Jueves 02 de Octubre de 2014 | Hay 89 usuarios online en este momento!
 

¿Qué es la filosofía para mi?

Imprimir
Recomendar a un amigo
Recordarme el recurso
Descargar como pdf

Seguinos en en Facebook


Agregado: 12 de ABRIL de 2000 (Por ) | Palabras: 1511 | Votar! |
1 voto | Promedio: 10
| Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Filosofía >
Material educativo de Alipso relacionado con ¿Qué filosofía para mi
  • Política y perspectiva de Sheldon Wolin: ...
  • El procedimiento administrativo comun (en Uruguay): ...
  • La apropiación de los valores estéticos su perspectiva como problema : ...

  • Enlaces externos relacionados con ¿Qué filosofía para minalga

    Uno de los problemas usuales de la filosofía aparece cuando se intenta responder ¿Qué es la filosofía? Nunca los filósofos han logrado ponerse  de acuerdo en una respuesta única.

    La discusión entre los filósofos sobre que es la filosofía señala algo sobre su naturaleza: su carácter debatidor y cuestionable.

    ¿Puede practicarse o enseñar filosofía sin tener una idea de la misma ? La respuesta es obvia: no.

    Según una antigua tradición, el nombre “filosofía” fue inventado por Pitágoras. Encontrándose en la ciudad de Fliunte, Leonte, un ciudadano distinguido de la misma que lo admiraba, le preguntó cuál era su arte. Pitágoras respondió: “No conozco ningún arte, sino que soy filósofo”. Leonte no había oído jamás esa palabra y le preguntó quienes eran filósofos y en que diferían de las otras personas. Pitágoras respondió comparando la vida humana con una de las grandes fiestas nacionales de Grecia, a las cuales algunos acudían para ganar los premios y la gloria en las competencias deportivas, otros para enriquecerse con el comercio y otros como espectadores para observar hombres y cosas. Estos últimos son los filósofos. Libres del deseo de la gloria y prosperidad,  “amantes de la sabiduría”, contemplan los hechos humanos sin participar en ellos con el único fin de tener un conocimiento indiferente del mundo. Esta definición de Pitágoras se contradice con la filosofía activa (pág. 3 línea 11)

    Aristóteles había afirmado la superioridad de la actividad contemplativa sobre las otras actividades humanas. El “amor a la sabiduría” (el significado etimológico de “filosofía”), es el esfuerzo por conseguir el conocimiento desinteresado de las cosas más sublimes: las causas y sustancias últimas, la divinidad, los astros, el orden perfecto del mundo. El conocimiento de todo esto casi siempre carece de utilidad práctica inmediata, pero torna a la vida del hombre similar a la vida divina. El filósofo no es el hombre “prudente” que sabe organizar su conducta en los asuntos prácticos de la vida, sino el “sabio” que se dedica exclusivamente al conocimiento de cosas insólitas y fascinantes, que están por encima de los intereses de los hombres comunes.

    La filosofía es un ejercicio que se origina en la sociedad humana, de la necesidad del espíritu individual de reflexionar sobre su acción, sobre la conducta, sobre una forma más sólida de sus relaciones con el todo, y es, una función basada en la estructura de la sociedad y exigida para perfeccionar su vida.

    La palabra griega philosophos (que se formó en oposición a sophós), dice que el filósofo es el amante del conocimiento (del saber) a diferencia de aquel que estando en posesión del conocimiento se llamaba sabio. Este sentido también se usa hoy: la búsqueda de la verdad, no la posesión de ella.

    La filosofía griega está presente y actúa una concepción radicalmente diferente de la filosofía. Sócrates - según Cicerón - hizo bajar la filosofía del cielo, la transfirió a las ciudades, la introdujo en las casas, la hizo interesarse  por la vida y las costumbres, por el bien y el mal. Platón la consideró el único instrumento eficaz para realizar una comunidad humana justa y pacífica.

    Y antes de Sócrates y Platón, los Siete Sabios, con los cuales se considera que comienza la reflexión filosófica en el mundo occidental, fueron consejeros de la ciudad y de particulares y condensaron su sabiduría en refranes breves: “ Conócete a ti mismo”, “No desees lo imposible”, “La mesura es óptima” que guiaban la conducta del hombre en su  vida diaria.

    Así entendida, la filosofía se dirige a considerar al hombre y su experiencia en el mundo, las reglas y criterios que pueden disciplinar, organizar y dirigir su vida individual y colectiva.

    Desde este punto de vista, la filosofía se limita a aconsejar al hombre con usar, en su provecho, el saber del que dispone ; se coloca en el plano de la humanidad para ayudarla a alcanzar una forma más coherente de vida  a través de la solución de los problemas que la inquietan.

    Filosofía contemplativa y filosofía activa podrían ser las dos vías que constituyen las alternativas de la búsqueda filosófica.

    La primera considera que la realidad está ordenada, es racional y que la tarea de la filosofía consiste en darse cuenta de su orden y de su racionalidad. La segunda vía considera que la realidad no tiene  ni orden ni racionalidad si el hombre no se esfuerza por conferírsela y que es este esfuerzo la tarea de la filosofía.

    Hegel, representante de la primera, decía que la filosofía llega siempre demasiado tarde para decir como debe ser el mundo porque aparece cuando la realidad ya está consumada y es así semejante al búho de Minerva que emprende el vuelo al crepúsculo, cuando el día ya ha acabado..

    La filosofía activa sostiene que tiene que insertarse en asuntos del mundo, debatir los problemas que interesan a los hombres en cuanto tales, mostrar las posibles soluciones y ayudar a elegir aquellas que sean las más favorables al destino de los hombres. Desde este punto de vista, el filósofo no puede ser “el espectador desinteresado del mundo” que observa como transcurre la vida porque está inmerso en la vida misma y sigue la suerte común a los otros hombres.

               Hay un artículo de CLARÍN, del 13/04, que trata de la filosofía en las escuelas. La nota dice que los chicos piensan que la filosofía sirve “para ejercitar el pensamiento”. Para el maestro Maximiliano Durán, la filosofía “se trata de abrir cabezas para que cada uno construya su propia ideología”, y también opina que trabajar con filosofía es como “estar trabajando con arcilla”

    Síntesis de “¿Qué es la filosofía para mi?”

                La filosofía, en realidad no existe. ¿Qué quiere decir esto? Que la filosofía no es algo concreto. No es algo tangible. Es abstracto.

    No se le puede dar una definición como por ejemplo a historia, geografía, Ciencias naturales, sociales, música, y diferentes materias que se ven en el colegio.

                No se le puede dar una sola definición, ya que hay muchas.

                Cuando se habla de filosofía se habla de responder preguntas, de buscar respuestas a preguntas, y que dichas respuestas deben apoyar su proceder confiando en procedimientos racionales. Además la filosofía no solo cuestiona respuestas. También cuestiona preguntas. Además la filosofía se relaciona con la creatividad, ya que debe imaginar otras formas de lo dado, proponer valores distintos de lo dado, proponer valores distintos, disponer nuevos conceptos, crear mundos diferentes.

    La filosofía debe garantizar la libertad de revisar y cuestionar cada respuesta y de tomar en cuenta siempre diferentes puntos de vista. La desconfianza es un elemento muy importante del filósofo. El filósofo debe desconfiar de todas las creencias y opiniones extendidas, aún de las propias.

    ¿Pero que son en realidad las preguntas filosóficas?

      Éstas no son subjetivas, no son vulgares, ordinarias. No tienen que ver con el hombre. Son preguntas que comprenden a toda la humanidad. Son profundas, importantes y decisivas.

    O sea, que la filosofía sería el arte de pensar, que lleva a las personas a buscar respuestas a las preguntas que lo atosigan y persiguen. Preguntas adaptadas a la realidad, relacionadas con la moral, el bien, ....,como cuando uno hace algo y después se pregunta ¿Está bien o mal lo que hice?. Preguntas que abarcan a Dios, a la religión (por ejemplo, se le puede interrogar a la Iglesia ¿Qué es la devoción?), o a la metafísica.

    Todas las personas, aunque lo nieguen, son filósofos. Todas piensan, y es el pensamiento lo que las personas tienen en común, por lo tanto nadie pude declararse exento de vocación filosófica.

    Entonces, la filosofía sería el arte de pensar, de utilizar los conocimientos hasta lo último, rehacer conexiones, razonamientos y deducciones para buscar respuestas. Y el filósofo sería el amante del conocimiento,  pero que no los tiene “porque le gusta tener conocimientos”, sino, que los usa en provecho de la humanidad para ayudarla a alcanzar una mejor forma de vida a través de la solución de los problemas que la molestan , o a través de la búsqueda de las respuestas a las preguntas que siempre han preocupado o interesado a las personas.

    Bibliografía utilizada:

    ABBAGNANO, N., Le due vie della Filosofia,  publicado en “La Stampa”, Torino, gennaio, 1967. Traducción de Martha s. Frassineti de Gallo

    M. FRASSINETI DE GALLO, E. FERNÁNDEZ AGUIRRE DE MARTINEZ; Antología de textos  filosóficos.  Filosofía viva. , 1991, cap. 1.

    DIARIO CLARÍN. Domingo 13 de abril de 1997 •• Guía de la enseñanza •• Paginas 1- 6.

    DILTHEY, W; La esencia de la filosofía, México, Facultad de Filosofía y Letras, 1944, pág. 167.)

    LORENZEN, PATRICIA; Introducción a la filosofía, Argentina, Colegio Nacional de Buenos Aires, 1997, (Guía nro. 1 ;Unidad 1; 4to. Año)

     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »
     
    Cerrar Ventana
    ALIPSO.COM
    Cursos Multimedia Online, CD y DVD