[an error occurred while processing this directive]

RADIO ESCOLAR - Conceptos básicos

La obra debe ser diseñada pensando en un doble uso: para ser transmitida por estaciones de radio o para ser escuchada grupalmente, ya sea en la escuela, en familia o en reuniones de cualquier tipo.

A continuación le ofrezco una serie de sugerencias para el uso de este trabajo por parte de los comunicadores, ya sean éstos locutores que introducen el programa, productores educativos que lo integran a su propia producción local o coordinadores de una discusión en grupo.

Sugerencias

‑ el vocabulario básico utilizado

‑ una visión panorámica del problema que se plantea

‑ algunos datos estadísticos de utilidad para el comunicador ‑ lo que los niños (y los adultos) pueden hacer ‑ sugerencias de actividades adicionales

Dedique tiempo para investigar detenida y reflexivamente elaborando juntos con sus alumnos, un guión preliminar. Al hacerlo, subraye, tome notas, apunte las ideas principales y trate de buscar por su cuenta información adicional sobre la situación en el ámbito local en cada una de las áreas o temas presentados.

Cuando trabaje con grupos o en la radio, al anunciar el programa o introducirlo a su audiencia, sírvase de las notas  informativas más generales para ambientar la audición y facilitar la comprensión.

Al cerrar la audición, formule preguntas a sus escuchas que les lleven a pensar sobre su propia realidad.

LOS PROGRAMAS

El guión de los programas debe ofrecer sugerencias novedosas como parte de un panorama local más amplio, más adaptado a las necesidades y gustos del contexto local.

Si lo hace seriado, los capítulos deben presentar aventuras y situaciones simpáticas vividas por los protagonistas del programa, a la vez que plantean de forma dramatizada algunos de los problemas más acuciantes, por ejemplo, que afectan al medio ambiente.

Estos programas pueden ser utilizados básicamente de dos maneras:

presencial, para ser trabajados a nivel de grupos específicos por la radio o para audiencias abiertas.

Sugerencias:

La utilización es presencial cuando la audición del programa se realiza en contacto directo entre el comunicador y un grupo determinado.

En el ámbito grupal los programas a nivel se prestan para realizar un trabajo más intenso y profundo, ya que además de la presencial audición se pueden organizar otras actividades participativas: diálogos, entrevistas, visitas a proyectos similares, juegos, fiestas, experiencias, concursos, dramatizaciones, etc...

• Documéntese sobre cada programa y sobre el tema en general.

• Antes de la reunión, especifique las actividades que va a desarrollar.

• Elabore un guión para el desarrollo de su audición o actividad.

• Prepare todo lo que crea que le será necesario: local, ambiente, equipos, materiales, recursos humanos, apoyo logístico.

• Facilite las condiciones para que todos puedan escuchar el programa.

Mediante alguna técnica ágil propicie que el grupo se exprese sobre temas evocados por el programa, para promover un diálogo profundo. Puede usar la técnica de las fichas: proponga un tema en cada ficha, que los grupos clasifican y organizan en esquemas. También puede usar el papelógrafo, en cuyo caso cada miembro del grupo escribe su propuesta. Marque la frecuencia de elección de cada tema.

Converse en plenario o en grupos sobre los temas seleccionados. Aliente la discusión con preguntas generales como: ¿contribuye el programa a revisar de alguna forma nuestras propias estrategias? ; ¿podemos compartir algunas experiencias similares? Alternativamente, el grupo puede dirigir su atención al folleto de presentación que usted está leyendo para guiarse en la discusión de ciertos temas.

Proponga al plenario algunas conclusiones y recomendaciones. De acuerdo al grado de formalidad del grupo, sugiera algunas formas de hacerlo. Por ejemplo, proponga que cada grupo escriba un breve documento. 0 bien utilice la técnica del eslogan: sugiera que los grupos, libremente, escriban carteles transformando sus conclusiones y recomendaciones en eslóganes de corte publicitario.

Realice algún tipo de actividad de evaluación.

Sugerencias para el uso de los programas en la radio

Cuando el programa es transmitido a través de la radio, está dirigido a una audiencia                 abierta, sin que exista contacto directo entre el productor y el escucha. El contacto se da sólo a través de la audición radiofónica o por medio de alguna comunicación  posterior, ya sea telefónica o postal.

Dedique el tiempo necesario para escuchar atentamente cada programa. Al hacerlo, tome notas, destaque ideas, escriba sus propias preguntas, elabore resúmenes, etc.

Conserve los casetes. Una vez utilizados, guárdelos en el estuche o portacasetes, junto con el folleto. Conviene que los casetes se mantengan en lugar seguro y fresco, para que no los dañe el calor, el sol, el polvo o el agua.

Limpie periódicamente el cabezal de su grabadora a fin de que los casetes se mantengan en buen estado.

 

1. Preparar bien la transmisión radiofónica

Planificación   

La radio es un medio fugaz. El mensaje pasa rápido y si el escucha no está advertido, preparado con anticipación, no escuchará el programa de manera provechosa. Por esta limitación del medio radiofónico. Lo invita a hacer uso de su creatividad para que los mensajes tengan más permanencia, amenidad y no pasen desapercibidos.

El primer paso consiste en hacer una planificación adecuada. Necesita responder varias preguntas que le ayudarán a determinar las características generales del programa.

Promociones, cuñas y Spots

Si realmente está interesado en que su audiencia escuche y participe en los programas,                 no transmita el programa así como así. Dedique tiempo para informar y sensibilizar acerca de los graves problemas que trata el programa. Asegúrese de que la gente sepa qué se va a hacer, a qué hora se pasarán los programas, por qué se cree que son relevantes o de qué manera pueden participar. Para esto se recomienda hacer una especie de pequeña  campaña antes de empezar los programas.

Analizar y reflexionar

Analice el contenido del folleto y de cada capítulo desde diversos puntos de vista. No se conforme con la primera idea que se le ocurra; busque, escarbe; mientras más argumentos tenga, mejor. Luego piense cómo hacer para que los escuchas reflexionen.

Hágase bastantes preguntas y escoja las que considere más acordes con el tema.

Aplicar el contenido Después de pasar la emisión, trate de llevar sus enseñanzas a la vida cotidiana de la a la vida  diaria audiencia. Pregunte: ¿qué nos dice esta historia? ; ¿nos ha pasado algo semejante? Haga lo mismo aplicando las enseñanzas a la comunidad: ¿en nuestra comunidad ocurre u ocurrió algo parecido?.; ¿qué hemos hecho para resolver un problema similar? Para la aplicación, conviene hacer comparaciones con la situación concreta suya. Para esto los periódicos son de mucha ayuda, sirven para relacionar las noticias con la situación que está viviendo una comunidad, región o país, América Latina o el mundo.

2. Fomentar el diálogo con el escucha

Para fomentar el diálogo con su audiencia existen técnicas de comunicación participativa que se pueden poner en práctica y que ayudan a motivar a los escuchas para que participen de manera activa en la búsqueda de soluciones. Aquí vamos a sugerir algunas de ellas, sin pretender agotar la materia.

Invitados especiales      

Para aligerarla producción, después de terminado el programa, invite a personalidades ya conocidas, maestros, expertos ambientalistas u otros, para que hagan sus comentarios.

Mesa redonda

Después de pasar el programa, invite al estudio a dos o más personas, si es posible expertos en diferentes materias, para que ofrezcan a la audiencia un análisis más detallado acerca del mensaje del programa. Cada uno presenta su punto de vista.

Debate

Este recurso consiste en invitar al estudio a dos personas con puntos de vista diferentes. Se trata de enfrentar sus opiniones, pero al final el conductor debe asumir las posiciones y dejar abiertas las opciones. Cuando se trata de dar solución aun problema, se pueden enfrentar las opiniones de dos comunidades, para que otras participen y entre todas encuentren las respuestas más acertadas.

Entrevistas en el estudio

También puede invitara una o más personas al estudio para entrevistarlas, promoviendo la discusión y el diálogo entre ellos, a la vez que el locutor actúa como moderador y conductor general del programa.

Entrevistas fuera del estudio:

Después de transmitido el programa, salga a las calles o comunidades, y entreviste a varias personas. Lleve las entrevistas a la emisora y edítelas. En la emisión del día siguiente, empiece el programa transmitiendo las opiniones de la audiencia.

Vox populi

Es un tipo de encuesta: vaya a comunidades campesinas, barrios o el centro de la ciudad y haga las mismas preguntas a diferentes personas. Luego vuelva a la emisora y edite los diversos trozos dejándolos en secuencia, sin repetir las preguntas ni el nombre de los que hablan. Este formato es muy usado en televisión.

La otra campana        

Entreviste a dos personas con opiniones opuestas. Haga las mismas preguntas a las dos, edite el material y luego presente las opiniones encontradas.

Testimonio      

Hay personas que han vivido situaciones parecidas a las representadas en el programa. Se motivan tanto que quieren contar lo que les ha sucedido. Este recurso es valioso, porque ayuda a que otros se animen a participar y poner en común sus experiencias.

Audiodebate  

Este recurso ahorra mucho trabajo. Consiste en hacer escuchar el programa a un grupo de personas, quienes después lo analizan y discuten. Grabe la discusión o las conclusiones. Lleve el material a la emisora, edítelo y láncelo al aire.

El audiodebate ofrece la ventaja de que el productor o conductor de un programa puede preparar previamente su material. Es decir, antes de empezar el programa se realiza el audiodebate en una comunidad; luego, cuando se va a pasar la emisión, ya se tiene listo el material que puede salir al aire inmediatamente después del programa. Esto le da mucha agilidad a las discusiones, hace que el material se use de manera grupal y además incita a otras comunidades a participar con sus comentarios.

Llamadas telefónicas

En las emisoras que tienen teléfono, una forma rápida de hacer que la audiencia                 participe es invitándola a llamar. Inmediatamente después de transmitir el programa, abra el espacio para las opiniones de los escuchas. Este recurso a veces se toma peligroso: es un riesgo abrir el micrófono sin saber quién va a tomar la palabra. Pero cuando la audiencia del programa es constante y está acostumbrada a participar no hay que tener miedo, ya que lo hace de manera responsable, creativa y digna.

Cartas

Esta es la manera más sencilla y fácil de hacer participar a los escuchas que viven en zonas distantes de la emisora. Pida que escriban enviando sus opiniones y, después del programa, abra un espacio para dar lectura a las cartas.

3. Promover concursos o festivales por la radio

Uno de los recursos más populares y usados en la radio es el de los concursos. En general, la audiencia está acostumbrada a participar en ellos y son muy apreciados. Pero el concurso debe tener un sentido plenamente educativo y no solamente competitivo. Hay que cuidar la premiación y regalar cosas que no contribuyan a estimular el deseo de tener más, sino que motiven el ser más, propiciando el crecimiento intelectual y el espíritu comunitario.

A continuación se presentan algunas formas de promover concursos y festivales educativos que fomenten la participación de sus respectivas audiencias:

Para recoger

Presente la mitad de un refrán y que el escucha complete la otra mitad. Pida que  explique qué significa el refrán y su aplicación a la comunidad.

Lea una narración o una poesía con un error grueso y pida a los escuchas que lo encuentren y expliquen el significado de la narración.

 Explique por la radio cómo se escribe un comentario y luego pida a los escuchas que escriban los suyos.  Cada día se deben leer los comentarios que van llegando.

Es interesante mencionar el nombre del autor y decir a qué comunidad pertenece, salvo en caso de que el autor quiera permanecer anónimo.

Describa el problema que considere más urgente en la comunidad, explique qué se ha hecho para que todos estén conscientes de él, cómo lo han analizado, cuáles son los argumentos para resolverlo, si está de acuerdo o no con ellos y qué nuevos argumentos propone. Este recurso ofrece mucho material para noticieros y radiorevistas educativas.

Para incentivar las cualidades artísticas

‑ Promueva concursos sobre un mismo tema, centrados en poesías, composiciones o narraciones, cuentos, canciones, bombas, retahílas, refranes. También se puede pedir que los autores vengan al estudio y reciten poesías o canten canciones alusivas al tema.

Para promover el espíritu de investigación y análisis

Haga preguntas relacionadas con temas sobre el medio ambiente, tanto de su país como del guión donde se encuentra la emisora, así como de otras comunidades.

Pregunte sobre organizaciones ambientalistas, cuándo empezaron, quiénes las fundaron, logros y fracasos, cómo trabajan, qué proyecciones tienen para el futuro.

Investigue sobre las propias comunidades: cuándo se fundaron, quiénes fueron sus primeros habitantes, cuál es su historia, cómo han tratado el medio ambiente.

La premiación 

El día de la premiación, la emisora y la comunidad «echan la casa por la ventana. ¡Es día de fiesta y hay que celebrar! La emisora instala su unidad móvil en la comunidad; Ia audiencia y los locutores hacen conjuntamente el programa. Ellos mismos presentan, cantan, bailan, hacen sociodramas, realizan los debates y narran los juegos.

La emisora prepara ese día con promociones y cuñas Hace lo posible por llevar algunos de los actores de los programas o en su defecto, lleva personajes célebres de la región, médicos, enfermeras, maestros, líderes campesinos. En medio del regocijo general se entregan los premios, jamás en el frío estudio de la emisora. Hay que salir al sol, al calor de la gente, para darle prestancia al acto y que las comunidades se animen a seguir participando. Es importante que las comunidades sientan que su participación en la emisora se convierte en noticia.

Averigüe sobre los principales problemas de la región: qué se produce, cómo se trabaja, tiempo de duración de la cosecha, cómo y a quién se vende, precios, incidencia en la región y en el país, estadísticas, su significado.

Para promover la curiosidad y la constancia

‑ Lea frases célebres, un pensamiento o el resumen al que se llegó en un programa. Para esto cada día se dice, por ejemplo, una frase. A este espacio se le hace una                 presentación y una salida y se promociona durante el día. En algunos casos se anuncia la hora en la que se dirá la frase; en otros se sorprende a la audiencia.

• Haga un efecto de sonido y pida a la audiencia identificar con qué y cómo se hizo.

• Ponga un disco en otra revolución y pregunte quién canta, cuál es el título de la canción o qué dice la primera estrofa, y cante algo con un tema parecido al de la emisión.

• Proponga un premio para el primero que llegue al estudio vestido de manera especial.

• Esconda algún objeto en un sitio clave de la ciudad o barrio y pida que lo busquen.

Para entregar los premios

 Los premios se entregan en una fiesta preparada por la comunidad y la emisora con la participación de todos. De esta forma, se aparta de la simple competencia individualista. El premio, aunque se entregue a un individuo, pertenece al grupo.

RECUERDE:

El docente debe pensar primero en la producción del/los programa/s. Todo el curso puede participar en la elaboración e investigación. La locución y la música se preparan a último momento conforme a lo estructurado.

Deben hacerse las pruebas necesarias pudiendo usar un simple grabador. Los alumnos participarán de la discusión y cambios.

[an error occurred while processing this directive]