[an error occurred while processing this directive]

ü     Conclusiones

Para comenzar, debe mencionarse la verificación de la Segunda Ley de la dinámica: Ley de Newton, que a diferencia de cómo la aprendimos en clase (de manera teórica y aplicada a ejercicios), pudimos demostrarla además en la práctica.

A lo largo del TP, pudimos observar cómo interactuaban el carrito y las pesas, pertenecientes al mismo sistema (ya que estaban unidos a través de un hilo que no sufrió variaciones a lo largo de la experiencia).

Debemos mencionar también que, como en el TP anterior, se utilizaron instrumentos muy precisos: el Smart Timer toma el tiempo con láser por lo cual se eliminan las incertezas del observador, y además nos permite también obtener otros cálculos como la aceleración de manera directas por lo cual también se eliminan las aproximaciones.

 La pista casi no ejercía fricción sobre el carrito, es decir, la fuerza de rozamiento que ejerce el carro sobre la pista horizontal es despreciable, con lo cual no modifica los resultados obtenidos; pero en teoría, sin embargo, puede comprobarse si verdaderamente actúa al observar el gráfico correspondiente a fuerza en función de la aceleración: si la pendiente que representa la masa no pasa por el origen, entonces el pequeño intervalo que queda entre éste y la pendiente es la fuerza de rozamiento. Para considerar a la Fr como despreciable, esta distancia debe ser lo suficientemente pequeña  para no poder ser graficada.

Por otra parte, podemos notar que al no considerar la masa de la polea como despreciable, se podría estar originando una diferencia en el resultado final, dado que la masa de esta no puede ser cercana a la de las pesas, variando así el resultado final. Pero en este caso, al ser despreciable la masa de la polea, eliminamos todo tipo de influencia en el resultado final.

Con respecto a lo realizado en la primera parte del trabajo práctico, en el cual nos propusimos estudiar el movimiento del carrito sobre una pista horizontal sometido a la acción de una fuerza constante, concluimos entonces, a partir del experimento, que si a un cuerpo se le aplica una fuerza de valor constante, su aceleración será constante durante todo el movimiento, siendo éste MRUV.

Cabe aclarar que las diferencias obtenidas de los valores de la aceleración a partir del gráfico y de la tabla se deben a incertezas que caracterizan a todo proceso experimental.

En la segunda parte del TP, el objetivo era establecer una relación entre la fuerza aplicada y la aceleración adquirida. Al graficarlos, de la pendiente se obtiene la masa, comprobándolo a partir de la Ley de Newton. Como es sabido, la masa del sistema se mantiene constante, lo que varía es la distribución de las pesas entre le soporte y el carrito. Llevamos a cabo este procedimiento dos veces, con la diferencia de que en la segunda vez agregamos una barra de 500 gramos, modificando así la masa total del sistema. Gracias a esto podemos comparar los gráficos realizados en base a los valores obtenidos y volcados en la tablas II y III. En ellos se observa que la pendiente correspondiente al gráfico III es mayor porque el sistema tiene mayor masa. Por ejemplo, si elegimos un valor de F, se puede ver que la aceleración de la recta obtenida en la primera experiencia es mayor que la de la segunda.

Si restáramos las masas obtenidas por medio de los gráficos deberíamos obtener una diferencia de 500 gramos, debido a que esta fue la masa de la barra agregada en la segunda experiencia (por lo tanto se varió la masa total del sistema). Nuestros valores fueron:

M1(   f/   a)=1101 g

M2 (   f/   a)=1589 g

La diferencia entre estos valores (m2 –m1) es igual a 488 gramos. Puede notarse que este valor es cercano a los 500 gramos que deberían obtenerse como resultado de esta diferencia, comprobando la hipótesis. Esta escasa diferencia se debe a las incertezas experimentales mencionadas anteriormente al comienzo de esta conclusión.

  


[an error occurred while processing this directive]