Sábado 20 de Diciembre de 2014 | Hay 35 usuarios online en este momento!
 

Estimulación temprana a niños para niños de 0 a 12 años.

Imprimir
Recomendar a un amigo
Recordarme el recurso
Descargar como pdf

Seguinos en en Facebook


Agregado: 10 de OCTUBRE de 2002 (Por ) | Palabras: 68581 | Votar! |
4 votos | Promedio: 10
| 8 comentarios - Leerlos | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Psicología >
Material educativo de Alipso relacionado con Estimulación temprana niños para niños años
  • Curso Asociaciones, Personeria Juridica, Legalidad: ...
  • Nanorobots en la medicina: ...
  • El módem.: Introducción, 2 CARACTERÍSTICAS GENERALES, 3 LENGUAJE DEL MODEM Y REGISTROS, 4 PASOS PARA EL ESTABLECIMIENTO DE UNA CONEXIÓN.

  • Enlaces externos relacionados con Estimulación temprana niños para niños añosnalga

    MONOGRAFIA DE ESTIMULACION TEMPRANA

    PARA NIÑOS DE 0 A 12 MESES

    T E M A

    AVANCES EN EL DESARROLLO DEL NIÑO DE 0 A 12 MESES MEDIANTE LAS TECNICAS DE ESTIMULACION TEMPRANA EN UN CENTRO DE ESTIMULACION

    2. -            Identificación del Tema:

    Es por demás sabido que el futuro de un país se basa en el material humano que posee; y este a su vez es consecuencia de un adecuado desarrollo de su niñez, en este contexto que resulta preocupante conocer como resultado de investigaciones hechas en el Ecuador, se encuentra que un alto porcentaje de niños en su primer año de vida adolece de variadas y notables deficiencias, tanto en el ámbito motriz como psíquico.  Lo cual hace pensar que lo más valioso que tiene una sociedad es su niñez, que se encuentran en serias dificultades de salud lo cual como es lógico, a mediano o largo plazo puede constituir la base de una sociedad con serias limitaciones, que serían funestas para un país que quiere incorporarse a un mundo competitivo y altamente desarrollado en el próximo milenio.

    Por esto se hace necesario estimular en forma temprana a los recién nacidos; especialmente en su etapa más critica como es los primeros 12 meses de vida, en este campo ya se han dado los primeros pasos.  En la ciudad de Quito mediante la creación de instituciones privadas que se han constituido en Centros de Estimulación Temprana, mediante la utilización de diversas y variadas técnicas.

    3. -            Justificación del Tema:

    El ser humano al nacer y durante los primeros meses de vida, está influenciado y depende de la atención, cuidados y bienestar que le proporcionan las personas que lo rodean llamasen estos familiares o tutores.

    En estos primeros tiempos se desarrollan su personalidad y estimulan sus sentidos por tanto en esta etapa se deben aprovechar los períodos sensitivos a través de la llamada "Estimulación Temprana".  Entendiendo por Estimulación Temprana el conjunto de actividades motores, sensitivas, cognitivas, juegos, canciones, etc., encaminadas a mejorar su desarrollo integral partiendo y respetando las características propias del párvulo.

    En el mundo actual la competitividad es muy alta, los avances tecnológicos nos impulsan a ser eficientes y precisos en nuestros trabajos, por tanto; ya sea como padres o maestros tenemos la responsabilidad de explotar todo lo bueno que los niños puedan brindar, de allí que sea necesario el presentar material impreso con ejercicios y técnicas actualizadas que permitan alcanzar este fin.

    4. -            Limitación del Tema:

    Mediante la ejecución de patrones de comportamiento, y test aplicados a los niños tanto del Centro de Estimulación Temprana, como a niños que no han sido sometidos a esta estimulación, se elaborarán cuadros comparativos que permitan establecer el grado de avance y las zonas en las cuales la Estimulación     Temprana es beneficiosa para los infantes.

    5. -            Objetivos:

    5.1. - Establecer el grado de beneficio de la Estimulación Temprana en los niños de 0 a 12 meses.

    5.2. -    Poner a disposición de los estudiantes de Educación Parvularia un documento de consulta que si bien es cierto, no es un estudio profundo de la realidad de la Estimulación Temprana al menos presenta datos actualizados sobre el tema.

    5.3. -    Dar a conocer las técnicas que actualmente se utilizan en la estimulación de un infante.

    6. -            Hipótesis:

    La Estimulación Temprana marca realmente diferencias considerables en el desarrollo de un niño de 0 a 12 meses.

    METODOLOGIA DE INVESTIGACION

    Para la realización de esta investigación, se utilizará el método inductivo - deductivo; analizando el tema de lo Particular a lo General.  Con la recopilación de toda la información se aplicará Técnicas bibliográficas.

    La técnica a emplearse será sobre la base de cuestionarios que recogen datos proporcionados por los encuestados que constituyen el tema.  Además, para efectuar las evaluaciones se utilizarán fichas sobre Pautas de Evaluación del Desarrollo del niño de 0 a 12 meses.

    I            ASPECTOS TEORICOS

    1.1            INTRODUCCION AL PROGRAMA DE LA ESTIMULACION TEMPRANA

    L a Estimulación es un proceso natural, que  se pone  en practica en la  relación diaria con el bebé, a través de este proceso el cual debe ser dado en forma apropiada, dosificada y aplicada de acuerdo con el desarrollo del niño sin forzarlo, el niño utilizara al máximo sus capacidades e ira ejerciendo mayor control sobre el mundo que le rodea al tiempo que sentirá gran satisfacción al descubrir que puede hacer las cosas por si mismo.

    La estimulación tiene lugar a través de la repetición útil de diferentes eventos sensoriales que aumentan, por una parte, el control emocional proporcionado al niño una sensación  de seguridad y goce, por otra amplían la habilidad mental que le facilita el aprendizaje, ya que se desarrollan destrezas, para estimularse así mismo a través del juego libre y del ejercicio de la curiosidad, la exploración y la imaginación. Ya que todo niño nace con la necesidad biológica de aprender y cualquier estimulación que se le brinde durante los primeros 12 meses, tiene mas impacto en su crecimiento cerebral que en cualquier otra etapa de la vida.

    Hay que tener en cuenta que la estimulación es una  forma de  juego que desafía la mente del bebe a la vez que le produce satisfacción a sus preferencias recientemente descubiertas. .

    Es importante tener en cuenta que el crecimiento  total de un individuo se lleva a cabo por medio de la interrelación del desarrollo físico,  mental, emocional y social, y la Estimulación Temprana producirá impacto en el crecimiento total del bebé, sin presionar ni  acelerar ningún proceso de desarrollo.  Simplemente, lo que busca es optimizar las capacidades del niño, en todas las áreas.  Además  cabe mencionar que la estimulación es muy sencilla de aplicar y que le va a proporcionar al niño las herramientas que necesita para el desarrollo de sus habilidades y un mejor desempeño en su futura etapa pre escolar.Para llevar a cabo el desarrollo de la estimulación se necesita del profesional, de los padres y d las personas que están en contacto con el bebé

    1.2            DEFINICION DE ESTIMULACION TEMPRANA

    Para una mejor comprensión de lo que es la Estimulación Temprana se citan varios conceptos que la definen:

    La Estimulación Infantil.- Es un  acercamiento directo, simple y satisfactorio para ayudar al desarrollo del bebé, al tiempo que los padres experimentan gozo y alegría. Su finalidad es la de optimizar el desarrollo del niño para que logre la máxima superación de sus potenciales Psico- intelectual es consiguiendo un equilibrio adecuado que permita un desarrollo integrado de la personalidad. (1)

                Estimulación Temprana es la aplicación Multisensorial, desde que nace hasta la etapa  de  mayor  duración del S.N.C. (entendiendo por maduración del S.N.C., la integración de la actividad refleja, dando paso a una actividad voluntaria). (2)

    Estimulación Temprana es ofrecer constantemente al niño desde que nace, oportunidades para relacionarse con el mundo que lo rodea, empezando por su propia familia y por las personas que temporal  o permanentemente se encargan de su cuidado. (3)

    Estimulación Temprana son los cuidados, juegos y actividades que debemos realizar con los niños desde que están en gestación, para ayudarlos a crecer y desarrollar sanos, fuertes inteligentes, cariñosos, seguros e independientes. (4)

    Estimulación Temprana es el proceso natural de desarrollo, manejado en forma de lúdica, para  poner en practica la relación diaria con el bebé. (5)

                Pero también la Estimulación Temprana se dirige a los niños con discapacidades tanto físicas como mentales y así se tiene que

    La Estimulación Temprana  es una especialidad terapéutica educativa orientada a los niños de 0 a 4 años  y con un desvío de hasta + 2 (hasta 6 años), con discapacidad o en riesgo bio- psicosocial en el marco sociocultural de su familia. (6)

            Estimulación Psicológica es el conjunto de cuidados, juegos y actividades que puedan ayudar a los niños, desde su nacimiento a desarrollar  mejor sus capacidades físicas y mentales. (7)

    Es importante notar como todas las definiciones de Estimulación Temprana destacan tres aspectos.

    1. -  El manejo del ambiente o control de este mediante la aplicación intencional y deliberada de ciertas actividades.

    2. - Dichas actividades tienen un objetivo:

    Hacer optimo el desarrollo general del niño, garantizando condiciones satisfactorias de salud y bienestar ya que las actividades van encaminadas a satisfacer el desarrollo del niño a nivel Físico, emocional, social y cognitivo; viendo al niño como un ser integral que aprende como un ser humano completo, cada aspecto del desarrollo esta interrrelacionado con los otros, la sensación de confianza y seguridad, en el niño influye en el desarrollo de las diferentes habilidades y viceversa.

    3. - Existe un tiempo optimo para ofrecer dichas actividades mientras más pronto mejor. (8)

    1.3            DESARROLLO HISTORICO DE LA ESTIMULACION TEMPRANA

                La terminología Estimulación Precoz se ha utilizado con forma sistemática a partir de 1961, en Inglaterra se inició los primeros programas de estimulación precoz.  Posteriormente se intensifica este servicio en Estados Unidos contribuyendo a la estructuración teórica de  esta nueva disciplina.  En Sudamérica las actividades se iniciaron en Uruguay en 1963, con trabajos exclusivamente con niños que presentaban retardo mental y a partir de 1967 se comienza a utilizar la estimulación precoz con niños de alto riesgo.En Venezuela se iniciaron actividades en 1971 y el primer servicio de estimulación precoz se encuentra funcionando en el Instituto Venezolano para el Desarrollo Integral del Niño (INVEDIN).

                En general, en América Latina las estrategias encaminadas a la atención de la niñez se orientaron en primer lugar a políticas de alimentación, nutrición y salud, desde la primera mitad del presente siglo, subsistiendo aún serias limitaciones para resolver el problema nutricional tal como las altas tasas de crecimiento demográfico, la creciente urbanización, las altas proporciones de subempleo y desempleo, entre otras. 

    En las últimas décadas se han tomado conciencia de la importancia de la educación en nivel preescolar es por eso que los programas de atención al niño preescolar surgen en América Latina a fines del siglo XIX y principios del siglo XX, como respuesta al proceso general de transformación de economías agrarias a economías industriales que produce entre otros efectos, una creciente incorporación de la mujer al trabajo remunerado, fuera del hogar.  Esta situación impulsa a agencias privadas y al sector de la salud a crear "guarderías" o "Sala cunas" para cuidar, mantener y vigilar a los niños mientras sus madres trabajan.  Esta atención se preocupa por los aspectos físicos del desarrollo del niño.

    En las décadas del 50 y 60, con influencias europeas se comienzan a crear "jardines infantiles", dándose a la atención del niño, un carácter más educativo.

    Posteriormente, los programas de educación preescolar comienzan a incorporar en sus objetivos, la atención a necesidades nutricionales y de salud, intentando integrar las acciones asistenciales y las formativas (atención integral), durante esta época, por iniciativa del sector de la salud y de grupos privados, surgen programas para niños de 0 a 3 años.  (Estimulación precoz o temprana que ponen énfasis en la prevención de los efectos de privaciones físicas mentales, en Centro y Latinoamérica se busca crear estrategias de atención integral al niño, combinando aspecto de salud, nutrición, desarrollo motor, afectivo - social incorporando a la familia como agentes de estimulación. Y de ahí que se comienzan a crear instituciones como el I.C.B.F., el Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE) EN Panamá, el Instituto de la Infancia en Cuba, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la familia (DIF) en México, cuyo objetivo es atender a la familia y coordinar diferentes servicios, reconociendo la importancia del ambiente familiar y comunitario en el desarrollo del niño.

    Es importante notar como pocos programas de atención integral para el niño, tienen en cuenta el contexto económico y socio-cultural de la familia.

    Ante la existencia de grandes sectores de la población que necesitan obtener atención integral, se han desarrollado en diferentes países programas alternos al enfoque tradicional.

    Al igual que se incluye a los programas de atención al preescolar en tres categorías: la primera trabaja con el niño aislado de su contexto social; estos programas centran su atención en las diferentes dimensiones del desarrollo del niño sin involucrar a la familia y a la comunidad en el desarrollo del programa.

    La segunda categoría trabaja con el niño y su familia. Plantea la incorporación de un miembro de la familia,     (generalmente la madre o un sustituto de ella), como agente de  la estimulación y atención al niño.

    La tercera categoría trabaja con el niño y su comunidad; son programas que incorporan a diferentes miembros de la comunidad en acciones que implican el enriquecimiento del ambiente natural del niño.

    La parte de investigación referida a la estimulación temprana, se llevo a cabo con los niños de 0 a 3 anos, encontrándose efectos marcados especialmente sobre el área del lenguaje y la personal-social.

    En Jamaica, una medica patóloga, Molly Thorburn, en 1975 comenzó a dirigir un proyecto de estimulación precoz para niños disminuidos menores de 6 anos, adiestrando y supervisando a las madres, por medio de trabajadores de la comunidad, en un sistema de enseñanza a domicilio, encontrando resultados positivos en cuanto al progreso de los niños.

    En México, Myriam Reconco, para obtener su maestría en psicología educativa, realizo un trabajo en una sala de lactantes de una guardería, prestándoles una atención sistemática en cuanto a estimulación. Los niños con quienes trabajo tenían entre 40 días y 15 meses de edad y procedían de familias de baja condición social y económica. Los resultados del trabajo indican un aumento en las áreas social, psicomotriz, del lenguaje y audiovisual, de los niños.

    Gustavo Vega inicio un programa de estimulación temprana en el departamento de rehabilitación del hospital universitario pediátrico de la Misericordia, en niño menor de 18 meses con sospechosa de lesión del Sistema Nervioso Central, Llevado a cabo por un equipo multidisciplinario, encontrando resultados favorables.

    Se puede observase, una conciencia sobre la importancia de la estimulación temprana en el desarrollo evolutivo, y se han realizado esfuerzos para prevenir y disminuir los efectos negativos que el hambre y la pobreza frecuentemente generan en los niños, aun desde antes de nacer, mediante el entrenamiento a madres, trabajando directamente con los niños y diseñando programas que incluyan un mayor numero de niños. (9)

                La doctora Susan Lugington Hoee su interés de cómo y cuando los recién nacidos responden a su mundo comenzó durante sus estudios de especialización en Salud Materno Infantil, cuando era enfermera Jefe en el Centro Medico de San Francisco, Universidad de California en 1972, el deseo de por encontrar repuestas a esas interrogantes que se hacia, le llevo a especializarse en el desarrollo del niño, y ser profesora de la Salud Materno Infantil, ha enseñado maternidad y enfermería neurológica y desarrollo del niño, al igual que la  fascinación por los niños y su preparación le nombraron directora de la Asociación Americana de Educación Infantil en Estimulación Infantil, y a enseñado a médicos, enfermeras, terapistas ocupacionales, terapistas de recreación, maestros de Educación Especial, especialistas en la vida del niño, educadores para el parto, y especialistas en educación de Estimulación Temprana, también ha desarrollado productos para el consumo y folletos acerca de la Estimulación Infantil. (10)

    1.4            OBJETIVOS DE LA ESTIMULACION TEMPRANA

    El futuro de una sociedad es incierto si la base fundamental de ella misma no tiene planteamientos concretos de superación. Es en este contexto que hace necesario que la estimulación de los infantes tengan metas y objetivos claramente determinados de tal manera que los métodos y recursos empleados en los mismos lleven a la consecución de una sociedad equilibrada eficiente y sana que tenga los recursos intelectuales que le permitan asumir los desafíos d una sociedad altamente competitiva como es la actual

    Por esto que entre los objetivos más importantes de la Estimulación Temprana constan.  

    Permitir el máximo desarrollo del niño a escala general o en áreas específicas tales como la intelectual social del lenguaje, etc.

    Adaptar las actividades a la etapa de desarrollo por la cual está pasando el niño, a fin de que la viva plenamente y la supere, igualmente evitar forzar al niño en una actividad para la cual no está preparado,  y así avanzar en su desarrollo.

    Servir de estrategia para evitar y atenuar riesgos a que están expuestos los niños y que puedan alterar su evolución normal.

    Favorecer un cambio de actitud de los padres y miembros de la comunidad en cuanto al manejo del ambiente, para que conviertan este en un lugar sano, alegre y adecuado para el óptimo desarrollo del niño.

    Canalizar el deseo innato de aprender de cada niño para desarrollar su potencial creativo.

    Despertar la sensibilidad artística desde temprana edad a través de experiencias sensoriales enriquecedoras.

    Darle la oportunidad al niño de manipular diferentes materiales para favorecer el desarrollo satisfactorio de las destrezas que posee el niño aumentando su seguridad y confianza. (11)

    Padres y bebés permanecen juntos un tiempo.  La estimulación busca aportar elementos que faciliten el mejor aprovechamiento de este tiempo, enriqueciendo la relación interpersonal y el goce de estar juntos, A la vez, mientras se relacionan padres y niños, se obtiene una meta educativa a través de las actividades.

    Cabe anotar que estos objetivos no son los únicos puestos que son los que corresponden a una sociedad que ha de caracterizarse por ser suficientemente productiva pero no por ello ha de dejar de tomarse en cuenta  aquellos miembros del conglomerado infantil que al no tener sus capacidades al cien por cien desarrolladas forman parte de aquel grupo humano conocido como discapacitados. Una sociedad justa y solidaria ha de tomar también aquellos como parte de su desafío al progreso intelectual por esto que en lo referente a los niños que presentan ciertas anomalías físicas o psicológicas de la Estimulación Temprana también tiene sus objetivos como son:

     Promover la valoración del niño con discapacidad como “persona” y como “individuo”, es decir como sujeto único e irrepetible, con características singulares, y con derecho a su lugar social, comenzando por la familia.

    Procurar el desarrollo de las potencialidades del niño.

    Procurar el máximo de autovalimiento y autoestima posible.

    Procurar la integración familiar, social y escolar en l medida de lo posible.

    Prevenir los factores discapacitantes secundarios.

    Prevenir situaciones  de riesgo familiar.

    Contribuir al sostenimiento de los tratamientos médicos.

    Favorecer la adaptación del binomio madre-hijo a la iniciación del abordaje terapéutico-pedagógico del pequeño con discapacidad  (12)

    1.5            PRINCIPIOS BASICOS DE LA ESTIMULACION

    Los principios básicos de la estimulación de un niño parten de sus mismas necesidades fisiológicas y de las leyes del desarrollo de todo ser humano.

    1.5.1.   EL AMBIENTE DONDE SE ENCUENTRA EL BEBÉ TIENE EL MAYOR IMPACTO SOBRE SU CEREBRO DURANTE EL PERIODO DEL ‘ARRANQUE’ DEL CRECIMIENTO CEREBRAL.

                Hay una estrecha reciprocidad entre el desarrollo cerebral del bebé y su medio.

                La estimulación o experimentación durante esta etapa es imprescindible para la maduración del cerebro y esta a su vez  es necesaria al bebé para procesar nuevos estímulos y experiencias. Utiliza este periodo del primer año de vida. Es el momento en que el cerebro del bebé crece mas rápidamente.

                Mientras más apropiada sea la estimulación en este periodo mayor será el desarrollo cerebral. Mientras mayor sea el desarrollo cerebral, mas será la estimulación que procesara él bebé.

                La Estimulación Infantil tiene un efecto más profundo en el desarrollo del cerebro si se le proporciona durante el periodo de ‘ARRANQUE’, los meses antes del nacimiento y el primer año de vida. Se dice que es tiempo cuando los niños tienen una necesidad biológica de aprender.   .

                La estimulación no consiste en acelerar un proceso sino en aprovechar todo el potencial infantil desde su nacimiento.

    1.5.2    LA INTERACCION ES MÁS VALIOSA QUE LA OBSERVACION

                Este es el segundo principio de la Estimulación Infantil: Los bebés aprenden  mas de la interacción que de la observación.

                Él bebé aprende de la  interacción con la gente y los movimientos, antes  que solo de la observación. De  hecho, hay un estudio maravilloso sobre cachorros de perros que ilustra exactamente  el punto. Se tomaron dos cachorros recién nacidos y se ubicaron en una cocina. Uno fue puesto dentro de una jaula grande donde podía moverse libremente y observar los alrededores. Al otro se le permitió andar libre dentro de la cocina. Al último se le enseño a sentarse, a dar la mano, a acostarse, a pedir. Inclusive aprendió a alcanzar una pelota. Toda esta educación tuvo lugar dentro del ámbito visual de su hermano, que permaneció siempre dentro de la jaula observando pero nunca tomando parte en la acción.

                Cuando el perro enjaulado tuvo un año de edad fue liberado y se le dieron las mismas ordenes de acción que a su hermano. No solamente no respondió sino que corrió inmediatamente al interior de la jaula, donde se sentía mas seguro. Entonces se comenzó a entrenar dentro de la jaula. Los entrenadores pasaron dos meses tratando de enseñarle los mismos actos que al otro cachorro pero este no respondió. La conclusión fue que los cachorros no aprenden solamente de la observación: necesitan interactuar.

               Si las conclusiones de este estudio  se aplicaran a las personas, que significaría para la madre y él bebé: La mejor manera  para que el bebé aprenda es  cuando se le alza  y se juega con él.  No se le deja simplemente allá en  su cuna o en un  corral con sus juguetes.     

                El niño no es un ente pasivo receptor de las acciones de los adultos.  Él es activo en su desarrollo y aprende a través de sus propias experiencias.  Educar significa incitarle a que realice determinadas actividades mediante las cuales él puede aprender a solucionar problemas.

    1.5.3    LA CURIOSIDAD: LA ESTIMULACION PRODUCE ESTIMULACION

                Es por demás lógico que una que se ha saboreado un helado de nuestra preferencia se desee repetir otra porción, cosa parecida sucede con una estimulación agradable.

                Lo mismo sucede con el bebé, tal es el caso de una nena, el padre la puso en un columpio al cual ataron un ratón de felpa blanco con negro. La mamá le mostró al bebé como  golpear el animal cada vez que el columpio lo alcanza. Después de un rato el bebé comenzó a hacer movimientos deliberados y agresivos para golpear el ratón cada vez que se  aproximaba a el. Mientras más estimulo obtenía, mas estimulo deseaba. Y este tipo de estimulación realizado por ella  misma era muy placentero.

                Esta actitud de estirarse hacia algo no es rara. Las investigaciones han encontrado que los bebés tienen estos  comportamientos de alcanzar algo en edades más tempranas de lo que antes se reía posible. Nunca antes se les daba la oportunidad  a los bebés de tener esas actitudes porque asumíamos que eran incapaces de realizar esa actividad. Esta acción de golpear al ratón, demuestra el valor de una estimulación activa.

                La estimulación pasiva tiene lugar cuando otra persona realiza el proceso. Esto es común  con el recién nacido. La  meta eventual del programa de estimulación  es llegar a provocar la curiosidad en él bebé de tal manera que ella busque  por si misma él estimulo interesante. Todo el  mundo desea tener  algún control sobre el medio ambiente y este juego de contingencias o casualidades le da al bebé  esa satisfacción. A través de la repetición, las alabanzas amorosas y la madurez, él bebé obtendrá un sentido de realización al aprender como hacer  las cosas por sí mismo. Con el compromiso y la guía  de la madre y  el padre, se le ayudara a estar activamente comprometido en su propia estimulación. Aun cuando eventualmente estará jugando solo, el papel de la madre como guía inicial y maestra es tremenda, valioso para ayudarle a desarrollar el sentido de la curiosidad acerca del  mundo que lo  rodea.

                El niño necesita el máximo de libertad, ya que todas las actividades de autodesarrollo tienen lugar principalmente cuando hay una amplia oportunidad de entregarse a ellas.

    1.5.4    LA ATENCION DEL BEBE PARA  UNA ESTIMULACION SATISFACTORIA.

                Hay momentos en que él bebé no pone  atención a la estimulación  que se le presenta. Llorara, porque necesita  tiempo de interrupción de la estimulación o porque esta angustiado por algo, provocándose en este caso una falta de atención. Cuando se encuentra alerta y moviéndose, sus propias acciones son distractoras  y serán la señal  para interrumpir  la estimulación. Si se encuentra somnoliento ya sea por sobre estimulación, por repetición o por estar completamente  exhausto,  se dormirá, una vez mas, las oportunidades  para la estimulación  interactuada son muy limitadas.

                Para que el bebé se beneficie del medio estimulante que se le presente, él necesita estar atento. Él bebé aprendería mucho mas cuando se encuentre poniendo atención.

                El bebé deberá canalizar o sintonizarse hacia lo que se le presente desechando otros estímulos que haya a su alrededor.

                Pero se debe compaginar la estimulación  apropiada con el estado del bebé. No deberá estar llorando, retorciéndose, pataleando, o somnoliento cuando se lo estimula.

                Solo cuando se encuentre alerta y quieto se captara la atención, durante los  primeros meses  del bebé se sabe cuando esta poniendo atención se observa sus movimientos y sus cambios físicos:

               

                Su cabeza voltea hacia él estimulo

                Su expresión facial cambia, puede incluso sonreír.

                Sus pupilas se dilatan y sus ojos parecen agrandarse. Su mirada estará fija en el objeto de su atención. Mantendrá fija la mirada en él estimulo de 4 a 10m segundos.

                Sus dedos de manos y pies  se estiraran como si quisiera tocar él estimulo.

                Su frecuencia cardiaca bajara hasta 6 a 8 latidos menos por minuto 

                Su respiración se vuelve más lenta y pareja.  Toma de 4 a6 respiraciones menos por minuto mientras esta  poniendo atención.

                Su abdomen se relaja

                Si esta utilizando él chupo de entretención, en ese momento su frecuencia de succión  disminuye también.

                Este ultimo punto es importante. Durante  las primeras experiencias de lactancia, cuando la madre y el bebé están aprendiendo este proceso, no se le debe distraer hablándole durante el momento de la comida. La voz  de la madre es más interesante y distractora que el seno, hasta que llega a las dos semanas de edad y comprende lo que implica la lactancia. (Claro que hay pequeños que desde los primeros días saben exactamente para que esta allí el seno materno y no permite que nada los distraiga). Si tu bebé va ha fijarse en algo durante la comida, dejarlo concentrarse en la tarea principal primero.

                El bebé dedica todas sus energías a fijar su atención a lo que se le presenta. Se encuentra en un estado calmado; en realidad esta concentrándose.

                Se puede ver al recién nacido prestar atención en periodos muy cortos de tiempo, que duran tan solo cuatro segundos. A través de la repetición y la madurez, su margen de atención se ampliara dos segundos o más.

                Es importante recordar, que no todo lo que el niño  ve, oye toca actúa necesariamente como un estimulo efectivo. El efecto de cualquier estimulación es mas pronunciado si el niño presta atención y si él estimulo es apropiado a su edad.

                Mientras más dure la atención del bebé sobre un determinado estimulo, será mejor este estimulo para su desarrollo.  Cuando el bebé se estira para alcanzar un juguete nuevo ha su vista, aparecerán mensajes sobre tamaño, color, forma, sonido, tacto, olor y sabor del objeto que constantemente excitan su cerebro.

                Cuando el bebé esta atento hace un esfuerzo por comprender lo que sucede en su mundo y trata  de agarrarlo o enfrentarlo.  Solamente en ese momento es cuando el bebé esta listo para aprender.

    El Recién Nacido te dice que esta atento cuando:

                Su frecuencia respiratoria se vuelve más lenta y pareja.

                Su ritmo de succión se hace mas lento.

                Sus pupilas se dilatan y sus ojos se agradan.

                Su abdomen se relaja.

                Su cabeza se vuelve hacia ti o hacia él estimulo.

                Sus ojos se fijan en él estimulo durante su margen de atención  (de 4 a 10 segundos para el recién nacido).

    Observa los Signos de Sobre – Estimulación y Respétalos:

                Él bebé puede llorar y no se consuela con mas estimulación.

                Sus brazos y piernas se agitan y su cuerpo se contrae y retuerce.

                Despliega sus dedos, saca la lengua o baja la quijada.

                Sus ojos se agradan mucho y fija su mirada con fruncimiento de cejas o con expresión de angustia.

                Se vuelve somnoliento o adormilado.

    1.5.5            IMPORTANCIA DE LA REPETICION.

                Existe una línea definida entre la repetición útil y la costumbre o habito.  La repetición en algunas formas, da memorias excelentes de la infancia.  Como adultos con frecuencia recordamos con nostalgia eventos repetitivos de nuestra infancia.

                Tal  es el caso  cuando estabamos pequeños que comíamos maíz los viernes en la tarde cuando veíamos la televisión?”.  Muchas de las cosas que recordamos son de interacciones repetidas.

                Frecuentemente es necesario iniciar eventos repetitivos con el bebé que lo estimularan hacia lograr una sensación de seguridad y goce.  En los primeros seis meses, alzando al bebé mientras se lo mece o canta una canción puede ser maravilloso para  el.   Algunos padres repiten una frase cariñosa o cantan una canción de cuna para tranquilizar a sus bebés.  Hacer esto durante un periodo de tiempo proporciona acercamiento y seguridad.

                Claire B, una sensitiva y cariñosa mama, desarrollo él habito de poner a dormir a su hijo Nathaniel diciéndole cada noche.  “Si me necesitas, aquí estaré”.  Cuando su hijo tuvo tres años de edad se estiro una noche hacia ella, cuando se iba a dormir, le abrazo por el cuello y le dijo, “ mami, si me necesitas allí estaré”: .  Estas frases a la hora de dormir, fueron el mejor ofrecimiento de cariño que este niño le puedo devolver a su madre.

                La repetición es especialmente útil cuando se trata de aprender. Como podríamos dominar cosas como el alfabeto, la lectura, o las escalas musicales, entender  otros idiomas, o memorizar datos históricos importantes mediante la practica continua.

                Tal es el caso de una pieza de piano que se estudio cuando niño.  Los primeros cien intentos tal vez fueron duros, mientras sus dedos se estiraban y se acostumbraban al teclado. Y su mente se memorizaba los patrones, él rimo y las melodías.  Parece al comienzo como si jamas se lograra dominar el instrumento.            Pero de pronto un día cualquiera, la pieza sale bien.  Finalmente esta bajo control.  Puede cerrar el libro y tocarle de memoria.  Y una vez se aprenda una pieza se continua con un nuevo reto, una pieza más difícil.

                Cuando se logra habituarse a algo a través de la repetición, ello deja de excitar el intelecto.  No se necesita poner mas atención puesto que ya no constituye un reto.  Esta todo bajo control.

                Cuando se utiliza una repetición para enseñarle al  bebé una figura, por ejemplo, se debe ser suficientemente sensible para no pasar esa línea que separa la repetición del habito.  Él  bebé debe tener la repetición para poder aprender, pero una vez que se habitúa a eso puede aburrirse y desviar su atención.  Observando sus signos de atención para ver si mantiene su interés en la estimulación que se le presente.   Una vez que se encuentra habituado sus respuestas disminuyen y aun pueden interrumpirse.  Es el momento de parar la estimulación pues su actividad ya no tiene utilidad para él.

                Los bebés aprenden a través de la repetición. Se debe repetir un estimulo  hasta que se produzca él habito, después suspéndelo.  Suspender la acción por el momento, pero no para siempre, y permitir  que él bebé guarde la información que ha recibido.

                Tratar de accionar él  estimulo nuevamente y si no esta interesado ya sea porque esta cansado o aburrido con el juguete guardarlo y usarlo nuevamente en otra oportunidad.

                Cada vez que el bebé haya logrado desarrollar una habilidad, hay que proveerle el máximo de oportunidades para que él la aplique en diferentes contextos.

    1.5.6       LA POSICION DEL BEBÉ TIENE MUCHO QUE VER EN LO QUE PUEDE APRENDER

                La posición puede significar dos cosas: por un lado, se refiere a la posición que tiene la cuna en el dormitorio.  Si se deja la cuna en el mismo lugar durante meses, ele se acostumbrara a la orientación y perspectiva estática de su cuarto. A través de las barras de la cuna vera siempre la misma perspectiva de la ventana, y de los muebles. Puede que nunca vea la puerta por donde se entra o muebles que no estén bajo su campo visual.

                Cuando se cambia de sitio la cuna una vez al mes, se da posibilidad al bebé de ver  otras perspectivas de su mundo. Tendrá mas información para aprender. Y esto le ayudara a evitar desarrollar calambres en el cuello o malformaciones en la cabeza por tener que dormir siempre acostado del mismo lado. También se debe cambiarlo de posición dentro de la cuna, alternando su ubicación en intervalos regulares de  tiempo. Sin embargo, cuando él bebé llegue a los 8 o 9 meses de edad, este cambio de rutina puede resultar desconcertante para él. En esta edad los niños desean que su rutina sea establecida. Encuentra una sensación de seguridad del medio inamovible y consistente.

                Además ha llegado el momento de suspender el cambio de posición de la cuna del dormitorio. La posición también significa el dónde y como esta el bebé colocado en el espacio cuando se lo esta estimulando. Por ejemplo la gente esta más  apta para distraerse cuando se encuentra en una posición semireclinada, mientras que están mas alerta cuando se sientan derechos. Por eso hay que asegurarse de que el bebé este en una posición erecta cuando se le ofrece estimulación. Una colocación erecta es mejor que una inclinación de 30 grados.

                Durante la estimulación en el primer mes, el recién nacido debe estar arropado confortablemente con sus brazos doblados por los codos y sus piernas dobladas en las caderas y las rodillas, Esta posición reflejada o “fetal” es mejor para los recién nacidos. Puede ayudar a apresurar el recubrimiento de las células nerviosas con la película de mielina y esto puede ayudar en el desarrollo motor del bebé.

                Además él bebé se siente seguro con el contacto de su propia piel y por la posición recordada de su estadía en el útero. Se debe evitar  el movimiento de  sus piernas y manos en esta edad mientras se esta estimulando,  ya que ello es muy distractivo para él bebé. Claro que si se trata  de estimular su interés hacia un juguete nuevo se podrá dejar sus manos libres para  observar los movimientos de sus dedos  que se  abren hacia el objeto o se estiran  para cogerlo. Por lo general, los movimientos de brazos y piernas del bebé envían mensajes a su cerebro que le compiten con su atención hacia él estimulo que se le propone.

                A medida que él bebé crece y se desarrolla, su cuerpo comienza a desenroscarse. En el segundo y tercer mes,  se lo encontrara moviéndose por su cuna y dando botes. Pasadas las primeras cuatro semanas de vida, se debe dar mas libertad de  movimientos al bebé. Cuando él bebé esta descansando horizontalmente la posición que tome es también importante. Él bebé necesita “ tiempo para estar sobre el estomago “. He aquí el por qué: el desarrollo motor del niño procede de la cabeza hacia abajo. Esto se logra cuando se acuesta sobre su estomago. La progresión en el desarrollo del control de la cabeza, levantarla, alzar los hombros, voltear su torso, dar botes de lado, sentarse, gatear, pararse y finalmente caminar, comienza con el bebé acostado sobre el estomago.  Hay que asegurarse que el bebé tenga por lo menos 15 minutos de descanso sobre el estomago al día.

                Al poner a dormir al bebé para una siesta sobre su estomago, ayuda a incorporar el habito de esa posición.  Hay que dejar objetos y juguetes estimulantes sobre la cuna y a la vista del bebé de tal manera que se motive a mirar alrededor y eventualmente alce la cabeza y trate de estirarse hacia el juguete cuando lo vea, al despertar.

                Mientras el bebé esta sobre su estomago, la mejor manera de jugar con el bebé en esa posición es extender una cobija en el suelo, ponerlo sobre ella y acostarse junto a él.  Cuando estén enfrentados se le puede mostrar un móvil o algún otro objeto fascinante.  Se puede poner los juguetes frente a el, asegurándose que estén a su alcance.

                Este tipo de juego lo motiva a alzar la cabeza y a estirarse para alcanzar el juguete, al tiempo que se tiene la oportunidad de tomar contacto visual con él.

                En los momentos en que el bebé se encuentra acostado de espalda, por ejemplo, cuando lo cambian de pañal, es una excelente oportunidad para que golpee o patee un móvil de figuras blanco y negro que se encuentren a su alcance, y que seguramente atraiga su atención. Muchas veces se utiliza esa posición para ejercitar los brazos y piernas del bebé.

    1.5.7    EL COMPRENDER LOS PATRONES DE LATERALIDAD DEL BEBE LO AYUDA A DESARROLLARSE

                Durante los 3 primeros meses de vida el lado derecho del bebé es más sensible que el izquierdo. Esto es verdad sin tener en cuenta el hecho de que él sea en el futuro zurdo o derecho.

                A pesar de que los científicos  no saben todavía por qué esto ocurre así, han demostrado que los recién nacidos se voltean hacia el lado derecho con mas frecuencia que hacia el izquierdo.

                El lado derecho del cuerpo envía mensajes con mas rapidez que a  lado  izquierdo e inicialmente es más sensible al tacto, a los sonidos suaves y a los objetos visuales.  De hecho el recién nacido se alejara de los objetos que se presentan  por su lado izquierdo con mas rapidez que si se presentasen por su lado derecho.  Para traer la atención del bebe se comienza siempre la interacción presentando la estimulación por su lado derecho.

                Se recomienda comenzar la estimulación por el lado derecho.  Ganar su atención hablándole suavemente por el oído derecho, acariciando el lado derecho de su cuerpo con diferentes texturas, y mostrándole figuras por su lado derecho inicialmente.  Esta conclusión deriva del razonamiento sobre la dominancia del lado derecho en los primeros meses de vida.  Por supuesto que no se debe olvidar el estimulo del lado izquierdo, solo porque el derecho es mas sensible al estimulo.  Debido a la diferencia de sensibilidad el bebé puede ignorar la existencia de ese lado izquierdo.  Se debe asegurarse de hacerlo por el lado derecho del bebé el estimulo que se repetirá por el izquierdo.  De esa forma el cuerpo del bebe desarrollara la biletaralidad o sea la sensibilidad en ambos lados.

    1.5.8            IMPORTANCIA DE LA TRANSMISION DEL ESTADO DE ANIMO

                Hay que tomar en cuenta que los bebes son emocionalmente sensibles al nacer. A pesar de la falta de información científica al respecto, cualquiera que haya pasado un  gran tiempo con bebes admitirá sin dudarlo que ellos son sensibles  ante los estados de animo y los sentimientos de los padres. Ellos pueden sentir cuando se desea jugar y cuando no. No se debe tratar de engañarlos.

                El se confundirá por el doble mensaje. Al igual que se quiere prestarle la mejor atención así mismo se espera de él su atención. Por consiguiente, si no se quiere realmente jugar  en ese momento, si no sé esta de animo para ello, entonces hay que esperar el momento mas propicio cuando sé este dispuesta. Se le hace mas dano al bebe si se juega  cuando no se quiere, que si no se juega con él por un rato.

                Siempre se debe recompensar al niño con actitudes positivas.  Esto hará que se eleve su autoestima y así mismo, su seguridad.

    1.5.9                HOMEOSTASIS: UTILIZA LA ESTIMULACION PARA MOTIVAR O PARA TRANQUILIZAR.

                La Homeostasis es un termino fisiológico usado para describir un estado en el  cual todos los sistemas están en equilibrio. Cuando la persona  se encuentra descansando “a tus anchas“. No esta gastando mas energía de la necesaria y sientes embotamiento de los sentidos. Estas en equilibrio.

                El bebé también goza de este estado de homeeostasis. Por eso se  aconseja evitar la sobre estimulación del bebé  hasta el punto en que se agite o se Fatigue, así como la subestimulación que lo mantiene aburrido. A medida que se juegue con él y sé interactúe con los cambios de humor, se desarrollara una sensibilidad hacia sus diferentes estados. Con el procedimiento de ensayo y error se descubrirá cuando el bebé  esta listo y cuando ha tenido suficiente.

                Dependiendo de las respuestas se obtenga del recién nacido, sé ira encontrando las cosas que le suscitan motivación o letargo.

                Algunas formas de Estimulación pueden usarse para atraer la atención  del bebé. Por ejemplo, muchos bebés se vuelven alerta cuando escuchan la música clásica como conciertos de violín. Otra forma de estimulación como mecer al niño, puede ser usada para aplacar su actividad hacia un estado de inactividad. Hay que usar la forma apropiada de estimulación de acuerdo al estado de animo del bebé.

                    Muchos padres usan técnicas de Estimulación para dormir a sus hijos. A  los bebés les gusta los movimientos repetidos y monótonos cuando están siendo arrullados. Es por eso que los padres pasean a sus hijos los acarician  con suaves palmadas, o los mecen en sillas, o cunas equipadas con resortes especiales. Con frecuencia, los niños se duermen dentro de autos en movimiento. He oído de casos de padres que llevan a sus hijos a pasear en auto en las madrugadas para lograr que se duerman  

    1.5.10  LAS TRES FASES DE LA ESTIMULACION: RITMO, RECIPROCIDAD Y REFORZAMIENTO.

                Las tres R,s de la estimulación deben constituir la norma para el programa en los centros educativos y en el hogar. Son principios que tienen en cuenta los patrones de aprendizaje del bebé y enfatiza la importancia de la relación con él.

    A.- RITMO.

                El doctor T. Berry Brazelton, famoso pediatra de la Universidad de Harvard, describe el ritmo  de interacción del recién nacido, la cual ocurre en diversas etapas.

    ETAPA DE INICIACION:

                Algún suceso despierta o pone alerta al bebé. Puede se estimulo externo como un sonido fuerte, a llamándolo suavemente. Una vez que lo escucha orienta a sí mismo hacia la fuente del estimulo, voltea la mirada, la cara, la cabeza  y eventualmente el cuerpo hacia lo que atrajo su atención en su intento por acercarse.

    ETAPA DE ATENCION

                En esta etapa en el bebé se puede observar las siguientes características. Sus ojos se agrandan, su abdomen se relaja y los dedos de las manos y pies se estiran hacia el estimulo.

                Pero mientras pone atención alcanza sus limites, o capacidad de concentración. Después comenzara a mover sus brazos y piernas o a retorcerse.

    ACELERACION.

                Al pasar el bebé esta etapa los movimientos del cuerpo se aceleran, y no pone atención al estimulo.

    MAXIMO DE EXITACION

                En esta etapa o fase los movimientos del bebé añaden tal excitación sensorial que se encuentra totalmente distraído del foco del estimulo inicial.

    RETIRADA

                Ya en este estado no tiene otra opción que estirarse. Puede hacerlo llorando cerrando los ojos, o volteando la cabeza hacia otro lado.

    RECUPERACION

                Al bebé le toma de 10 a20 segundos parra recuperare de su estado de excitación, para volver a un estado de calma y atención.

                Es importante que se tome en cuenta que los bebés no siempre pasan por cada etapa de una  manera predecible y segura. Algunas veces pasan por cada etapa de una manera tan rápida que no se da uno cuenta  cuando paso del momento de atención al momento de retirada. Algunos bebes se saltan una de las etapas descritas otros se demoran en una etapa durante largo tiempo cada bebe tiene su propio ritmo y la mayoría de bebes lo han establecido cuando tienen de seis a ocho semanas  de nacido.

                El ritmo del bebe fluye como una ola. Una vez que se lo reconozca se puede proceder actuar de acuerdo con él. Esto nos conduce a la segunda erre de la estimulación.

    B.- RESPUESTA

                La respuesta que se obtenga del bebé va de acuerdo al estimulo que se utilice si le agrada o no, como le demos y sobre todo a los bebés les gustan los cambios graduales, los movimientos bruscos o intempestivos los asustan.  La persona adulta es  más adaptable a un bebé,  por lo tanto hay que ser más sensible a sus estados y ser  reciprocas con ellos.  Y tomar en cuenta que todos los niños son diferentes y se deben aprender a conocer a los niños respetando en todo momento sus características individuales.

    C.-REFUERZO

                Hay quiénes creen que alabar a las  personas las vuelve perezosas al contrario una palabra de animo produce un comportamiento mas positivo.

                Hay que aplicar este principio en la estimulación del bebé, y ser generosa con las alabanzas Se deberá alabar y  así se reforzara los intentos del bebé así como sus logros y cualquier actividad que se quiera que continúe.

                Existen muchos refuerzos para el comportamiento. Se ha encontrado que los más poderosos son:            Una mirada: enfrentar ojo con ojo y cara con cara. Una, palabra:, una alabanza cálida. Mientras más palabras se use, mas querrá el bebé contestar, agradeciendo las palabras.

                Un contacto físico: Solo tocas a las personas que realmente se quiere o importan.

                El tacto es un fuerte comunicador de sentimientos.

                Es importante que se refuerce a través del reconocimiento positivo, cualquier intento que haga el bebé para iniciar y mantener intercambios sociales.

                Hay que asegurarse de sonreír con el bebé, es lo más gratificante que él puede recibir. Y los bebés comprenden las sonrisas. Así como se espera su sonrisa, él espera la nuestra.

                Pero también para reforzar hay que tomar en cuenta lo siguiente: .

                Motivando su curiosidad, varía los estímulos, cambiándole los juguetes, la música que escucha.

                Al principio no le proporcione muchos estímulos a la vez, el bebé todavía no tiene la capacidad de seleccionarlos.

                Repita los estímulos varias veces para que aprenda se comienza con períodos muy cortos y vaya aumentando el tiempo gradualmente.

                Ofrecerle calor, calma y tranquilidad.  Recordar que el pequeño percibe el estado de ánimo de las personas, hay que procurar estar relajada en los momentos que se comparte con el niño. (13)

    1.6       FUNDAMENTOS DE LA ESTIMULACION

                Todo lo que un bebé es, o puede llegar a ser, esta determinado sobre todo por los seis primeros años de vida.

                Así, en este periodo, la habilidad para captar información es inigualable. De este modo es sabido que los bebés están continuamente aprendiendo, poseen un afán insuperable de curiosidad, d explorar el mundo. Es materialmente inaplicable cualquier intento por frenar este anhelo por aprender. A los 18 meses no hay castigo que lo desanime, no puede disuadírsele para que no aprenda. Se puede disminuir el deseo de aprender de un niño limitando sus experiencias. Podemos aumentar su aprendizaje solo con quitarle muchas de las restricciones físicas. Al igual que se puede multiplicar muchas veces el conocimiento que capta si colaboramos su magnifica capacidad de aprender y se lee da oportunidades ilimitadas.

               Si se observa a un niño o una niña de 18 meses como reacciona ante las cosas que le rodean, se ve que escoge un objeto y lo mira, lo hule, lo palpa, se lo lleva a la boca, lo muerde, lo golpea, esto dura unos 90 segundos, a partir de ahí este objeto ya le aburre. Por la manera en que se comporta hasta se llega a la conclusión de que es hiperactivo  incapaz de prestar atención, cuando la verdad  es que está prestando atención a todo. Está pendiente de todo con sus cinco sentidos.

    Esta empeñado en aprender y, por supuesto, las personas adultas hacen todo lo que esta a su alcance para detenerlo, porque su proceso de aprendizaje es demasiado costoso, así tradicionalmente se ha intentado “proteger” al niño de estos deseos de aprender, para ello el primer método general se basa en la ida de darle algo que no se pueda romper para que no juegue, con frecuencia estos 90 segundos llevan a la conclusión de que el niño tiene un lapso de atención muy corto y entonces no es muy listo nada más  lejos de la realidad.

                El segundo método general para enfrentar sus intentos por aprender se basa en la idea de mantener al niño en el parque o corral, lo cierto es que si los padres fueran francos, dirían que lo compran pensando en ellos mismos. Esto no limita únicamente la capacidad de la criatura por aprender, sino que restringe suavemente su crecimiento neurológico al limitar su capacidad para arrastrarse y gatear, A la vez, inhibe el desarrollo de su visión, de su competencia manual, de su coordinación entre su mano y sus cosas, etc., seria mucho más razonable que fuera de tres metros y medio de ancho por siete metros de largo para que el bebé pudiera arrastrarse, gatear y aprender durante estos años vitales. De esta manera gráfica se observa como si debiese ser el proceso de aprender una diversión de la más alta, pues de hecho es el juego más fabulosos de la vida. Pero la palabra aprendizaje no es sinónima de la palabra escolarización, la escolarización empieza a los 6 años, el aprendizaje con el nacimiento. Los niños pueden aprender absolutamente todo lo que se le presenta de una manera honesta y basada en datos y no les importa nada en absoluto si se trata del conocimiento general  de las palabras, de operaciones matemáticas o de tonterías, en ultimo caso. Los niños están aprendiendo en cada minuto de cada cosa y se les enseña, aunque no se percate de ello.

                El problema es que puede ser malo que se le enseñe algo que en realidad no se desee enseñar. De ahí la importancia de clasificar y mediar un fructuoso conocimiento, recogido en un programa de atención temprana adecuado y que este diseñado para enriquecer desde una edad temprana el desarrollo en su conjunto motricidad, lenguaje, comunicación y el desarrollo personal y social para ello se debe ofrecer a cada niño de un programa planificado y sistemático.                En la estimulación se apela al sistema sensorial del bebe, que se encuentra basado en los seis sentidos del aprendizaje y que son su contacto con el mundo exterior: visual, auditivo, táctil, olfativo, gustativo  y vestivular. Los estimuladores visuales son sumamente importantes para el desarrollo del bebé. Además, cuando estos se unen a estimuladores auditivos, son una excelente herramienta para desarrollar los procesos de pensamiento.

                Cuando se estimula el sistema auditivo se utiliza el sistema cognoscitivo del pensamiento, lo que ayuda a desarrollar en el bebé el razonamiento, la lógica y la capacidad para solucionar problemas.

    Por eso se habla de “El mundo a través de los sentidos del bebé”.

    1.6.1    LA VISION

    Al mirar el mundo el bebé ve.

                Ve claramente a 30 cms de su cara

                A los cuatro días de nacido ya identifica a su madre.

    Puede seguir con sus ojos objetos si están ubicados a una distancia de 25 a 30 cms de su cara.

    Puede mover sus ojos de un objeto a otro si están ubicados a una distancia entre 25 a 30 cms de su cara.

                Puede ver   y diferenciar todos los colores.

                Mira el contorno de los objetos, por el contraste entre su forma y el trasfondo.                    

                Puede distinguir entre diferentes figuras y elegir la que prefiere.

                Percibe la profundidad y tridimencionalidad de los objetos.

    Al momento de nacer el recién nacido ve bien, aunque sus ojos todavía no mantienen la capacidad de ajustarse a diferentes distancias, o puede ver claramente un objeto de 7 cm de altura que este ubicado a una distancia entre 25 a 30 cms. de sus ojos, (esta es la distancia aproximada entre el pecho y la cara de la madre).

                La vista del bebé, mejora velozmente: rápidamente se afinan todas las partes de su sistema visual muscular, cristalino del ojo, retina. A los dos meses sus ojos han mirado tanto que pueden funcionar al unísono, pueden ver elementos colocados en la punta de su nariz tanto como ver claramente juguetes visuales ubicados a una distancia de 50 cm de sus ojos. Al cumplir los tres meses estará viendo objetos ubicados a una distancia de tres más lo que indica que ya tiene la visión de proximidad y lejanía.

    A.- LA FIJACION

                Al nacer, el bebé es capaz no solo de ver claramente, sino que además puede fijar detenidamente o mantener su mirada sobre un objeto. Cuando lo hace, sus ojos parecen agrandarse y sus pupilas se dilatan.

                Inicialmente, el periodo de fijación o atención de un bebé oscila entre 4 a 10 segundos. Cuando se desvanece su interés, cierra sus ojos o desplaza la mirada hacia otro lado.

                Sin embargo, el periodo de atención puede ser aumentando mediante la visión repetida de objetos adecuados.Si se ayuda al bebé a fijar bien esto le ayuda al aprendizaje, porque cuando el bebé fija la mirada en un objeto, la información sobre tal objeto viaja hasta la corteza cerebral, lo que implica que existe una ruta completa para estimular el crecimiento del cerebro.

    B.- RASTREO

                Cuando los bebés intentan seguir con la mirada objetos interesantes, se dice que están “rastreando”. Entre más interesante sea el objeto, más intenso y prolongado será el rastreo. Aunque durante  los dos primeros días d vida el rastreo es difícil, no es imposible, si se usan diseños de gran contraste, como círculos dobles (ojo de buey) en blanco y negro y se los mueve lentamente a través dl campo visual del bebé, él podrá rastrearlos más fácilmente porque tendrá un interés en el estimulo.

                El rastreo ayuda al bebé a aprender donde es que un objeto esta localizado en el espacio y como s diferencia de su trasfondo, lo que permitirá intentar alcanzarlo. Al ver que los objetos se mueven y sin embargo permanecen iguales, él descubrirá que los objetos tienen permanencia en el tiempo.

    C.- EXPLORACION.

                Al explorar, el bebé aprende a ver y a comparar objetos en su calidad de unidades. Con el tiempo, esta destreza le ayudara a discernir todos los objetos de su entorno.

                Algunos bebés exploran moviendo sus cabezas, otros moviendo solamente sus ojos. Pero tan pronto como el bebé ha seleccionado el elemento de su interés, fijara en ese su mirada. Ha hecho su elección.

                Es posible que el bebé se demore en ver bien. A muchos bebés les toma algo de tiempo darse cuenta de que existe algo que ver.

                Al dejar dentro del campo visual del bebé, durante por menos 30 segundos, objetos sobre los cuales se desee que fije la mirada, este lapso de tiempo es el suficiente para que sus ojos rastreen y encuentren un objeto.

                Como se sabe que lees gusta mirar a los recién nacidos y a los bebés. Por su puesto no pueden expresar sus preferencias con palabras. Sin embargo, esta comprobado que tienen preferencias y que estas son muy fuertes, son las elecciones las que hablan por ellos.

                Se han usado formas geométricas en un blanco y negro para descubrir cual es el gusto de los bebés frente a lo que miran, y se ha observado que los recién nacidos realmente prefieren mirar al blanco con negro, en vez de colores brillantes o pastel.

                Porque los colores que mayor contraste ofrezca son los que más les llama la atención. Y lógicamente, la combinación blanco y negro es la que contiene el mayor de los contrastes, y la clave del cambio de preferencias del  bebé es:

                Aumento en la complejidad de los diseños y colores, mientras va creciendo el bebé.

                Los beneficios de la estimulación visual en resumen son              

    1.       Estimula el acercamiento del bebé, el reconocimiento de la gente a su alrededor, así como los diferentes componentes de su entorno.

    2.       Aumenta la concentración, la capacidad para fijar la atención y la habilidad para seguir con la vista a un objeto en movimiento.

    3.       Incrementa su atención y curiosidad, proporcionándole una visión más amplia del mundo que le rodea.

    4.       Los bebés fijan la vista con mayor facilidad en los objetos que proporcionan una estimulación multisensorial.

    5.       Así tenemos que el desarrollo de la aproximación del infante hacia su entorno, se acrecienta cuando éste se ve estimulado al tratar de alcanzar un móvil.

    1.6.1    LA AUDICION.

    El recién nacido puede.

    Discriminar volumen, tono y timbre.

    Escuchar susurros.

    Ignorar sonidos monótonos.

    Ubicar sonidos girando su cabeza a la derecha o a la izquierda.

    Diferenciar sonidos del lenguaje verbal del resto de sonidos.

    Coordinar movimientos sutiles de los brazos con el sonido del lenguaje verbal.

    Reconocer las voces de su mama y de su papa.

    A.- TONO Y TIMBRE.

                Durante los primeros dos meses, el bebé es extremadamente sensible, tanto al tono como al timbre del lenguaje verbal, prefiere los sonidos alegres y de soprano a aquellos de enfado y tono bajo, la monotonía es tan aburrida para los bebés como lo es para los adultos, por lo cual la monotonía debe evitarse.

    Al hacer preguntas, la voz sube d tono, además, una pregunta evoca una respuesta, y es el comienzo de la comunicación, por so no se esta de acuerdo en que las afirmaciones controlan, mientras que las preguntas estimulan la participación, d igual forma sucede con el bebé, se tiene siempre en mente dos cosas (exageración y preguntas).

    B.- VOLUMEN.

    El recién nacido puede escuchar susurrar a un volumen bajo, el cerebro del responde a los sonidos muy suaves, no existe la necesidad de gritarle. Al contrario, los sonidos chillones, con mucho volumen y en tono alto pueden molestar  irritar al bebé. Hay que conservar una gama moderada de sonidos para mantener al bebé en un ambiente agradable.

    C.- UBICACIÓN DEL SONIDO.

    Los bebés están tan interesados en lo que oyen que intentan encontrar la fuente del estimulo. A medida que el niño adquiere control de los movimientos de la cabeza, se vuelve cada vez más eficiente en localizar el lugar de donde proviene el sonido.

    El primer mes de vida se le habla cara a cara ante el bebé. Después del primer mes se puede mover cada vez mas lejos, incluso hasta quedar temporalmente fuera de su campo visual, esto le ayuda a entrenar los movimientos de la cabeza y la ubicación del sonido. El observar cuando se le habla, permite al bebé darse cuenta de los movimientos y expresiones faciales que acompañan la charla y que de manera sutil, contiene un significado.

    Los bebés mueven los brazos, aunque de manera muy suave, a un ritmo que concuerda con la velocidad y el énfasis del lenguaje verbal que escuchan. Estos movimientos juegan un papel importante, indicando que el bebé tiene una comprensión de los mensajes verbal y no verbal. Este movimiento le ayuda a interiorizar el ritmo, la cadencia y la intensidad del lenguaje verbal y le lleva a la comprensión temprana del mismo, de la misma forma cuando traza las letras con los dedos ayuda a los niños a aprender el abecedario escrito.

    El bebé aprende a diferenciar el lenguaje verbal de todos los demás sonidos. Existe una gran estimulación en el desarrollo del lenguaje cuando se habla con los bebés, caso contrario ocurre cuando no se habla con el bebé.

                Además se obtiene en el bebé un mejor rendimiento mental, claro que hay excepciones lo cual se debe investigar las causas, y comienza a verbalizar mas rápidamente.

                Al igual que el bebé nace con la capacidad de identificar y reproducir diferentes fonemas (sonidos que le ayuda a establecer el significado en palabras). Al hablar al niño se le expone a estos sonidos, él tiene la capacidad de reproducirlos.

                Si no se le expone, él los olvida a medida que madura, al hablar con el bebé de hasta tres meses hay que hacerlo por el oído derecho que es un tanto más sensible que su oído izquierdo, ya que el oído derecho envía mensajes de manera rápida al lado izquierdo del cerebro, que controla la capacidad de pensamiento análisis y razonamiento.

                Se comienza hablar al bebé susurrándole en su oído derecho, se capta su atención, incluso cuando hay sonidos fuertes a su alrededor. Lo que se le diga es tan importante como el timbre y tono que se use.

                Al interactuar con el bebé se comienza cada comunicación que se susurre al oído con dos o tres frases de amor, es lo que se denomina un “evento de ambientación”. Se repite este evento de ambientación cada vez que se va a interactuar con el bebé.

                Es importante que el bebé se acostumbre a las frases iniciales para que él espere el juego que sigue a continuación, y aprende a identificarse durante primera semana de vida.

                Y comienza a asociar con el hecho de que lee van hablar. El uso frecuente del nombre del bebé acelera el reconocimiento  de su propio nombre y se prepara para la interacción que sigue, su atención es mayor y responde girando su cabeza y emite sonidos.

                Durante las primeras semanas de vida del bebé, es  importante que se use las mismas palabras cada vez que s comience hablar. Esto permite esperar determinados tipos de interacciones, lo que a su vez ayuda a establecer el sentido de confianza en el mundo.

    Cuando se habla al bebé hay que tomar en cuenta los siguientes puntos.

    Prepararle el terreno mediante  una repetición de frases amorosas.

    Susurrarle al oído derecho.

    Llamarle frecuentemente por su nombre.

    Hablarle inicialmente cara a cara, manteniendo contacto visual.

    Y también al comunicarse con el bebé se debe usar:

    Vocabulario simplificado.

    Voz melodiosa en tono alto.

    fonación exagerada.

    Pronunciación fonética.

    Frases cortas y sencillas.

    Gran cantidad de preguntas.

    Aumentarle paulatina pero constantemente la cantidad de tiempo que se dedica a hablarle al bebé.

    Responde a los intentos de vocalización del bebé.

                Se ha descubierto que el desarrollo de la coordinación motriz puede ser influido positivamente por la música, pero no por toda clase de música sino específicamente por la música clásica.

                Se puede saber si el bebé disfruta la música si se calma, abre los ojos, flexiona sus dedos y se acurruca en los brazos estas son demostraciones que indican que el bebé tiene ritmo. Existen distintas formas de hacer música una de las mejores es el escuchar cantar a los padres o poner                                  

    Los beneficios de la estimulación Auditiva son:                                                         

    1.       Proporciona reconocimiento de los padres y la gente que más íntimamente lo rodea, y un acercamiento hacia ellos.

    2.       Estimula el hemisferio izquierdo y derecho del cerebro.

    3.       Desarrolla el sentido de la tonalidad en el oído del bebé.

    4.       Desarrolla el reconocimiento que el bebé tiene sobre su existencia, mediante el conocimiento por parte de éste de su propio nombre.

    5.       Aumenta la comprensión del lenguaje, mientras que el balbuceo facilita la adquisición del lenguaje.

    6.       Desarrolla su coordinación motora y ritmo

    7.       Favorece la agudeza musical y memoria auditiva

    8.       Proporciona relajación y tranquilidad.

    9.       Incrementa la atención empezando a desarrollar preferencias hacia ciertos estímulos.

    1.6.3    EL TACTO.

                Es innegable que todo ser humano necesita recibir caricias de las personas que lo aman, mas aun los bebés porque estos les permite desarrollar su autoestima y seguridad, sin embargo en los primeros meses de vida el tacto tiene como función principal el permitirles descubrir el mundo que los rodea es por ello que su cara, palmas de las manos, pies, columna vertical, ara genital, lado derecho de su cuerpo son altamente sensibles, para estimular este sentido se utilizan técnicas como los masajes, el roce de telas u otros objetos de diferentes texturas, y el uso de agua caliente o fría.

          Al realizar la estimulación táctil se obtiene los siguientes beneficios.

    1.       El contacto piel a piel produce calor.

    2.       La estimulación con dirección de la cabeza hacia los pies estimula la mielinización.

    3.       La sesión de masajes produce relajación en el infante, a la vez que contribuye a reducir los accesos de apnea logrando una respiración uniforme.

    4.       Estimula las terminaciones nerviosas para un óptimo desarrollo motriz.

    5.       Proporciona una variedad de texturas, sensaciones y presiones de tacto.

    6.       Se mejoran los patrones de sueño y función intestinal.

    7.       Mejora su circulación y digestión.

    8.       Le ayuda a crear conciencia de su propio cuerpo.

    9.       Le proporciona mayor fuerza y tonicidad muscular

    1.6.4    EL OLFATO.

    El sentido del olfato en los bebés como en los casos anteriores es altamente desarrollado de allí que pueden determinar  quien es el padre o la madre por el olor de la ropa, perfume, etc.

    El olfato no es solo una fuente de sensaciones placenteras para el bebé sino que también promueve los movimientos autónomos y esqueléticos lo cual es importante para el crecimiento motor.

    Los beneficios de una estimulación olfativa son

    1.       Inicia movimientos olfativos guiados

    2.       Asocia olores dulces y reconfortantes con la persona que realiza la estimulación

    3.       Identifica a la madre por el olor.

    1.6.5    EL GUSTO.

                Los bebés necesitan pasar muchas horas al día satisfaciendo su fuerte reflejo de succión. Los bebés que durante los primeros seis meses de vida pueden satisfacer sus necesidades con succión ilimitada, tienen menores posibilidades de llegar a chuparse el dedo después. Por lo tanto hay que ayudarle al bebe a encontrar y chupar sus dedos. Los chupos ayudan a satisfacer  esta importante necesidad.

                La succión tiene una importancia adicional, cuando los bebés ponen sus dedos n la boca, producen saliva que es normal en el recién nacido, contiene un agente de crecimiento nervioso, una sustancia que le ayuda a reparar tejidos dañados. Aunque aun no se ha establecido el efecto del agente de crecimiento nervioso sobre el desarrollo nervioso en los humanos.

                El bebé prueba todo porque prefiere los alimentos, su sentido del gusto está tan bien desarrollado como el de una persona adulta. Puede diferenciar entre dulce, ácido y amargo. Los “receptores amargos” están localizados en la parte posterior de la lengua.

                Es cuando el bebé es alimentado por el pecho o biberón, la leche no toca los receptores dulces localizados en la punta de la legua, accediendo al paladar y avanzando a los receptores amargos localizados en la parte posterior.

                Como se estimulan estos receptores, el bebé se siente satisfecho con los cereales y alimentos de sabor amargo.

                Cuando el bebé descubre algo dulce, y la comida l e es colocada sobre la punta de la lengua, donde están localizados los receptores dulces, pasan luego a los receptores amargos y al final a los receptores ácidos localizados en la parte más posterior.

                Al ofrecer al bebé un alimento diferente a la leche materna o el cereal, n su rostro se puede observar, primero el gesto de sorpresa, después de asombro y finalmente pacer o desagrado.

                Si a los bebés se les da la oportunidad de diferenciar entre varios sabores, aunque prefieran los dulces, pero hay que tomar en cuenta que la estimulación nutricional y gustatoria que se le dé al bebé le sirve para su normal crecimiento.

                Los momentos de alimentación pueden y deben ser instantes de gran calor y acercamiento humano. Durante la lactancia de pecho, los sentidos del bebé están siendo estimulados por una multitud de placeres, huele y saborea, huele el olor del cuerpo de la madre, siente el brazo que lo sostiene, toca el pezón de la madre, si esta sentada en una mecedora, también estará recibiendo la sensación d movimiento al mismo tiempo que los demás placeres.

                La nutrición que ocurre durante la alimentación de pecho es tan poderosa que de hecho hay correlación entre esta actividad y los desarrollos intelectuales posteriores.

    1.       La saliva puede estimular el desarrollo motor

    2.       Ayude a que el bebé pueda colocar su mano dentro de su campo visual y así llevársela a la boca.

    3.       Refuerza los reflejos

    4.       Mejora la digestión

    5.       Mejora la cantidad y tasa de consumo.

    5.6.6    EL MOVIMIENTO

    El movimiento es un estimulo vestibular que se relaciona con el cambio de posiciones a los estados de equilibrio estos pueden ser originados por los mismos bebés o pueden producirse por estímulos realizados por los padres ejemplos de estos pueden ser en la vida intrauterina en que la madre se mese en una mecedora, y al nacer el bebé el estar acostado sobre sus espaldas, sobre su barriga, sacar la lengua, alcanzar una bola pequeña.

    Existen dos movimientos a que los niños están expuestos generalmente:

    Un movimiento lineal, de delante hacia atrás, derecha a izquierda, arriba y abajo, y movimientos giratorios que se refiere específicamente a un movimiento circular, como el que se da al bailar.

    En este punto no esta demás el advertir a quienes están en contacto con el bebé lo peligrosos que puede ser el sacudirlo con fuerza o usar saltadores ya que su cerebro es pequeño en relación con su cavidad craneana, puede sufrir lesiones.

    1.       Regula las funciones respiratorias

    2.       Ayuda al desarrollo motriz y al proceso de mielinización

    3.       Mejoramiento de la fuerza, el tono muscular y el  desarrollo muscular en todo su cuerpo

    4.       Disminuye la actividad refleja y aumenta la capacidad de autoestimulación al poder acercar el objeto hacia su campo visual.

    5.       Desarrolla su coordinación y el sentido del equilibrio que tiene que estar presente cuando ocurren los movimientos.

    6.       Le ayuda acomodar correctamente su cuerpo ante las diferentes posiciones con la maduración neuromuscular  manejando el movimiento  de su cuerpo de manera adecuada. (15)

    II         LA ESTIMULACION TEMPRANA EN EL ECUADOR DESDE EL PUNTO DE VISTA GUBERNAMENTAL

    2.1              INTRODUCCION.

                Como ya se manifestó anteriormente, el desarrollo adecuado de las potencialidades del niño en el tiempo adecuado es de fundamental importancia para su desarrollo futuro cual como es lógico suponer redundaría en una población mucho más dinámica y productiva en el futuro del país. Es en este contexto que se hace necesario establecer hasta que punto la problemática del niño ha sido enfrentada por la sociedad ecuatoriana ya sea desde las esferas gubernamentales o desde el ámbito privado a través de las organizaciones NG.

                Dado que el tema de la Estimulación Temprana aun en sociedades desarrolladas es de fecha reciente. Como programa o política social- es lógico esperar que su desarrollo en el Ecuador sea mas reciente e incipiente. Es por ello que la investigación de su implementación arrancaría desde el periodo democrático más reciente del Ecuador, es decir desde 1979 a la fecha.

    III            ASPECTOS MÁS RELEVANTES  DE LA ESTIMULACION TEMPRANA

    3.1            PORQUE ES IMPORTANTE LA INTERVENCION EN LAS PRIMERAS ETAPAS DE LA VIDAL

    La importancia de la atención temprana reside en proporcionar las condiciones óptimas a los niños y niñas que presenten alteraciones del desarrollo del desarrollo y quienes no lo presenten, para que reciban la ayuda más eficaz desde el primer momento, con el fin ultimo de alcanzar su propia autonomía e integración. Estas ayudas pueden ser de tipo médico, psicológico, educativo y social y se realizan desde el diagnóstico prenatal, hasta la etapa escolar. La labor debe comenzar obligatoriamente por un perfecto conocimiento del cerebro, ya que son muy validos para conocer un poco mejor el funcionamiento de los procesos cognitivos que van a intervenir en la inteligencia y en el desarrollo futuro del sujeto.

    Hasta ahora se creía que simplemente se jugaba con el niño cuando sostiene a un bebé recién nacido de manera que sus ojos queden a escasa distancia de una ventana por la que entra un rayo de luz, en éste momento los receptores de la retina establecen una conexión eléctrica con las neuronas localizadas en la corteza cerebral.  Roce la palma de su mano con un objeto y el bebé intentará agarrar los receptores nerviosos enviarán información a la corteza sensorial motriz.  Si lo arrulla y le habla, las neuronas mandarán pulsaciones de electricidad por los circuitos que controlan sus emociones.

    Hoy se sabe por las teorías de la inteligencia múltiple que esta ha de entenderse como capacidad para comprender y no como conjunto de saberes que posee un individuo.

    Resulta evidente que la inteligencia, en el más amplio sentido, la soporta el sistema nervioso, cuanto mejor se haya constituido éste, mayor desarrollo de sus capacidades tendrá. También se conoce que cuando el niño o la niña nace su cerebro, salvo una serie de reflejos que le permiten realizar una limitada serie de funciones (reflejos incondicionados), está totalmente limpio de conductas genéticas y constitucionalmente heredadas, por lo que posee unas infinitas posibilidades así como la capacidad de asimilar toda la experiencia social acumulada por la humanidad durante cientos de generaciones, y que le es transmitida por el adulto que lo cuida y atiende. A esta capacidad de asimilar la estimulación del  mundo  que le rodea es lo que se denomina la plasticidad del cerebro humano.

    Los recién nacidos tienen al nacer miles de millones de células cerebrales o neuronas, entre las cuales se establecen conexiones, llamadas sinapsis, que se multiplican rápidamente, al entrar en contacto el neonato con la estimulación exterior. Estas sinapsis dan lugar a estructuras funcionales en el cerebro, que van a constituir la base fisiológica de las formaciones psicológicas que permiten configurar las condiciones para el aprendizaje. Ya se sabe que los distintos neuronales, por donde van a discurrir toda la información del ser humano se forman en la primera infancia.

    Está establecido que la facultad d construir circuitos, conexiones, entre distintas neuronas, no es algo que se conserve a lo largo de la vida. Cuando el niño o la niña nace, o incluso in útero, es decir, en el momento en el que el cerebro se empieza a formar, las posibilidades de conexión son prácticamente ilimitadas. A partir de ese momento empieza una carrera contra reloj que va disminuyendo, a partir de los 7 a 8 años, las posibilidades van a ser casi nulas.

    Actualmente se sabe que el desarrollo del cerebro del neonato es mucho más rápido y extenso de lo que se conocía y creía, así como que s más sensible a los factores del medio ambiente de lo que antes se le conocía. Esto hace que las condiciones a las cuales el neonato se ve sometido, van a tener un efecto inmediato en esta rapidez y sensibilidad del cerebro,  y como consecuencia, en las cualidades y funciones psíquicas concomitantes.

    Si las condiciones son favorables y estimulantes o tendrá repercusiones inmediatas en el aprendizaje y desarrollo, si son desfavorables o limitadas, actuarán de manera negativa, perjudicando dicho aprendizaje y desarrollo, a veces de forma irreversible.

    Esta claro que se nace con unas determinadas potencialidades y el que las capacidades se desarrollen en mayor o menor grado depende, sobre todo, de los estímulos que el niño o la niña reciba, tanto de los adultos como se su entorno.

    Evidentemente los adultos aprendemos cosas, aprendemos nuevas habilidades, sin duda, pero las aprendemos utilizando las conexiones neuronales que ya se establecieron en la etapa neonatal.     

    Si las neuronas son "ejercitadas", se integran al circuito cerebral cuando se conectan con otras neuronas, por el contrario si no son utilizadas pueden, incluso, morir.

    Las experiencias de la infancia son las que determinan cuáles neuronas se utilizan, que circuitos se establecen, a semejanza de la forma como un programador configura el teclado de una computadora.  Las teclas que se empleen (experiencias de la infancia), marcarán definitivamente sus características cuando llegue a ser adulto.

    Según el neurobiólogo pediatra Dr. Harry Chugani de Wayne State University (abril 1996) "las experiencias  tempranas son tan poderosas que pueden cambiar por completo la forma  en que se desarrolla una persona".

    .La neurobióloga de desarrollo Dra. Carla Shulz de la Universidad de California en Berkeley afirma: "existe una etapa temprana, cuando no se requiere experiencia, y una posterior, cuando ésta si resulta indispensable".  Sin embargo una vez establecidos los circuitos, la habilidad del cerebro para "crearse" así mismo encuentra límites de tiempo, llamados períodos críticos.  Haciendo semejanza, éstas etapas son como ventanas de oportunidades que la naturaleza abre y que poco a poco va cerrando, una a una con cada cumpleaños del niño.

    Estos nuevos conocimientos sugieren entonces, que con el insumo adecuado en el momento correcto, casi cualquier cosa es posible; pero nos abocan también, a entender que si se desaprovecha el período crítico se pierden oportunidades irreversibles en la historia del desarrollo de un individuo.

    3.2       ¿ QUÉ ES LA ESTIMULACION ADECUADA?

    Amor, presencia, compromiso, respeto........ Como anteriormente se digo todo lo que nos rodea es estimulación, arrullos caricias, colores, formas, olores, sonidos, sabores...... cualquier evento ambiental es un estímulo que afecta al organismo que lo recibe.  Antes de llegar a la definición precisa del término es necesario tomaremos en cuenta algunas consideraciones importantes: la estimulación es un proceso continuo y el mayor valor que posee esta en el proceso en sí, más que en la medición de sus resultados, no es una carrera loca en búsqueda de asegurar las bases para que el bebé alcance el "éxito".

    Tampoco es una experiencia de "empujar" el ritmo individual del niño para acelerar su desarrollo; por el contrario lo que se busca es reconocer las capacidades de cada etapa y a través de experiencias nutrir y alimentar el proceso natural.  Es una vivencia profunda en la que el amor es el principal elemento, porque nadie estimula a quien no ama; por esto son los padres los principales agentes de estimulación.  Las interacciones no deben estar encaminadas exclusivamente al aprendizaje, sino más bien, a una actitud amorosa empleando el juego como estrategia. 

    Es necesario que la estimulación esté dirigida a promover destrezas emocionales, sociales, motoras, mental... sin desconocer ningún aspecto, ni enfatizar más un área que la otra, porque el ser humano es globalidad, no es un espacio dividido en comportamientos, con un cajón para la motricidad, otro para su esfera afectiva y así sucesivamente.  Teniendo presente estas consideraciones  se entiende por estimulación adecuada: " AL PROCESO DE AMOR A TRAVES DEL CUAL SE BUSCA POTENCIALIZAR LAS CAPACIDADES DE DESARROLLO DE UN INDIVIDUO RESPETANDO SIEMPRE SU RITMO DE EVOLUCION ".

    3.3            AREAS DE INTERVENCION

    Sin desconocer el carácter integral del ser humano, existen en él, distintas dimensiones que evolucionan a lo largo de la vida, cubriendo diferentes etapas, hasta alcanzar la madurez.  Estas dimensiones se encajan en áreas del desarrollo, sobre las que es imposible marcar una línea divisoria; cada una incide en las demás, afectando el proceso evolutivo.  Con el fin de ofrecer mayor claridad metodológica, se han agrupado los contenidos en cuatro áreas, a saber:

    3.3.1 SOCIO - EMOCIONAL

    Este aspecto del desarrollo contempla tanto la esfera emocional como los aspectos sociales, sobre los cuales se establece la interacción y posterior relación del niño con el mundo que lo rodea.

    En los primeros meses de vida, la sucesión de los diferentes estados es sumamente confusa; y depende de las impresiones internas asociadas principalmente a las necesidades fisiológicas (hambre, sueño, temperatura).  El bebé responde ante las distintas situaciones, no solo orgánicamente sino también "afectivamente" en términos de placer, displacer, dolor, ansiedad, excitación, etc. aunque aún no logra diferenciar con claridad estos sentimientos.

    A medida que el niño crece se va diferenciando como un ser individual, distinto a los demás, está en capacidad de distinguir sus afectos, asociándolos con experiencias, y estas a su vez con sentimientos creando así, una cadena sobre la que se apoya para reaccionar ante las distintas circunstancias.

    Las experiencias afectivas tempranas la interacción configuras de amor y el contacto físico, son el fundamento de la estructura socio afectivo del individuo.

    3.3.2 MOTORA

    El término motor se refiere a cualquier movimiento ejecutado.  Las primeras reacciones del recién nacido tienen carácter motor y se caracterizan por ser acciones difusas que carecen de propósito, llamadas reflejos.  Posteriormente, por efecto de la maduración gradual del sistema nervioso, los movimientos logran un sentido exploratorio y es a través de ellos, que el pequeño obtiene información acerca de sí mismo y del mundo que lo rodea.  El movimiento se constituye entonces, en el gran pilar del aprendizaje, la afectividad y el desarrollo intelectual.

    3.3.3 COGNOSCITIVA

    El área intelectual, hace referencia a la forma como el ser humano conoce el medio que lo rodea y organiza la realidad.  Durante los primeros meses de la vida, el conocimiento del mundo exterior depende del sistema sensorial que con el movimiento edifica el desarrollo del pensamiento.  Dado que los pequeños aprenden a través de los sentidos, es indiscutible la importancia de proporcionarles gran diversidad de experiencias sensoriales que incrementen su saber acerca del mundo y enriquezcan el desarrollo intelectual.  Poco a poco a medida que pasan los meses el bebé va "uniendo" la información que recibe por los diferentes canales sensoriales, es decir, relaciona lo que ve, oye, siente, huele, prueba, etc. (integración sensorial) y logrará destrezas más complejas.  Entonces el conocimiento no será obtenido simplemente por las reacciones inmediatas del niño ante los objetos, sino también lo alcanzará por asociaciones de percepciones anteriores.  El sistema sensorial al que apelaré está basado en 6 canales sensoriales:

    3.3.3.1 VISION

    Es a través de la visión que el bebé, descubre la luz; percibe formas y colores y además logra las percepciones de profundidad y distancia en el espacio.

    3.3.3.2 AUDICION

    El sentido del oído constituye un medio importante a través del cual el niño se relaciona con su ambiente y aprende el lenguaje y al estimular este sentido bebe obtiene beneficios como son:

    3.3.3.3 TACTO

    Por medio del sentido del tacto, el niño experimenta la forma, textura, tamaño, dureza y otras características de los objetos con los que su piel entra en contacto.  Es uno de los más valiosos medios de que dispone el bebé para explorar el mundo y aprender.  Es a través de la piel que el bebé recibe el mayor número de estímulos afectivos en etapas tempranas y los beneficios que obtiene son:

    3.3.3.4 OLFATO

    Este sentido es uno de los más desarrollados al nacer; el recién nacido diferencia el olor de su madre, al de cualquier otra persona.  En la mayoría de los ambientes el aparato olfatorio del niño se ejercita constantemente y este se constituye en otro canal de aprendizaje importante.

    3.3.3.5 GUSTO

    El bebé posee al nacer alguna sensibilidad gustativa, que se observa en su reacción ante estímulos diferentes a la leche.  Las experiencias ofrecidas en este aspecto le permitirán posteriormente reconocer, discriminar e interpretar con precisión una amplia gama de estímulos gustativos.

    3.3.3.6 VESTIBULAR - PROPIOCEPTIVO

    Son receptores que informan sobre la posición del cuerpo en el espacio.

    3.4            COMUNICACION

    El lenguaje como elemento de la comunicación, es un sistema de signos, símbolos y gestos que permiten al hombre expresarse.

    3.5            CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA ESTIMULACION

    El ritmo del niño: en los primeros meses el bebé viene al mundo con cierto ritmo vital, sincronizado con la naturaleza.  Prevenir un desajuste entre éste y la velocidad de la vida de los adultos, evitará que el bebé pierda su serenidad y armonía esencial.  Entonces, es imprescindible, reconocer y respetar el momento adecuado para realizar con el bebé las actividades o suspenderlas cuando el niño no se encuentre en condiciones para disfrutar la interacción nunca sobre estimularlo ni perturbar su tranquilidad: observe sus reacciones: él será quien le indique si está receptivo y atento a la estimulación.

    Para una adecuada estimulación ha de darse a los niños y niñas, estímulos visuales auditivos y táctiles que aumente de frecuencia, intensidad y duración, reconociendo el modo ordenado en que crece el cerebro. Existen tres capacidades exclusivamente humanas, producto de la corteza cerebral también exclusivamente humana, la inteligencia de movilidad, la inteligencia manual y la inteligencia de lenguaje. Así se ve que el desarrollo cerebral se basa en la información se puede obtener solo mediante los hechos. Estos son fuentes de información, que cuando se presentan al niño de un modo apropiado, se convierten en bits de inteligencia, tanto en el sentido de que cada uno de ellos estimula y aumenta la capacidad de su cerebro, como en el sentido de que son la base de su conocimiento futuro.

    Por alguna razón al niño solo se le puede enseñar una cosa, esa cosa debe ser, sin la menor duda, la lectura. Es la base de todo el aprendizaje. Desde el punto de vista del bebé, no hay problema, cuanto antes mejor y más fácil le será. Alrededor de los doce primeros meses o antes, es estupendo. Todo se basa en incrementar al cerebro con la nutrición correcta para que prospere, y la lectura, como se ha visto es una función cerebral. Y alguien preguntara Como se pude enseñar a leer a un bebé que todavía no puede hablar?. Sencillamente porque la lectura se realiza con el canal visual, no con la boca. La lectura es un proceso de comprender el lenguaje en su forma escrita. Hablar es l proceso de exteriorizar el lenguaje de manera oral. Las características que deben reunir los datos para convertirse en bits de inteligencia son y deben ser verdaderos, precisos, discretos, no deben ser ambiguos y grandes para poder verlos claramente, o lo bastante audibles para ser escuchados con claridad.

    Para dar una aproximación a lo que seria un programa de lectura de una niña de 11 meses se pone a continuación un ejemplo práctico, se empieza con sesiones de no más de media hora al día, se debe organizar previamente el material a utilizar (diseñado con el conocimiento de que leer es una función cerebral).compuesto por unas tarjetas de gran tamaño en las que deben figurar en este orden palabras familiares , palabras, pares de palabras, frases, oraciones y libros (partes del cuerpo, objetos, alimentos, animales, nociones, colores, opuestos, pares) y se deben ser cuidadoso con la metodología a seguir, Se debe empezar a la edad mas temprana posible, no empezar sin tener preparados suficientes bits, enseñar solo cuando el niño este dispuesto (no irritado, cansado o hambriento), al terminar antes de que el niño quiera terminar, introducir material nuevo etc.

    La descripción seria interminable, pero los resultados apuntan a que antes del tercer cumpleaños cualquier niño o niña que siga un programa de lectura de esta características, poseerá alrededor de 4000 bits de inteligencia y lo que más importante, habrá dado un gran paso al desarrollo intelectual.

    Para poner en practica un programa de estimulación a un bebé se debe considerar las siguientes recomendaciones  

    El bebé no necesita una estimulación constante.  En ocasiones estar despierto, a solas, lo llevará a descubrir sensaciones propias.

    Relájese: ni usted ni el bebé "ganan" con su preocupación por el nivel de realización.  El aprendizaje y el desarrollo no se aceleran con la presión, antes bien, esta puede perjudicarle.

    El tiempo que seleccione para llevar a cabo la estimulación es un momento especial.  Las continuas interrupciones (teléfono, visitas) disminuyen la calidez del momento.

    Motivando su curiosidad, variándole los estímulos: cambiándole los juguetes, la música, las actividades etc.

    Repita los estímulos varias veces para que aprenda.  Comience por periodos muy cortos (segundos) y vaya aumentando el tiempo gradualmente.

    Realice los ejercicios con intervalo que permitan al niño descanso para lograr una mejor disposición al siguiente juego.  Tenga en cuenta que los períodos de atención de un pequeño son de muy corta duración.

    Durante la sesión de juego muéstrele su aprobación con abrazos, besos, aplausos.  Cualquier forma en que le seas posible hacerle saber que es una "maravilla".

    Convierta la música en su mejor compañía, para los momentos de la estimulación.

    La estimulación se convertirá en una rutina diaria.  Aunque inicialmente las respuestas del niño no aparezcan, con los días observará resultados.

    La distribución de las actividades depende de usted; es probable que el bebé esté más dispuesto en la mañana o en la hora del baño; evite ejercitar movimiento inmediatamente después de comer, o realizar actividades muy estimulantes en la noche, para no perturbar su sueño.

    "Siga la corriente": el que va adelante, con la corriente, deber ser el niño, no usted.  Ejemplo: sí él está fascinado con un móvil, no saque otro juguete, permítale continuar observándolo el tiempo que lo desee.

    Finalmente, una actitud serena y amorosa, el instinto y sensibilidad, así como los cuidados que se le proporcione a un niño son ya una gran fuente de estímulos.

    IV        EL DESARROLLO INTEGRAL A TRAVES DE LA ESTIMULACION TEMPRANA

    4.1       El niño de 0 a 3 meses

    4.1.1 Consideraciones iniciales

    En este primer mes la mayoría de las respuestas  son automáticas a los estímulos externos que están fuera de su control. Estos movimientos los llamamos movimientos reflejos. Sin embargo es posible encontrar en los bebés de esta edad,  respuestas mas  elaboradas que  las simplemente instintivas. Al final del primer mes, él bebé comienza a mostrar  signos de desarrollo de su control muscular al levantar la cabeza por primera vez.

    Estos reflejos desaparecen durante los primeros meses ha medida que va madurando el sistema  nervioso central y entran en uno los niveles superiores del cerebro.

    Dentro del comportamiento general de las primeras semanas, los rasgos  más comunes son la somnolencia y la irritabilidad, la baja de movilidad, la hipersensibilidad y la sonrisa como reflejo,  de esta manera el comportamiento obvio del bebé en  este momento es de total dependencia y la tendencia a dormir. Permanece despierte un promedio de ocho minutos por hora durante el día. Al mes siguiente los periodos de vigilia se van alargando.

     Al nacer el niño trae consigo las capacidades para crecer y adaptarse al medio que le toca vivir.  Él desarrolla poco a poco, pero continuamente, estas capacidades van relacionándose y actuando con lo que le rodea; pero necesita de las personas adultas para que le proporcionen las experiencias y los cuidados más convenientes para un mejor crecimiento físico y mental.

    El bebé de dos meses ha dejado de ser  un recién nacido. Ya es una persona social y comienza a tener confianza en su propio poder para obtener atención y ser amado.

    Al llegar a la sexta semana, él bebé permanecerá mas tiempo despierto, ya que su interés por las cosas que le rodean lee mantienen alerta y activo.

    El aprendizaje aun no tiene un ritmo vigoroso porque sus habilidades solo se habrán desarrollado parcialmente. Sin embargo encontramos signos evidentes de progreso.

    Ya vemos en él bebé preferencias  definitivas en sus posiciones para dormir. Sus sentidos están mejor coordinados: mirara en dirección de un sonido interesante, comenzara a chupar  cuando vea su biberón. Disminuirá el tiempo que pasa llorando.

    En el tercer mes él bebé  ha alcanzado grandes progresos, es mas activo y comienza a adaptarse al ritmo de la madre. Va apareciendo su individualidad, mostrando un temperamento muy propio.

    Se observa en el gran interés por todo lo nuevo: personas, juguetes, situaciones diferentes, aunque con algunas restricciones, ya que la novedad lo desconcertará cuando no pueda manejarla, pero las situaciones muy familiares no le resultaran tan excitantes.  Esta nueva actitud del bebé le indicara que tipo de actividad de estimulación desarrollan, así como el tiempo de duración y frecuencia. El baño es una excelente oportunidad para estimular al bebé en todas sus áreas.

    Por otra parte, él bebé tiene ahora mucho más control sobre sus propios movimientos, especialmente los de la cabeza (por la fuerza que ahora tienen los músculos del cuello); en general sus movimientos son menos tambaleantes, sistema nervioso esta madurando rápidamente, por lo tanto puede coordinar las actividades de mirar, agarrar, chupar o succionar, dando lugar así a una autoestimulación que lo lleva de ser pasivo a una gran actividad que le produce placer y satisfacción.

    Estará totalmente fascinado con sus propias manos y dedos, y comenzará a usarlos para alcanzar objetos que sean de su interés; podrá asirlos, lo que será un pre requisito para la exploración, así como  para verlos en detalle.

    Si se le muestra un objeto pequeño atractivo, no se conformara con mirar: querrá por tanto sus ojos como sus manos participen de la exploración. Sin embargo, aunque su curiosidad es alta, esta limitada por la madurez física.  Debes proporcionar estímulos adecuados para que esta se desarrolle.

    El bebé de tres meses  demuestra su curiosidad de diferentes maneras: por el interés que refleja al contemplar el rostro, por la forma en que mira el movimiento de sus propias manos y por su tendencia a tocar los objetos que le rodean tales como su ropa y sus sabanas. En general lo hará mirando, palpando, succionando y escuchando.

    A través del Ejercicio de los reflejos el niño va adquiriendo nuevas experiencias, que representan para los nuevos aprendizajes y la adquisición de formas nuevas de manifestarse frente a los que le rodean.

    Durante este período el niño necesita repetir aquellas actividades que le producen resultados nuevos y agradables para él.  Además estas repeticiones son para él descubrimientos, experiencias que le ayudan a entrar en contacto con el mundo.  El se está desarrollando a través de toda esta actividad, está aprendiendo, su inteligencia está creciendo.  Las experiencias y adaptaciones de este período están orientadas en el niño hacia sí mismo y alrededor de su cuerpo.

    En el primer mes la mayoría de las respuestas de los bebés son automáticas a los estímulos externos que están fuera de su control.  Estos movimientos se llaman  movimientos reflejos.  Sin embargo es posible encontrar en los bebes de esta edad, respuestas mas elaboradas que  las simplemente instintivas.  Al final del primer mes, él bebe comienza a mostrar signos del desarrollo de su control muscular al levantar la cabeza por primera vez.

    Estos reflejos desaparecen durante los primeros meses a medida que va madurando el sistema nervioso central y entran en uso los niveles superiores del cerebro.

    Inicialmente, el cerebro del bebe solo tiene en el momento del nacimiento un 25 por ciento del peso del cerebro de un adulto.  Parece ser que su lado derecho es más sensible que el izquierdo; por tal motivo se sugiere comenzar la estimulación en este lado, pero repitiendo siempre en el lado izquierdo para desarrollar la bilateralidad.

    Dentro del comportamiento general de las primeras semanas, los rasgos más comunes son la somnolencia y la irritabilidad, la baja de movilidad, la hipersensibilidad y la sonrisa como reflejo. De esta manera el comportamiento más obvio del bebé en este momento es su total dependencia y la tendencia a dormir.  Permanece despierto un promedio de 0cho minutos por hora durante el día.  Al mes siguiente los periodos de vigilia se van alargando.

    En estos días él bebé posee una gran preocupación por su "comodidad";  se siente incomodo con mucha facilidad y frecuencia.  Uno de los momentos en los cuales esta actitud se hace más evidente es antes de comer, posiblemente llorara bastante durante y después de las comidas, al no cambiársele los pañales, por un ruido fuete.  Al fin y al cabo, el llorar es su forma más evidente de manifestarse.

    El bebé de dos meses ha dejado de ser un recién nacido.  Ya es una persona social y comienza a tener confianza en su propio poder para obtener atención y ser amado.

    Al llegar a la sexta semana, él bebe permanecerá mas tiempo despierto, ya que su interés por las cosas que le rodean le mantienen alerta y activo.

     

    El aprendizaje aun no tiene un ritmo vigoroso porque sus habilidades solo se habrán desarrollado parcialmente, sin embargo se encuentran signos evidentes de progreso.

     

    En este segundo mes ya se ve en él bebé preferencias definitivas en sus posiciones para dormir.

    Sus sentidos están mejor coordinados:  mirará en dirección de un sonido interesante, comenzara a chupar cuando vea su biberón.  Disminuirá el tiempo que pasa llorando.

    Al tercer mes él bebe ha alcanzado grandes progresos, es mas activo y comienza a adaptarse al ritmo de la madre.  Va apareciendo su individualidad, mostrando un temperamento muy propio.

    Se observa en él un gran interés por todo lo nuevo:  personas, juguetes, situaciones diferentes, aunque con algunas restricciones, ya que la novedad lo desconcertara cuando no pueda manejarla, pero las situaciones muy familiares no le resultaran  tan excitantes.  Esta nueva actitud del bebé indicara que tipo de actividad de estimulación se ha de desarrollar, así como el tiempo de duración y la frecuencia.  El baño es una excelente oportunidad para estimular al bebé en todas sus áreas.

    Por otra parte, él bebe tiene ahora mucho más control sobre sus propios movimientos, especialmente los de la cabeza (por la fuerza que ahora tienen los músculos del cuello); En general sus movimientos son menos tambaleantes.

    El sistema nervioso esta madurando  rápidamente, por lo tanto puede coordinar las actividades de mirar, agarrar, chupar o mamar, dando lugar así a una autoestimulación que lo lleva de ser pasivo a una gran actividad que le produce placer y satisfacción.

    Estará totalmente fascinado con sus propias manos, dedos, y comenzara a usarlos para alcanzar objetos que sean de su interés; podrá asirlos, lo que será un prerequisito para la exploración, así como verlos en detalle.

    Si le muestra un objeto pequeño y atractivo, no se conformara con mirar; querrá que tanto sus ojos como sus manos participen de la exploración..

    Sin embargo, aunque su curiosidad es alta, esta limitada por su madurez física.  Se debe proporcionar estímulos adecuados para que esta se desarrolle.

    El bebé de tres meses demuestra su curiosidad de diferentes maneras: por el interés que refleja al contemplar un rostro, por la forma en que mira el movimiento de sus propias manos y por su tendencia a tocar los objetos que le rodean, tales como su ropa y sus sabanas.  En general lo hará mirando, palpando, succionando o escuchando.

    4.1.2 Características Generales

    PRIMER MES

    Desarrollo motor

    El bebé mantiene los brazos doblados y las manos apretadas o totalmente abiertas.  No tiene mucha tonicidad muscular:  por esto aun no controla los movimientos de su cabeza, pero esta en capacidad de volver cuando le tocan la mejilla y de sostenerla brevemente, en línea con la espalda, cuando se le pone en la posición de sentado.  Igualmente ajusta su postura a la persona que lo acuna.

    Hace gestos involuntarios y es muy sensible a los cambios de posición del cuerpo.  El reflejo de Babinski esta presente: se comprueba cuando extiende los dedos y los brazos hacia los lados y luego los recoge en dirección hacia su pecho.  Lo mismo ocurre con el reflejo de presión: se vera cuando se le coloca un dedo entre su mano lo aprisiona inmediatamente.  El reflejo de chupeteo se comprueba  cuando se coloca el dedo índice en su boca.  De la misma manera, ante la presencia repentina de una luz brillante frente a sus ojos, cierra los párpados.

    Desarrollo cognoscitivo

    Las manifestaciones de conductas inteligentes son limitadas.  Sin embargo, esto no quiere decir que no haya inteligencia, pues la colección  inicial de conductas  reflejas del recién nacido no es ajena a ésta.  La inteligencia comienza a desarrollarse a partir de esos sencillos actos aislados tales como tomar un objeto o mirarlo, y al ejercitar los mecanismos reflejos congénitos.  De cada diez horas se mantiene alerta una hora y media al día.  Su memoria inmediata alcanza hasta dos y medio segundos.

    Desarrollo del lenguaje

               El bebé convierte su llanto, fuerte y vigoroso, en un medio de expresión y comunicación.  Produce sonidos simples, gritos y gorjeos.  Utiliza las vocales  a, u y emite sonidos al succionar el dedo y al alimentarse.

    Aunque él bebe no comprende el significado de las palabras, no quiere decir que no debamos hablarle.  Su audición le permite discriminar una gran gamma de sonidos, aun durante las primera semanas de vida.  A medida que él bebé nos va oyendo, se va familiarizando  con el lenguaje y comenzara a emitir sonidos por imitación.

    Desarrollo visual

    El bebé mira los objetos durante cierto tiempo y los sigue con sus ojos (puede verlos a veinte centímetros  de distancia); percibe también las luces móviles a través de la coordinación de sus dos ojos.  Le atraen especialmente los contornos de los objetos.

    Hacia el final del mes puede seguir los objetos con la cabeza, desde el centro hacia el lado preferido.  Mas tarde lo hará de una lado al otro con sus ojos cuando el objeto se mueve lentamente. Percibe le tridimensionalidad y profundidad de los objetos, y ve mejor con luz tenue.

    Fija la mirada en la cara de la madre en respuesta a su sonrisa,  si ésta está  cerca.  En realidad, lo que más le gusta ver son círculos, los ojos y el rostro humano.

    Desarrollo olfativo

    El bebé tiene una gran sensibilidad  a los olores, tanto agradables (leche materna, perfumes) como desagradables  (cigarrillo amoniaco).  Al percibir éstos últimos voltea su cabeza.  Por ello se debe impregnarle de olores dulces.  Así asociara con experiencias sensoriales placenteras.

    Desarrollo auditivo

    El bebé es capaz de discriminar la frecuencia, el tono y el ritmo de los sonidos, pero no trata de localizarlos.

    Responde a la voz humana. Cuando se encuentra alerta. La escucha y mira la cara de quien habla.

                Ejemplo:  Voces de papa y mama.

    Desarrollo táctil

    El bebé esta en capacidad para percibir la diferencia entre el calor, frío; blando, duro; liso, corrugado; áspero, suave; pegajoso, liso.  Posee sensibilidad térmica que le permite percibir cambios de temperatura que oscilan entre los cinco y seis grados; igualmente reacciona al viento y a los cambios de presión.

    Desarrollo socio-afectivo

    Un recién nacido no es sociable en el sentido corriente de la palabra.  Sin embargo, aparecen signos sencillos y universales de sociabilidad:  la primera semana de vida, él bebé ya mira a los ojos de la persona que lo alza.

    El bebé duerme la mayor parte del tiempo y permanece quieto cuando esta satisfecho. Manifiesta inquietud mediante el llanto.  Responde positivamente a la comodidad y la satisfacción y negativamente a la incomodidad y el dolor.  Aunque parezca un ser pasivo, su personalidad comienza a surgir;  un bebe puede ser ruidoso e impaciente mientras que otro es calmado y placido.

    Desarrolla su sentido de confianza.  Es importante que solo pocas personas lo cuiden de manera consistente, para que aprenda a reconocerlas.

    A manera de resumen: en la primera semana él bebe manifiesta sus necesidades por medio del llanto; sonríe espontáneamente ante estímulos sensoriales como son los sonidos suaves.  En la segunda semana llorara si se le interrumpe la alimentación o al despertarlo bruscamente.  Ante ruidos inesperados llora no por temor, sino en señal de "alerta".

    En la tercera semana presentara una gran variedad de conductas cuando necesite algo o este inquieto.

    En la cuarta semana ya manifestara rechazo ante el cambio, sonreirá ante estímulos externos y expresará su inquietud mediante el llanto.

    SEGUNDO MES

    Desarrollo motor

    Las acciones reflejas comienzan a desaparecer y se hacen más voluntarias.  El bebé extiende los brazos y abre las manos frecuentemente.  Intenta por segunda mantener erguida la cabeza.  Igualmente, cuando se le sienta, trata de hacerlo sin mucho éxito, por la falta de tono muscular.  Cuando esta acostado patalea, manifiesta su agitación con movimientos fuertes de manos y pies.

    En este mes el bebé descubre sus manos, y estudia su movimiento.  Juega dándose cuenta que las puede unir, entrelazar, separar.  Tiende la mano cerrada hacia un objeto y solo la abre para asirlo después.  Aprisiona el dedo pulgar contra su lado inferior.  Si se le estimula la planta de la mano con un dedo, lo agarra firmemente.

    Desarrollo cognoscitivo

               En este mes se establecen los primeros hábitos y los comportamientos se hacen cada vez más complejos.  Él bebé comienza a excitarse ante un objeto, anticipando sus movimientos que en este mes aun son generalizados.  Puede comenzar a mostrar preferencia por el lado derecho o el izquierdo.

    Él bebé comienza a diferenciar lo interno e lo externo.  Discrimina las voces de las personas de otros sonidos, así como sabores, y proximidad y tamaño de objetos.  Pero aun no tiene noción del "antes" y el "después".

    Desarrollo del lenguaje

    El lenguaje también avanza y él bebé comienza a hablar su propio lenguaje: gorjeo.  Emite sonidos de ciertas vocales y algunos de una sola sílaba.

    Desarrollo visual

    En este mes el desarrollo visual del bebé ha avanzado notablemente; ya puede formar una imagen precisa de los objetos y los sigue  cuando se mueven rápido de izquierda a derecha, pero si desaparecen no los busca activamente.  Fija la mirada y mira a los ojos.

    Le llaman la atención los objetos circulares y puede ver a cincuenta centímetros de distancia.  Le gusta observar objetos tridimensionales en colores, peros in reaccionar ante ellos.

    Al final del segundo mes, sigue a la madre con sus ojos cuando pasa entre él y una fuente de luz.

    Desarrollo auditivo

    El bebé en el segundo mes busca el origen de los sonidos y se vuelve en todas las direcciones tratando d localizarlo.

    Responde con agitación ante sonidos fuertes.  Deja de llorar cuando escucha un sonido.

    Reconoce diferentes caras y voces, y por sus reacciones indica que prefiere personas a objetos.

    Desarrollo socio-afectivo

    En el segundo mes de vida, él bebe afianza sus relaciones con su entorno.  Se siente seguro cuando lo alzan, acarician y alimentan.  Cuando está ansioso, la aproximación de un adulto lo calma.  Sonríe ante los estímulos, especialmente de la madre, como agitarle sus manos para aplaudir.  Palpa el rostro humanos y manifiesta sentimientos de zozobra, excitación y bienestar.

    Puede mantenerse tranquilo el mismo con su sonajero.  Observa en forma alerta y directa, y responde con actividad a personas en movimiento. Se estará despierto por largo tiempo si hay personas pendientes de él.

    TERCER MES

    Desarrollo motor

    En este mes él bebé mueve sus piernas y brazos vigorosamente.  Podrá hacerlo al mismo tiempo con los brazos o las piernas, o pierna y brazo del mismo lado.  Habrá una tendencia a extender las piernas cuando se ejerce presión en las plantas de los pies.  La fuerzan que ha desarrollado en ellas  se refleja  en la habilidad del bebé para soportar su propio peso cuando se le sostiene en posición vertical, con los pies apoyados sobre una superficie.

    Generalmente, hacia los tres meses y medio aparece la posición de manos a la altura del cuerpo con los dedos entrelazados.  Se Puede observar esta actitud cuando se le muestra al bebé un objeto nuevo y pequeño, que este a su alcance.

    Es él transito de la debilidad a la fuerza.  El bebé se mantiene sobre su estomago con las piernas flexionadas y se sostiene sobre sus codos.  Cuando esta en posición boca abajo, endereza su espalda y cabeza por diez segundos.  Puede sentarse con algún soporte

    Al enderezarlo él bebé sostiene la cabeza; la gira de una lado a otro desde cualquier posición cuando está acostado.

    Descubre los objetos con las manos, tratando de tomarlos cuando están cerca.  Aprende que sus puños desdoblados pueden dar el poder de prensa y mover el objeto.  Separa y junta las manos  y agita sus brazos cuando ve algo que le llama la atención.

    Pedalea cuando esta boca arriba y observa el movimiento de sus pies.  De esta forma comienza a aprender la extensión de su cuerpo, su integridad y su autonomía en relación a lo que le rodea.

    Al comienzo del tercer mes los movimientos aun son reflejos, pero poco a poco empiezan a desaparecer; algunos como el reflejo  de moro y el de presión, están básicamente ausentes.

    Dirige de manera deliberada sus brazos para obtener y explorar  los juguetes; los agita cuando ve un objeto que le llama la atención por el color o la forma.

    Desarrollo cognoscitivo

    El bebé se da cuenta que los objetos que manipula son diferentes.   Ha desarrollado la memoria; su cara se iluminara si se le muestra un objeto que ha visto antes.  Comienza a reconocer y diferenciar los miembros de familia.  Explora su cara, ojos y boca con sus manos.

    Hacia finales de este mes se pierde el predominio del lado derecho del cerebro, al que se había hecho mención al comienzo del manual, para imponerse los dos lados, tanto el izquierdo  como el derecho, lo que se denomina bilateralidad.

    Desarrollo del lenguaje

    El bebé balbucea, ronronea, y hace gárgaras.  Cuando esta solo, tranquilo y satisfecho, emite sonrisas, sonidos y gritos.  Juega con los órganos que intervienen en la emisión del lenguaje (lengua, cuerdas vocales, etc.) como comienzo de un juego social, ya que lo hará como respuesta a las palabras de otra persona.

    Su llanto se hace diferencial por sueño o por hambre.

    Desarrollo visual

    En este mes él bebé descubre las manos con sus ojos, primer paso para tener conciencia de sí mismo.  Mira los objetos que se encuentran a una distancia de hasta tres metros y rastrea un objeto que se mueve lentamente y se encuentra a treinta centímetros con ambos girando su cabeza 180°.  Comienza en esta etapa a reaccionar ante la tercera dimensión y aumenta la coordinación visomotriz.

    Ve sus dedos por separado, pero no la mano completa.  Igualmente puede ver los objetos en detalle y muestra gran interés por los colores contrastantes.

    Desarrollo olfativo

    En este mes el bebé se vuelve mucho más sensible a los olores, comienza a acercar los objetos hacia sí mismo o sostenerlos sobre su pecho.

    Desarrollo auditivo

               En este mes él bebe identifica la fuente del sonido y voltea su cabeza con seguridad hacia la dirección de la cual proviene, logrando de esta manera coordinación oido-vista-movimiento .

    Se tranquiliza cuando oye voces familiares y sonidos rítmicos; llora ante sonidos amenazadores; reconoce la voz de su madre y se emociona cuando escucha el agua de la tina o la ducha.  Deja de chupar al oír algún sonido.

    Desarrollo táctil

    El bebé descubre los objetos con las manos.  Su boca se convierte en un centro procesador químico que le dará información sobre los sabores y  texturas que tienen los objetos más próximos.  Por eso todo empieza a ir a la boca.  Trata de alcanzar objetos, ya puede agarrarlos y sostenerlos por un tiempo corto.

    Desarrollo socio-afectivo

    Durante esta etapa se observa un cambio de humor en él bebe.  Parece más feliz que en cualquier otra época de su vida.  Naturalmente hay excepciones, y no hay porque alarmarse  sí el bebé no esta siempre eufórico.  Pero, en general, es una época en la que los bebés parecen estar crónicamente alegres.  La sonrisa fácil y frecuente parece estar vinculada con el gran interés  que demuestra en contemplar el rostro humano, sobre todo en la punta de la nariz y el cabello.

    Igualmente, él bebé expresa otros estados afectivos tales como la ira y la frustración es respuesta a situaciones que le son desagradables.

    Observa con atención lo que se encuentra a su alrededor, demostrando deleite ante algo que le resulte llamativo.

    Conoce a varias personas distintas a su madre y, ante estímulos, sonríe fácil y espontáneamente.

    Aumentan la expresión facial, el tono muscular y la vocalización.

    Protesta cuando se le deja solo.  Llora distinto cuando su mamá se aleja en relación con otros motivos de llanto.Los horarios de dormir, comer y de estar alerta comienzan a ser mas regulares.

    4.1.3        Destrezas esperadas a lograr en los niños

    1.-            Ejercicio y organización de los reflejos:

                a.- deglución (tragar)

                b.- succión (chupar)

                c.- mordida

                d.- presión de objetos pequeños

                e.- parpadeo frente a cambios de intensidad de la luz.

    2.-        LLorar cuando tienen hambre o está incómodo, y cesar actividad cuando se le alza o acaricia.

    3.-            Rechazar objetos poco satisfactorios (alimentación).

    4.-        Mirar objetos dentro de su campo visual.

    5.-        Dirigir los ojos hacia la luz.

    6.-        Realizar movimientos constantes con sus miembros.

    1.-        Seguir objetos con la vista.

    2.-        Sonreír ante apariciones visibles y animadas.

    3.-        Jugar con sus manos.

    4.-            Sostener objetos pequeños en la mano.

    5.-        Llevar la mano a la boca (Coordinación brazo-boca)

    6.-        Buscar el sonido con la vista (Coordinación ojo-oído)

    7.-        Imitar acciones que ha descubierto por sí mismo.

    8.-            Levantar y sostener la cabeza.

    9.-        Hacer gorgoritos.  (Primeras vocalizaciones).

    Reaccionar al afecto.

    Girar su cabeza.

    Mover su cuerpo.

    Mirar con alguna atención diferentes objetos;

    Emitir sonidos.

    Afirma su cabeza

    Mover sus manos

    Emitir sonidos

    Manifestar sonrisa

    Mantener la cabeza erguida.

    Sostener objetos en sus manos

    Mirar con atención los objetos que se mueven

    Emitir sonidos.

    4.1.4        ACTIVIDADES

    PRIMER MES

    Estimulación motriz 1

    1.       OBJETIVO: Fortalecer los músculos del cuerpo.

    a)   Acuna al bebe desnudo, voltéalo para un lado, luego para el otro.  También puede girarlo en circulo. Ensaya otras posiciones como ponerlo de espalda, boca arriba, de frente, semisentado.

    2.       OBJETIVO: Fortalecer los músculos de los brazos y las piernas.

    a)      Acostado él bebe, flexiona primero y luego estira suavemente los  brazos de un lado a otro y sobre su cabeza

    b)      En la misma posición, acércate hasta hacer contacto con sus pies para estimular el pataleo.

    c)      Mueve sus piernas haciendo bicicleta

    3.       OBJETIVO: Fortalecer los músculos de la espalda y del tórax

    a)      Coloca al bebe acostado sobre su lado derecho, desliza tus manos bajo su cuerpo y sosteniéndolo del cuello y las piernas, levántalos varios centímetros.  Repite el ejercicio sobre el lado izquierdo.

    b)      Acostado él bebe boca arriba, toma sus manos hacia el centro de su cuerpo contra su pecho y suavemente gíralo de lado a lado.  Levántalo hasta la posición sentada y vuélvelo a bajar.

    - Déjelo mover su cuerpo libremente.

    - Mueva sus brazos y piernas suavemente.

    - Cámbielo de posición: de espalda, de barriga, de lado, etc.

    - Cuando le mude, ejercite sus piernas, por ejemplo, estirándolas y doblándolas.

    - Póngale de barriga para que se mueva su cabeza de un lado a otro.

    - Tómele sus manos y hágale suaves masajes en las palmas.

    Estimulación motriz

    1.       OBJETIVO:  Fortalecer los músculos

    a)      Cuando él bebe esté sentado, acostado o levantado en brazos, muévelo de un lado a otro, sosteniéndolo ya no desde la cabeza sino en la espalda y pecho con tus manos.  Él bebe deberá mantener la cabeza erguida.  Puedes igualmente acostarlo boca abajo y acariciarle las nalgas y la espalda para que levante la cabeza.

    2.       OBJETIVO.  Estimular el equilibrio

    a)        Alza al bebe unos veinticinco centímetros y balancéalo hacia delante, hacia atrás, hacia un lado y otro, hacia arriba y hacia abajo, y en circulo; ve nombrando cada una de estas direcciones.

    b)        Colócalo sobre un balón pequeño de inflar, de tal manera que su pecho (no el vientre) quede apoyado sobre él y que sus pies toquen el suelo.

    Muévelo hacia delante y atrás, derecha e izquierda.

    3.       OBJETIVO:  Estimular el reflejo de  agarre de las manos.

    a)      Deja que agarre tus dedos y mueva su cuerpo en varias direcciones.

    b)       Colócale varios juguetes a su alcance, permitiéndole que los agarre y los suelte.

    c)      Coloca horizontalmente sobre su cuna un tubo, amárrale bolas de colores u otros objetos como tubos pequeños, cuadrados, etc,  para que él bebé trate de alcanzarlos.  Es importante que tengas la precaución de sujetarlos bien a la cuerda, y de que no sean muy pequeños, para que no corra el peligro de tragárselos o golpearse con ellos.

    d)      Acostumbra a colocar al bebe boca abajo para que rasgue o arañe las cobijas.  Es importante que él bebe vea su mano al realizar este movimiento para que vaya fijándolo en su memoria, ya que lo utilizara otras veces una vez lo haya visto.

    Póngalo de barriga apoyándose sobre su vientre, para que intente levantar su cabeza.

    Mientras lo muda, déjelo con sus piernas librea, para que intente dar pataditas al aire

    Ayúdelo cambiar de postura

    Póngalo de espalda y tómelo suavemente de sus brazos, de manera tal que trate de sostener su cabeza

    Pásele objetos pequeños (cascabeles), para que los sostenga en sus manos.

    Estimulación motriz 3

    1.       OBJETIVO:  Fortalecer músculos de las piernas.

    a)      Coloca al bebe boca abajo sobre un cilindro grande (una toalla enrollada), sosténlo por los muslos y hazlo rodar lo suficiente para que sus manos toquen el suelo frente a él.  Empuja ligeramente las plantas de sus pies para que gatee hacia delante y hacia atrás dos veces.  Su cuerpo se deslizara sobre la toalla hasta el suelo.

    b)       Acostado boca arriba flexiona alternadamente las piernas a modo de pedaleo.

    c)      Toma el bebé acostado boca arriba, toma con una mano los pies y con la otra el pecho 8 bajo la paletilla izquierda), voltéalo a la izquierda y luego a la derecha, levantándolo quince Centímetros.

    d)      Coloca sobre las plantas de los pies un estimulo (una almohadilla, un cilindro pequeño, etc.) de tal manera que le haga presión.  Empezará a extender y doblar las piernas rítmicamente.  Puedes también hacer presión con tu mano en las plantas para que intente empujarse hacia delante.

    e)      Ayúdale en sus primeros intentos de voltearse, cruzándole suavemente las piernas hacia un lado.

    2.       OBJETIVO:  Fortalecer los músculos de la espalda.

    a)      Cuando el bebé este boca abajo (ojalá desnudo), apoya tu mano a la altura de la cintura y con la otra empuja la  barbilla hacia arriba.  De esta manera el bebé eleva la cabeza y se trabaja la espalda.  En esta posición, lleva una y otra pierna hasta que los pies toquen las nalgas.  Haz el ejercicio repitiendo en voz alta cada uno de los pasos.

    3.       OBJETIVO  Fortalecer los músculos de brazos y manos.

    4.       A) coloca en las manos del bebe unos aros o una barra gimnástica para que intente agarrarse de ella. Una vez se haya agarrado, ayúdalo para que se mueva de un lado a otro.

    5.       B) En esta misma posición, ayúdale a que se sostenga mientras halas hasta que quede medio sentado. Si no controla bien su cabeza o no se agarra bien, álzalo solo cinco centímetros. Cuando el bebé sostenga un juguete y se le escape de la mano, ayúdale a tratar de tomarlo.

    -          Siéntelo en el coche o silla- nido.

    - Cuando el niño este de espaldas levántelo suavemente tomándolo de los antebrazos y levándolo a la posición sentado, de manera que mantenga la cabeza erguida.

    - Ponga al niño de barriga y con la barbilla apoyada en su mano, retírele el apoyo por unos segundos.

    - Ponga al niño de barriga apoyado sobre un cojín, dejándole los brazos libres hacia adelante.

    - Pásele al niño objetos de diferentes tamaños, para que ejercite la prensión.

    Estimulación cognoscitiva 1

    1,     OBJETIVO:  Estimular el reflejo plantar

    a)      Pasa tu dedo por la planta del pie del bebe para que lo estire y cerca de los dedos para que los encoja.

    2.       OBJETIVO.  Estimular el reflejo de prensión

    a)   Abre las manos del bebe y coloca el dedo sobre la palma para que él bebé lo agarre.  Intenta      retirarlo varias veces.

          

    3.       OBJETIVO:  Estimular el reflejo de chupeteo

    a)      Coloca en la comisura de los labios del bebe tus dedos limpios para que intente tomarlos con la boca. 

    4.       OBJETIVO:  Estimular el reflejo de moro

    a)      Coloca al bebe de espaldas y, cuando este tranquilo, golpea simultáneamente los lados de la almohada o del colchón.

    Estimulación cognoscitiva

    1.       OBJETIVO:  Estimular la capacidad para reconocer y diferenciar a las personas.

    a)      En cada una de sus actividades (alimento, aseo, etc.,) dile en voz alta:  "yo soy tu mamá"," él es tu papá", " tú eres el bebé".

    2.       OBJETIVO:  Estimular el reconocimiento  de las partes de su cuerpo

    a)      Cuando este desnudo, muéstrale cada una de las partes de su cuerpo.  Lama su atención sobre cada uno de sus miembros ("esta es tu mano" y "esta es tú otra mano", "este es tu pie", etc.).

    Estimulación cognoscitiva 3

     

    1.       OBJETIVO:  Estimular la percepción de sí mismo como un todo.

    a)      Ayúdale a llevar sus pies y sus manos a la boca.

    Aprenderá que forman parte de sí mismo.

    2.   OBJETIVO:   Posibilitar el reconocimiento de lo que lo rodea.

    a)      Muéstrale y describe por su nombre diversos objetos, lugares y situaciones.

    3                     OBJETIVO:  Estimular la memoria

    a)      Déjale ver en diversas circunstancias juguetes que le agraden y son familiares.  Por ejemplo, muéstrale en una vitrina de un almacén, el perro con que juega todos los días.

    Preséntele objetos sonoros y hágalos desaparecer.

    Cuelgue sobre su cuna objetos de colores brillantes para que el niño los observe.

    Póngale objetos en sus manos para que los succione.

    Póngale objetos sonoros y estimúlelo a mover sus manos.

    Convérsele en cada momento, con sonrisas y cambios de voces suaves.

    Repítale los sonidos que el niño emita.

    Estimulación del lenguaje

    Estimulación del lenguaje 1

    1.   OBJETIVO:  Familiarizar al bebe con el lenguaje humano

       

    a)      Mientras bañas al bebe, lo cambias, o lo alimentas háblale y juega con él.

    2.         OBJETIVO:  Reforzar la emisión de sonidos.

    a)        Imita los sonidos que él bebe emite para reforzar los ruidos guturales.

    3     OBJETIVO:  Incrementar la expresión de sus emociones.

    a)        Permítele, si ya has descartado toda necesidad, que llore.  No le perturbes si se queda en silencio un rato mientras esta despierto.  Refuerza cualquier signo de alegría.

    4           OBJETIVO:  Reforzar la imitación a partir de gesticulaciones

    a)        Hazle gestos a tu bebe con la boca, los ojos, la nariz, etc., para que él observe la flexibilidad del rostro humano cuando se habla o se emiten sonidos.

    Haga sonar  objetos cerca de sus orejas.

    Convérsele cada momento.

    Llámelo por su nombre.

    Respóndales con palabras y sonrisas ante cualquier manifestación de expresión.

    Muéstrele sus manos.

    Muéstrele un objeto en volumen y llamativo a una distancia aproximada de 20 cms de sus ojos, muévalo de un lado a otro en forma lenta y pausada.

    Estimulación del lenguaje

    1.       OBJETIVO:  Familiarizar al bebe con el lenguaje humano.

    a)      Refuerza sus sonidos guturales, haciendo preguntas adicionales.  Por ejemplo cuando él bebe emita algún sonido, inmediatamente dile: "¿sí?, no me digas, "¿en verdad?", "¿Qué dice él bebe?".

    b)       Háblale utilizando palabras cortas.

    c)       Cántale canciones que tengan movimientos corporales.

    ESTIMULACION DEL LENGUAJE 3

    1.   OBJETIVO:  Familiarizar al bebe con las acciones a través del lenguaje.

    a)      Cuando lleves a cabo ejercicios de estimulación, o simplemente alguna actividad cotidiana, repite en voz alta cada una de las acciones.  Por ejemplo:  "ahora la mamá va a darle una papilla al bebé, mmm...que rico"..."Andrés va a bañarse, primero se quita la camisa, después  a la ducha".

    4    OBJETIVO:  Desarrollar el aprendizaje por imitación.

    a)      Sí el bebé no emite con mucha frecuencia sonidos, procure hablarle con sonidos guturales.

    b)      Repite los sonidos que el bebé realiza casualmente para que este a su vez los imite ( imitación mutua) .  Varía la intensidad y la altura al realizar este juego.

    Estimulación visual  1

    1.         OBJETIVO:  Estimular el seguimiento y fijación de un objeto.

    a)          Coloca juguetes colgantes, móviles y objetos con colores brillantes a los lados de su cuna.

    b)          Mueve muy lentamente un objeto brillante ( una luz de una linterna, un globo plateado, etc. ) de lado a lado para que él bebe lo siga con los ojos.

    Muévelo en pequeños círculos, luego regresa él estimulo al centro tratando de que él bebe fije su atención en él.

    c)          Acércate al bebe sonriendo y mantén un objeto allí donde él bebe haya fijado sus ojos.  Luego muévelo poco a poco de izquierda a derecha, arriba y abajo.

    d)          Coloca al bebe boca abajo.  Sostén un estimulo visual, ( un circulo, la cara de un muñeco, tu mano, etc.), en el lugar donde él bebe lo pueda ver ( esto se denomina su línea de visión );  Súbelo siete centímetros y luego bájalo.  Repite el ejercicio con un espejo.  Deja que él bebe toque el objeto.

    2.         OBJETIVO:  Ampliar el entorno visual del bebé.

    a)        Carga a tu bebe de tal forma que pueda ver su alrededor por encima de tu hombro, sosténle la cabeza.

    Estimulación visual

    1.       OBJETIVO:  Estimular la fijación y seguimiento del objeto.

    a)   Cuando él bebe este boca arriba, suspende de una cuerda un objeto llamativo  ( un muñeco pequeño,  el dibujo una cara, un sonajero, llaves de juguete ).  Una vez lo haya enfocado, muévelo   suavemente en diferentes direcciones.  Colócalo frente a la cara del bebe y ayúdale a que con un dedo trace el contorno externo del objeto.

    2.       OBJETIVO:  Ampliar el campo visual del bebe.

    a)      Cuando lo tengas cargado, colócalo de tal manera que su campo visual sea lo más amplio posible. Ve mostrándole y nombrando cosas que hacen parte de la alcoba, de la sala, etc.

    3.       OBJETIVO:  Reconocer la figura humana.

    a)      Coloca frente a sus ojos una lámina de veinticinco centímetros de lado, con un dibujo de un rostro humano dibujado en líneas muy definidas, preferiblemente la figura en negro sobre fondo blanco.

    Lleva la atención del bebe sobre sus manos amarrando unas cintas de colores a sus muñecas.

    Estimulación visual 2

    1.       OBJETIVO:  Reforzar la fijación de la mirada en un objeto y el seguimiento que él bebe hace de esos objetos.

    a)      Muéstrale objetos que le resulten llamativos (su muñeco preferido, un títere, un cascabel; puedes también utilizar tus manos moviendo los dedos) y busca que fije su mirada.  Una vez lo haya hecho, muévelo suavemente.  El bebé tratará de seguir el movimiento.

    b)       Sienta al bebé y dale un juguete que pueda agarrar fácilmente.  Estira su brazo al frente y sacude el objeto de manera que pueda seguir sus propios movimientos.  Mueve su brazo de arriba hacia abajo y de un lado a otro.

    2.       OBJETIVO:  Fortalecer la coordinación ojo-mano.

    a)      Cuelga un móvil de tal manera que el bebé pueda alcanzar y tocar las figuras con sus manos.

    b)      Muéstrale, jugando, cada uno de sus miembros inferiores y superiores.  Estimúlalo para que toque su mano, su pie, alternativamente.

    Estimulación olfativa

    1         OBJETIVO:  Desarrollar el sentido del olfato.

    a)      Pasa por debajo de su nariz una esponja impregnada con diferentes aromas (loción, canela, vainilla, leche materna, etc.); muévelo  de izquierda a derecha, comenzando por la frente, bajando por la mejilla y al final hacia su pecho, barriga y hacia los muslos, para que su cuerpo quede impregnado del aroma.  Hazlo con una aroma diferente cada día.

    Estimulación olfativa

    1.       OBJETIVO:  Desarrollar las capacidades olfativas del bebé

    a)      Lleva a cabo la estimulación de igual manera que el mes anterior, incrementando los aromas.

    Permítele que huela algunos alimentos como la manzana, el durazno, la naranja.  Puedes hacerlo varias veces al día.

    Estimulación olfativa 2

    1.       OBJETIVO:  Discriminar deferentes olores.

    a)      Permite que el bebé huela el aroma de verduras y frutas frescas ( hay unas muy aromáticas como el mango, el durazno, etc. ), de las flores, de la tierra húmeda.

    b)       Pasa por debajo de la nariz del bebe una esponja impregnada de perfume de mamá o papá.  Déjalos frente al bebé para que intente alcanzarlos.

    Estimulación auditiva 1

    1.       OBJETIVO:   Desarrollar la capacidad de atención a los sonidos 

    a)      Sacude el sonajero directamente frente al bebe.  Colócaselo luego en la mano y muéveselo de derecha a izquierda, elévalo hacia arriba y luego llévalo hacia abajo.

    b)       Amárrale a las muñecas de las manos un cordón con campanas o un objeto sonoro.

    c)        Déjale escuchar cajas de música, el radio y la televisión.

    2.       OBJETIVO:  Asociar el sonido con el movimiento.

    a)        Háblale a un lado y al otro de su cara durante todas las actividades.

    Estimulación auditiva

    1.       OBJETIVO:  Estimular la percepción de los sonidos.

    a)      Agita objetos sonoros  (cascabeles, móviles u otros juguetes musicales, cajas con piedras, cereales, etc.), suavemente cerca de su cara, para que él bebe trate de voltear su cabeza.  Hazlo hacia el hombro derecho y luego hacia el izquierdo.

    b)       Haz algún sonido cuando el bebé esté llorando;  por ejemplo, repite el llanto, o di    reiteradamente "ah,ah,ah".

    c)      Mueve un sonajero hacia arriba y hacia abajo a quince centímetros aproximadamente del bebe.

    d)      Cántale una canción corta y muévelo siguiendo el ritmo.

    Estimulación auditiva 2

    1.       OBJETIVO:  Establecer la asociación sonido-movimiento

    a)      Pon en la mano el bebé un juguete sonoro (un gatito que chille, un cascabel, una cajita con piedras, etc., ) sacudelo o apriétalo según sea necesario, varias veces, haciendo pausas.  Alza al bebé y con el cargado cántale una canción mientras haces sonar el juguete.

    2.       OBJETIVO:  Reconocer el lenguaje humano.

    a)      Léele poemas y pequeños cuentos.  Asegúrate de repetir frecuentemente el nombre el bebé para mantener su atención.

    3.       OBJETIVO:  Reconocer la fuente del sonido.

    Hazle escuchar un sonido vocal (una letra, una sílaba) para que el bebé busque de donde proviene.  Una vez que esto ocurre, lo mejor es dejarse ver para que asimile el sonido al rostro humano.

    Estimulación táctil     1

    1.       OBJETIVO:  Desarrollar la percepción de los cambios de temperatura.

    a)      Pasa por la piel del bebe una toalla mojada en agua fría y luego caliente.  Hazlo en forma de masaje desde la cabeza hasta los pies.

    2         OBJETIVO:  Estimular la percepción de texturas

    a)      Acariciarlo cuando esta desnudo con objetos que tengan diferentes texturas ( suave, áspera, etc. ), hazle cosquillas y frótale los pies.  Utiliza objetos como toallas, esponjas de plástico, espumas, etc.

    2.       OBJETIVO:  Estimular la percepción quinéstesica, que es el sentido por medio del cual se percibe el movimiento muscular, peso posición, etc., de los miembros de su cuerpo.

    a)      Sácalo desnudo al aire libre para que perciba la sensación del viento, del sol, del calor, del frío.

    Estimulación táctil

    1.       OBJETIVO:  Relajar los músculos.

    a)      Masajea cada una de las partes del cuerpo del bebé preferiblemente impregna tus manos con aceite para que el masaje sea más efectivo.  Ayuda a relajar la tensión de los puños colocando en sus palmas objetos de diferentes diametros (una pelota, un cubo, un aro, etc.). Ejerce sobre sus palmas presión firme aunque suave para que trate de sostenerlos.

    2.       OBJETIVO:  Reconocer tactilemente las partes del cuerpo.

    a)      Lleva las manos al centro del cuerpo, palmotea  una contra la otra, frótalas en circulo, llévaselas a la boca.  Acaricia con ellas otras partes de su cuerpo.

    3.       OBJETIVO:  Reconocer diferentes texturas.

    permítele que toque objetos con diferentes texturas, (un muñeco de felpa, un retazo de seda, una esponja, la alfombra, una superficie rugosa, etc.) mientras tu vas repitiendo verbalmente áspero”, “suave”, etc.

            MASAJE PARA BEBES

    INTRODUCCION:

                En el siguiente trabajo se darán algunas técnicas básicas que le gustará seguir a la madre con su niño (a).

                Hay que recordar que cualquier tipo de masaje beneficiará al niño (a) siempre que lo haga con paciencia, amor y cuidado.  Al existir una correcta comunicación (verbal o no verbal) su bebé por más pequeño que sea, sabrá que es deseado valorado y amado.  Es decir son palabras tiernas que la madre articula con el cuerpo de su hijo.

                Para casi todos los padres es muy natural friccionar al bebé después del baño con él.

                Este es un proceder instintivo de una madre o un padre afectuosos sin idea de perfección, calientan las manos o los piececitos fríos del bebé, masajean su vientre cuando sufre un cólico o acarician su cara.  Pero actualmente los padres buscan cada vez más indicaciones por lo cual quiero ofrecer pequeñas ayudas para el lector de este documento, en el cual encontrará una combinación de técnicas de masajes e instrucciones del mismo.

    OBJETIVOS:

    -            Transmitir por medio del masaje sentimientos y sentimientos.

    -            Aprender técnicas de masaje infantil por aplicarlas con sus niños.

    -            Aprender a tocar al bebé y saber los beneficios físicos y emocionales que proporcionan al bebé.

    UNA GUIA PARA EL MASAJE INFANTIL

                Una manera especial de tener contacto con su niño o niña es a través del masaje infantil.

                Se ha comprobado que el masaje beneficia el desarrollo y crecimiento del bebé y al mismo tiempo le proporciona a usted y a su bebé un momento muy especial y amoroso.

                Un masaje siempre debe causar placer y ser cómodo para el bebé y relajante para la madre.  La madre o persona que dé el masaje no debe sentirse presionada, siempre y cuando toque al bebé y le comunique amor, el masaje será un éxito.

                Durante los primeros meses de vida, los bebés abandonan su posición fetal, al hacerlo estiran sus músculos y coordinan sus movimientos.  El masaje es especialmente recomendado para estos meses, porque ayuda a desarrollar las habilidades físicas del bebé.  Además, es la forma más adecuada de preparar su cuerpo para la actividad y para mejorar su relajación y movilidad.  La mejor manera como su bebé la conoce es a través de su tacto y una hermosa manera de utilizar el tacto es practicando el masaje infantil.

    VENTAJAS DEL MASAJE

    *          El masaje ayuda al niño o la niña a liberar la tensión y ansiedad, haciendo posible su relajación y a enfrentar el estrés de las nuevas situaciones de aprendizaje.

    *          El masaje mejora los patrones de sueño, ayudando a algunos bebés a dormir más profundamente y durante más tiempo.

    *          El masaje puede calmar a los bebés cuando estén incómodos o molestos.

    *          El masaje estimula el sistema circulatorio y beneficia el ritmo cardíaco, la respiración y ayuda a mejorar la digestión.

    *          El masaje ayuda a desarrollar una conciencia del cuerpo y coordinación en el bebé.

    *            Fortalece la resistencia del bebé a las enfermedades.

    *          Ayuda al bebé a desarrollar un sentido positivo de sí mismo.

    *            Desarrolla una sensibilidad al tacto a ser tocado.

    *          El masaje fortalece la comunicación y el lazo emocional entre el niño o la niña y la madre, el padre o la persona que lo realice.

    PREPARACION PARA EL MASAJE

    Antes de Comenzar el Masaje

    *            Asegúrese de que usted esté tranquila, sentada en una posición cómoda y de no tener interrupciones durante 15 minutos aproximadamente.

    *          Puede acondicionar un ambiente de relajación poniendo música suave.

    *          El ambiente de la habitación debe ser cálido, porque es más fácil realizar el masaje si su bebé está completamente desnudo o desnuda, preferiblemente después del baño.

    *          Aliste una superficie cómoda y suave para acostar a su niño o niña.

    *          El masaje se puede realizar con un poco de aceite o crema líquida con el fin de reducir la fricción y suavizar la piel del bebé.  Caliente sus manos antes de tocar a su bebé, tenga siempre el aceite en un envase abierto para untar los dedos de una mano mientras que la otra permanece en contacto con el bebé.

    *            Comience con un tacto muy suave y gradualmente aumente la presión a medida que usted tiene más confianza y su bebé se acostumbra a ser masajeado.

    *          Para ayudar a que su bebé se relaje más, enfoque su atención sobre una área del cuerpo y muéstrele como relajarse, así:

                BRAZO: brazo tenso y recto, tómelo y agítelo suavemente y diga "relájate", sonriéndole.  Esto se puede repetir con todas las demás partes del cuerpo, así, el bebé enfocará su atención en su propio cuerpo e irá aprendiendo a relajarse.

       MOMENTO DURACION Y LUGAR DEL MASAJE

    ¿Cuándo?

                El masaje del bebé requiere tiempo.  No es algo que se pueda hacer "más o menos" a ratos.  El niño notará entonces la desgana, la inquietud, el nerviosismo y la frialdad como nota el buen humor, la tranquilidad la dedicación y el afecto.  Los padres deben estar relajados y tener ganas de efectuar el masaje.  No debe ser un acto forzado, ni para el bebé ni para los padres.

    ¿Dónde?

                Necesitamos una habitación convenientemente caldeada o un lugar que reúna los mismos requisitos.  En verano también puede ser el jardín o la playa.

    ¿Con qué?

                Para el masaje se utiliza un aceite o loción.  De este modo, al mismo tiempo podemos beneficiar a la piel del bebé.

    ¿Comienzo?

                Ya en la segunda semana después del nacimiento pueden empezarse las sesiones de masaje.  Se recomienda efectuarlas a diario después del baño.  Puede utilizarse cualquier ocasión oportuna, incluso puede hacerse dos veces al día.  A medida que el bebé va creciendo -a partir de aproximadamente los 6 meses- será suficiente efectuar el masaje cada dos días.  Posteriormente también puede reducirse esta frecuencia. 

    ¿Duración?

                Para efectuar un masaje completo o total , necesitará como mínimo 15 minutos, sin contar el tiempo que empleará en juegos y en ejercicios de calentamiento.

                El tiempo disminuirá correspondientemente cuando realice usted masajes parciales en el abdomen, la espalda o los pies. 

    LA TECNICA DEL MASAJE

                A continuación trabajaremos con algunos movimientos, que deben ser explicados.  Para ello no necesitamos exigirle grandes dotes de habilidad manual.  Al principio, los movimientos tendrán un efecto "poco redondeado", y tampoco será posible evaluar la intensidad de las mismas.  Lo único importante es que el masaje resulte placentero para usted y para su hijo.  Mediante el contacto visual aprenderá a conocer las reacciones del bebé y a percibir cómo acepta los ejercicios.  Así también el niño podrá controlar la intensidad de los mismos.  Al principio deberá empezar las palpaciones muy suavemente, pero cuando se sienta algo más seguro podrá intensificar su masaje.  Quizás se le ocurra a usted algo nuevo y pueda añadirlo al programa.

    GRUPO DE MANIOBRAS

    *          Roces

    *            Amasamientos

    *            Ejercicios

    *            Vibraciones segmentarias (oscilaciones)

    *          Rozar en círculos

                En lo que refiere a rozar hay que decir que es el elemento más importante del masaje del bebé.  Por lo tanto, empezaremos

    con los roces.  También en los intermedios -antes o después de otros movimientos- volveremos a ellos.  Mimaremos al niño con roces.

                Al efectuar los roces, nuestras manos deben adaptar su forma al abdomen, la espalda, las piernas o los brazos y avanzar siempre en dirección al corazón.

                En los amasamientos se sigue una forma de movimiento de ordeño sueco e indio.  Los brazos o las piernas se empujan con el borde interior de las manos y se tuercen un poco.  Los demás amasamientos se realizan conforme al masaje clásico.  La mejor manera de representar este movimiento es imaginar el acto de amasar una bola de masa de pan.

                Los ejercicios se explicarán en detalle.  No pertenecen, en sentido estricto, al masaje del bebé.  Estos ejercicios confieren un aspecto lúdico al masaje y lo hacen un poco más fácil para todos los implicados.  Además, la interrupción del masaje bien recibida por el niño sirve para movilizar sus articulaciones y reforzar sus músculos.

                Las vibraciones segmentarias (oscilaciones) sirven para relajar los tejidos y son fáciles de efectuar y seguir.

                En los brazos y piernas se efectúa sencillamente un movimiento rotatorio: las manos se mantienen paralelas a las extremidades (brazos o piernas) y se masajea como para "enrollar salchichas" (arcilla, pasta de amasar).  En la espalda y en el abdomen puede efectuarse un zarandeamiento superficial.

                Los roces en círculo, por el contrario, le parecerán más difíciles de efectuar.  Estos movimientos consisten en roces con la particularidad de que ambas manos van formando círculos, igualmente se puede efectuar dicho movimiento con una sola mano, trazando círculos más grandes primero y después cada vez más reducidos.  Con la práctica los círculos van siendo más redondos.  Intente efectuarlos al principio con mucho aceite y poca presión.  Sus manos se deslizarán casi solas sobre la piel del cuerpecito del bebé.

                Todas las técnicas de movimiento se complementan entre sí y son muy efectivas realizadas conjuntamente.  Si empieza paso a paso podrá trabajar de forma adecuada.  Por ejemplo, al principio puede acariciar con roces todo el cuerpo de su bebé.  Después puede pasar a los roces en círculo y a los zarandeos.  Eventualmente puede conectar a los amasamientos los ejercicios complementarios.

    EFECTOS DE LAS MANIOBRAS

                El movimiento de roce actúa tranquilizando, especialmente en niños nerviosos e inquietos.  En niños letárgicos, apáticos, con problemas de peso, puede aumentar tranquilamente la presión de masaje.  Esto también se aplica a las demás maniobras.  El efecto de los roces que se efectúan en dirección al corazón consiste en la estimulación de la circulación venosa y linfática.

                Los amasamientos deben actuar principalmente sobre la musculatura.  Ya es sabido que la musculatura de un bebé forma sólo la cuarta parte de su peso, al contrario que la de un adulto, que compone la mitad del mismo.  Los amasamientos actúan sobre los llamados receptores de longitud, situados en los huesos musculares de la musculatura esquelética.  Aquí se determina el tono de salud (tensión muscular), el llamado tono normal.  Así, los amasamientos actúan reforzando y favoreciendo la irrigación sanguínea.

                Los ejercicios ofrecen una pausa lúdica al bebé y a los padres.  Los efectos son diversos.  La mayor parte de los ejercicios influyen positivamente en la movilidad de las articulaciones, pero los ejercicios con los brazos también favorecen la respiración.

                Las vibraciones segmentarias producen una relajación de los tejidos.  En parte se transmiten también a las capas profundas a través de la musculatura.  Mediante la vibración de la caja torácica se pueden influir, por ejemplo, los bronquios; las vibraciones (oscilaciones) efectuados sobre el abdomen actúan sobre el intestino.  No obstante, no debe efectuarlos demasiado masivamente o de lo contrario será preferible que se dedique al "masaje deportivo".

                Las vibraciones no deben efectuarse durante largo tiempo, sino sólo durante unos pocos segundos.

                Los roces en círculos producen una estimulación superficial o incluso profunda de los tejidos.  Se consigue un aumento de la irrigación y una dilatación de los vasos sanguíneos.

    EJECUCION

                He elegido las designaciones de los movimientos de forma gráfica, lo que ha mostrado ser una ayuda remarcable para los padres.

                Se ha dado a cada masaje parcial una estructura coherente por sí misma y puede aplicarse una sola vez o ser repetido más frecuentemente.  Algunos padres efectúan diariamente una vez un masaje completo a su bebé.  Más tarde vuelven a dar masaje, por ejemplo, a los pies porque temen una mala posición de los mismos.  Pero también hay niños que desarrollan una preferencia por determinados masajes.  Esto se nota pronto y es agradable.  También los abuelos, los hermanos o los amigos pueden aprender la técnica del masaje del bebé. Pero antes de realizar un masaje siempre debe percibirse una actitud positiva del bebé.  No a todos los niños les gusta que les toquen los "extraños".

    PREPARACION

                Cuando quiera usted realizar un masaje, elija una habitación con una temperatura agradable.

                Como ya se ha mencionado, necesitará especialmente al principio más tiempo para realizar el masaje.  Tardará un poco en dominar todos los movimientos.  Además, el bebé sentirse bien y nunca debe llorar durante el masaje.  No obstante, existen excepciones por ejemplo durante los "cólicos de los tres meses".  En este caso el masaje debe actuar equilibrando (ver pág.  )

                Cuando empiece el masaje, utilice preferiblemente como deslizante un buen aceite para bebés.  (Algunas veces doy recomendaciones para determinados lugares.)  Más tarde -después del aprendizaje- podrá arreglarse con cremas o lociones.

                Ahora coloque a su bebé sobre una base cubierta con esmalte de bañera.  Para el masaje completo el niño debe estar desnudo, pero puede cubrirlo parcialmente.  Primero tome contacto visual con él.  Aquí recomiendo a los padres que utilicen una señal propia, a capricho: quizás "Vamos a jugar a las cosquillas" u otros.  Después rozaremos la cabeza del niño, las mejillas, las manos, todo lo que quiera usted rozar.

                A los niños también les gusta que frote la punta de su nariz con la de la suya.  "¿Cómo se saludan los chinos?"

                Después coloque su cabeza sobre el abdomen del bebé, gírela y sople sobre su vientre.

    !Y ahora todo marcha bien¡

                Parto de que el niño acompaña sus expresiones con gritos de placer; no ponga límites a su fantasía.  Y ahora empecemos con cada una de lasa partes: paso a paso efectuaremos un masaje completo o total.

    *  PROPORCIONAR CUIDADOS Y MASAJE AL MISMO TIEMPO

                También la más tierna piel de bebé necesita cuidados, y especialmente la piel del rostro.

                Pero a veces parece como si el niño no soportara los contactos en la cara.  Se muestra molesto tan pronto empezamos a aplicarle el aceite.  A mí me parece que el disgusto del bebé procede del hecho de que a los lactantes les manosean la cara con frecuencia:

                Con las mejores intenciones del mundo presionan aplastan la nariz del pequeño. le frotan los mofletes y la cabecita.

                Los adultos no sacudimos las manos, nos damos golpes en la espalda, pero al bebé le acariciamos la cara.  No es extraño que estén hartos de ello.  Por ello debemos ser prudentes cuando queremos masajear y restregar la cara del niño.

                Por lo tanto, empiece jugando y distraiga al niño del objetivo real.  Si el bebé es de tipo sensible a los contactos, deberá empezar imprescindiblemente por los tres ejercicios, que se presentan en el capítulo de preparación.

                Sólo cuando el bebé esté en sintonía dirigirá su atención al rostro.

                Para muchos padres ésta es, por ejemplo, la única posibilidad de aplicar a la piel del niño una loción o pomada prescrita por el pediatra.  Para muchos niños con tendencia a los eczemas este método será ya imprescindible.

    Por favor, preste atención al hecho de que no deben tocarse los ojos del bebé.  No sólo puede echar a perder la buena disposición al masaje facial, sino que además puede resultar perjudicial.

                En primer lugar distribuiremos con grandes toques o trazos anchos el aceite, crema o pomada sobre la cara del niño.  "Punto, punto, coma, raya; la cara de la luna dibujada."

    "ESPOLVOREAR LA NARIZ"

    Empiece con la nariz.  Forma el centro de cualquier rostro.  Con ambos dedos índices dé unos toques ligeros sobre ella y a su alrededor.  Como si quisiera "espolvorear la nariz".

    "PLANCHAR LA FRENTE"

               

    Después alise usted la frente rozándola desde el centro hacia las sienes.  La presión debe ser relativamente fuerte.  Las puntas de los dedos describirán círculos y ochos en las sienes.  Ahora pase las manos suavemente y sin presión sobre los párpados hacia la nariz y vuelva al centro de la frente.

    "ALREDEDOR DE LOS OJOS"

    Rodee los ojos con cuidado: por encima de las cejas hacia el exterior y por abajo hacia la nariz y la nariz de la nariz.  Repítalo todo con dos dedos.

    Atención: antes unte también esta zona.

    "ROSQUILLAS EN LAS MEJILLAS"

    Trace grandes círculos con ambas manos sobre las mejillas.  Rápida o lentamente, como prefiera el bebé.  Con el tiempo, los círculos serán cada vez más pequeños hasta que al final las puntas de los dedos giren suavemente sobre un punto.  Después de algún tiempo cambie usted a otro punto.

    "MANDOLINA"

    Para estimular la irrigación sanguínea en la tierna piel del bebé, puede pellizcarle un poco las mejillas.  Tome la piel de las mismas entre 2-4 dedos y levántela.  No necesita tener más cuidado del normal, si estira rítmicamente la piel y el tejido conjuntivo.  Esto confiere un tono rosado a la piel.  Trabaje con una o con las dos manos.

    "BAMBOLEO"

    Ahora coloque ambas manos planas sobre las mejillas del bebé y mueva éstas relajadamente hacia arriba y hacia abajo.  También puede hacerlo hacia el oído y la nariz.  Trabaje muy suelta y superficialmente ejecute una vibración.  Con esta maniobra relajará los músculos faciales del bebé.

    "LAVAR LA CARA"

    Atención: si quiere usted, y sobre todo si quiere el bebé, puede empezar aquí el masaje.

    Debe usted distribuir especialmente bien el aceite o crema.  Observe qué es lo que prefiere el bebé.  No he mencionado "lavar la cara" hasta ahora porque -como muestra mi experiencia- los niños al principio rechazan este procedimiento.  Pero en este momento lo aceptan.

    Mueva las manos abarcando una superficie amplia sobre la cara del bebé, como si quisiera lavarla a fondo.  Esto tranquiliza y distiende.  Se trata de roces suaves sobre superficies grandes.

    "SILBAR"

    Para finalizar el masaje facial puede usted relajar una vez más los músculos de su bebé: afile la boca y silbe un poco, el bebé

    intentará imitarle.  Naturalmente el bebé no podrá silbar correctamente.  Después roce usted con la mano las aletas de la nariz en dirección a la barbilla y después vuelva hacia las mejillas y la nariz.

    LOS PIES

                Un masaje en los pies ayudará al bebé no sólo a tener los pies calientes, sino que favorecerá una sensación de bienestar total.  ¿Ha visto alguna vez a los niños más pequeños en verano chapoteando en el agua fría?  Después de los primeros pasos la imagen es siempre la misma: el bebé permanece en el mismo lugar y contempla maravillado como empieza a gotear de la zona liberada del pañal.  El efecto inmediato del agua fría sobre la vejiga muestra que existe una estrecha relación entre los pies y el resto del cuerpo.  Es sabido desde hace tiempo que en el pie existen numerosas zonas reflejas que pueden ser activadas.  Mediante un masaje de pies apropiado pueden obtenerse asombrosos efectos curativos en diferentes enfermedades.  Pero dejaremos este tipo de terapia a los especialistas.

                Es un masaje de pies para el bebé no se trata de conseguir efectos curativos, sino el bienestar del niño y un efecto profiláctico.  Quizás recuerde usted el antiguo dicho que contiene una gran verdad: "La cabeza fría, los pies calientes, esto vuelve pobre al médico más rico!".

    Actúe siempre como sigue:

    *          Dé siempre el masaje primero en el pie derecho (el más alejado del corazón) y después en el izquierdo.

    *          Intente dentro de lo posible dar masaje a diario a los pies de su bebé.  No por ello debe realizar consecuentemente todos los ejercicios uno detrás de otro.  Por ejemplo, puede empezar el masaje por la mañana y terminarlo por la noche.

    *          La posición de su hijo durante el masaje no tiene importancia.  El bebé puede estar echado (sobre la espalda o el abdomen) o también sentado.

    *          Para dar el masaje utilice un buen aceite.  Es muy recomendable el aceite de malva, que adicionalmente actúa contra los pies y piernas fríos.

    "CAJA DE CREMA"

    Tome un piececito entre las palmas de sus manos.  En una mano la planta del pie, la otra colocada sobre el dorso del mismo.  Ahora gire al mismo tiempo ambas manos como si quisiera abrir una caja de crema.  Después de algún tiempo notará que los pies del niño ya se van calentando.  (Adecuado también para las manos.)

    "NUDILLOS"

    Cierre la mano formando un puño y pásela primero con cuidado, después con más fuerza sobre la planta del pie, arriba y abajo.  Después podrá hacerlo tanto rato y con tanta fuerza como quiera el bebé.

                Con este movimiento se fortalece la bóveda del pie, se estimulan la zonas reflejas y el pie resulta bien irrigado.

    "JUEGO DE DEDOS"

    Mueva ahora los dedos de los pies del niño y juegue con ellos, de modo que se diviertan los dos.

    "ANILLOS EN EL PIE"

    Coloque las manos con los pulgares sobre la planta del pie.  Ahora trace círculos sobre toda la planta del mismo, primero suavemente, después con mayor fuerza.  Describa círculos grandes y pequeños con los pulgares.

    "ALREDEDOR DEL TOBILLO"

    Ahora coloque el pie del bebé levantado o sujételo en esta posición.  Trace círculos alrededor de los tobillos interno y externo.  Si no consigue hacerlo con las dos manos al mismo tiempo, intente hacerlo primero en uno con una mano y después en el otro.

    "ALISAMIENTOS"

    Finalmente efectúe algunas veces un alisamiento sobre la pierna desde el pie en dirección a la rodilla.  Esto puede constituir también la transición al masaje de las piernas.

                     LAS PIERNAS Y LOS BRAZOS

                Las piernas y los brazos se tratan igualmente, ya que la técnica a aplicar es la misma.  Existen sólo dos interesantes variantes que el Dr. Leboyer ha dado a conocer bajo el concepto de "ordeño sueco e indio".  Esta nueva técnica es difícil de describir, es mejor mostrarla visualmente.  Se puede relajar mejor con un masaje de los brazos.  Otras personas les puede parecer mejor de las piernas.

                El masaje se efectúa con el niño tendido de espaldas.  Es importante empezar por el extremo más alejado del corazón.  Por lo tanto, siempre por la pierna derecha y después la izquierda.  Primero, el brazo derecho y a continuación el izquierdo.  Describiré la técnica con la pierna y deberá usted aplicarla exactamente igual con el brazo.

    ROCES"

    Efectúe un rozamiento con ambas manos sobre toda la pierna.  Adapte bien sus manos a la forma de las mismas.  Para llegar a la parte posterior de la pierna, levante ésta con una mano.  Los roces se efectuarán siempre avanzando hacia el corazón, es decir masajeando desde el pie hacia arriba.

    "ROTACION"

    Tome primero la pantorrilla y después el muslo (o el brazo o antebrazo) entre sus manos extendidas.  Ahora redondee el tejido del bebé como si quisiera formar una salchicha.  De nuevo empiece suavemente y lentamente aumente la intensidad conforme al bienestar del bebé.

                Tenga en cuenta de que debe trabajar con las palmas de las manos y no con las puntas de los dedos.  No obstante, dado que en las palmas de las manos tenemos menos sensibilidad, cuide de no redondear con excesiva fuerza.

    "ORDEÑO INDIO Y SUECO"

    De nuevo trabaje en la pierna la pantorrilla y el muslo uno tras otro, como en la rotación.  Rodee con ambas manos -los pulgares extendidos- el muslo del bebé.  Sus manos deben estar a una distancia de casi una mano una de otra.  Ahora empújelas una hacia la otra, disminuyendo la distancia entre ellas.  Comprobará que el tejido del bebé se aproxima entre los dedos pulgar e índice de sus dos manos.

    1.-        Al principio intente soltar con frecuencia las manos y luego vuelva a coger la pierna y aproximarlas.  Por lo tanto, efectuando un movimiento en línea recta.

    2.-        Ahora efectúe adicionalmente un giro de sus manos mientras realiza la aproximación.

                Con seguridad al principio le parecerá muy difícil, pero con un poco de ejercicio lo conseguirá.

    EL PAQUETITO"

    Se trata de un ejercicio con los brazos del bebé que al mismo tiempo actúa sobre la respiración.

                Abra los brazos de su bebé en sentido horizontal.  En este momento debe inspirar.  Después cruce los brazos sobre la caja torácica y el bebé espirará.

    EL MASAJE ABDOMINAL

                Es muy recomendable en los temidos "cólicos de los tres meses" o en los cólicos del anochecer.

                En la revista médica "Medical Tribune", el Profesor Von Loewenich de la Clínica Pediátrica Universitaria explicó por qué incluso los bebés sanos deben sufrir estos cólicos; la leche del pecho materno o también la del biberón se mezcla con aire al succionarla.  Así se forma espuma en el estómago.  Esta espuma puede permanecer en el tracto intestinal del bebé hasta 24 horas.  Esto puede producir durante el día, después de las diferentes comidas, especialmente al anochecer, una sensible acumulación de espuma flatulenta en el estómago.  Pero el Profesor Von Loewenich indica que en la mayoría de los casos los "cólicos de los tres meses" remiten por sí solos con la ingestión de alimentación complementaria.  Pero si un cólico de este tipo molesta al bebé, a menudo las consultas al médico tampoco resultan ninguna ayuda.  Las gotas inocuas a base de plantas con frecuencia no producen el efecto deseado.  Así, el bebé llora durante horas.  Pero los padres sí que pueden ayudar mediante un masaje abdominal.  Ya sólo mediante el contacto, colocando su mano cálida sobre el vientrecito del niño, conseguirán un efecto tranquilizador.  El niño nota su atención y esto ya actúa mitigando el dolor.

                Cuando quiera dar un masaje a su bebé debe tener en cuenta imprescindiblemente dos cosas:

                Nunca empiece inmediatamente después de una comida y pase siempre la mano en el sentido de las agujas del reloj.  Ya que el intestino discurre en esta dirección y aquí exactamente se encuentra el mal cuando el bebé tiene cólicos.

    "EL RELOJ"

    Imagine que sobre el vientre del bebé hay dibujado un reloj.  A la altura del ombligo son las 12 del mediodía, sobre la zona de los genitales son las 6 de la mañana.  En el lado derecho del bebé (es decir, a la izquierda de usted) son las 9 y en lado izquierdo (es decir a la derecha de usted) son las 3.  Trace círculos suavemente con la mano, de una hora a la otra empezando por las 9.

                Pero también puede trazar círculos sobre cada una de las horas.

    "LAS PALAS"

    Sus manos son palas imaginarias.  Con movimientos de pala cortos pase las manos desde el ombligo hacia los genitales.  Doble las rodillas del bebé, ello intensificará el efecto.  Pero debe trabajar con suavidad.

                Después de este ejercicio repita "el reloj"

    "EL PUDDING MOVEDIZO"

    Coloque la mano sobre el abdomen del bebé.  Imagine que se trata de un pudding que se bambolea.  Ahora efectúe una suave oscilación en dirección lateral.  Después de arriba hacia abajo.  Su mano debe permanecer con toda la palma sobre el vientre el niño haciéndolo vibrar suavemente (movimientos de vaivén).  Esto divierte mucho al bebé, pero no debe moverlo masivamente.

                También después de este ejercicio vuelva a repetir la hora.

    "PRESION ABDOMINAL"

    Ahora doble las rodillas del bebé y presiónelas suavemente contra el abdomen.  También puede alternar las piernas, pero deberá empezar siempre con la rodilla derecha y trabajar en el sentido de las agujas del reloj.

    "YO LO QUIERO"

    Imagine que escribe estas palabras o sus iniciales sobre el abdomen de su hijo.  En el lado derecho del abdomen trace primero un gran 1.  Después escriba la L, como si dijéramos de cabeza para abajo, en el lado izquierdo del abdomen.  La gran Q es en principio como otro reloj.  Con un mirada a la ilustración lo comprenderá.  Puede aprenderlo de memoria sin tener que mirar siempre el libro.

    "EXPRIMIR EL ABDOMEN"

    Doble las piernas del bebé por las articulaciones de la rodilla y la cadera y gírelas cuidadosamente hacia la derecha y la izquierda.  De este modo se exprime la musculatura abdominal.  Después levante los pies del bebé.  Coloque una mano sobre la rodilla y zarandéela.

                Estos sencillos zarandeamientos aflojan la cubierta abdominal y favorecen la irrigación sanguínea del tracto intestinal.

                Atención: todos los ejercicios deben repetirse tres veces.  Si el bebé muestra mal humor o intranquilidad debe realizar sólo rozamientos suaves o el ejercicio "El reloj"

            MASAJE TORAXICO

                El masaje torácico es una técnica determinada para las vías respiratorias altas.  No debe substituir a ningún tratamiento de terapia respiratoria, sino que está pensando como profilaxis contra las dificultades respiratorias.  Al mismo tiempo se consigue reforzar la musculatura intercostal.

                Evidentemente, el masaje torácico puede utilizarse también para aplicar fricciones utilizando preparados inhalatorios de todo tipo contra enfriamientos.

                En este caso se ruega dar el masaje con suavidad y no friccionar durante largo rato, ya que la mayoría de estos productos contienen mentol, que enfría la piel.  En niños sanos utilice igualmente -cuando sea posible- un aceite aromático (de plantas medicinales).

    "COMETA"

    El masaje torácico empieza con rozamientos en forma de cometa.  Pase ambas manos por la parte central del cuerpo hasta la altura de la clavícula.  En este punto diríjalas hacia el exterior, gírelas al llegar a la axila y páselas lateralmente por el tórax hacia abajo.  A continuación vuelva a empezar haciéndolas avanzar hacia arriba, por encima del esternón.

    "EL CORAZON"

    Forme con ambas manos un gran círculo alrededor de las dos mitades del pecho.  Vaya trazando círculos de forma simultánea con las dos manos dibujando un "corazón".  Puede hacerlo también primero en un solo lado y después en el otro.

    "EL LIBRO ANTIGUO"

    Imagine que el tórax de su hijo es una gruesa biblia antigua.  Las páginas de pergamino que usted ha abierto están arrugadas y quiere alisarlas.

                Coloque las dos manos planas sobre la parte inferior del centro del pecho del bebé y deslícelas lateralmente hacia afuera.

                Avance un poquito en dirección a la cabeza y vuelva a alisar masajeando hacia afuera.  Repita este movimiento subiendo un poco cada vez hasta que alcance la altura de los hombros y sus manos se deslicen por encima de la clavícula.

    "EL PAJARITO"

    Al igual que en la cometa, empiece el masaje encima del esternón.  Después gire sus manos y llévelas por encima de la clavícula hacia los flancos (lados).  Al llegar aquí abra los dedos y, con los dedos abiertos, efectúe un rozamiento desde afuera a dentro, entre las costillas del niño.  La presión debe ser débil, por ello no necesita tener en cuenta las fases de inspiración y espiración del bebé.

                Repita el ejercicio "La cometa"

    MASAJE DE LA ESPALDA

                ¡Cuán relajante resulta un masaje en la espalda!  ¡Qué bienestar invade después de recibirlo!  En su bebé el masaje de espalda producirá los mismos buenos efectos, pruébelo una vez.

                Aplique aceite o loción sobre los glúteos del bebé, ya que dicha parte del cuerpo se incluye el masaje.

    "ALISAR PAPEL"

    El bebé debe estar tendido sobre el abdomen delante suyo con los piececitos dirigidos hacia usted, pase las manos suavemente por ambos lados de la columna vertebral, desde los glúteos avanzando hasta los hombros.  A este fin imagine que quiere alisar un largo trozo de papel.  Sus movimientos se irán haciendo paulatinamente más rápidos y la presión de las manos más intensa.  Para este ejercicio, las manos deben adaptarse completamente a la espalda del bebé.

    "PLANCHAR"

    Este movimiento transcurre como en el ejercicio anterior.  Colocamos las manos una encima de la otra.  La de debajo soporta la carga de la de encima.  Imagine que sus manos son una plancha para ropa.  Páselas alternativamente por el lado derecho e izquierdo de la columna.  Otra vez aplicaremos primero una presión débil y después la iremos intensificando.

    "CIRCULOS"

    En este caso describiremos círculos con las manos en cada uno de los lados de la espalda del bebé.  Desde la columna vertebral hacia el exterior describa círculos grandes primero y después pequeños.  Al mismo tiempo vaya avanzando desde las nalgas hasta los hombros.  Naturalmente, también puede realizar círculos sin cambiar de lugar, como prefiera el niño.  Cuanto mayores sean estos círculos más planas deberán estar sus manos sobre la espalda del bebé.  Cuando el tamaño de los círculos se vaya reduciendo, levante las palmas de las manos y trabaje con las puntas de los dedos.  Con este masaje los tejidos del bebé se relajan y fortalecen al mismo tiempo.

    "MANO SOBRE MANO"

    Coloque al niño transversalmente ante usted o vaya rodeando la mesa.  Coloque una mano en el lado derecho y otra en el lado izquierdo de la espalda: deslice ambas manos transversalmente una contra la otra por encima de la espalda del niño.  A la altura de la columna vertebral cruce las manos.  Abarque lo lados del cuerpo de modo que los dedos toquen la base de sustentación.  También en este masaje puede trabajar toda la columna vertebral avanzando hacia arriba.  Como siempre, puede empezar suavemente  -hasta que note que el niño se siente bien- y después realizarlo de forma más rápida e intensiva.  Es movimiento favorece la irrigación sanguínea.

                Repita el ejercicio "Alisar papel"

    "EL OVILLO DE LANA"

    Imagine que quiere comprimir una gran madeja de lana.  Exactamente éste será el movimiento de este masaje, que substituye el clásico amasamiento.  Coloque una de sus manos debajo de los glúteos del bebé, y con la otra trabaje desde los hombros.  Sus dos manos comprimirán suavemente la piel y el tejido conjuntivo.

    EL RASTRILLO"

    Coloque las puntas de los dedos de ambas manos en los hombros del bebé.  Mantenga los dedos ligeramente arqueados.  Ahora deslice los dedos por la espalda formando ligeras oscilaciones.  Parece como si quisiera retirar con el rastrillo la hierba suelta o las hojas secas del césped.

                Este rastrillo no debe efectuarse de forma completamente suave.  A los bebés les gusta más que los dedos rastrillen con fuerza la espalda.  Con el movimiento de oscilación producirá usted al mismo tiempo -según la velocidad- un zarandeamiento.  Pero por favor, tenga en cuenta que no debe arañar al bebé con las uñas.  Lo mejor es dar el masaje con las uñas cortas.

                Repita el ejercicio "Alisar papel"

                Por lo demás, si su bebé al inciar el masaje no quiere quedarse tranquilo echado sobre el abdomen, no lo masajee.  Algunos niños deben acostumbrarse primero a los contactos en la espalda y al principio reaccionan muy vivamente.  Pero en la mayoría de los casos, un cariñoso masaje de espalda hace sus delicias.

            MASAJE TRANQUILIZADOR

                Aquí encontrará usted las indicaciones para tranquilizar a su bebé.

                A menudo el bebé llora sin que usted pueda adivinar la razón de ello.  Primero aprenda a observar los detalles del llanto.  Pronto podrá distinguir si el bebé llora porque está enfadado, porque siente hambre, o porque le duele algo.

                Los niños saben ya desde muy pequeños cuándo no están solos y alguien cuida de ellos.  Si éste no es el caso, el llanto suele ser de enfado.  Los pueblos primitivos tienen una manera especial de tranquilizarlos en estos casos:

                Déle unos golpecitos suaves al niño en los glúteos o en la parte de los genitales.  Pruebe usted una vez, por ejemplo, cuando lo lleva en brazos, golpee sencillamente sobre el grueso pañal.  El ritmo monótono justamente en esta región parece calmar al niño de forma manifiesta.

                Naturalmente, sería mejor realizar un masaje siempre que haya tiempo para ello.  Entonces, el niño nota la dedicación y la atención exclusiva.  Con seguridad las frecuentes sesiones ya le han dado la experiencia suficiente para saber qué clase de masaje le gusta especialmente a su hijo.  Puede empezar por esta zona preferida y eventualmente permanecer en ella.

                Dé el masaje a su hijo con profesión.  Háblele suave y cariñosamente a menudo un tarareo o un murmullo también tranquilizan.

                Si su bebé sufre, recuerde lo dicho en el capítulo del dolor de barriga.

                Intente con mucho cuidado dar un masaje de abdomen.  Esto afecta también a las molestias en otros órganos, la influencia positiva tiene lugar de órgano a órgano.

                Si nota que el niño tiene fiebre, debe efectuar como máximo rozamientos muy suaves.  Cualquier otro movimiento que no haya sido aprobado por un médico cargará excesivamente la circulación sanguínea.

                Independientemente de casi todos los cuadros de enfermedad, casi siempre pueden efectuarse masajes de rostro y pies.

                Por favor, tenga en cuenta que: para tranquilizar al bebé debe dar el masaje con suavidad y mucha tranquilidad en cualquier caso, especialmente al efectuar los rozamientos.  El masaje del bebé en niños que sufren algún dolor debe tener la aprobación del médico.

            MASAJE ACTIVADOR

                No todos los bebés son vivaces.  Con frecuencia se encuentran niños marcadamente pasivos.  Casi siempre se muestran tranquilos y equilibrados, pero los padres se preocupan.  La medicina ha verificado a menudo que estos niños son hiptónicos.

    Los hipotónicos son personas con una presión sanguínea baja.  Tienen tendencia al sobrepeso, que favorece aún más su inactividad.  Una disminución del tono muscular y del tejido conjuntivo conduce a la debilitación de este último.  Para estos niños, una combinación de masaje y natación para bebés representa una posibilidad óptima de activación.

    ¿QUIERE REALIZAR UN MASAJE?

                También en el caso de estos niños debe empezar con suavidad y después aumentar la intensidad.  Pero debe vigilar las reacciones del bebé, si transmite malestar vuelva a realizar movimientos más suaves.  Se recomienda encarecidamente a los padres de niños hipotónicos la realización del masaje.  Es una valiosa medida para reforzar el tejido conjuntivo y la musculatura y para estimular la circulación sanguínea.

    Recomendación:

                Pruebe el masaje antes y después de la sesión de natación.  Para muchos bebés resulta más efectivo realizarlo antes.

                Después de la natación o el baño diario, es muy conveniente, como preparación al masaje, realizar una fricción fría del pecho y la espalda.  Sumerja una pequeña toalla en agua fría, exprímala, dóblela y frote con ella el pecho y la espalda del bebé.  Es importante porque endurece.  El niño será menos susceptible a las enfermedades y además la piel y el tejido conjuntivo adquieren mayor tirantez.

                Después de la protesta inicial el niño se acostumbrará muy rápidamente al "trapo frío".

                Para los niños pasivos quisiera proponer un movimiento adicional al masaje clásico.

    "Amasamiento"

                En este bebé, algo gordo, el amasamiento es muy sencillo porque es fácil coger suficiente tejido.  Imagine que quiere amasar una bola de masa de pan.  Trabaje al bebé con los mismos movimientos.  Funciona especialmente bien en los muslos y en los brazos, pero también en la espalda.  El amasamiento es un movimiento muy intenso, pero debe ser muy cuidadoso al realizarlo.

                Pida a su pediatra que le indique un aceite que favorezca la irrigación sanguínea, eventualmente aceite de malva.  Recuerde que debe cambiar el aceite en la cara.

                Cuando quiera realizar un masaje completo es mejor que se guíe por el resumen.  Combine también este masaje con ejercicios gimnásticos.

    CONCLUSIONES

    1.-        El masaje es muy beneficioso a nivel físico y emocional.

    2.-        El masaje estimula los receptores tadiles y ayuda a activar la circulación.

    3.-        Se utiliza el masaje como relajante para quitar a los niños el stres.

    4.-        Para dar un masaje se recomienda que la madre y el bebé deban estar ralajados; ya que por medio del masaje se transmiten los sentimientos.

    PRIMER MES

    Estimulación socio-afectiva

    1   OBJETIVO:   Afianzar la relación padres-hijo.

    a)      Acaricia al bebe y háblale cariñosamente, llamándolo por su nombre en cada una de las actividades.  Estimula al papa para que mantenga con él bebe esta actitud.

    Acarícielo, arrúllelo, sonríale.

    Entréguele mucho cariño a través de besos y suaves masajes.

    Convérsele de cerca: de tal forma que el niño logre mírele los labios.

    Cántele suaves melodías.

    Colóquele música suave durante los periodos en los cuales este despierto.

    Sáquelo a lugares iluminados y tranquilos.

    Tómelo en brazos con confianza.

    Aliméntelo en brazos con confianza.

    Aliméntelo con tiempo y tranquilidad.

    Estimulación socio-afectiva

    1.       OBJETIVO:  Afianzar la relación  padre-hijo.

    a)      Acércate al niño hablándole en un tono suave y afectuoso, y permanece frente a  el sonriéndole.

    b)      Cuando este ansioso álzalo, abrázalo y cálmalo con palabras dulces y amables.

    c)      Permite que toque tu rostro.  Si no lo hace, lleva su mano para que lo explore, mientras le vas diciendo "esta es mamá, tú mamá".

    Acaricielo, mezalo, alimentelo en braazos

    Hablele con vos suave y pausada

    Ensenele las personas cercanas

    Estimule a la familia para que colaborre en el cuidado del nino

    Ponga al nino en la silla cerca de la ventana o en algun lugar donde pueda observaar la naturaleza.

    Estimulación socio-afectiva 2

    1.   OBJETIVO:   Desarrollar habilidades sociales.

    a)      Entrega el bebé para que otra persona conocida lo cargue.  Di en voz alta:  ahora la tía va a alzar a Andrés".

    2.       OBJETIVO:  Reforzar la conformación de la imagen de sí mismo.

    a)        Muéstrale al bebe sus manos repitiendo:  "estas son tus manos, las manos de Andrés", muéveselas, haz que palmotee; realiza este ejercicio también frente a un espejo.  Recuerda que en este momento las manos son su principal centro de interés y un valioso instrumento para el conocimiento de sí mismo.  Dale también pequeños masajes y dile "que lindas manos tienes".

    b)        Acarícielo, Mézalo, aliméntelo en brazos.

    c)        Háblele con voz suave y pausada.

    d)        Enséñele la s personas cercanas.

    e)        Estimule a la familia para que colabore en el cuidado del niño.

    f)         Ponga al niño en la silla- nido cerca de la ventana o en algún lugar donde pueda observar la naturaleza.

    g)        Responsable con halagos a su primer esbozo de sonrisa

    C.-            Actividades : de acuerdo con cada una de las destrezas.

    1.-            Ejercicio y organización de los reflejos.

                a.- Deglución (tragar)

                - Toque la lengua del bebé con su dedo o con el    chupón.  Cada vez que lo haga, el bebé chupará y  tragará saliva.

                - Ponga sobre la lengua del bebé una o dos gotas de  agua o jugo de naranja (con un gotero o cucharita  pequeña), para que el niño las pase.

                b.- Succión (chupar): el niño intenta chupar todo aquello que roce sus labios.

                - Toque con diferentes objetos (dedo, chupón, algodón, pañal) los labios del bebé, éste presentará el reflejo de succión (chupar).

                - Déle al bebé agua o jugo de naranja, utilizando una cucharita, pero colocando sólo la punta en los labios del bebé, para que él lleve a la boca  estirando los labios hacia adelante y succionando  con más fuerza.

                - Déle al bebé agua en dos biberones (el orificio del chupón de agujero mayor y luego cambio el biberón.  El bebé tendrá que realizar la succión con mayor fuerza para extraer el líquido del segundo biberón.

                - Cuando esté alimentando al bebé con el pecho, oprima suavemente con la mano la región cercana al pezón, a intervalos más o menos regulares, para llevar al niño a succionar continuadamente.  Proporciónele momentos de descanso.

    -          Toque con el pezón la comisura izquierda de la boca del bebé, para que realice búsqueda.  Una vez que el niño encuentre el pezón déjelo succionar algunas veces.  Repita el ejercicio aprovechando los momentos en que el bebé pierde el

    -          pezón.  Repita el ejercicio tocando la comisura derecha.

                - El ejercicio anterior tocando el labio superior y el labio inferior.

                - El ejercicio anterior tocando los carrillos.

                - El ejercicio anterior tocando las mejillas,      alejándose cada vez más de los labios. 

     

                c.- Mordida : Para realizar las siguientes actividades, es conveniente buscar aquellos momentos en que el niño esté tranquilo, y sobre todo: no tenga hambre.

                - Toque la encía del niño con el chupón o con el dedo para que él lo presione (mordida).

                - Coloque el chupón dentro de la boca del niño y   muévale suavemente la mandíbula, abriéndola y    cerrándola.

                - Coloque el chupón en la boca del bebé y cuando lo  aprisione, trate de quitárselo suavemente, para  darle fuerza a su mordida.                   

                d.- Presión de objetos pequeños.

                - Toque la palma de la mano del bebé para que éste  agarre su dedo.  Utilice otros objetos como el   chupón, juguetes pequeños o sonajeros.  Hágalo   repetidas veces, cuando esté con él.

                e.- Parpadeo frente a cambios de intensidad de luz.

                - Cuando tenga alzado al bebé, procure pasearlo por  ambientes de diferentes intensidades luminosas.  El niño parpadeará o cerrará los ojos al pasar de  oscuridad a claridad.

                - Dentro de la alcoba, utilice una lámpara para el  ejercicio anterior.  Camine acercándose y alejándose de la lámpara.

    2.-        LLorar cuando tiene hambre o está incómodo, y cesar actividad cuando se le alza o acaricia: un niño que recibe atención cuando la necesita, no pide atención cuando no la necesita.

                - Cuando el bebé llora atiéndalo; seguramente tendrá hambre o estará mojado.

                - Espere a que el bebé llore cuando tenga hambre.  Entonces, atiéndalo rápidamente.  No lo deje llorar pero tampoco lo despierte para darle el tetero.

                - Cuando el bebé esté seco, acabe de comer y llore,  álcelo, consiéntalo, háblele, acarícielo, cántele, etc.  Se calmará entonces.

    3.-            Rechazar objetos poco satisfactorios (Alimentación)

               

                - Cuando el bebé tenga hambre "engáñelo" dejando que chupe su dedo o la piel del seno y después el pezón. Poco a poco el niño rechazará aquello que no le brinde alimento.

    4.-        Mirar objetos dentro de su campo visual.

               

                - Cuando esté con el niño, procure colocarse frente a él y en constante actividad, para que el niño la mire.

                - Coloque objetos de colores fuertes sobre la cama del niño, para que los mire cuando esté despierto.  (Móviles).

                - Alce al niño y acérquelo al móvil, cuando el niño lo esté mirando, sóplelo, el movimiento y los colores fuertes atraen la vista del bebé.

    5.-        Dirigir los ojos hacia la luz.

                - Dentro de la alcoba, utilice una lámpara, Colocándola en sitios que están al alcance de los  ojos del niño y de los movimientos casuales que  realice con su cabeza.

                - Cuando la alcoba esté oscura, prenda la lámpara ante el campo visual del niño, pero lejos de él, para que dirija su mirada hacia la luz.

                - Si es posible, coloque la camita del bebé, de manera que él pueda mirar fácilmente hacia la ventana o la puerta, cuando despierte.  Usted notará que el niño    para cada vez más tiempo mirando hacia los lugares donde hay más luz.

    6.-        Realizar movimientos constantes con sus miembros.

                - Vista al bebé cómodamente.  No lo envuelva mucho,  así le proporcionará libertad de movimientos a sus piernas y brazos.

                - Aproveche cuando le está cambiando el pañal al bebé, para dejarle las piernas al aire libre y en libertad de movimiento, toque y acaricie las piernas y los pies del bebé.

                - Aproveche el momento del baño para que el niño   ejercite sus brazos y piernas.  Tóquelos para    provocar movimientos en ellos.

    C.            Actividades :  de acuerdo a cada una de las destrezas

                1 .- Seguir objetos con la vista.

                - Acaricie al niño, háblele, cántele, mírele a los  ojos, mientras le esté dando el tetero o el pecho, así él fijará los ojos en su cara.

                - Frente al niño recite o cante versos acompañados de mímica, movimientos o sonidos, tales como balanceo, palmas, movimientos de cabeza.

                - Coloque detrás de una cartulina un juguete que llame la atención del niño.  Mueva la cartulina a un lado, después al otro, con intervalos prudenciales, para que pueda observar el objeto.

                - Coloque frente al niño objetos de colores fuertes  para que los mire.  Si el niño pierde el objeto  vuelva a colocarse frente a sus ojos.

                - Coloque frente a los ojos del niño un juguete y  cuando lo esté mirando, acérqueselo y aléjeselo  lentamente, para que lo siga con la vista.  Si el  niño lo pierde, vuelva a comenzar.

                - El ejercicio anterior moviendo el objeto lentamente hacia izquierda y derecha.

    ,           - El ejercicio anterior moviendo el objeto hacia   arriba y hacia abajo.

                - El ejercicio anterior realizando pequeños círculos con el objeto.

                - Los ejercicios anteriores utilizando objetos     luminosos, brillantes y sonoros.

                - Muestre al niño un juguete pendiente de una cuerda, moviéndolo como un péndulo, para que el niño siga su movimiento con sus ojos.

                - Muestre al niño una bola, haciéndola saltar sobre  una mesa y rodándola en diferentes direcciones para que la siga con los ojos.

                - Muestre al niño juguetes en un recipiente hondo y cuando lo esté mirando, agite el recipiente para que los juguetes salten hacia arriba y caigan nuevamente dentro del recipiente.

                2.- Sonreír ante apariciones visibles y animadas.

                - Para motivar la sonrisa del niño colóquese frente a él, a poca distancia, para hablarle, cantarle, etc. celébrele (béselo-acarícielo) cada vez que sonría.

                - Cúbrase la cara con un pañal, frente al niño, retire el pañal, varias veces, buscando que el niño responda al juego con sonrisas y gorgoritos.

                - Cuando el niño esté mirando su cara, coloque en  medio un cartón y haga que su rostro aparezca y desaparezca frente a él.  Juegue con el niño cada  vez que la mire, motivando así su sonrisa.

                - Sobre una superficie plana coloque un juguete en  movimiento: trompo, carreta, carro, etc., observe si aparece sonrisa durante el movimiento y si el niño hace alguna manifestación de querer que se repita la acción.

                - Sujete un juguete a una cuerda y hágalo aparecer y desaparecer dentro de un recipiente.  Observe las reacciones del niño.  Si le gusta el juego,  seguramente sonreirá.

                3.- Jugar con sus manos.

                - Cuando el niño tenga sus manos cerradas, roce el  dorso de su mano con objetos muy suaves, así, el  niño abrirá la mono.  Aproveche entonces para que  agarre su dedo meñique u otros objetos pequeños,  fáciles de acomodar en la mano del Bebé.

                - Toque diferentes puntos de la mano del bebé para  que realice movimientos con ellas.  (Abril- cerrar agarrar- retirar).

                - Mueva una mano del bebé hasta tocar la otra y espere a que las entrelace, suéltelas y repita nuevamente  el ejercicio, hasta que el niño permanezca con las manos entrelazadas por varios segundos, o imite el movimiento.

                - Mueva los brazos del bebé haciendo palmas, ojalá

                     frente a sus ojos.

                - Deje objetos livianos y pequeños (sonajeros- chupón- muñeco), cerca de las manos del bebé para que al rozarlos ocasionalmente, trate de cogerlos y luego los manipule.

                - Cuando tenga alzado al bebé, deje que le toque la  cara y la recorra con sus manos.

                - Muéstrele al niño un objeto liviano que usted ha  notado que le gusta mucho; una vez que el niño   demuestre su interés y entusiasmo, deje caer el  objeto sobre su pecho y hombros para que trate de  buscarlo con las manos.

                - Coloque una pequeña pulsera con cascabeles en la  muñeca de uno de los brazos del niño; al mover el  brazo el niño descubre el sonido que produce la  pulsera.  Esto lo llevará a mover más su brazo para oír los cascabeles.

                - Coloque al niño boca abajo y ponga a su alcance un juguete que le guste.  Anímelo para que se esfuerce en mirarlo y tocarlo.

                - Ofrezca al niño un juguete liviano pero          suficientemente grande que le permita utilizar sus dos manos para agarrarlo y manipularlo.

                - Cuando el niño esté interesado, manipulando un   juguete y éste se deslice de sus manos, déle     oportunidad para que él por su propio esfuerzo lo  recupere.

                - Muestre al niño un móvil hecho con figuras de    colores llamativos; ojalá que al moverlo produzca un sonido agradable, permítale que agarre las figuras y disfrute del juguete.  Coloque el móvil en diferentes posiciones y distancias.

    4.-            Sostener objetos pequeños en la mano.

                - Coloque un sonajero en la mano del niño ayúdelo a sostenerlo durante algunos segundos, varias veces, volviendo a colocarlo en su mano cuando lo deje caer.

                - Coloque el sonajero en la mano del bebé y        ayudándole, agítelo varias veces, para que él trate de imitar el movimiento.

                - Muestre un objeto liviano y de colores fuertes al  niño, una vez que demuestre interés por el objeto, acérquelo a sus manos para que lo toque, lo agarre y lo sostenga.

                - Muestre al niño juguetes pequeños de diferentes  formas y texturas (moviéndolo- pendiendo de una  cuerda- haciéndolo sonar); una vez que se haya   interesado por un juguete, ofrézcalo para que lo  agarre y manipule.

                - Ofrezca al niño objetos dentro de un recipiente para que trate de meter sus manos y sacarlas.

                - Cuando el niño esté sosteniendo un juguete en una de sus manos, ofrézcale un segundo juguete, para lograr que utilice las dos manos a la vez.

                - Ofrezca al niño dos juguetes fáciles de agarrar, uno para cada una de sus manos; luego ofrézcale un tercer juguete para animarlo a que "tome una  decisión".

                           

    5.-        Llevar la mano a la boca (Coordinación brazo-boca)

                - Deje que el niño se lleve los objetos y las manos a la boca y los chupe.

                - Coloque el chupón en la mano del bebé y mueva ésta hasta tocar la boca, repetidas veces.

                - Cuando el niño coja algún objeto en su mano,     empújelo con cuidado el brazo hacia su boca, varias veces, hasta que el niño imite el movimiento.   

    6.-        Buscar el sonido con la vista (Coordinación ojo- oído)

                - Cuando el niño le esté mirando la cara, háblele con cariño claramente y de frente.  Especialmente  durante la comida.

                - Cante al niño canciones de cuna sobre todo cuando lo vaya a dormir.

                - Háblele al bebé en distintos tonos de voz y haga  sonidos diferentes, imitando un timbre, una campana, el tambor, las voces de los animales, etc.

                - Si tiene radio, déjelo cerca del niño, con música  suave el mayor tiempo posible.

                - Coloque frente al niño un sonajero y agítelo varias veces.  El responderá cesando actividad, sonriendo, haciendo gorgoritos.

                - Haga sonar el sonajero a la izquierda del bebé para que el niño lo busque.  Cuando voltee la cabeza hacia el mismo lado, déjelo ver el sonajero y hágalo sonar nuevamente.  Repita ahora hacia la derecha.

                - Utilice para el ejercicio anterior otros objetos  sonoros como el radio, palmas y también su voz.

                - Presente al niño dos sonajeros; uno al lado derecho de su cabeza y otro al izquierdo; haga sonar uno de ellos y cuando el niño lo haya mirado haga sonar el otro; repetir varias veces la actividad para que adquiera agilidad en el movimiento de los ojos y la cabeza, buscando el objeto que produce el sonido.

                - Hacer un sonido inesperado y agradable cerca del  niño (marimba- sonajero- tarareo- canto); cuando el niño busque y encuentre con la vista la fuente del sonido, vuelva a emitirlo para que el niño relacione el sonido con el objeto que lo produjo.

    7.-        Imitar acciones que ha descubierto por sí mismo.

                - Coloque figuras móviles dentro del campo visual del niño, una vez que las haya visto, hágalas girar suavemente; si demuestra entusiasmo agitando sus brazos, acérquele las figuras de manera que él pueda golpearlas con sus manos.

                - Muestre al niño una sarta de objetos metálicos que al agitarlos produzcan un ruido agradable, cuando se haya interesado por el juguete colóquelo a su alcance y anímelo para que lo golpee.

                - Ofrézcale al niño una sarta de cuentas, pepitas o rueditas de cualquier material liviano y colores llamativos; sujete uno de los extremos y haga que el niño agarre el otro, mueva el brazo del bebé para que descubra el efecto visual y sonoro que obtiene y trate de imitar la acción.    - Sujete a uno de los pies del niño un juguete sonoro para que cuando agite sus piernas descubra el efecto que logra con su movimiento, y así lo repita muchas veces.

                - Ofrezca al niño un objeto sonoro con una cuerda que él pueda agarrar fácilmente para que al agitar su brazo logre un sonido o efecto agradable e interesante, que lo lleve a continuar el juego.

                - Ofrezca al niño un sonajero liviano y de sonido  nítido, espere que el niño descubra por sí solo el efecto que logra al moverlo y permítale que lo  accione como él pueda y quiera.

                - Coloque al niño sentado sobre una mesa o en el piso y haga rodar una bola liviana hasta sus pies, anímelo para que la mueva y empuje con sus pies y la desplace en diferentes direcciones.

                - Coloque sobre una mesa y muy cerca del niño pequeños objetos que rueden (bolas, rueditas, cilindros), anímelo a tocarlos para que rueden por su acción.

    8.-            Levantar y sostener la cabeza.

                - Acueste al niño boca abajo, sobre sus piernas y coloque un objeto frente a sus ojos (un sonajero por ejemplo); cuando el niño esté mirando el objeto, desplácelo lentamente hacia arriba para que el niño levante la cabeza.  Repita el ejercicio muchas veces aumentando la amplitud del movimiento.

                - El ejercicio anterior moviendo el objeto de izquierda a derecha y viceversa, aumentando poco a poco la amplitud del movimiento.

                - Coloque al niño boca arriba y recostado en una almohada alta, tómelo de las manos y levántelo hasta sentarlo, varias veces, después déjelo.

                - El ejercicio anterior bajando poco a poco el apoyo (almohada).

    9.- Hacer gorgoritos (primeras vocalizaciones)

                - Háblele al niño el mayor tiempo posible y cuando éste haga gorgoritos, repítalos lo más parecido posible, varias veces, para que el niño los produzca nuevamente.

                - Alégrese mucho y muéstrele su alegría al niño, cuando produzca sonidos con su boca. El niño para agradarle a usted, intentará repetir cada vez más esos sonidos que tanto le gustan. 

                - Procure hablarle al niño correctamente, así el tendrá oportunidad de imitar cada vez más sonidos diferentes.

                - El momento de las comidas es muy importante para comunicarse con el niño: mírelo a los ojos, acarícielo, háblele mucho, así el sentirá que usted lo quiere mucho y buscará comunicarse con usted utilizando movimientos, sonrisas y gorgoritos.

    4.2       El niño de 4 a 6 meses

    4.2.1 Consideraciones iniciales

    El niño golpea por casualidad la cuna con el sonajero y durante este período hace cosas para reproducir y conservar resultados interesantes descubiertos por casualidad.  En este tiempo sus actividades se orientan más hacia lo exterior.  A medida que pasa el tiempo, durante estos meses, parece concentrado dándole vueltas al juguete, chupándolo, mirándolo fijamente, virándolo, etc.  Él está explorando el mundo que está más cerca de él, está aprendiendo, descubriendo nuevas cosas.

    Pero no todo lo que ocurre al rededor del niño es de su interés.  De lo desconocido sólo le interesa aquello que él descubre por sí  mismo, él goza con lo imprevisto; con el ruido del avión, con el ruido de la sirena de bomberos, con el ladrido del perro, con el ruido de los zapatos del papá, vienen besos y abrazos, cuando se empuja un tarro vacío produce sonido; etc.

    Todo esto lleva a experimentar y aprobar de lo nuevo lo que ha de descubrir, los juegos y actividades, por tanto, hay que presentárselos al niño de tal forma que sea él quien vaya descubriendo lo nuevo.  Es necesario dejarlo actuar y repetir el juego de la forma que él quiere.

    En esta etapa el movimiento constituye una de las características más importantes ya que se constituye como una de las necesidades psicológicas básicas del niño.  Es a través el control de sus movimientos como ejerce la capacidad de realizar actividades más complejas.

    Consigue un gran progreso en lo que se refiere a movimiento e brazos y manos, la manipulación tiene en este momento gran importancia para el desarrollo de juego y del pensamiento.  Sus movimientos son deliberados, comienza  a conocer y distinguir los objetos, su forma. Su posición, y su distancia.

    En el inicio de los movimientos adaptativos anticipatorios, o sean aquellos que el bebé realiza adelantándose a la situación.  Por ejemplo, si colocas un sonajero inclinado hacia la derecha, el bebé intentara extender su mano en la misma posición.  Estos movimientos revelan el desarrollo de la inteligencia. 

    Por otro lado el bebé esta aprendiendo sobre la ubicación de las personas y las cosas en el espacio.

    Su capacidad visual esta a punto de desarrollarse plenamente y puede ver casi todo lo que hay habitación.

    En cuanto a sus habilidades sociales, estas han aumentado y se encuentra especialmente dispuesto a ser "amigo" de todos.  Llora poco y muestra especial interés por las cosas, las personas y los acontecimientos.

    Es el tiempo de reforzar muchos hábitos.  Continua haciendo de siete a ocho siestas diarias y puede dormir toda la noche.  Ha establecido un claro intervalo entre la alimentación y la evacuación.

    Los primeros dientes están a punto de salir.  El cuerpo del  bebé se esta llenando con proporciones agradables a medida que sus músculos crecen y se fortalecen.

    Sus sentidos están mas desarrollados y logra mayor armonía entre ellos. La boca continua siendo uno de los medios más importantes de conocimiento y aprendizaje de los objetos.

    En este mes el bebé tiene mayor dominio sobre su cuerpo, puede girar su cabeza de izquierda a derecha y detenerse en cualquier punto intermedio por largos periodos de tiempo.  Puede pasar de estar acostado a hacer intentos para sentarse.  Aun no puede desplazarse de una lado a otro.  Al ejercer presión sobre sus pies estira fuertemente sus piernas.

    El comportamiento mano-ojo es ahora más complejo y armónico.  Demuestra  mayor interés por el objeto en sí mismo, su interés en explorar es bastante pronunciado.

    Comienza a involucrar a otras personas en sus juegos.  Es el inicio del jugo participativo, que establece especialmente con la medre.  Es importante que se le prestes  la atención debida cuando el bebé lo solicite, así le ayudaras a desarrollar una autoconfianza superior y un grado de independencia mas alto.  Aun el bebé no es consciente de su capacidad para manipular a los adultos.

    El sexto mes es uno de los periodos más emocionantes en el proceso evolutivo del primer año.  El estado de animo del bebé es en general cordial, excepto cuando los fracaso propios del aprendizaje le alteran su tranquilidad.  Expresa cada vez mejor lo que siente; se estremece de alegría cuando ve algo que realmente le agrada, estira los brazos para que lo carguen, si se enoja o se desilusiona lo dejara saber por la expresión de su cara o los gritos.

                 

     El bebé se especializa en un área determinada de desarrollo.  Algunos se esforzaran por levantarse, otros dedicaran largos ratos a examinar algún objeto que sea de su interés; para otros los juegos de sonidos producidos por el mismo le mantendrán embelesado; al pasar unas semanas todos los bebes habrán adquirido todas estas habilidades juntas, por lo que no debe ser motivo de preocupación si al comparar el desarrollo de tu bebe aun algunas características no se hacen presentes.

     

    Aunque no esta listo para gatear su espíritu curioso lo llevar a esforzarse para desplazase.  Ya que voltearse fácilmente de un lado a otro, actividad que repite gustosamente varias veces al dia.

    Sus brazos tienen gran fortaleza y sus piernas la irán adquiriendo, a través el movimiento constante.  El momento de cambiarlo es una situación especialmente aprovechada por el bebé para poner en practica estos ejercicios.  Debe usar ropa liviana que le permita desarrollar al máximo sus nuevas habilidades motrices.

    Al final del mes será capaz de sentarse con ayuda.  Si todavía no puede mantener el equilibrio, será  señal de que aun no esta preparado para hacerlo.

    En cuanto a la motricidad fina (conjunto de movimientos  más delicados  de los dedos), los movimientos comenzaran a ser deliberados, planeados y coordinados.  Disfruta intensamente tratando de tomar objetos pequeños, aunque casi sin éxito ya que abre toda su mano para hacerlo.

    Su visión del mundo se ha ampliado y variado enormemente debido a sus nuevas posiciones.

    Sus hábitos de sueño son muy regulares, aunque la aparición de los dientes y las frustraciones de sus nuevos aprendizajes podrían perturbarle un poco sus horarios de dormir; cuando esto ocurra; trata de tranquilizarlo pero sin exceso. Ya que él bebe aprenderá rápidamente que debe hacer para ser atendido y contemplado por la madre.

    Es capaz de manipular la comida, actividad que le fascina y que debes permitir, aceptando que se embadurne utilizando sus manos para tomar la comida, ya que de esta manera esta descubriendo nuevas sensaciones.

    4.2.2 Características Generales

    CUARTO MES

    Desarrollo motor

    El bebé disfruta de un buen control sobre los movimientos de la cabeza; boca arriba puede sostenerla y girarla en todas las direcciones.   El reflejo tónico del cuello (la tensión del cuello) disminuye.

    Se voltea en dirección al objeto que le llama la atención.

    Puede mantenerse sentado por unos minutos, si esta siendo sostenido por alguien.  Se fortalecen los músculos el tronco, él estomago y el pecho, lo que le permite girar desde la posición boca arriba hacia ambos lados, hasta darse la vuelta por completo; da botes y se impulsa hacia delante.  Se acuesta sobre su estomago con las piernas extendidas.

    Cuando lo sostenemos erguido, hace presión con los pies sobre la superficie que esta tocando; patea continuamente porque los músculos de las piernas son ya muy vigorosos.

    En esta etapa, sus manos y brazos se vuelven más activos; manipula los objetos, lo que le da mayor conocimiento sobre estos.  Nuevamente aparece el reflejo de presa (juntar el pulgar y el índice, de manera automática frente a un objeto), pero esta vez lo utiliza para mover todo el cuerpo  o tomar algo intencionalmente.

    Estira los brazos para alcanzar los objetos, con la mano abierta preparada para agarrarlos.  Se prende al cabello de las personas, pero no puede soltarlo pues aun no tiene la habilidad de relajación de la presa.  Por esto no podrá sostener dos objetos al mismo tiempo.

    Se toma las manos deliberadamente, juega con ellas por periodos más largos.  Ya no se dedica a tocarlas y mirarlas únicamente, sino que le interesa lo que puede lograr con ellas.

    Desarrollo cognoscitivo

    En esta etapa el bebé repite respuestas que producen resultados interesantes.  Podrá apretar varias veces un juguete hasta hacerlo producir un sonido.

    Ha aprendido para que sirven las manos pero aun no sabe, bien donde terminan ya que para él es la palma de su mano la que hace la función general de presión.

    Reconoce las propiedades físicas de los objetos y muchas otras características tales como el peso, la forma y la superficie.  Altera la posición de los objetos y su distancia, y esta en capacidad de observar los cambios.

    Tiene un lapso de memoria inmediata entre cinco y siete segundos.  Con respecto a la memoria a largo plazo, esta se limita a las caras y voces familiares.

    Se sorprende con la diferencia entre sus propios actos y los resultados externos.  Igualmente, ya que pierde interés en la repetición de un mismo estimulo.

    El descubrimiento de la relación causa-efecto es en este momento una evidencia del despertar del pensamiento y de su gran capacidad cognoscitiva.

    Desarrollo del lenguaje

    El bebé balbucea como intento para iniciar una interacción con las personas que lo rodean, emitiendo sonidos al escuchar la voz del adulto, una especie de "agu" que gusta vocalizar a solas.  Hace pompas con saliva, lo que constituye uno de los intentos previos al lenguaje, pues coordina la respiración con la articulación de la lengua y los labios.

    Ríe fuerte y ampliamente.

    Responde a sonidos humanos mas detenidamente, vuelve la cabeza y los ojos parecen buscar el habla.  A veces produce una riza ahogada.  Se encuentra interesado en hacer nuevos sonidos e imitar varios tonos.

    Desarrollo visual

    A partir de este mes el bebé comienza a formar la percepción de la profundidad.  Observa detenidamente como abre y cierra sus, manos.  Puede enfocar a diferentes distancias.  Su capacidad de acomodación se asemeja a la de un adulto y su visión es binocular.

    Incrementa el desarrollo de su capacidad visomotriz, coordinando los movimientos de sus manos con los de sus ojos.  La cabeza y los ojos se voltean simultáneamente siguiendo el movimiento de una persona u objeto.  Se fija en el lugar donde ha caído algo que es de su interés.

    Desarrollo auditivo

    La capacidad auditiva del bebe esta llegando a su desarrollo completo.  Aumenta la coordinación oido-vista ahora es mas preciso cuando vuelve su cuerpo y sus ojos hacia la fuente del sonido.

    El bebé reacciona a sonidos de alegría y de desagrado.  Se tranquiliza con la música.

    Desarrollo socio-afectivo

    En este mes el bebé reconoce a su madre visual y auditivamente, y adopta frente a ella diferentes expresiones de acuerdo a sí manifiesta alegría o enojo, vocalizando sus estado de animo.  Mientras esta entretenido con alguien ríe; si se le interrumpe el juego, llora.  Reacciona con miedo ante situaciones extrañas para él.

    Se interesa por su imagen en el espejo; al verse, se emociona y respira agitadamente.  Levanta sus brazos para saludar, se pone serio ante la vista de extraños; es decir, comienza a ajustarse a las respuestas de las personas.

    Juega con sus manos, sobre todo con sus dedos.  Trepa sobre la madre para explora su persona y jugar con su cara.  Deja de llorar, aun teniendo hambre ante la vista de la madre o de los alimentos.

    Comienza a tener uno o dos juguetes preferidos.  Ahora sus posibilidades de juego se han ampliado enormemente, acompañadas de diversas emociones. Puede tener lapsos de juego de quince a veinte minutos.

    Sus pequeñas vocalizaciones (  sonidos acompañadas eventualmente de los movimientos de la lengua), ya tienen un  fin de socialización.  Predice los intervalos entre la alimentación y los movimientos de su intestino.  Puede dormir toda la noche con siestas durante el día.

    QUINTO MES

    Desarrollo motor

    En este mes el bebé levanta la cabeza hasta que el planjo de la cara queda casi recto.  Cuando esta boca abajo, con esfuerzo se pone de espalda son ayuda, y se apoya sobre su vientre para alcanzar un objeto; puede levantar la cabeza, arquear la espalda como jugando al avión.  Si se hala por las manos se levanta.

    Flexiona lo bastante los brazos para que al agarrase de algo pueda casi sentarse.  Puede moverse, mecerse, dando botes y volteándose.  Boca arriba, patea contra una superficie plana ayudándose a echar para atrás.

    Quiere tocar, sostener, voltear, agitar, saborear y llevarse a la boca tofos los objetos.

    Desarrollo cognoscitivo

    En este, mes la inteligencia definida como la capacidad para resolver problemas aun no es muy evidente, pero el bebé va tomando cada día mas conciencia de sí mismo, juega con sus miembros inferiores, comienza tocándose las rodillas, después levanta las piernas sujetándolas con la mano, las palpas y mete el pie a la boca, ya que esta es un órgano de cognición (capacidad para conocer los objetos)  tan importante como la vista o el oído.

    Utiliza su cuerpo lo mismo que su inteligencia para alcanzar lo que quiere; se arrastra o estira el brazo para agarrar algo, patalea o golpea cuando quiere llamar la atención,  Se recuesta para buscar objetos que se han caído.

    Vuelve la cabeza y la vista buscando la fuente de un sonido.  Recuerda sus propios acciones de un pasado inmediato.  Posee un modelo mental para el rostro humano.

    Mira a su alrededor cuando se encuentra en situaciones nuevas, es actitud de inspección del lugar u objetos que le resulten desconocidos.  Deja caer objetos para observar su caída y estudiarla con detenimiento. Le gusta golpear cosas sobre diferentes superficies.

    Desarrollo del lenguaje

    Emite los sonidos de las vocales y muchos consonantes como d,b,l,m, que une haciendo "pa", "ma".

    Crea una variedad de sonidos indicando un estado de animo.  Repite sus propios sonidos.  Su llanto es intencionado.  Imita sonidos y movimientos deliberadamente.

    Desarrollo visual

    Al final de este mes se interesa por cosas que están a mas de un metro de distancia, mira  a través de la habitación y observa el panorama desde la ventana,  Busca visualmente las cosas que se mueven rápido.  A medida que pasa mas tiempo en posición vertical, aumenta su campo visual.

    Desarrollo socio-afectivo

    En este momento el bebé puede esperar sentimientos de temor e ira. Sonríe a las caras humanas.

    Deja de llorar cuando se le habla.  Incrementa su interacción y juega con otras personas.  Se resiste a que le quiten el juguete.  Experimenta gran alegría al realizar todos los movimientos de los que es capaz.

    Esconde su cabeza en el regazo de la madre, reconoce voces y sonidos al escucharlos.

    El bebé responde a lo confortable, o incomodo, busca ser cargado o arrullado; expresa agrado ante situaciones gratas o viceversa.  Acaricia su tetero cuando se alimente.  Se ríe a carcajadas, respondiendo al juego de los adultos.  La cordialidad, presente en el mes anterior, continúa.

    SEXTO MES

    Desarrollo motor

    Puede llegar a sentarse firmemente con apoyo.

    Por un breve lapso se dobla hacia delante, usando las manos para sostenerse.  Voltea la cabeza libremente para todos lados.

    Es capaz también de soportar el peso cuando se le pone de pie; d saltos sin mover los pies del suelo, pero no puede saltar  a voluntad.  Cuando esta acostado levanta la cabeza espontáneamente.  Se voltea en todas las direcciones ágilmente.  Puede cambiar de posición boca arriba a boca abajo, ya que su columna vertebral esta mas fuerte.

    Algunos bebes aprender a gatear.  El bebé logra doblar ambas rodillas inclinando la cabeza hacia abajo y levantando las nalgas.  De lo contrario se impulsara arrastrándose con los pies sobre él estomago dirigiéndose con los brazos; esto lo hace hacia delante y hacia atrás.

    Toma los objetos con las dos manos, utilizando la palma.  Sostiene un  juguete en cada mano, toma uno, luego el segundo y mira el tercero, observando su posición y distancia, aunque aun no puede alcanzarlo.  Toma los que están colgantes.                   

     Aquí se inicia el traspaso intencionado de un objeto hacia la otra mano, pero se le caerá continuamente; le será más fácil agarrar objetos grandes que pequeños.

    Inicial el palmoteo.  Va desapareciendo el reflejo de presión ( de agarre ), aunque este puede  persistir hasta mas tarde, permitiéndole un mejor conocimiento del objeto ya que lo voltea, lo agarra de diferentes maneras y modifica su forma.

    Desarrollo cognoscitivo

     A esta edad él bebe ha desarrollado el cincuenta por ciento de su capacidad cerebral.  Diferentes actividades muestran esta capacidad:  vuelve la cabeza y la vista buscando objetos desaparecidos y la fuente de un sonido; cuando los encuentra loa alcanza rápidamente y sin duda.  La anterior acción es el comienzo de la noción de permanencia del objeto, o sea la capacidad para que la imagen de un objeto permanezca en su mente, aunque este no se encuentre presente físicamente.

    Sus movimientos son voluntarios.  Toma y manipula lo que ve a su alrededor, mira los objetos de arriba a abajo y les crea cambios de perspectiva.  Puede igualmente comparar uno con otro.

    Descubre que un medio utilizando con éxito puede cumplir su objetivo varias veces.  Por esto repite varias veces una acción.

    Puede imitar ruidos con objetos.  Si se le entrega un objeto sonoro, demuestra como obtener ruido.

    Comienza a aparecer el conjunto de movimientos adaptativos anticipatorios, es decir que él bebe acomoda sus movimientos, los de sus manos y en general los de todo su cuerpo, a la posición y tamaño de los objetos que están a su alcance.  Esta nueva habilidad indica no solo el desarrollo de los conceptos de espacio y forma, sino también el de la inteligencia general.

    Estará en capacidad, al arribar a este mes, de detener la acción cuando se le dice "no".

    Desarrollo del lenguaje

            

    El bebé cambia su llanto por chillidos.  Presta atención a los tonos inflexivos de la voz.  Aumenta la expresión monosilábica siendo comunes: ma, mu, da, de.  Hace vocalizaciones ininteligibles espontaneas.  Varia el volumen, el tono y secuencia del sonido.

    Hacia el final del mes, reaccionara específicamente a ciertas palabras, igualmente, estará en capacidad de pronunciar todas las vocales.

    Desarrollo visual

    En este mes el bebé posee una buena coordinación visual.  Su visión es muy semejante a la de un adulto.

    Desarrollo gustativo

    Desarrolla preferencias por sabores más fuertes.

    Desarrollo socio-afectivo

    El bebé sonríe y palmotea al ver a otros niños.  Voltea la cabeza al escuchar su nombre.  Trata de imitar la expresión facial.  Juega y reconoce el biberón.  Identifica personas conocidas y sonríe cuando estas aparecen y desaparecen.  Se abraza y llora cuando siente temor ante un extraño.

    Igualmente muestra mayor ansiedad cuando esta ante una situación desconocida sin sus padres:  Se presentas situaciones de desagrado.  Extendidas y especificadas, producen conductas como: no come ante cualquiera, prefiere un juguete a otro, distingue un amigo de un extraño.

    Continua el gusto por el juego con la por alimentarse el mismo con sus dedos.

    4.2.3 Destrezas esperadas a lograr en los niños

    §         Manifestar sonrisas

    §         Manifestar diversas respuestas sociales

    §         Darse las vueltas de boca a abajo o boca arriba y viceversa

    §         Levantar su cuerpo apoyado en antebrazos

    §         Sentarse con apoyo y luego con leve apoyo

    §         Coger objetos y sostener objetos en sus manos

    §         Hacer sonar objetos

    §         Mirar con atención objetos que caen

    §         Localizar sonidos

    §         Repetir fonemas

    §         Descubrir sus manos y pies

    1.-        Probar diferentes esquemas de acción con los objetos (exploración-experimentación)

    2.-        Repetir acciones que obtienen resultados satisfactorios.

    3.-        Coger objetos visuales (coordinación ojo-mano)

    4.-        Buscar objetos que han dejado caer y personas que acaban de perder visualmente.

    5.-            Voltearse estando acostado.

    6.-            Sentarse sin ayuda.

    7.-        Gatear hacia adelante.

    8.-        Jugar con la voz (balbuceo).

    Manifestar sonrisa

    Levantar su cuerpo apoyado en antebrazoz

    Sostener objetos en sus manos

    Localizar sonidos

    Manifestar diversas respuestas sociales

    Sentarse cin APOYO, Desarrollo  y Soluciones Empresariales sostener objetos

    Repetir fonemas

    Hacersonar objetos

    Mirar con atencion objetos que caaen

    Sentarse con leve APOYO, Desarrollo  y Soluciones Empresariales coger objeetos

    Seguir con la mirada el trayecto de los objetos que se desplazan

    Repetir fonemas.

    4.2.4. ACTIVIDADES

    CUARTO MES

    Estimulación motriz 1

    1.       OBJETIVO:  Fortalecer músculos de la cabeza, piernas y brazos.

    a)      Cuando el bebé este boca abajo, agítale objetos de un lado a otro, de arriba abajo para que eche la cabeza hacia atrás y lo siga.

    2.       OBJETIVO:  Fortalecer los músculos de las manos y los brazos

    a)   En posición boca arriba, tómalo de las manos y trata de levantarlo quince o veinte centímetros

    .                     

    3.       OBJETIVO: Fortalecer los músculos de las piernas

    a)      Si el bebe no alza las piernas espontáneamente, coloca una manta doblada tras su espalda y levántale las piernas cada vez mas alto.

    b)      Toma al bebe por el pecho en posición vertical.

    Bájalo hasta que la punta de sus pies toquen, el piso.  Haz cinco movimientos rápidos hacia delante y cinco hacia atrás.

    c)      Carga al bebe.  Hazlo caminar en puntillas, cinco pasos hacia atrás y cinco hacia delante.

    4.       OBJETIVO:  Fortalecer los músculos de la espalda y el tórax

    a)      Cuando el bebé esta en posición boca abajo, retírale a una corta distancia el objeto con el que esta jugando y déjalo hacer un esfuerzo inclinándose hacia adelante y empujándose con lis pies para alcanzarlo.

    Estimulación motriz 2

    1.       OBJETIVO:  Fortalecer músculos del estomago.

    a)      Flexiona las piernas del bebé provocando tensión, suelta y estira completamente sus piernas.  Hazlo nuevamente.

    b)      Pon el bebé boca abajo y coloca frente a el un objeto de interés, estimulado para que lo alcance.

    2.       OBJETIVO:  Fortalecer músculos de las espalda y de la nuca

    a)      Da al bebé una barra ópalo liviano para que se prenda de el y cuando este acostado hálalo hasta que se ponga de pie; protégelo comuna mano en caso de que se suelte.  Puedes hacerlo también tomándolo directamente de sus manos.

    3.       OBJETIVO:  Fortalecer la tonicidad muscular.

    a)      Acostado baca abajo, sujétalo por las piernas y estimúlalo para que alcance un juguete.  Así al intentar el objeto, estira todo su cuerpo.  Deja que juegue libremente una vez o lo haya alcanzado.

    4.       OBJETIVO:  Fortalecer los músculos de las piernas

    a)      Pon en el bebé sobre tus piernas y haz que intente ponerse empujando sus pies contra tu abdomen.

    Hazlo varias veces, cantando alguna canción alusiva al movimiento.

    b)      Cuelgale objetos moviles ( un movil que gira, un sonajero, una cuerda  con bolitas, etc ) y de colores brillantes en su cuna, al alcance de sus pies, para que pueda patearlos y moverlos.

    Estimulación motriz 3

    1.       OBJETIVO:  Preparar para el gateo.

    a)      Cuando el bebé este en posición boca abajo, sobre la alfombra, la cama, en una manta sobre el suelo, etc., empújalo por las nalgas hacia un objeto que sea de su interés, hasta que con sus manos pueda tocarlo.

    b)      Pon el bebe de rodillas apoyado sobre sus brazos, empújale suavemente las plantas de los pies para ayudarle a deslizarse hacia delante.

    c)      Cuando el bebé este boca abajo, ponle delante de su ángulo visual un juguete por el cual sienta especial predilección.  A medida que él intente alcanzarlo, ve retirándole sin que llegue a perder el interés.

    d)      Boca abajo, eleva sus piernas  para intentar que haga la carretilla.

    e)      Balancéalo sobre un rodillo ( puede ser una toalla o una manta enrollada ) de tal manera que sus brazos y piernas están apoyadas sobre el piso e intente desplazarse.

    f)       Boca abajo, muéstrale un juguete a quince centímetros obre él, con el fin de que intente alcanzarlo con una mano, mientras con la otra se apoya y se impulsa.

    g)      Estimúlalo para que avance a través de ordenes simples. Por ejemplo "ven hasta donde esta la mama, toma el oso".

    2.       OBJETIVO:  Estimular la posición de sentado.

    a)      Pon al bebé  acostado boca arriba y haz que se agarre de un aro o barra; Mientras le tienes los pies, levanta, el aro dos o tres centimetros, anímalo para que continúe levantandose, hasta lograr sentarse; bájalo suavemente.   En  la misma posición, deja que tire del aro para que ejerza fuerza y balance hasta que lo suelte.  Repite varias  veces este ejercicio cantándole una canción alusiva al movimiento.

    b)      Acuesta al niño boca arriba sobre tus piernas, de manera que las suyas se apoyen sobre tu estomago, tómalo por los dedos y reclínate lentamente, alza bien alto las piernas y balanceate.

    c)      Colócalo acostado en el piso, formándole un desnivel  a lo largo y ancho del cuerpo ( una manta doblada de tal forma que el bebé quede mas inclinado hacia uno de los lados, bien sea derecho o izquierdo).  De esta manera sé vera obligado a voltearse de la posición boca abajo a la posición boca arriba.             

    d)      Cuando este sentado, con o sin apoyo, balancéalo, lateralmente bien sea tomado de tus manos o de una barra.  Esto afirmara su equilibrio.  Haz el mismo juego hacia atras y hacia delante.  Si presionas suavemente su espalda, estimularas la resistencia ofrecida por los brazos y fortalecerá las piernas.

    e)      Ponlo sobre unas almohadas o cojines de tal manera que quede sentado en posición oblicua; presiónalo para que quede recostado e intente recobrar la posición.

    f)       Anímalo a que se siente, por ejemplo, a ver la televisión o a observar otra actividad que le resulte interesante.

    g)      Refuérzalo alabando estruendosamente todos los esfuerzos que haga para sentarse y mantenerse el mayor tiempo posible en eta posición.

    3.       OBJETIVO:  Fortalecer músculos.

    a)      Boca arriba, sostén al bebé por debajo de los brazos (sujentandolo suavemente por el pecho ), álzalo en posición horizontal, con la cara hacia ti.  El bebé reaccionara arqueando la espalda, estirando y extendiendo piernas y brazos.

    b)      Coloca al bebé sobre una escalera.  Deja que ponga los pies en el primer escalón, anímalo para que recorra los otros, sosteniéndolo hasta cuando logre hacerlo solo, lo que lograra hacia el octavo mes.  Vigila siempre esta actividad.

    c)      Tómalo cargado con la cabeza hacia abajo, elévalo hasta ponerlo atrás sobre tu espalda con la cabeza hacia arriba.  Debes tener mucho cuidado al realizar este ejercicio:  hazlo sobre la cama o una colchoneta.

    4.       OBJETIVO:  Estimular la motricidad fina ( capacidad de agarre y manejo de las manos).

    a)      Ofrécele objetos cilíndricos o redondos, invítalo para que los tome con la palma de la mano.

    b)       Déjalo sacar de su plato trozos de comida o pan con los dedos y llevárselos a la boca.  Dale la cuchara para que vaya aprendiendo a tomarla.

    c)      Permite que manipule objetos de diferente peso.

    d)      Ponle el chupón en la mano dejando la parte de atrás hacia la boca, de tal manera que tenga que darle la vuelta para chuparlo.

    e)      Muéstrale un frasco lleno de cosas pequeñas ( por ejemplo, uvas, pasas ).   Deja que las riegue y anímalo para que vuelva a ponerlas dentro del frasco.

    f)       Da al niño una bola o una pelota y ten una igual en tus manos.  Juega a pasarla de una mano a la otra, mientras le dices:  "en una mano, en la otra".

    g)      Realiza juegos con los dedos del bebé, cuéntale de uno a diez tomando dedo por dedo.

    Estimulación cognositiva

    1.       OBJETIVO:  Discriminar sonidos que actúan como señal.

    a)      Escóndete y has tintinear un vaso.   Cuando el bebé voltee hacia donde se produce el sonido extiende tu mano con un juguete interesante  para el bebé y muévelo.  Haz esto mismo pero con otro sonido ( tocar una puerta o el vidrio de la ventana ), pero esta vez cuando el bebé voltee no le muestres nada que lo estimule.  Repite estos ejercicios varias veces al día.

    2.       OBJETIVO:  Reconocer y advertir estados de animo de las personas que lo rodean.

    a)        Háblale con tono de voz cariñoso, severo, cansado, alegre, según la ocaison lo americe.

    3.       OBJETIVO;  Comprender la relación ente el espacio y los objetos.

    a)      Empieza a moverte hacia el bebé desde el otro extremo de la habitación y ve acercándote con un juguete en tu mano extendida hacia él.  Eventualmente el bebé recibirá el objeto estirando su propia mano.

    b)       Muéstrale las prendas de vestir antes de ponértelas, las flores antes de olerlas, las joyas antes de usarlas.  Hablale siempre acerca de lo que estas haciendo.

    Estimulacion  cognoscitiva  2   

    1.       OBJETIVO:  Reforzar el conocimiento que sobre su entorno tiene el bebé.

    a)      Dejalo desnudo de tal manera que pueda agarrarse los pies, las manos, llevarlas a la boca, explorarlas, observarlas.

    b)       Cargalo mirando hacia al frente para que su campo visual y de conociemiento de los objetos se amplie.

    2.       OBJETIVO:  Estinular la imitacion de acciones que llevan a cabo.

    a)      Mueve la cabeza elente del bebé, tratando que imite elmoviemiento, luego ve diciendo alternativamente: SI-NO-SI-NO.

    b)      Frente al bebé haz el moviemiento de juntar y separar las manos.  Hazlo primero lentamente para llevar al niño a que lo imite.  Puedes hacerlo tambien cerrando y abriendo las manos sobre los objetos.

    Estimulación cognoscitiva 3

    1.       OBJETIVO:  Clasificar los objetos según sus caracteristicas.

    a)        Coloca frente al niño un cubo.  Dile: "mira, este es un cubo", deja que lo observe.  Ahora muéstrale otro igual pero de mayor tamaño y deja que observe ambos; dale otro y dile:  "mira: tenemos uno, dos, tres cubos".  Permite que juegue con ellos.  Cuando pierda el interés alinéalos frente al y dile:  "este es diferente, es más grande".

    b)        Enséñale a clasificar los objetos por su utilidad.

    Por ejemplo, indícale como la camisa, los pantalones, el saco sirven para vestirse.  La olla, la cacerola, el cucharón sirven para cocinar.

    2.       OBJETIVO:  Estimular el concepto de permanencia de los objetos.

    a)      Nombra dos veces un objeto que el bebé  esta mirando con atención.  Cuando no este poniéndole cuidado, vuélvelo a nombrar, cuando voltee a mirarlo, entrégaselo.

    b)      Dale objetos amarrados aun cordón ( por ejemplo, llaves).  Muéstrale como se balancean de un lado a otro, déjalas caer desde arriba para que siga la trayectoria de la caída.

    c)      Ponle un juguete atado a una cuerda sobre una mesa, sin que él lo haya visto; muéstrale como al halar la cuerda, el juguete aparece.

    3.       OBJETIVO:  Desarrollar la noción de detención de la acción.

    a)   Enséñale como unas cosas van antes que otras.

          Por ejemplo, antes de vestirse tienes que bañarte, después de comer te lavas los dientes.  Primero abres la puerta y después sales.

    4.       OBJETIVO:  Enseñar la noción de detención de la acción.

    a)      dile: "no" toda vez que tengas que marcarle un limite.  Hazlo con la palabra acompañada del movimiento de cabeza y mano correspondiente.  Por ejemplo "No puedes tocar esa mesa", "no Andrés, eso no se hace".

      

    Estimulación del lenguaje

    1.       OBJETIVO:  Familiarizar al bebe con las diferentes características del sonido: timbre, tono y movimiento.

    a)      Recítale al bebe versos pequeños, poco complicado y de ritmo marcado.

    b)       Haz que varios miembros de la familia entones la misma canción.

    2.       OBJETIVO.   Reforzar el aprendizaje por imitación

    a)      Refuerza, repitiendo constantemente, cualquier sonido verbal que se asemeje al lenguaje español

    b)      Háblale en tono de voz alta  (agudo y grave ) para que el bebé aprenda a emitir sonidos parecidos a los tuyos.

    Estimulación del lenguaje

    1.       OBJETIVO: Provocar la emisión de sonidos:

    a)      Tapete la cara con una hoja de papel y dile si quieres verme háblame";  destápate ante cualquier sonido que emita de manera articulada.

    Hazlo varias veces.

    b)      Anímalo con diferentes estímulos, como la presencia e su juguete preferido o de otro bebé,   "mira que lindo el bebé de Claudia", "observa como se mueve el payaso" para que exprese alegría a través de gritos y sonrisas.

    c)      Establece diálogos, frecuentemente, a propósito de cualquier actividad: el baño, la comida, la llegada de una persona familiar.

    2.       OBJETIVO:  Incrementar la imitación de sonidos.

    a)       Sigue repitiendo todos los sonidos que el bebé emita., para que observe un objeto determinado

    Estimulacion el lenguaje

    1.       OBJETIVO:  Aumentar el vocabulario

    a)      Pronúnciale monosílabos como ba, ja, pa, ma.

    Combínalos luego para sacara palabras; por ejemplo: pa-ja; ma-pa, etc.

    b)      Señálale las cosas por su nombre completo.

    Estimulación visual

    1         OBJETIVO:  Seguimiento y fijación hacia un objetivo

    a)      Ponle objetos que le parezcan llamativos ( pelotas, carros, muñecos de felpa, etc.,)  seleccionandolos de tal forma que tengan colores brillantes y r4lucient.  Déjalos caer y llama su atención para que mire el lugar donde quedaron.

    b)      Permitele que tome voluntariamente objetos que se encuentran en el mismo campo visual que su mano, para que de esta manera pueda mirar a ambos al mismo tiempo ( mano y objeto ).

    3.       OBJETIVO:  Estimular la memoria visual

    a)      Esconde bajo la cobija una punta e su juguete preferido.  Pregúntale "¿dónde esta el gato?", luego muéstraselo diciendo "aquí esta el gato".

          Hazlo de la misma manera cubriéndote los ojos con las manos. Dile: "¡aquí estoy! Al descubrirte.

    Puedes hacerlo tanbien tapandole los ojos al bebe.  En la segunda semana podras esconder una mayor parte del objeto, hasta haerlo del todo temporalemente.

    b)      hablalae al bebe a medidia que te vas alejando, sigue hablando aun cuando no te vea, aparece de nuevo y continua hablandole.  Vera que el sonido se mantiene aunque no este presente quine lo emite.  Ademas, percibe que a mendida que la fuente se aleja, el volumen del sonido disminuye.

    Estimulación visual

    1. OBJETIVO:  Reconocer la relación causa-efecto.

    a)      Permítele que alcance juguetes de diferentes formas y colores.  Anímalo a que los deje caer, asi como recogerlos.  Simultáneamente, di en vos alta:  "sé cayo el perro", "recoge el perro", "se cayó la pelota", " recojamos,  la pelota" etc.

    b)      Muéstrale como se mueven ciertos juguetes,

    -          Por ejemplo el perro de cuerda, el carrito electico- deja que él lo intente solo.

    c)      Coloca sobre una cobija su juguete preferido muéstrale como halando la cobija puede alcanzarlo.  Refuerza cualquier intento de hacerlo.

    Mueve el bebé hacia arriba, hacia abajo, hacia los lados

    Estimulación auditiva

    1.       OBJETIVO:  Localizar la fuente del sonido

    a)      Sin que te vea, llámalo por su nombre.  Cuando voltee a mirar y te localice, dile "si, aquí estoy me encontraste".

    2.       OBJETIVO:  Estimular el aprendizaje de sonidos que actuan como señales.

    a)      Haz sonar una campana simultáneamente con la aparición de un juguete.  De la misma manera hazlo con otro sonido cuando desaparezca.

    Aprenderá a asociar cada sonido a la aparición o desaparición d un objeto.

    b)      Enciende y apaga la radio.  Permite que él lo intente; prémialo si logra hacerlo.

    3.       OBJETIVO:  Discriminar tono, timbre y ritmo de los sonidos.

    a)      Cántale canciones y muévelo al son de una manera rítmica, enfatiza subidas y bajadas de la voz, imita algunas voces dentro de la canción como por ejemplo la voz de un gato, el canto de las aves.

    4.       OBJETIVO:  Estimular la imitación de sonidos.

    a)      Pon un objeto sonoro en la mano del bebe ( un cascabel, una caja con piedras), muévelo varias veces para producir el sonido, luego golpéalo contra la superficie.  Deja que el bebé intente imitarlo.

    Estimualacion auditiva

    1.  OBJETIVO:  Reforzar la busqueda de la fuente del sonido.

    a)      Cuando el bebé este boca abajo, sacude un sonajero por detrás de la cabeza:  intentara mirar hacia atrás en busca del sonido.  Hazlo nuevamente pero hacia la derecha:  tratara de hacer girar su cuerpo empujando con sus piernas y brazos.  Repitelo sobre el lado izquierdo.

    2.  OBJETIVO:   Discriminar diversos sonidos.

    a)      dale, para que juege libremente, objetos que emiten sonidos, como casacabeles, cajas de musica, animales de cuerda, tarros llenos de piedras, etc.

    3,  OBJETIVO:  Reconocer hechos y acciones diferentes

    a)      Coloca una grabacion con canciones infantiles mientras estas haciendo algunas actividades con el bebé.  Preferiblemente, la letra e la cancion ebe hacer alusion a la accion que se está realizando.  Canta a la par con la Cancion.  Hazlo por un tiempo corto.

    Estimulacion olfativa

    Continua con los ejercicios para el terer mes, incrementando él numero de aromas y olores.  La estimulacion de este sentido ayuda el enriquecimiento el area congnoscitiva, ya que aprendera a reconocer las cosas por sus olores y a anticipar sus acciones ante estas.

    Estimulacion tactil

    1.       OBJETIVO:  Desrarrollar la percepcion e diferentes texturas.

    a)      Acuesta al bebe en el piso con varios pedazos de telas de diferentes texturas.  Deja que el bebé juegue libremente con ellas,  las toque, las lleve a la boca, etc.

    b)      Hazle caricias omasjae con objetos  tales como espuma, plumas,  esponjas, toalles, cintas, etc.

    c)      Ponlo a jugar en una bañera.  Llenala unas veces con agua, otras con cereales, con cubos de espuma, arena, etc.

    Estimulación táctil

    1.   OBJETIVO:  Incrementar el control que el bebé ha adquirido sobre su entorno.

    a)      Permite que toque con sus  manos tu cara, tu pelo, y al mismo tiempo ve nombrando cada una de las partes que el bebé vaya tocando.

    b)      Pon cerca del bebé objetos con diferentes texturas y formas, como por ejemplo, juguetes de tela, de caucho, de pasta, etc., para que los explore y ensaye movimientos suaves y vigorosos.

    c)      Dale objetos grandes  ( un oso de peluche, una pelota, un cojín, etc.) para que los tome con ambas manos.

    2         OBJETIVO:  Sensibilisar al bebé con elementos de su mundo.

    a)      Enseña al bebe a disfrutar de algunos contactos, por ejemplo, tocar una flor, amasar la plastilina. Acariciar el rostro de la mamá o el papa, etc.

    Estimulación visual

    1.       OBJETIVO:  Ampliar la capacidad para seguir objetos en movimiento.

    a)      Haz rodar una pelota para que el bebé la siga con la mirada.  Deja que luego vaya en su búsqueda.

    b)      Ponlo cerca de la ventana para que vea pasar los carros y las personas que van caminando.

    c)      Dale un globo inflado para que observe su movimiento.

    2.       OBJETIVO:  Reforzar la imitación de movimientos.

    a)      Abre y cierra los ojos o la boca delante del bebé.

    Al comienzo confundirá las deferentes partes del cuerpo y responderá abriendo y cerrando los ojos y boca sin establece una correspondencia, pero luego lo hará correctamente.

    b)      Puedes igualmente apretar tus labios, moverlos como dar besos, inflar los cachetes, bostezar emitiendo sonidos fuertes, para que el niño te imite.

    Estimulacion socio-afectiva

    1         OBJETIVO:  Estimular el reconociemiento de sí mismo

    a)      Coloca al niño fernte al espejo y dile: "Aquí esta Andres, ese es el bebé, este eres tu". Hazlo diariamente.

    b)       Haz que otras personas lo llamen por su nombre.

    2.       OBJETIVO:  Utilizar el juego como elemento e socialiacion.

    a)      Colocate frrente al bebe  y cubrete la cara con una tela.  Apenas el bebé murmure, destapate y deja que te vea, sonriele y contestale su murmullo.  Hazlo de nuevo despues, pronto entendera el principio el juego y comenzara a llamarte para que aparezcas.

    b)      Provoca en elniño la risa a travez de gestos cosquillas y juegos vocales.

    c)      Haz algunos juegos sencillos de manos como palmoteo, friccion, golpeteo.

    3.       OBJETIVO:  Iniciar establecimiento de habitos.

    a)      Alimenticios.

    Muestrale los alimentos en taza y cuchara antes de darselos.  Permite que juegue con la cuchara y el vaso.  Ponlo juntoa ti, en su mesa-comedor a la hora de kas comidad en familia

    b)      De Higiene

    Hablale sobre cada una de las actividades de ase, por ejemplo, dile. 2voy a bañarte para que stes limpio"; "tus manitos estan sucias, vamos a lavarlas en el lavamanso", "mira como mama lavas sus dientes".

    Estimulación socio-afectiva

    1.       OBJETIVO:  Proporcionar elementos de socialización.

    a)      Acostumbra al bebé a que este con otras personas, a que jueguen con él, no de manera pasiva, sino en actividades a travez  de las cuales él bebe participe permanentemente.

    b)       Llévalo a conocer lugares diferentes y háblale acerca de las cosas que ve, de las acciones u objetos que le son familiares en ese lugar.

    c)      Mírate con él en el espejo y pídele que te señale a ti y después a el mismo.  Refuerza los aciertos.

    d)      Llámalo a distancia por su nombre.

    Estimulación socio-afectiva

    1.         OBJETIVO:  Estimular reconocimiento de sí mismo.

    a)        Pon frente al bebe un espejo, de tal manera que pueda ver su imagen cuando este sentado.  Pregunta "¿dónde esta el bebé?".

    b)        Acostúmbralo a reaccionar ante su nombre, llámalo claramente cuando  te encuentres a distancia de el.  Repite su nombre rítmicamente.

    2.         OBJETIVO:  Estimular la aceptación de sí mismo como unidad independiente.

    a)        Nombra cada una de las partes de su cuerpo, mientras el bebé las observa directamente.  Utiliza para esto el espejo.

    3.         OBJETIVO:  Reforzar la imitación de expresiones faciales.

    a)        cada vez que el bebé sonría has lo mismo tu, igual cuando llora, haga  muecas, bostece, etc.

    (El niño de 4 a 8 meses)

    C.-            Actividades :  De acuerdo a cada una de las destrezas

    1.-        Probar diferentes esquemas de acción con los objetos (exploración- experimentación).

                - Deje objetos pequeños y llamativos, de diferentes texturas y colores dentro de la cuna y al alcance de las manos del bebé.  Así él podrá coger por casualidad un objeto y manipularlo (cogerlo con las dos manos- pasarlo de una mano a otra- mirarlo- agitarlo- llevarlo a la boca- chuparlo- etc.).

                - Coloque al niño sentado al borde de una mesa o cama y ofrézcale varios objetos (fichas- cubos- ruedas- carretas).  Coloque en el piso frente al niño un platón.  Permita que el niño juegue con los objetos de tal forma que fácilmente caigan al platón.  Si ésto no lo logra él sólo, demuéstrelo el efecto (ruido) botando algunos objetos al platón.  El niño entonces, botará más objetos para repetir el ruido.

                - Ofrezca al niño un objeto que chille o pite al oprimirlo, permítale que lo explore; si el niño con su propia acción no logra hacerlo sonar, demuéstrele cómo lograrlo.

                - Ofrézcale al niño un frasco o botella de plástico, con agua hasta la mitad y muy bien tapado.  Déle oportunidad de que juegue con el frasco.  Puede introducir una figura plástica pequeñita dentro de la botella.

                - Ofrezca al niño un carro para que lo explore y después de que lo haya manipulado por algunos minutos hágalo rodar a distancias que él pueda seguirlo sin perderlo de vista.

                - Ofrezca al niño una caja o frasco transparente con un muñequito dentro y anímelo para que saque el muñequito y lo manipule.

                - Ofrezca al niño una caja de cartón de tamaño que él pueda manipular con un orificio que le permita introducir su mano; una vez que se haya familiarizado con la caja muéstrele un juguete con una cuerda e introdúzcalo dentro de la caja dejando la cuerda por fuera, anime al niño a que coja la cuerda y hale.  Déjelo actuar libremente con el juguete y ayúdelo solamente cuando se le desplace a distancias inalcanzables, para él.  Cuando saque el juguete de la caja, permítale manipularlo despularlo y después muéstrele cómo introducirlo nuevamente en la caja.

                - Ofrézcale al niño un caja de cartón con dos orificios redondos de diferente tamaño; una vez que se haya familiarizando con la caja, ofrézcale varias fichas del mismo tamaño y que sólo pueda introducirse por uno de los orificios. Si no hace intentos de introducirlas, así sea erróneamente, demuéstrele  cómo hacerlo.

                - Ofrézcale al niño dos cubos pequeños para encajar. Permítale que los manipule. Muéstrelo cómo se encajan.

                - Déle al niño un cono de cartón sobre una superficie plana y una vez que lo haya explorado, si por su propia acción no lo ha rodado, hágalo rodar en forma circular, después deje que el niño accione el juguete libremente;como variación puede darle al niño una bola o un cascabel o instrumentarle que la introducción dentro del cono.

                - Accione un títere frente al niño para llamar su atención; háblele a la vez que acciona el títere por intervalos cortos y espere su reacción. Acerque al títere para que el niño pueda verlo de cerca y tocarlo.

                - Presente al niño un carro u otro juguete que ruede por una superficie ligeramente inclinado y permítale que observe el deslizamiento y desplazamiento del juguete. Anímelo para que él ponga en movimiento el juguete.

                - Ofrézcale al niño dos juguetes o figuras geométricas iguales; al manipularlas, tratará de unirlas, sacudirlas, compararlas, golpearlas una contra otra, tirarlas, etc.

                - Ofrézcale al niño para que manipule, un juguete de 4 a 6 figuras de diferente material (madera-plástico- caucho-cartón- cuero -corcho- cerámica-etc), así el niño estará jugando y conociendo diferentes texturas y podrá seleccionar la que más le agrade.

         

    2.-        Repetir acciones que obtienen resultados satisfactorios.

                - Cúbrase la cara con un pañal; tome la mano del bebé y condúzcala a tomar la punta del pañal y tirar de ella para retirarlo. Cuando destape su cara ríase con el, háblele, béselo, observe sus reacciones. Poco a poco haga que el niño tire del pañal sin ayuda, una vez que el niño descubra la manera de destapar su cara para que usted juegue con él tratará de repetir su acción para prolongar el juego.

                - Coloque sobre la cuna del bebé y al alcance de sus manos, móviles que él puede accionar. Al principio lo hará por casualidad y una vez que descubra la manera de hacerlo, repetir su acción muchas veces.

                - Cuando el niño llore acuda a su cama. Así él descubrirá la manera de pedir su atención cuando la necesite, (quiera compañía, tenga hambre o esté mojado).

                - Agite  un sonajero y observe si llama la atención del niño. Si el sonido le agrada (sonríe- busca-espera que se repita), colóquelo en la mano  del bebé y ayúdelo a agitarlo, procurando que él observe el movimiento. Poco a poco, disminuya a fuerza su movimiento para que el niño lo agite sólo.

                - Tome las manos del bebé y aplauda con ellas frente a sus ojos. Cada vez que el niño imite el movimiento, juegue con el.

                - Alce al niño cuando le extienda los brazos y consiéntalo. Así el descubrirá la manera de ser alzado, acariciado.

                - Ofrézcale al niño dos cilindros, uno con base y otro sin base y además un juguete de su interés atado a una cuerda. Demuéstrele lentamente, cómo al introducir el juguete por el cilindro hueco sale al otro lado y al introducir en el otro cilindro no sale. Permítale que accione el juguete, animándolo a que experimente la misma actividad.

                - Ate un juguete sonoro al tobillo de un pie del bebé, para que descubra el sonido que obtiene al mover la pierna.

                - Ofrezca al niño una cadena o un cordel unida a sus extremos y con pocos objetos metálicos livianos insertados (o un juguete similar). Coloque al niño frente a una mesa o cualquier otra superficie sólida, del tal forma que al accionar el juguete descubra el efecto sonoro que produce, de acuerdo a la intensidad e impulso de su movimiento.

                - Coloque al niño sentado en una superficie sólida (una mesa o el piso) y haga rodar hasta sus pies una bola liviana y sonora. Anímelo para que mueva sus pies y con su acción, ponga en movimiento la bola.

                - Espere a que el niño esté agitando sus pies entusiasmado y coloque un juguete o un móvil a la altura de sus pies, para que los golpee con sus movimientos. Procure no distraer su atención con ninguna otra actividad para que descubra el efecto que produce su acción.

               

                - Ofrezca al niño un tarro o caja metálica con base suficientemente amplia, para que golpee con sus manos y obtenga un sonido interesante que lo lleve a repetir su acción.

                - Cuando el niño haya tenido éxito en golpear con sus manos un objeto que produce un sonido interesante ofrézcale una cuchara, un palito o similar y anímelo a que lo utilice para golpear el objeto.

                - Coloque sobre una mesa al alcance del niño una torre hecha con rueditas muy livianas y una bolita en el tope; si logra tumbarla por accidente, repita varias veces la actividad hasta que demuestre que lo hace intencionalmente.

                - Ofrézcale al niño un cono o embudo; échele granos de maíz o frijol de tal forma que él vea cuando caen dentro del cono y salen por el orificio inferior. Anímelo para que él trate de hacerlo.

                - Cuando el niño tenga un juguete en la mano sin interesarse en él, pídale que se lo entregue tendiéndole la mano; si lo hace gratifíquele devolviéndoselo, dándole las gracias o entregándole otro juguete que sea de su interés.

    3.-        Coger objetos visuales(coordinación ojo-mano)

                - Coloque sobre la cuna del bebé y al alcance de sus manos móviles que él pueda accionar fácilmente.

                - Coloque un objeto de color llamativo dentro del campo visual del niño; cuando esté mirándolo lleve la mano del bebé hasta tocar el objeto y si trata de cogerlo facilíteselo. Cuando suelte el objeto vuelva  a comenzar y repita el ejercicio hasta cuando el niño trate de alcanzar el objeto sin ayuda y logre cogerlo.

                - Realice el ejercicio anterior con diferentes objetos, colocándolos en diferentes puntos, para que  el niño los alcance sólo, cada vez más fácilmente, y vaya afinando los movimientos de sus manos en diferentes direcciones.

                - Coloque un objeto frente al bebé a poca distancia y cuando él trate de cogerlo desplácelo hacia la izquierda o a la derecha, para que él siga el movimiento tanto con la vista como con la mano. Déjelo alcanzar el objeto para premiarlo.

                - El ejercicio anterior, realizando movimientos hacia arriba y hacia abajo, y movimientos circulares.

                - Coloque frente al niño un objeto y cuando lo esté mirando, acérquelo y aléjelo, para que el niño siga el movimiento con la vista y coja el objeto cuando lo tenga al alcance de su mano.

                - Cuando el niño esté interesado en un juguete, escóndalo totalmente en su presencia; si descubre fácilmente el juguete, repetir la actividad en idénticas condiciones. A la tercera vez esconder el juguete en otro sitio, para que lo busque nuevamente. Para esconderlo puede usar dos telas semitransparentes.

                - Con dos telas idénticas a distancias accesibles al niño, esconda el objeto de su interés bajo una de las telas; cuando el niño esté mirando traslade el juguete bajo la otra tela y anímelo para que busque.  Repite la actividad.

                - Cuando el niño esté interesado en un juguete pequeñito, escóndalo en una de sus manos y preséntele las dos manos empuñadas, dándole una pista sobre la mano que lo tiene (si es sonoro haciéndolo sonar o dejando ver una pequeña parte) y espere a que se dirija a la mano que lo tiene.  Repita la actividad cambiando de mano por tres o más veces consecutivas.

                - Cuando el niño tenga un juguete en cada una de sus manos, ofrézcale un tercer juguete y espere a que él decida qué hacer.  Déjelo manipular el tercer objeto.

                - Ofrezca al niño unos bloques de madera (pequeños), déle oportunidad de manipularlos y explorarlos.  Haga una torre con los cubos y cuando el niño la tumbe, demuéstrele cómo colocar uno sobre otro, armando nuevamente la torre.

                - Presente al niño un juguete que ruede fácilmente (carro- carrete- cilindro- bola) sobre una superficie plana; cuando tenga centrado su interés en el juguete permítale que lo siga con la vista.  Ruédelo después hacia él para que intente cogerlo.

                - Ofrezca al niño un recipiente de base amplia con algunos pequeños objetos y anímelo a que introduzca una de sus manos y los saque; una vez que estén los objetos fuera del recipiente, indíquele cómo introducirlos nuevamente.

                - Preséntele al niño un juguete sobre una mesa y a su alcance; si no demuestra interés por agarrarlo, acciónelo para que trate de cogerlo.

                - Ofrézcale al niño un cable grueso y duro o un palito y varias rueditas iguale (carreteles vacíos de hilo o de cinta para máquina de escribir).  Demuéstrele cómo puede insertarlas una a una por uno de los extremos: después agítelas, sáquelas, hágalas girar, etc. repita el ejercicio para que el niño trate de insertar las rueditas (primero con ayuda).

    4.-        Buscar objetos que ha dejado caer y personas que acaba de perder visualmente.

                - Cuando el bebé suelte un objeto que tiene en las manos, muéstrele dónde cayó y conduzca su mano hasta alcanzarlo.  Más tarde permita que él mismo lo busque primero con la vista y después con la mano.

                - Deje caer un sonajero cerca del bebé, para que lo busque con la vista y luego trate de cogerlo.

                - Cuando el niño esté explorando un juguete de su interés, espere que se deslice de sus manos para cubrirlo con una tela o material muy liviano y semitransparente, y anímelo para que busque el juguete y lo recupere por su propio esfuerzo.

                - Cuando el niño esté en brazos de otra persona, escóndase y aparezca nuevamente, utilizando la persona que sostiene el niño como pantalla para esconderse.  Cada vez que el niño la vea, juegue con él riendo y hablando.

                - Cuando el niño esté interesado en un juguete, páselo por un túnel hecho de cartón de tal forma que el niño pueda apreciar la desaparición y aparición del objeto.

                - Estando el niño sentado en el borde la cama o de una mesa, ofrézcale un juguete no muy pequeño para que disfrute con su exploración, espere a que el juguete caiga al piso para hacerle notar al niño dicha caída.  Alcáncele de nuevo el juguete.  Como variación llame su atención hacia el juguete a la altura de sus ojos y suéltelo para que lo siga en su trayectoria hacia el piso.

                - Llame la atención al niño con un juguete de material liviano (papel- algodón- pluma), cuando el niño esté mirando el juguete, láncelo hacia arriba para que el niño lo siga con la vista, en su trayectoria hacia arriba y luego hacia abajo.

    5.-            Voltearse estando acostado.

                - Acueste al niño y juege con él volteándolo de un lado a otro y poco a poco vaya disminuyendo su actividad, para que el bebé aumente la suya.  Premie cada esfuerzo que el niño haga para prolongar el ejercicio, acariciándolo, besándolo, etc.

                - Acueste al niño de lado y agite un sonajero a su espalda.  Llámelo, háblele, cante, para que el niño, tratando de buscar el sonido se dé vuelta hasta encontrarla a usted o al sonajero.  Prémielo cuando lo logre.  Trabaje esta actividad haciendo que el niño primero se voltee de una lado hasta la línea media y después hasta el otro lado.

                - Presente al niño un juguete sonoro haciéndolo sonar en su frente, ante sus ojos; si demuestra interés, cambie de posición y accione nuevamente el juguete, de tal forma que el niño se vea obligado a girar su cabeza y su cuerpo para poder ver el juguete que produce el sonido.

                - Ofrezca al niño un juguete balanceándolo, para que trate de inclinar su cuerpo para agarrar el juguete.

    6.-            Sentarse sin ayuda.

                - Acueste al niño y tomándolo de las manos levántelo hasta sentarlo; juegue con él, acuéstelo de nuevo y repita varias veces.  Si al niño le agrada el juego y quiere continuarlo, levantará la cabeza y los hombros y estirará los brazos.  Continúe el juego mientras el niño demuestre interés por hacerlo.

                - Siente al niño y sosteniéndolo juegue con él.  Suéltelo lentamente y celebre mientras permanece sentado.  Si trata de caer, sosténgalo nuevamente, déjelo descansar y repita la actividad.

                - Recargue al niño en una almohada alta, muéstrele un sonajero, agítelo y acérquelo; cuando el niño vaya a cogerlo aléjelo para que trate de sentarse.  Una vez que se haya sentado permítale jugar con el sonajero.  Repita el ejercicio, y vaya bajando poco a poco la altura del apoyo (almohada).

                - El ejercicio anterior estando el niño acostado.

                - Acueste al niño boca arriba y accione un juguete sonoro a unos diez centímetros de altura de sus pies; si se interesa por el sonido, el niño tratará de levantar la cabeza o hacer ademán de sentarse para ver el objeto que produce el sonido.

                - Coloque al niño sentado cómodamente y tomándolo de las manos balancéelo cantándole una canción corta pronunciándola claramente.

    7.-        Gatear hacia adelante.

                - Coloque al niño en posición de gateo, acarícielo y muéstrele un objeto que le llame la atención para que lo mire permaneciendo en dicha posición.  Aumente el tiempo poco a poco.

                - Coloque al niño en posición de gateo y un objeto al alcance de su mano derecha.  Para cogerlo, el niño tendrá que levantar la mano y luego volver a la posición inicial para mantener el equilibrio.  Haga lo mismo con la mano izquierda.

                - Coloque al niño en posición de gateo y sostenga un sonajero al alcance de sus manos; cuando el niño levante una de sus manos para cogerlo, aleje un poco el sonajero y agítelo nuevamente, para forzar al niño a avanzar en esta posición. Si el niño no avanza acérquele el juguete, permítale manipularlo y empiece de nuevo el ejercicio.

                - Coloque al niño en posición de gateo y ofrézcale un juguete distante de sus manos para que se esfuerce a alcanzarlo; si se le dificulta, coloque sus manos en la planta de los pies del bebé para que pueda apoyarse e impulsarse.

                - Cuando el niño esté gateando coloque un juguete de interés al otro lado de un obstáculo (almohada-bloque), que obligue al niño a pasar sobre él o gatear a su alrededor una para alcanzarlo.

    8.-        Jugar con la voz (balbuceo)

    - Aproveche cualquier vocalización que el niño produzca; imítelo varias veces, buscando que el niño la produzca de nuevo. Prémielo cuando lo haga.

                - Cuando el niño articule una sílaba (ma-pa) repítala seguidamente para que el niño la imite (balbuceo).  Asocie al balbuceo acciones como palmas, golpes, movientos de cabeza, para darle carácter de juego y motivar su prolongación.

                - Aumente el número de sílabas utilizadas en el balbuceo para motivar en el niño la repetición de diferentes sonidos.  Asegúrese de colocarse de manera que el niño pueda verle claramente la cara y los movimientos de su boca.

                - Cuando el niño emita un sonido trate de imitarlo a través de un recipiente (tarro- taza- cubo- cono); si el niño demuestra interés coloque el recipiente en su boca para que él produzca el sonido.  Repita la actividad cambiando la entonación de su voz.        

                - Cante al rededor del niño una ronda utilizando mímica.  Repita cualquier vocalización que el niño emita, para motivarlo a repetir nuevamente.

                - Coloque un espejo frente al niño, háblele a través del espejo vocalizando claramente y espere su respuesta.  Premie cualquier producción de voz y motive su repetición.

                - Ofrezca al niño uno a uno y con algunos minutos de intervalo, un cubo, una rueda, una bola, un triángulo, un palo, etc. para que los manipule; vaya nombrando cada uno de ellos mientras le habla al niño y éste manipula el objeto.

    4.3       El niño de 7 a 9 meses

    4.3.1 Consideraciones iniciales

    Ahora ya el niño no se limita a repetir o reproducir los resultados interesantes descubiertos por casualidad, busca obtener las mismas cosas por diferentes caminos, sabe que diferentes acciones pueden conducir al mismo resultado.  Antes sabía que un resultado agradable se producía con una acción y la repetía de esa manera, ahora sabe que las acciones que le servían para un resultado pueden servir para otros.  Comienza a ubicar las cosas que están a su alrededor empieza a situarse entre las cosas, sabe que cualquier objeto, que cualquier cosa le puede servir para jugar.

    Busca superar los obstáculos que encuentra cuando quiere lograr algo, ensaya diferentes formas de lograr lo que quiere, demuestra intencionalidad en lo que quiere es decir sabe lo que quiere y la busca.

    Durante este período el niño ya tiene mucho movimiento, gateando o caminando sostenido puede ir por todas partes dentro de la casa, esto hace que su actividad aumente, quiere explorar y jugar con todo lo que se encuentra, es la época de los daños.

    Se debe comprender que el niño no hace daños; cuando destruye algo o lo quiebra lo hace porque está explorando, investigando que le sucede a las cosas cuando se caen al suelo, se golpean entre sí, se echan a rodar, etc.

    A partir de este mes el niño tendrá una gran movilidad, ya que sus habilidades motrices y mentales se han desarrollado ampliamente; tal avance le permitirá realizar tareas sencillas que aumentaran el contra sobre su entorno y ampliaran su visión de lo que lo rodea.

    Es un periodo emocionante, en el cual el crecimiento será mucho más acelerado.  Al desplazarse ira dejando huella de desorden, ya que descubrirá que hay libros bajos para tomas, revistas para romper, objetos interesantes para alcanzar.  Comenzara a descubrir como están formadas las cosas: por ejemplo, la casa tiene ventanas, puertas; en ella hay sillas, camas bibliotecas con libros;  plantas, etc

    Utilizar más los dedos que las palmas le permitirá apretar, agitar, mover lo que este a su alcance; Ira aprendiendo la relación causa-efecto a través de estas actividades.

    Utilizara objetos para alcanzar otros.  Intentara imitar todo aquello que hagan los demás, y permanecerá atento ante objetos que el haya visto esconder, lo que refleja una mayor permanencia del objeto en mente.

    La curiosidad es en este momento el motor que orienta las actividades que lleva a cabo con gran entusiasmo el bebé.  Sin embrago, ésta sé vera limitada porque aun no se atreve a alejarse mucho tiempo de su mama y por lo tanto dedicara tiempos cortos a examinar las cosas.  Tu todavía eres su punto focal y por esto la dependencia se hará aun más notoria, ya que su memoria le permite identificar a las personas conocidas por él. Es importante que vayas dejándole solo gradualmente pero no durante mucho tiempo.  Si te vas para la cocina o a otro cuarto, hazle saber que estas allí, y que aunque estés fuera de su campo visual, sepa que no te has ido.

    La atención activa de las madres es crucial para aumentar las potencialidades del bebe.  El juego es bastante interactivo, es decir que comienza a incluir en ellos a otras personas. Los juegos con agua le proporcionaran especial placer; los juguetes podrán ser los mismos, pero ya hará cosas diferentes con ellos.        

    El bebé comenzara a aburrirse del biberón.  Posiblemente le guste tomar en taza, deseo que puedes satisfacer.  Sin embargo, recuerda que para el aun es importante chupar.

    Aparecen los primeros dientes.

    La  curiosidad lleva al niño, en el octavo mes, a hacer nuevos descubrimientos sobre la base de aprendizaje anteriores:  Pasara largos ratos examinando, asimilando y archivando sus descubrimientos intelectuales.

    La actividad que despliega en este momento es muy intensa y carece de la conciencia del peligro.  Querrá dar rienda suelta a todos sus deseos, por lo tanto, no le agradará que le coarten sus impulsos.  Pasa de momentos de total indiferencia a experiencias de jubilo y desbordante alegría.

    Le fascina ver como las puertas se abren y cierran.  Esto lo lleva a meter los dedos en las aberturas que quedan en las bisagras.  Es la edad propicia para los machucones.

    Comenzara a agarrar objetos con el dedo pulgar y el índice.  Aquellas migas que en el mes anterior le intrigaban, ya las puede tomar.  El resto de los objetos también se los llevara a la boca para explorarlos, colocándolos previamente a una distancia prudente para poder verlos bien.

    En cuanto a su motricidad gruesa, aprenderá a desplazarse adoptando sus propias formas de gateo.

    El mismo encontrara  la forma de lograrlo.  De igual forma se prepara para caminar.  Aprenderá a sostenerse poco a poco, para luego ir desplazando su peso.  Esto será un proceso gradual, por lo que no debes obligarlo.

    La visión esta ya muy desarrollada: podrá señalar algo que desee y sus ojos seguirán lo que tu quieras mostrarle; descubrirá nuevos detalles en su cuarto.

    En él arrea socio-afectiva sus avances son igualmente notorios; aprende a decir adiós con la mano, aplaude y puede contestar al teléfono, que le interesa especialmente sí esta cerca.

    La ansiedad hacia los extraños puede disminuir o aumentar en relación con meses anteriores.  Por ejemplo, cuando esta recién levantado la ansiedad aumente, pero si el extraño se acerca poco a poco y la madre demuestra aceptación por esta persona, le hará sentir mayor confianza y quizás puedas aceptarlo.

    En cuanto a sus hábitos de sueño, él bebe continuara con dos siestas diarias, pero muchas veces la gran actividad que tiene en este mes hace que estas disminuyan y que inclusive hasta se despierte en las noches por la gran excitación.  Cuando esto ocurra no lo pases a tu cama ni lo levantes: el solo hecho de que el te sienta allí y le hables, lo tranquilizara para recobrar de nuevo el sueño.

    Introducción

    En este mes el niño se dedicara a consolidar todos sus aprendizajes anteriores.  La curiosidad será mucho mayor, y de tal persistencia que ocasionara a los padres frecuentes disgustos, que deberán manejarse con cautela ya que es precisamente ese deseo de descubrirlo y conocerlo todo lo que lleva a la acción, además que sus movimientos para tomar y manipular objetos se han refinado notoriamente.  Será incansable gateando, sentándose, yendo de un lugar a otro pero aun vuelve a su madre, pues con ellas se siente en un lugar seguro .

    El niño es especialmente inquieto en esta etapa tomara las cosas de la cocina, del baño, del cuarto, etc. Y hará varios viajes trayendo cosas que esta coleccionando.  Sus juguetes favoritos son los que tiene ruedas; también los tambores; y llenar y desocupar canastos ( ten cuidado con la caneca de la cocina ¡les fascina!).

    Ya puede permanecer parado, agarrado de algo.

    Es la etapa del precaminado comenzara con paseos alrededor del sofá o de una mesa y continura dejando "su rastro inconfundible" por todas partes.

    Aprendera a subir escaleras peor aun  no a bajarlas.  Por lo tanto es importante que tengas todos los cajones cerrados y asegures los objetos en los que pueda encaramarse; ten en cuenta que aun los sitios más insólitos podrán ser para el de sumo interés.

    Por otra parte comienza a entender el concepto de "desaparecer"; por lo tanto, jugar a esconderse le encanta: inmediatamente empieza a buscar.

    El bebé es en este momento más independiente, pero necesita saber que tú estas ceca y las cosas marchan bien.

    La llegada del papa es todo un acontecimiento novedoso para él.  Sin embargo se desconcierta cuando este le exige el acatamiento de ciertas normas: periodos más largos para compartir con el padre le harán entender que este no solo se encuentra para el juego.

    Pueden aparecer algunos miedos, como por ejemplo a la licuadora, a la aspiradora, etc., alas que antes ni les ponía atención.  Enseñale con acercamientos paulatinos de que se trata.  Así tendrá control cobre estos temores.

    Es en esta edad en que algunos niños se golpean la cabeza contra el piso o contra las paredes, golpes que van generalmente acompañados de movimientos de mecedora ( hacia delante y hacia atrás); todavía no se conoce el origen de este comportamiento que desaparece en meses posteriores.

    Estudios revelan que las ondas cerebrales son normales, no aparecen fracturas no daños cerebrales.  Sin embrago, es importante que se lo menciones al pediatra, quien te dará las pautas para su manejo.

    4.3.2 Características Generales

    SEPTIMO MES

    Desarrollo motor

    Sus músculos han alcanzado ya bastante firmeza y logra controlar de sus movimientos.

    Puede entonces inclinado hacia adelante permanecer sentado por unos minutos inclinado hacia delante.  Intenta arrastrarse y da vueltas sobre sí mismo.

    Comenzara también a ponerse a gatas,  Al principio permanecerá estacionario es esta posición, mas tarde avanzara y de vez en cuando se caerá de bruces.

    Ante la  presencia de algunos estímulos, el niño realiza movimientos intencionales de cabeza tronco y pies.  Esta ansioso por tocar todo lo que tiene a su alrededor.  En este momento puede sostener un objeto con una mano y tomar otro con la otra mano simultáneamente.  Tendera aun a llevárselos a  la boca.  Le será más fácil coger los objetos más grandes que los pequeños.  Aprenderá a darle vueltas al objeto, siendo el dedo meñique el primero que dejara e participar en el agarre.

    Durante el sexto mes, el niño golpea la mesa con la mano vacía o con  objeto  sin ningún propósito.

    En el septimo seguirá haciéndolo pero muy seguramente con un objeto mas pesado, lo cual exige movimientos precisos.  Pronto aprende a golpear con objetos duros y blandos y comprende que golpear suavemente es la base para acercar un objeto a otro.

    Desarrollo cognoscitivo

    El niño en la etapa del séptimo mes una noción mas definida de lo que es el espacio; al lanzar n objeto comprobara que cae en un lugar fuera de su alcance y tratara de desplazarse para tomarlo.  Se sorprende ante lo nuevo y retira de su alrededor lo que no desea.  Distingue la distancia a la que se encuentra un objeto.

    En este momento mantiene su atención n un objeto por mayor tiempo  y comienza a fijarse  en los detalles.   

    Se muestra atento ante una señal que indique repetición o respuesta a un acto.  Comienza también a conocer las implicaciones de acciones que le son familiares.

    Reacciona con emotividad ante su imagen en el espejo, lo mismo que al ver figura de otros niños de su edad.

    Si te vas, lo mas seguro es que llore. Si embargo por su memoria todavía a corto plazo, olvidara pronto que te has ido.

    Desarrollo del lenguaje

    El niño continua con balbuceos y gorjeos que en este momento tienen una entonación.  Repite sonidos que ya conocía, imita ruidos con objetos y puede vocalizar diptongos (ie, ea) y sílabas (ma, ma, ma; pa,  pa, ; sin atribuir su significado real).

    Comienza a utilizar las consonante b y d.

    Desarrollo visual

    Durante este mes la agudeza visual del niño puede llegar a ser igual a la del adulto.

    Desarrollo auditivo

    En cuanto a su desarrollo auditivo, el niño puede en este momento localizar la fuente del ruido y disfrutar con juguetes que produzcan sonidos tales como campanas, cajas de música y sonajeros.

    Desarrollo táctil

    El niño explora los juguetes completamente, los palpa, los saborea y casi siempre los lanza fuera de su alcance.

    Explora su cuerpo con la boca y sus manos.

    Desarrollo socio-afectivo

    Al llegar a este mes el niño comenzara a tener un alto grado de sociabilidad.  Le sonreirá y extrañara a otros miembros de la familia, tendera los brazos a quien sea de su preferencia y expresara rechazo frente a alguien o algo que no desee.  Estas actitudes son el comienzo de su interacion social.

    Pasara jugando largos jugando con aquellos objetos que ya conoce.  Sin embargo será difícil que dure mas de cinco minutos en un mismo sitio.  Comenzara a reclamar un horario para jugar contigo, momentos que deben ser identificados y respetados por ti.

    Comienza a entender el significado del "no" por el tono de voz.

    Sus hábitos tanto alimenticios como de miccion empiezan a espaciarse.

    Te hará entender cuando ya esta lleno al comer.

    OCTAVO MES

    Desarrollo motor

    Se sienta tan firmemente que puede inclinarse hacia  adelante  y hacia atrás y volver a su posición inicial, lo mismo que brincar en sus nalgas y girar sin perder el equilibrio.

    Comienza a arrastrarse aun sin levantar el abdomen, pero logra desplazarse por el piso impulsándose con los dedos de los pies.  Al comienzo, probablemente lo hará para atrás.  Sin embargo, como el desarrollo de cada niño es diferente, encontraremos unos mas adelantados que ya inician él gateo con desplazamiento, tanto hacia adelante como hacia atrás.  Estos últimos hacia finales del mes podrán trepar por una escala inclinada.

    Con ayuda se levantara y, sostenido de un mueble, podrá estar de pie brevemente .  Brinca, baila cuando se le sostiene en posición erguida.   En el momento de sentarse necesita ayuda, pero permanecerá sentado solo ya por varios minutos.

    Comienza en forma rudimentaria a introducir objetos en un recipiente.   Golpea un objeto contra otro, para agarrarlo utiliza los pulgares.  Cuando son objetos circulares utiliza las yemas de los dedos.

    Aplaude, abre y cierra sus manos en movimientos circulares.

    Desarrollo cognoscitivo  

    Recuerda por sí mismo eventos y acciones pasadas.  Igualmente, retiene pequeñas series de eventos correspondientes a un pasado inmediato.

    Mantiene un modelo mental del rostro humano, interesandose especialmente por sus diferentes expresiones.

    A parir de este mes puede dar soluciones a problemas simples, tales como buscar objetos que le han sido escondidos en su presencia o alcanzar un objeto teniendo otro en su mano.