Viernes 31 de Octubre de 2014 | Hay 43 usuarios online en este momento!
 

Comparación entre El Periquillo Sarniento (Fernández de Lizardi) y El Lazarillo de Tormes (Anónimo).

Imprimir
Recomendar a un amigo
Recordarme el recurso
Descargar como pdf

Seguinos en en Facebook


Agregado: 02 de AGOSTO de 2011 (Por Anonimo) | Palabras: 0 | Votar! | Sin Votos | Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Literatura >
Material educativo de Alipso relacionado con Comparación entre Periquillo Sarniento (Fernández Lizardi) Lazarillo Tormes (Anónimo)
  • Las cuotas crecientes al tipo de interes: Un metodo de amortizacion superior a los que se usan habitualmente, siendo mejor para el cliente, conteniendo a los existente, y bueno para la economia. Ademas permite comparar entre alquiler y compra.
  • Fenómenos ondulatorios: ...
  • Modelado de elementos Peltier, termoelectricidad.: ...

  • Enlaces externos relacionados con Comparación entre Periquillo Sarniento (Fernández Lizardi) Lazarillo Tormes (Anónimo)nalga

    Trabajo Práctico de Literatura

    Comparación entre “El Periquillo Sarniento” (Fernández de Lizardi) y “El Lazarillo de Tormes” (Anónimo).

    Comparación entre El Lazarillo de Tormes y  El Periquillo Sarniento

    El Lazarillo de Tormes.

    En principio, creo que vale la pena destacar la significación de la obra “El Lazarillo de Tormes” como punto de arranque de un genero que caracteriza la Literatura moderna; y este hecho afirma cada vez mas lo que esta novela significa como ESFUERZO CREADOR, como intuición , como sensibilidad para captar las apetencias de un publico lector ahíto de literatura idealista y de narraciones que transcurrían en mundos irreales.  Que el Lazarillo surge como una reacción contra la novela de caballería ha sido un punto indiscutido por la critica.  El anónimo autor del Lazarillo es consciente de que su obra, al no ceñirse a regla alguna preestablecida, rompe audazmente con una  tradición secular y se ubica en el terreno antiartístico, proclamando el plebeyismo en la Literatura.

    La novela picaresca.

    Suele considerarse que el Lazarillo es la primera muestra de un genero literario nuevo y genuinamente español: la novela picaresca.  La novela picaresca suele ser un relato inconcluso, en forma autobiográfica, de estructura lineal y abierta, sin tensión dramática.  Su protagonista suele ser un pícaro, mozo de muchos amos.

                En cuanto a su espíritu, la novela picaresca es una sátira social; su narrador protagonista ve la vida y la sociedad con amargura y escepticismo; la realidad esta, pues, vista a través de los ojos del pícaro, y juzgada de acuerdo con este punto de vista.  El pícaro no progresa social ni moralmente, y parece sometido a un atroz determinismo psicológico.  El Lazarillo responde ciertamente a algunos de estos rasgos genéricos fijados a posteriori, pero no a otros.  Lázaro, al final de la novela, se muestra satisfecho con su suerte, y se considera en la cumbre de su buena fortuna.  La critica moderna se inclina a ver en el Lazarillo una simple prefiguración de la novela picaresca.  El Lazarillo de Tormes inaugura en lengua castellana la novela realista; y al mismo tiempo, da lugar al nacimiento de un genero típicamente español, la novela picaresca, del cual es, simplemente un anticipo, pero no su paradigma.

    El Lazarillo.

    Lázaro es un pícaro, aun cuando esta palabra no se use jamas en su obra; es el “antiaéreo”, el personaje del cual, por contraposición con el caballero, puede esperarse cualquier bajeza.  Participa Lázaro de algunos caracteres que, según la preceptiva a posteriori, deben caracterizar al pícaro: es de origen no solo humilde, pues el delito ha asignado a sus progenitores; es mozo de muchos amos; no tiene oficio ni bienes; ama el vagabundeo y mira el mundo con cierto escepticismo benévolo.  Luego se observan otras condiciones en el personaje, en los últimos tratados, en donde el mismo plantea deseos de mejorar su calidad de vida, etc..

                El carácter de Lázaro no ha sido pues, diseñado con firmeza; se advierte una falta de continuidad en el tratamiento psicológico del personaje.  Lázaro se nos presenta como un niño humildísimo que al final de la obra se considera, paradójicamente, “en la cumbre de toda buena fortuna”.  Es inteligente y despierto, y aprende a la perfección las enseñanzas del ciego, únicas que recibirá en su vida.  Sobre el final de la obra, Lázaro es adulto, es pregonero y esta  casado con una mujer de moralidad sospechosa.  El arte de la insinuación, tan sabiamente manejado en todo el libro, llega aquí a su perfección máxima.  Nada se dice claramente, pero todo se sugiere.  Lázaro ha decidido hacer odios sordos y sigue el consejo del arcipreste, su protector: “Por lo tanto, no mires a lo que pueden decir, sino a lo que te toca, digo, a tu provecho”.

               

    La sátira social es una de las características de la obra y de la novela picaresca en general.  El cambio de amos es lo que permite la visión satírica de la realidad.  El blanco principal es, obviamente, los amos clérigos.  En ellos encuentra Lázaro los vicios que fueron atribuidos a esta clase durante la edad media: la avaricia, y la lascivia, así como la mundaneidad.

               

    Hasta 1816, cuando publico su primer novela El Periquillo Sarniento, J. Joaquin Fernandez de Lizardi se había dado a conocer como periodista.  Escribió entonces una obra que muchos clasifican como novela picaresca.  Dos siglos después de su aparición en España, Lizardi utiliza la novela picaresca como sátira y critica social a las instituciones de su país y época, debido a causas externas  e internas.

               

    Lizardi fue testigo de una transición que se manifestaba en la vida nacional, debido a que presencio el final de la época colonial, con sus tentativas para sobrevivir, y los albores de la Independencia.  La organización política colonial se desmoronaba.  Los virreyes mandados por España se sucedían a un ritmo cada vez mas acelerado y no conseguían estabilizar no controlar la situación.  Los moldes sociales se iban rompiendo.  Las ideas francesas se propagaban entre la clase social acomodada que había tenido acceso a ala cultura y se sentía frustrada al verse apartada del poder.  Mientras tanto, las ideas tradicionales iban siendo aceptadas entre muchos, conscientemente o no, según pertenecían a la clase media o baja.

               

    En la misma época se iba desarrollando un sentimiento de americanismo.  Rechazadas todas sus pretensiones, el criollo comenzó a sentir un odio que se fue acumulando a través del tiempo, que a su vez fomento un sentimiento de hermandad entre los nativos americanos.  En esta sociedad en crisis que buscaba su identidad, varias clases seguían sin  moverse: los indios que vivían apartados de la vida política y algunos representantes típicos  de la sociedad mexicana.

                Lizardi propone entonces deleitar a su lector a medida que le va enseñando.  Quiere denunciar vigorosamente las injusticias y proponer reformas.  Al mismo tiempo, insiste en las condiciones sociales pre-revolucionarias.

               

    Con el objeto de continuar su critica a amplios y poderosos sectores de la sociedad, y ahorrarse el problema de la censura, Lizardi elige entonces un modelo que tenia buena fama entre sus lectores y gozaba de una reputación literaria intachable.  Así, su intención critica y docente podía expresarse con total claridad y bastante libertad.

               

    La picaresca presentaba muchas ventajas: además de ser reconocida como literatura de entretenimiento, le proporcionaba un marco ya hecho y admitido que le autorizaba cierto tipo de critico y la expresión de una visión del mundo que no todos compartían.

               

                Las críticas.

                Aprovechando el carácter seudobiografico de la picaresca, Lizardi arremete primero contra la familia.  La de su personaje no supo proporcionarle una educación que le permitiera salvar los obstáculos de la vida a causa de los prejuicios y el loco orgullo que predominaban.

    En los capítulos consagrados al segundo círculos social frecuentado por Periquillo, las criticas se dirigen mas a la Institución que a los hombres, aunque censura violentamente la actitud de algunos maestros.  Tacha al sistema universitario de ignorante y atrasado.

               

    A lo largo de toda la novela, Lizardi no desaprovecha ni una ocasión para criticas y aconsejar después.  No solo censura el funcionamiento de las instituciones, sino tambien a sus representantes, responsable o no, para mostrarnos que todo depende de la educación que se recibe en la niñez o en la juventud.

    El Periquillo Sarniento

    Las criticas las expresa Lizardi a través de su personaje, el Periquillo Sarniento.

                           

    Hijo de una familia acomodada, el niño fue mimado por una madre imbuida en los prejuicios de la nobleza.  Su padre, aunque inteligente, culto u bueno, era tan débil de carácter que no consiguió imponer ideas a una madre aferrada a su ideas rancias y un padre ilustrado, el niño vivía en casa el conflicto que opuso los dos grupos sociales, históricamente hablando.

               

    En toda la novela el protagonista revela tener poca personalidad: una natural inclinación hacia lo bueno, contrarrestada por una mala educación que no le permite distinguir lo conveniente de lo desastroso.  Sin mas ideal que vivir sin hacer nada, se dejara influir por los otros.  Esta poca personalidad lo llevara a conocer situaciones apremiantes; pero tiene un aspecto positivo: le permite adaptarse a todas las situaciones que se le ocurren a su creador.  Con lo cual podemos encontraron con representantes de todas las clases sociales, que van a contarnos su vida y van a actuar delante de nosotros.

               

    Inconsciente, caótico, Periquillo se deja llevar por una sociedad caótica, hasta encontrar algo que le obligue a situarse definitivamente en la sociedad.  En diversas ocasiones mas que actor, Periquillo es testigo.  Testigo de todos los acontecimientos de la vida.

               

    Este autor mexicano se valió tambien de un recurso frecuente en la picaresca: el viaje.  Periquillo permanece cierto tiempo en la Isla del Chino.  Periquillo viaja por las Filipinas, el Japón, China, y retorna a Méjico.

               

    Para adaptar la Picaresca a la realidad mexicana y a su  propósito, Lizardi creo un tipo de novela.  La primera fase es narrativa, y sencillamente autobiográfica hasta llegar al momento en que el personaje empieza a tomar clases de la vida cuando decide su porvenir.  Luego comienza una fase educativa empírica.  Luego sobreviene un periodo de vida picaresca: huérfano, mozo de muchos amos, etc..

               

    Dado su propósito educativo y el contorno social, el personaje picaresco le convenía: no era un “fuera de la ley” tampoco era un revolucionario.  Intenta aprovecharse de las circunstancias, eso si.  Pero el deseo de su personaje, deseo inexpresado, semiconsciente es integrarse en las sociedad, a ser posible del lado de los pudientes.

               

    Al final de  El Periquillo Sarniento, su autor declara que le seria muy fácil hacer una reseña de la historia de América, pero “es muy peligroso escribir sobre esto, y en Méjico, el año de 1813”.

    Semejanzas entre “El Lazarillo de Tormes” y “El Periquillo Sarniento”

                En principio, y como ya mencione anteriormente, en ambas obras el personaje es caracterizado por ser un pícaro: es decir, recalca la inclusión de las obras dentro del genero denominado novela picaresca dado a conocer por el autor (anónimo) de El Lazarillo de Tormes.  Este pícaro reúne todas las condiciones que un pícaro puede tener.  Es además el “antihéroe”, que en contraposición con el caballero, de el cualquier bajeza puede esperarse.  Posee una mínima educación, es huérfano tras una cierto tiempo en el que luego adquiere seguid amos.  Es decir, es mozo de muchos amos, de los cuales aprende distintas enseñanzas de vida, que tratara de aplicar en el futuro.  Además, el pícaro, protagonista de ambas novelas, esta caracterizado por todo tipo de actividades deshonestas: robar, estafar, violar los derechos de las personas.  En síntesis, el pícaro realiza cualquier actividad por baja que sea, propia hasta de las mas viles personas de nuestro mundo.

               

    Asimismo, una semejanza que surge a simple vista es el título de ambas obras.  La una se denomina Lazarillo de Tormes mientras que la otra Periquillo Sarniento.  Ambos títulos son sobrenombres peyorativos, elemento que se destaca en la obra de Lizardi, en el que el sobrenombre es de carácter despectivo.

    Igualmente, ambos pícaros logran obtener poco a poco enseñanzas de sus diversos amos, que pondrán en practica a lo largo de su vida.  Lograran evolucionar desde el punto en que nada deseaban, y ningún futuro tenían planificado para si mismos, hasta llegar al momento en que son inteligentes, desarrollan una forma de vida, tienen un futuro pensado para si mismos, y planifican poseer una familia y vivir en sociedad.

               

    Sobre el final de ambas obras se trata la idea de el encuentro del buen camino por ambos pícaros.  Ambos, dejan de lado las actividades deshonestas y encuentran un sentido a la vida que llevan.  Logran establecerse en un ámbito de vida, y conocer a las mujeres que harán sus esposas.  Logran adaptarse a la vida, transformarse en personas de mente limpia y encontrar el buen camino.

               

                Tanto Lázaro como Perico desarrollan a lo largo de su obra críticas a la sociedad toda, aunque cada uno centre las mismas en un sector determinado, como la Iglesia, o la sociedad alta.

               

    Tanto Lázaro, cuando se establece como pregonero, y se casa con una mujer de estirpe dudosa, como Periquillo, que logra encausarse en el buen camino, tener hijos y habitar en lugar soñado por el, logran cambiar el rumbo de sus vidas en un determinado momento, y asentarse en una sociedad que siempre habían rechazado y de la cual nunca hacinase sentido formar parte.

               

                Es decir, ambas obras relatan las desventuras de un hombre, que parece ser llevado por las circunstancias a situaciones de las cuales semeja no poder salir nunca, a pesar de lo cual lo logra, mediante distintos medios, y vence las dificultades logrando instalarse en un lugar determinado y adentrarse en la vida del bien, en el buen camino.

    Diferencias entre  El Lazarillo de Tormes” y “El Periquillo Sarniento”

               

    En la obra española de autor anónimo, Lazarillo cuenta una historia, la historia de su vida.  El autor elige que su personaje principal, el pícaro, relate toda la historia y convierta el texto en uno de características realistas, pero sin un fondo realmente de critica, sino de lectura pasiva, con sátiras y criticas distantes.  En cambio, en la obra de Fernandez de Lizardi, el autor logra introducir a su personaje en un mundo en el cual el mismo no deja pasar una situación para criticarla, a la misma o a sus actores, y dejar una actitud de consejo parar un futuro acontecimiento similar.  El Periquillo logra tener una actitud a lo largo de toda la obra en la cual moraliza todo: busca una critica en todo aspecto de la sociedad que encuentre, en todos sus actores institucionales.  Por otra parte, el Lazarillo no hace mas que contar la historia de su vida, criticando las acciones mas convenientes, la vida a través de sátiras indirectas.

               

    Por otro lado, en la obra de Lizardi encuentro una historia mas variada en el Lazarillo.  En la primer hay un mundo de acción, hay un mundo de aventuras, de destinos episodios con innumerables amigos, amos, acontecimientos, enseñanzas, etc..  Periquillo viaja a través de diferentes ciudades, países, conoce distintas culturas, distintas civilizaciones.  Logra adoptar muchos puntos de vista, oponerse a muchos criterios, y lograr tener una mente abierta a ciertos tipos de acciones las cuales el Lazarillo no podría.  Este ultimo, por el contrario, es criado de pocos amos, viaja por pocas ciudades españolas y conoce poco en relación a lo conocido por Periquillo.  Es decir, se podría firmar que la vida del Lazarillo es monótona, o de otro modo uniforme o homogénea, mientras que la vida del Periquillo  es heterogénea.  Lázaro pasa de tener un amo a otro, una pequeña enseñanza, una aventura a otra, etc..  Periquillo no cesa de aprender, de contar distintas situaciones, de criticar, de moralizar acerca de todos lo temas posible, de tomar una decisión y reprender a los culpables, de dar consejos.

               

    Por otra parte, en la vida del Lazarillo de Tormes no hay personas que influyan a lo largo de su vida, a no ser por su amo el ciego.  Es decir, no se destacan importantes personas o relaciones del Lazarillo con gente de su época.  En cambio, en la obra de Lizardi, Periquillo conoce a lo largo de su vida numerosas personas que en el futuro le ayudaran a recomponerse y establecerse en un determinado lugar.  En los últimos capítulos de la obra se narra, como a través de conocidos, amigos, parientes, amigos de amigos, etc., logra anteponerse a situaciones en las cuales se encontraba muy mal, y de las cuales uno pensaba no saldría bajo ningún concepto y por ningún medio.  Es decir, Periquillo logra recomponerse gracias a los poderosos lazos de amistades y relativos parientes que había generado a lo largo de su vida.  Se asimilaría el final del Periquillo a un final típico de una novela actual, en la cual todos los personajes resultan ser parientes unos de otros, amigos de parientes, amigos de amigos, los cuales permiten al personaje principal su escape de un final que no refleja esa oportunidad, y lo salvan dejándolo con una postura elegante, o al menos trata de así hacerlo, ante los lectores.

               

    Asimismo, una gran diferencia entre ambas obras y que salta a la vista es la extensión de ambas obras.  Mientras que el Lazarillo consta de siete tratados, el Periquillo cuenta con cincuenta y dos capítulos, además de las correspondientes introducciones y prólogos.  Esta diferencia, a mi parecer, radica en que una obra fue escrita casi trescientos años después de la otra, por lo cual el Periquillo contaba con una industria, si se la puede llamar así, de impresión más desarrollada, con lo cual se podía dar el gusto de escribir un autor cuantas paginas quisiese.  En cambio, en 1554, en España no se contaba con medios suficientes para la impresión de una obra de tal extensión.

               

    Igualmente, el Lazarillo es un libro en el cual la autobiografía que se plantea no es completa, es inconclusa y le faltan ciertas partes, distinguiéndose del Periquillo, la cual es totalmente exhaustiva, con lujo de detalles e historias y anécdotas.

    Conjuntamente, el destinatario en cada obra es distinto:  El Lazarillo escribe a un receptor no determinado, mientras que el Periquillo dedica su tiempo a escribir a sus hijos, con el objetivo de dejarles a los mismos sus enseñanzas, y consejos de vida.

    Además, en la obra anónima se trata fundamentalmente la critica a los hidalgos y a la Iglesia como institución y sus funcionarios.  Es decir, Lazarillo logra criticar, a través de sus amos fundamentalmente, todos los aspectos típicos de la Iglesia de su momento por la sociedad criticados: la lascivia, la avaricia, la mundaneidad, etc..  Además, logra criticar a las altas esferas de la sociedad, a los hombres ricos, a los hombre poderosos.  En cambio, en contrapartida, Periquillo critica lo que quiere y le venga en gana.  Lazarillo enfoca sus críticas a un sector determinado de la sociedad: apunta todas sus criticas al sector de la Iglesia y a los Hidalgos.  En realidad, critica a todos los estamentos de la sociedad, particularmente a los sectores antes nombrados.  Por otro lado, el Periquillo apunta sus criticas a todos los sectores de la sociedad, especialmente a la educación, entre otros muchos aspectos. Critica a todas las esferas de la sociedad, a los trabajadores, a sus amos, a las instituciones, a los actores institucionales, etc..  Como dije anteriormente, Periquillo no deja pasar una oportunidad para criticar todo lo que puede, todo lo que cree necesario, y dejar una enseñanza, un consejo.

                Conclusión.

    En síntesis, las obras analizadas en el presente trabajo presentas varias e interesantes semejanzas, ya por pertenecer al género de novelas picarescas, ya por poseer todas las características antes determinadas.  Por un lado, El Periquillo plantea una historia similar a la del Lazarillo: dos hombres con semejantes penurias, que sufren iguales desventuras y llegan a momentos de sus vidas de los cuales les será muy difícil salir, a pesar de lo cual lo logran, y vencen la imaginación del lector con respecto a estas situaciones.  Asimismo, ambas obras presentan distintas, valga la redundancias, diferencias.  Dentro del género al que pertenecen, las novelas analizadas poseen varias diferencias puntuales, determinadas dentro del presente trabajo.

                Para la novela El Periquillo Sarniento tenemos que hablar de obligación, de la  picaresca y su mejicanización.

                Picaresca para expresar dentro de un marco aceptado por todos, ideas nuevas que pertenecían al Siglo de Las Luces.  Mejicanizada para que los lectores capten las nuevas ideas, el propósito del autor, de enseñar mientras deleitaba, y que se reconozcan en los personajes, en su modo de vivir y así tomen contacto con las ideas.  Y obligado se vio el autor a elegir esta forma por acrecer de otra y parecerle la más adecuada dentro de lo que conocía.


     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »
     
    Cerrar Ventana
    ALIPSO.COM
    Cursos Multimedia Online, CD y DVD