Miércoles 26 de Noviembre de 2014 | Hay 58 usuarios online en este momento!
 

Economia de Mercado

Imprimir
Recomendar a un amigo
Recordarme el recurso
Descargar como pdf

Seguinos en en Facebook


Agregado: 12 de ABRIL de 2000 (Por ) | Palabras: 1087 | Votar! |
1 voto | Promedio: 10
| Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografas > Economa >
Material educativo de Alipso relacionado con Economia Mercado
  • Cmo hacer investigacin de mercado (III): Cmo hacer investigacin de mercado (III).serie de notas elabordadas
    especialmente para MERCADO

  • Rutinas de subsistencia en un mundo globalizado: Las dinmicas de la feria Pinto se encuentran plasmadas en el libro "Culturas de Mercado, rutinas de vida" , determinando as las semejanzas y diferencias a otros contextos de nuestro pas.
  • Sinopsis de la Historia Economica Argentina: ...

  • Enlaces externos relacionados con Economia Mercadonalga

    Economía de mercado

    Hacia un ethos solidario.

    La solidaridad no es un sentimiento superficial por los males de tantas personas, cercanas o lejanas. Al contrario es la determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común; es decir, por el bien de todos y cada uno.

    La solidaridad es una opción de vida, mediante la cual uno se relaciona con el otro pensando en su bien. La solidaridad es optar por el empobrecido.

    La solidaridad no desconoce el conflicto, pero es capaz de asumir la perspectiva del otro, de ponerse en el lugar del otro, de realizar una correcta jerarquía de necesidades, y, muy especialmente, la disponibilidad para pensar más allá de la propia conveniencia.

    El ethos solidario debería convertirse en una cultura solidaria. La solidaridad debería ser el splendor caritatis (el esplendor de la caridad).

    La solidaridad se hace responsable: se pregunta qué se puede hacer y qué puedo hacer, cada uno según su posibilidad.

    Mas que especular sobre la solidaridad, lo esencial es ser solidario.

    La sociedad de la que somos parte.

    Las comunicaciones nos unen estrechamente, la tecnología nos da nuevas posibilidades de conocimiento y creatividad, y los mercados penetran todos los espacios sociales. En contraste con la década pasada, la economía de la mayoría de nuestros países ha vuelto a crecer.

    Este auge material deja a multitudes en la pobreza. Calculamos que en Latinoamérica y el Caribe por lo menos 180 millones de personas viven en la pobreza y 80 millones sobreviven miseria.

    Las dinámicas económicas que producen estos efectos perversos tienden a transformarse en ideologías y a absolutizar ciertos conceptos.

    Para lograrlo se generalizan en el Continente las medidas conocidas como neoliberales:

    • Ellas ponen el crecimiento económico.
    • Privatizan empresas.
    • Abren sin restricciones las fronteras a mercancías, capitales y flujos financieros y dejan sin suficiente protección a los productores más pequeños y débiles.
    • Hacen silencio sobre el problema de la deuda externa.
    • Subordinan la complejidad de la hacienda pública al ajuste de las variables macroeconómicas.
    • Insisten en estos ajustes producirán un crecimiento que elevará los niveles de ingreso y resolverá por rebalse la situación de los desfavorecidos.
    • Liberan a grupos poderosos de los impuestos y de las obligaciones con el medio ambiente.

    Debemos reconocer que estas medidas de ajuste han tenido también aportes positivos.

    Pero estos elementos están lejos de compensar los inmensos desequilibrios y perturbaciones que causa el neoliberalismo en términos de concentración de los ingresos, la riqueza y la propiedad de la tierra.

    En consecuencia aumenta en casi todos nuestros países el malestar social que se expresa en protestas ciudadanas y huelgas.

    La concepción del ser humano

    Detrás de la racionalidad económica hay una concepción del ser humano que delimita la grandeza del hombre y la mujer a la capacidad de generar ingresos monetarios.

    Se impone así un orden de valores donde priva la libertad individual para acceder al consumo de satisfacciones y placeres; una libertad que rechaza cualquier interferencia del Estado en la iniciativa privada, se opone a planes sociales, desconoce la virtud de la solidaridad y sólo acepta las leyes del mercado.

    Por el proceso de globalización de la economía, esta manera de comprender al hombre y la mujer penetra nuestros países con contenidos simbólicos de gran capacidad de seducción.

    De manera más general, esta concepción considera normal que nazcan y mueran en la miseria millones de hombres y mujeres del continente incapaces de generar ingresos para comprar una calidad de vida más humana.

    La sociedad que queremos.

    Queremos ayudar a construir una realidad más cercana al Reino de justicia, solidaridad y fraternidad del Evangelio.

    Una sociedad donde toda persona pueda acceder a los bienes y servicios que se merece haber sido llamada a compartir este camino común hacia Dios.

    Queremos una sociedad donde todos y todas podamos vivir en familia y mirar al futuro con ilusión, compartir la naturaleza y legar sus maravillas a las generaciones que nos sucederán.

    Una sociedad sensible a los débiles, a los marginados, a quienes han sufrido los impactos de procesos socioeconómicos que no ponen al ser humano en el primer lugar.

    Somos conscientes de que alcanzar este tipo de sociedad tiene un precio elevado, por los cambios de actitudes, hábitos y valoraciones que exige. Nos reta a hacer nuestros aquellos elementos positivos de la modernidad, como el trabajo, la organización, la eficiencia, sin los cuales no podemos construir esa sociedad que soñamos.

    Queremos finalmente contribuir a la construcción de una comunidad latinoamericana entre nuestros pueblos.

    Tareas.

    Tenemos delante una tarea enorme para realizar:

    Emprender al lado de muchos otros, para conocer el neoliberalismo, explicar su racionalidad profunda y sus efectos sobre el ser humano y la naturaleza.

    Sopesar en el discernimiento las líneas de acción que se sigan del análisis, y tomar las opciones pertinentes.

    Este conocimiento y estas decisiones deben llevarnos a:

    Acompañar el camino de las victimas; para proteger los derechos de los excluidos, y emprender con ellos, en el diálogo con los sectores que controlan las decisiones, la construcción de la más inclusiva o incluyente de las sociedades posibles.

    Fortalecer las tradiciones culturales y espirituales de nuestros pueblos.

    Incorporar en el trabajo educativo el orden de valores necesario para formar personas capaces de preservar la primacía del ser humano en el mundo que compartimos y dar a los alumnos la preparación requerida para entender y trabajar en la transformación de esta realidad.

    Resistir particularmente a la sociedad de consumo y su ideología de la felicidad basada en la compra sin límite de satisfacciones materiales.

    Comunicar por todos los medios los resultados del análisis sobre el neoliberalismo.

    Proponer soluciones viables en los espacios donde se toman las decisiones globales y macroeconómicas.

    Trabajaremos por fortalecer el valor de la gratitud; por estimular el sentido de la vida sobria y belleza simple; por favorecer el silencio interior y la búsqueda espiritual.

    Para hacer creíble nuestro empeño, procuraremos no solamente la austeridad personal, sino también que nuestras obras e instituciones eviten todo tipo de ostentación y empleen medios coherentes con nuestra pobreza. Queremos así reafirmar la opción radical de fe que nos llevó a responder el llamado de Dios en el seguimiento de Jesús en pobreza, para ser más eficaces y libres en la búsqueda de la justicia.

    Buscaremos con muchos otros una comunidad nacional y latinoamericana solidaria, donde el compromiso con los pobres ponga en evidencia que el trabajo por la plenitud de todos los hombres y mujeres, sea nuestra contribución, modesta y seria, a la mayor gloria de Dios en la historia y en la creación.

     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exmenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y ms: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Telfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »
     
    Cerrar Ventana
    ALIPSO.COM
    Cursos Multimedia Online, CD y DVD