al ácido acético- no es nocivo para la salud, sí altera el gusto del agua mineral embotellada. Otros no comparten evidentemente esta opinión, pues Coca Cola, lanzó al mercado en el verano de 1997 botellas retornables de 1 litro, de PEN, conteniendo agua mineral de su marca "Minaqua".

    Ahorro de peso y combustible

    En la sala de espera se hallan igualmente los fabricantes de PET y los constructores de máquinas de soplado con distensión para la fabricación de botellas. La esperada introducción del envase de poliéster para agua mineral traería consigo un negocio colosal. El asunto había empezado de forma muy prometedora, ya que en el segundo semestre de 1994 se probaron alternativas a la tradicional botella de vidrio a escala limitada y sólo en algunas regiones. En el banco de pruebas se situaron la botella de 1 litro de PET y, a la vez una botella de vidrio, igualmente de 1 litro de capacidad pero aligerada bastantes gramos, aunque conservando el conocido aspecto del envase de vidrio con paredes de menos espesor. Como contrapartida, la botella ligera tenía una capa protectora de poliuretano (PUR).
    Nunca se ha llegado a saber con exactitud el resultado final de esa prueba. Y lo que se dice cambiar, no ha cambiado casi nada. El calmante de la sed mineralizado se sigue envasando en vidrio, aunque hay buenos argumentos a favor del competidor polímero. Porque las ventajas son realmente de peso. Mientras que la "botella de vidrio clásica" pesa vacía unos 600 gramos, la versión delgada y envuelta en PUR no pasa de 400 gramos. En cambio, la botella de PET es un auténtico "peso pluma" cuya tara no supone más de 80 gramos. Dada una caja de 12 botellas, eso representa una reducción de más de 6 kilos y el consiguiente ahorro en concepto de gastos de transporte.
    Además de ser una ventaja decisiva para el consumidor, la reducción del peso repercute favorablemente en los portes y, por lo tanto, es asimismo ventajosa para los distribuidores de bebidas con gas. Por ejemplo, para transportar en camiones 10.000 hectolitros de agua habría que hacer alrededor de 30 por ciento menos viajes. Dicho en otros términos: eso significaría consumir 30 por ciento menos de combustible y reducir también en un 30 por ciento las emisiones de gases de escape de los camiones, lo que redundaría enormemente en provecho del medio ambiente. Y el resto continuaría igual que antes.
    Proporción de reciclaje

    Los envases de PET ofrecen una serie de ventajas en comparación con el vidrio, tanto en el aspecto económico como en el ecológico. Según estima el Foro PET de Ratingen, una oficina de información de renombrados proveedores de PET y consumidores, gracias a la notable resistencia del material polímero es posible alcanzar altos índices de recirculación con el sistema de envases retornables. La Federación de Ecología y Protección de la Naturaleza (BUND), institución conocida por su postura crítica frente al enmascaramiento de los hechos por la industria, confirma que con 20 a 25 ciclos al PET resulta por último más ecológico que la botella de vidrio. Y el ingeniero G. Birnbaum, de Nürnberger Gesellschaft für Konsumforschung, afirma que los estudios realizados por su empresa pusieron de manifiesto el alto grado de aceptación de los envases de PET entre los consumidores. Se destacaron como ventajas adicionales decisivas, en comparación con el envase de vidrio soplado, el reducido peso, y el ser irrompible. Birnbaum considera otra ventaja más y muy esencial: las excelentes posibilidades de reciclaje del material. Las vías ofrecidas para el reciclaje razonable de este material deberían de convencer hasta a críticos empedernidos. Según el Foro PET, el verdadero fuerte del poliéster termoplástico. El material de que se hacen la s botellas en la primera vida del plástico es posible reciclarlo en un 100 por ciento. Y si la capacidad de reciclaje de PET EN Europa occidental en 1993 no llegaba a 30.000 toneladas, en los últimos años a aumentado considerablemente. Según los datos disponibles, la cantidad total de botellas y envases de PET recogidos en 1997 ascendió a 100.000 toneladas. Un 80 por ciento aproximadamente se pueden convertir en PET reciclado. La diferencia corresponde a la porción no aprovechable, compuesta de chapas, tapones, etiquetas y residuos similares.
    Petcore, la asociación de empresas europeas de reciclaje de PET, también es optimista. El reciclaje de PET va progresando. Alrededor de 75.000 toneladas de botellas de PET se recogieron al año anterior en toda Europa para fines de reciclaje. Eso equivale a 1.500 millones de botellas de PET y representa un aumento de casi 70 por ciento en comparación con 1995. Con respecto a 1997, esta asociación domiciliada en Bruselas espera que la cantidad de envases de PET recogidos rebase la marca de las 100.000 toneladas. David Mathias, presidente de Petcore, cree que en cualquier caso el reciclaje de PET posee "un enorme potencial" y tiene la esperanza de que se mantenga el interés con que han actuado hasta ahora la industria y los municipios y de que siga incrementándose la disposición del público a contribuir al reciclaje de PET.

     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »
     
    Cerrar Ventana
    ALIPSO.COM
    Cursos Multimedia Online, CD y DVD