Jueves 18 de Diciembre de 2014 | Hay 40 usuarios online en este momento!
 

Análisis de la obra 100 años de Soledad

Imprimir
Recomendar a un amigo
Recordarme el recurso
Descargar como pdf

Seguinos en en Facebook


Agregado: 02 de AGOSTO de 2011 (Por jennifer) | Palabras: 0 | Votar! | Sin Votos | Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Literatura >
Material educativo de Alipso relacionado con Análisis obra 100 años Soledad
  • Analisis y Traduccion:
  • Biografia de Francisco Goya.: Vida y obra de Francisco Goya.
  • Biografia de PÍO BAROJA Y NESSI.: Vida y obra de PÍO BAROJA Y NESSI.

  • Enlaces externos relacionados con Análisis obra 100 años Soledadnalga


    Autor: jennifer (jenniferguerra@hotmail.com)

    Datos del Autor

    Gabriel José García Márquez nació en Aracataca (Colombia) en 1928. Cursó estudios secundarios en San José a partir de 1940 y finalizó su bachillerato en el Colegio Liceo de Zipaquirá, el 12 de diciembre de 1946. Se matriculó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cartagena el 25 de febrero de 1947, aunque sin mostrar excesivo interés por los estudios.

    Su amistad con el médico y escritor Manuel Zapata Olivella le permitió acceder al periodismo. Inmediatamente después del "Bogotazo" (el asesinato del dirigente liberal Jorge Eliécer Gaitán en Bogotá, las posteriores manifestaciones y la brutal represión de las mismas), comenzaron sus colaboraciones en el periódico liberal El Universal, que había sido fundado el mes de marzo de ese mismo año por Domingo López Escauriaza.


    Había comenzado su carrera profesional trabajando desde joven para periódicos locales; más tarde residiría en Francia, México y España. En Italia fue alumno del Centro experimental de cinematografía. Durante su estancia en Sucre (donde había acudido por motivos de salud), entró en contacto con el grupo de intelectuales de Barranquilla, entre los que se contaba Ramón Vinyes, ex propietario de una librería que habría de tener una notable influencia en la vida intelectual de los años 1910-20, y a quien se le conocía con el apodo de "el Catalán" -el mismo que aparecerá en las últimas páginas de la obra más célebre del escritor, Cien años de soledad (1967). Desde 1953 colabora en el periódico de Barranquilla El nacional: sus columnas revelan una constante preocupación expresiva y una acendrada vocación de estilo que refleja, como él mismo confesará, la influencia de las greguerías de Ramón Gómez de la Serna.

    Su carrera de escritor comenzará con una novela breve, que evidencia la fuerte influencia del escritor norteamericano William Faulkner: La hojarasca (1955). La acción transcurre entre 1903 y 1928 (fecha del nacimiento del autor) en Macondo, mítico y legendario pueblo creado por García Márquez. Tres personajes, representantes de tres generaciones distintas, desatan -cada uno por su cuenta- un monólogo interior centrado en la muerte de un médico que acaba de suicidarse.

    En el relato aparece la premonitoria figura de un viejo coronel, y "la hojarasca" es el símbolo de la compañía bananera, elementos ambos que serían retomados por el autor en obras sucesivas.


    En 1961 publicó El coronel no tiene quien le escriba, relato en que aparecen ya los temas recurrentes de la lluvia incesante, el coronel abandonado a una soledad devastadora, a penas si compartida por su mujer, un gallo, el recuerdo de un hijo muerto, la añoranza de batallas pasadas y... la miseria. El estilo lacónico, áspero y breve, produce unos resultados sumamente eficaces. En 1962 reúne algunos de sus cuentos -ocho en total- bajo el título de Los funerales de Mamá Grande, y publica su novela La mala hora.

    Pero toda la obra anterior a Cien años de soledad es sólo un acercamiento al proyecto global y mucho más ambicioso que constituirá justamente esa gran novela. En efecto, muchos de los elementos de sus relatos cobran un interés inusitado al ser integrados en Cien años de soledad. En ella, Márquez edifica y da vida al pueblo mítico de Macondo (y la legendaria estirpe de los Buendía): un territorio imaginario donde lo inverosímil y mágico no es menos real que lo cotidiano y lógico; este es el postulado básico de lo que después sería conocido como realismo mágico.

    Se ha dicho muchas veces que, en el fondo, se trata de una gran saga americana. Macondo podría representar cualquier pueblo, o mejor, toda Hispanoamérica: a través de la narración, asistimos a su fundación, a su desarrollo, a la explotación bananera norteamericana, a las revoluciones, a las contrarrevoluciones... En suma, una síntesis novelada de la historia de las tierras latinoamericanas. En un plano aún más amplio puede verse como una parábola de cualquier civilización, de su nacimiento a su ocaso.


    Tras este libro, el autor publicó la que, en sus propias palabras, constituiría su novela preferida: El otoño del patriarca (1975), una historia turbia y cargada de tintes visionarios acerca del absurdo periplo de un dictador solitario y grotesco. Albo más tarde, publicaría los cuentos La increíble historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada (1977), y Crónica de una muerte anunciada (1981), novela breve basada en un suceso real de amor y venganza que adquiere dimensiones de leyenda, gracias a un desarrollo narrativo de una precisión y una intensidad insuperables.

    Su siguiente gran obra, El amor en los tiempos del cólera, se publicó en 1987: se trata de una historia de amor que atraviesa los tiempos y las edades, retomando el estilo mítico y maravilloso. Una originalísima y gran novela de amor, que revela un profundo conocimiento del corazón humano. Pero es mucho más que eso, debido a la multitud de episodios que se entretejen con la historia central, y en los que brilla hasta lo increíble la imaginación del autor.


    En 1982 le había sido concedido, no menos que merecidamente, el Premio Nóbel de Literatura. Una vez concluida su anterior novela vuelve al reportaje con Miguel Littin, clandestino en Chile (1986), escribe un texto teatral, Diatriba de amor para un hombre sentado (1987), y recupera el tema del dictador latinoamericano en El general en su laberinto (1989), e incluso agrupa algunos relatos desperdigados bajo el título Doce cuentos peregrinos (1992).

    Nuevamente, en sus últimas obras, podemos apreciar la conjunción de la novela amorosa y sentimental con el reportaje: así en Del amor y otros demonios (1994) y Noticia de un secuestro (1997). Ha publicado también libros de crónicas, guiones cinematográficos y varios volúmenes de recopilación de sus artículos periodísticos: Textos costeños, Entre cachacos, Europa y América y Notas de prensa.
    Recientemente, la editorial Alfaguara ha publicado una completa biografía de Gabriel García Márquez, Viaje a la semilla, de Dasso Saldívar. Finalmente, a quien le interese la voz directa de García Márquez, podrá consultar el libro de entrevistas El olor de la papaya (1982). O, mejor aún, los sucesivos tomos que constituirían la extensa autobiografía del autor, Vivir para contarlo, cuyo ejercicio, según el propio García Márquez constituye, básicamente, una garantía para mantener "el brazo caliente" entre dos novelas.
















































































    Datos “100 Años de Soledad”

    Titulo: El título está relacionado con la condena que tuvo que sufrir la familia Buendía de vivir 100 años de soledad, ya que ninguno de sus integrantes pudo nunca llegar a la completa felicidad, y solo logró la plenitud cuando nació la primera criatura de la familia fruto de verdadero amor.
    Tema: El tema más importante de la obra es la vida de la familia Buendía en el pueblo de Macondo, sus tristezas, sus dolores, sus amores, ilusiones, etc... García Márquez puso mucho de su vida, familia y país en la vida de esta familia.
    Lo mágico y lo maravilloso: Entre las múltiples sorpresas que depara la lectura de Cien años de soledad, una de las más sugerentes es el tratamiento que se le confiere a lo mágico y lo maravilloso.
    El Renacimiento europeo opuso la razón y el antropocentrismo al mundo medieval. Cervantes, en Don Quijote (I, 47) pronostica que "han de casar las fábulas mentirosas con el entendimiento de los que las leyeren, escribiéndose de suerte que facilitando los imposibles... admiren, suspendan, alborocen y entretengan". El mundo mágico pervive en numerosos elementos del folclore popular, sobretodo del mundo rural, que han sido transmitidos y conservados hasta nuestros días.
    Los embrujos, las hechicerías, los sortilegios forman parte de una cultura popular que hunde sus raíces y que es fuertemente combatida, con escaso éxito, por la Inquisición, la Ilustración del dieciocho y finalmente el positivismo científico. Pero la atención hacia el oscuro mundo de la magia aparece aquí y allí, en la tradición literaria hispánica y en la que, entroncada con los mitos indígenas, apareció en la cultura mestiza americana. La nueva novela utiliza un sistema de referencias en las que no se halla ausente el mundo mágico. Alejo Carpentier, Miguel Ángel Asturias, el propio Jorge Luis Borges, entre otros, lo extraen de sus tradiciones o lecturas.
    Cortázar muestra también una atención preferente hacia lo mágico desde una conciencia urbana. Pero García Márquez lo refunde y obtiene nuevos y vibrantes resultados. Desde las primeras páginas alude a "los sabios alquimistas de Macedonia" y a la alquimia y sus mitos. A través de ella, por ejemplo, Melquíades recobra la juventud. Esta fáustica operación tiene mucho de burla. Melquíades aparece con una dentadura postiza que se extrae y muestra a sus sorprendidos espectadores: La magia, en ocasiones, no es sino engaño.
    En este contexto no puede extrañarnos la mención de Nostradamus. Úrsula, figura capital del relato, mujer que manifiesta su vinculación a la realidad, ante las pretendidas y fracasadas invenciones de su marido, parece advertir la oposición entre las actividades alquimistas y la verdadera ciencia que es el soporte del progreso: "Aquí nos hemos de pudrir en vida sin recibir los beneficios de la ciencia", advierte desde el principio. Los muertos aparecen como seres vivos: así, Prudencio Aguilar, que murió de una lanzada de José Arcadio Buendía. No son sus espectros, sino figuras con las que puede dialogarse y que deambulan durante la noche y a plena luz. El matrimonio descubre a Prudencio hasta en su propio cuarto y se ve obligado a tomar la determinación de marcharse del pueblo.
    Aureliano posee una "rara intuición alquímica". Por ello no parece extraño que los muertos convivan con los vivos y hasta reaparezcan de nuevo, como Melquíades. Cuando los personajes deliran acusan también en el reino del inconsciente los efectos mágicos del ambiente.
    José Arcadio Buendía habla en latín, con un don de lenguas que sitúa lo maravilloso en un contexto religioso (los apóstoles) y el padre Nicanor muestra su capacidad de levitación. Pero la realidad no es menos mágica. Aureliano Triste descubre que el fantasma que parecía morar en "una casa de nadie" era Rebeca, olvidada ya de todos. El Judío Errante aparece en forma de monstruo y los pergaminos son también mágicos. García Márquez defiende en Cien años de soledad que lo maravilloso puede convivir con lo cotidiano y, a través de un lenguaje evocador y preciso, hace revivir lo inverosímil y lo reconvierte en verídico y poético. La posibilidad de hacer compatibles lo cotidiano y lo poético es función de la poesía, cuando ésta brota como creación a través del lenguaje.
    Espacio: El escenario básico es el pueblo de Macondo, fundado por José Arcadio Buendía. Es un pueblo chico, de nos mas de 30 casas. El pueblo sufrió diversas guerras y cambios de gobierno que influyeron en la vida de la familia, también sufrió una importante transformación cuando llegó el ferrocarril y con él la compañía bananera que trajo consigo todo tipo de gente y de inventos.
    Luego de la matanza de los empleados de la bananera, Macondo empezó a despoblarse hasta el día en que Aureliano Babilonia descifro los manuscritos de Melquíades y un viento fuerte destruyó el pueblo y lo borró de los mapas y de la memoria de los hombres.
    Tiempo: Se supone que la novela se desarrolla durante principios del siglo XX, época del imperialismo colonial (cuando los "gringos" llegan a Macondo para plantar bananas) y de la guerra entre liberales y conservadores (luchas llevadas a cabo por el Coronel Aureliano Buendía).
    El tiempo coincide con el tiempo cronológico, ya que las historias de los diferentes personajes son contadas simultáneamente, mezclándose con las del resto: "Melquíades no había ordenado los hechos en el tiempo convencional de los hombres, sino que concentró un siglo de episodios cotidianos, de modo que todos coexistieran en un instante."
    Además, la historia es en parte cíclica, ya que lo que un personaje no termina, lo hace otro, la repetición de nombres, las situaciones similares, las relaciones intra familiares, etc...
    "...Ursula confirmó su impresión de que el tiempo estaba dando vueltas en redondo".
    "...No había ningún misterio en el corazón de un Buendía, que fuera impenetrable para ella, porque siglos de naipes y de experiencia le había enseñado que la historia de la familia era un engranaje de repeticiones irreparables, una rueda giratoria que hubiera seguido dando vueltas hasta la eternidad, de no haber sido por el desgaste progresivo e irremediable del eje"
    Personajes:
    José Arcadio Buendía: personaje principal. Es un hombre soñador
    e ingenuo. El fundador de Macondo.
    Era un hombre con una gran curiosidad por la ciencia y generoso.
    Úrsula: personaje principal. Úrsula es el personaje que tipifica la
    realidad de las madres en América Latina. Defensora de su familia y
    proveedora de lo necesario. Úrsula es supersticiosa y muy generosa.
    José Arcadio: personaje secundario. Lleno de vida y deseoso de
    conocer el mundo. Bondadoso y un poco bruto.
    El Coronel Aureliano: personaje principal. Aureliano es callado y retraído en su juventud y, más tarde, aguerrido y violento. Imposibilitado para el amor y expresar sus sentimientos.
    Amaranta: personaje secundario. Amaranta creció alejada del cariño de su madre y de la atención de José arcadio Buendía. Vivió su vida amargada por el amor no correspondido de Pietro Crespi.
    Vivió atormentada por la pasión que sentía por su sobrino y el no poder confiar en nadie.
    Aureliano Segundo: personaje principal. Cuando era niño se parecía a los aurelianos de la familia: callado, ensimismado e interesado en la platería. Cuando descubre el amor también descubre las fiestas, el derroche. Hombre de buen corazón y muy generoso.
    José Arcadio Segundo: personaje secundario. En su niñez tiene el carácter de los José Arcadios: dicharachero, interesado en los inventos y en las empresas más extrañas e imposibles. Cuando es un hombre, comparte con el coronel Aureliano su interés por la guerra y las causas sociales.
    Fernanda: personaje principal. Mujer dura y conservadora. Vive siempre preocupada por las apariencias.
    Pilar Ternera: personaje principal. Amante y la mejor consejera de los Buendía. Pilar es una pieza fundadora de las generaciones de los Buendía. Provedora de consuelo y muy generosa.
    Petra Cotes: personaje principal. Petra siempre fue la fiel amante de Aureliano Segundo. De buen corazón y llena de pasión y energía.
    Aureliano: personaje principal. Aureliano comparte los gustos por la platería como todos los aurelianos. Ensimismado e inocente.
    Amaranta Úrsula: personaje principal. Una mujer feliz y llena de vida. Amaranta Úrsula es la que logra cambiar el destino de los Buendía. Vive y muere feliz sin ningún asomo de amargura o soledad.
    Argumento: Esta es la historia de los Buendía, la estirpe que estuvo condenada a vivir cien años de soledad. Los Buendía pudieron descansar en paz cuando nació la primera criatura procreada en el amor verdadero.
    José Arcadio Buendía y su esposa, Úrsula, son los procreadores de José Arcadio Buendía, el hijo mayor, y Aureliano Buendía, que más tarde sería coronel y Amaranta, la menor; de estos tres nacerán cuatro generaciones que, de manera cíclica como la historia, se irán relacionando y procreando entre ellos mismos, salvo algunas excepciones. Ésta familia acompañada por otros esposos, mujeres y niños, cruzan la sierra y en un lugar desierto encallado en el caribe fundan el pueblo de Macondo; el pueblo es testigo de la felicidad, de la tristeza, de la fortuna y de la desdicha en donde dignamente, durante mas de cien años, vivieron los Buendía.
    Guiado por el asombro y la imaginación, José Arcadio Buendía se trastorna con la magia y las invenciones que Melquíades lleva a Macondo cada año con el circo. La obsesión de José Arcadio por las empresas mas inimaginables y su cercana relación con el gitano, Melquíades, son las constantes que marcaran y confirmarán su destino y el de toda su familia. Las relaciones de pasión-amor-odio más fuertes y destructivas se darán en el transcurrir de cuatro generaciones impregnadas por la superstición, el miedo, la religión, la soledad, la inocencia y la solidaridad. Los nombres se van perpetuando de generación en generación como los lazos carnales entre los primos y las tías, los hermanos y las abuelas, etcétera. Por la vida de los Buendía conocemos la historia de Macondo, del caribe y de América. La devastación de la tierra con la fiebre de los bananos, una guerra civil, la creación de los sindicatos.

    Conclusión de la obra:
    Este libro es una pieza fundamental de la literatura latinoamericana del siglo XX y, sobre todo, del llamado Realismo mágico. Gabriel García Márquez formó parte del boom latinoamericano y siempre se ha reconocido como un denostador y critico de las dictaduras en el continente. Cien años de soledad, en su momento, fue importantísimo porque el desborde de fantasía mezclada con la realidad. Es un libro que te envuelve en sus historias y que atrapa tu atención desde sus primeras páginas. Los personajes representan y exaltan las características más crudas y las más grandes del ser humano

    Hablar de los "Cien años de soledad" es quizás hablar de uno de los mas importantes libros de la Literatura Latinoamericana, escrito en 1967.

    Así pues este libro nos relata la historia de la Familia Buendía en una ciudad llamada Macondo a lo largo de cuatro generaciones desde José Arcadio Buendía pasando por coronel Aureliano Buendía, Rebeca y Ursula Iguaran, esta quien es testigo de la estirpe de los Buendía y cuyos destinos estaban cifrados en un mensaje escrito en Sánscrito por un gitano Melquíades y que como tal estaban condenados a 100 años de soledad a lo largo de cuatro generaciones distintas.

    En fin lo interesante de esta historia es el hecho de contar una historia con el hecho de tener repetidos los nombres de José Arcadio, Aureliano y Rebeca en distintos pasajes de la historia siendo realmente de distintos protagonistas.

    De otro lado, cabe destacar que si uno lee libros como La hojarasca, La mala hora, El coronal no tiene quien le escriba y Los Funerales de Mama Grande cuyos argumentos también se realizan en la ciudad de Macondo , puede encontrar en Los Cien Años de Soledad parte de los argumentos de los libros anteriormente enunciados creando un universo de la ciudad de Macondo siendo por ello también una obra genial por el hecho de "entrelazar" argumentos de otros libros y hacer mas interesante su lectura aun.

    Ahora ciertamente quien lee las primera paginas de este libro se encontraran con una descripción de Macondo, que en si en la vida real resulta ser la descripción de la ciudad de Aracataca, Colombia (ciudad natal de Gabriel García Márquez) encontrándose otros detalles interesantes con una narración cautivante muy recomendable.
    En lo personal lo he leído un par de veces y quien sabe si lo leeré en un futuro.










































    Hipótesis:
    Antes de comenzar con la hipótesis, es importante resaltar que importancia tiene.
    Las hipótesis son el punto de enlace entre la teoría y la observación. Su importancia es que dan rumbo a la investigación, sugieren los pasos y procedimientos que deben darse en la búsqueda del conocimiento.
    Cuando la hipótesis de investigación ha sido bien elaborada, y en ella se observa claramente la relación o vínculo entre dos o más variables, es factible que el investigador pueda:
    • Elaborar el objetivo, o conjunto de objetivos que desea alcanzar en el desarrollo de la investigación
    • Seleccionar el tipo de diseño de investigación factible con el problema planteado.
    • Seleccionar el método, los instrumentos y las técnicas de investigación acordes con el problema que se desea resolver, y
    • Seleccionar los recursos, tanto humanos como materiales, que se emplearán para llevar a feliz término la investigación planteada.
    Hipótesis central de la monografía:
    Influencia de los nombres de pila dentro de “100 años de Soledad”, de la historia y de la vida misma.
    Partiendo de los datos anteriores y sabiendo la gran importancia que tiene una hipótesis dentro de una monografía, se puede dar comienzo a la misma…
    El tema principal de la hipótesis es el significado de los nombres dentro de la obra y dentro de la historia del mundo.
    El diccionario de la lengua española define a los nombres como:
    1. m. Palabra que designa cualquier realidad, concreta o abstracta, y que sirve para referirse a ella, reconocerla y distinguirla de otra.

    2. Título de una cosa por el cual es conocida: no recuerdo el nombre del archivo.

    3. Reputación, fama: aquel escándalo puso en entredicho el nombre de la empresa.

    4. gram. Categoría que comprende el sustantivo y el adjetivo.

    5. nombre abstracto El que designa una cualidad: "estupidez" y "optimismo" son nombres abstractos.

    6. nombre colectivo El que expresa en singular una pluralidad o colectividad: "grupo" es un nombre colectivo.

    7. nombre comercial Denominación distintiva de un establecimiento, producto, o servicio.

    8. nombre común El que se aplica a todos los seres animados o inanimados de una misma especie: "piedra" es un nombre común.

    9. nombre de guerra El que identifica a alguien en el ámbito de una actividad: cuando actúa en el cabaret, su nombre de guerra es "Tulipán Negro".

    10. nombre de pila El que se otorga a alguien en el bautizo: su nombre de pila es Ignacio.

    11. P. Ext., el que se inscribe en el registro civil y precede a los apellidos.

    12. nombre de religión El que adopta una persona al ingresar en una orden religiosa: Juana Inés de la Cruz era el nombre de religión de una escritora mexicana.

    13. nombre incontable El que designa realidades que no se pueden contar: "dinero" es un nombre incontable.

    14. nombre propio El que se aplica a seres animados o inanimados para designarlos y diferenciarlos de otros de su misma especie: "Paloma" y "Tegucigalpa" son nombres propios.

    15. dar alguien su nombre a otra persona loc. Reconocerla legalmente como hijo o hija.

    16. no tener nombre algo loc. Producir tanta indignación que no existen palabras para expresarla: su desfachatez no tiene nombre.
    Pese a todas estas definiciones, nos quedaremos con la que le da a los “nombres de pila”, en la cual dice que es el que se otorga en el bautismo. "Al nombre de las personas lo llamamos "nombre propio", no porque sea mío y sólo mío, sino por oposición a "nombre común", que es el nombre que designa a todos los objetos o seres pertenecientes a un conjunto de elementos con las mismas características, mientras el nombre propio es el que se pone para distinguir precisamente entre iguales.
    Pero no deja de ser paradójico que una persona tenga por nombre "propio" una palabra que le viene impuesta: por sus padres o padrinos, sometidos en esa materia a condicionantes familiares o sociales, como las modas, que duran menos que la vida del individuo bautizado." Es decir, alguien pensó en nuestro nombre antes de que naciéramos, pero ¿en qué se basó esa o esas personas al momento de escogernos el nombre?
    Por vivencia propia, mi nombre fue puesto por mis padres, los cuales me confesaron que “Jennifer” lo sacaron de una serie de televisión, sonde los personajes principales eran Jennifer y Jonathan (nombre que le dieron a mi hermano).
    Según el libro de los nombres Jennifer tiene el siguiente significado:

    De gran espíritu. De origen celta.
    Variantes: Jennifer, Yenifer, Yeny,
    Yenny, Jeny.

    Características:
    Es una persona excepcionalmente atractiva,
    inteligente. Posee capacidad para adaptarse
    a situaciones nuevas. Es un tanto sensible y
    sentimental, pero a la hora de tomar decisiones
    importantes, deja intervenir a la razón.

    Amor:
    Fiel y prudente.

    ¿Esto quiere decir que todas las personas llamadas Jennifer tienen estas características? ¿Es posible eso? ¿Hasta que punto?

    Por lo pronto podría decir que si, si me baso en el significado de los nombres de las personas que conozco con sus características. Por ejemplo mis dos mejores amigos se llaman Matías.
    El significado de Matías es:

    Don de Dios. De origen bíblico.
    Variante: Mateo.



    Caracteristicas:
    Es simpático, receptivo, imaginativo y
    sociable. Tiene gran facilidad para
    aprender cosas nuevas, ya
    que se interesa por todo.

    Amor:
    Le gusta que lo admiren y
    a su vez admirar a su pareja.

    Es curioso, pues, si tuviese que caracterizar a mis amigos diría exactamente lo mismo que dice en el libro. Y no porque ellos tengan exactamente la misma personalidad, sino porque hay particularidades dentro de sus características que me hacen pensar esto.

    Lo mismo me pasa con mi amiga Natalia:

    Significado:
    Nacida en Navidad.
    De origen latino.

    Caracteristicas:
    Es simpática, egocéntrica y dinámica.
    Le gusta triunfar en todo lo que hace.
    No le gusta la rutina y es muy creativa.
    Le gusta tener cerca a sus afectos.

    Amor:
    Solamente es leal si se enamora de verdad.


    Las empresas y/o grandes y pequeñas organizaciones, colocan el nombre a la misma partiendo desde sus características, desde lo que desean resaltar de ella.

    Por ejemplo Google, el famosísimo portal buscador de Internet, viene de la palabra googol, adoptado por Milton Sirotta, sobrino del matemático americano Edward Kastner para referirse al número representado por un 1 seguido de 100 ceros. Un Google es número muy grande. No hay un Google de cosas en el universo; ni estrellas ni partículas de polvo ni átomos. El uso del término Google refleja la misión de la compañía de organizar la inmensa e inimaginable cantidad infinita de información disponible en la Web.

    Si revemos la historia de nuestro país, descubrimos que la palabra “Argentina” significa tierra de la plata. . El nombre procede del Río de la Plata, llamado así por los españoles a causa de la gran cantidad de ornamentos de plata que lucían los habitantes de la región. Sin embargo, la plata provenía de las distantes montañas del alto Perú, después llamado Bolivia. Sinceramente no creo en las casualidades, sino en las “causalidades”, es decir, que dependen de las causas es lo que irá a pasar en un futuro. Depende de lo que yo haga, no de lo que me deparará el destino.

    Si nos remontamos a la historia, mas específicamente a la cristiana, nos encontramos con que Dios renombraba a sus patriarcas según las características que Él les otorgaba. Por ejemplo:

    Abraham, patriarca bíblico, padre de los hebreos, que parece vivió entre los años 2000 y 1500 a.C. Llamado Abram originalmente, Abraham fue el hijo de Tare, un descendiente de Sem, y nació en la ciudad caldea de Ur, donde se casó con su hermanastra Saray. Abandonaron Ur junto a su sobrino Lot y su familia, por inspiración divina y se dirigieron a Harán. Al recibir la promesa de que Dios haría de él una 'nación grande', Abram se trasladó a Canaán, donde vivió como un nómada. El hambre le llevó a Egipto, pero fue expulsado por presentar a Saray, su mujer, como su hermana.
    Una vez de vuelta a Canaán, Abram y Lot se separaron tras las disputas surgidas entre ellos y sus pastores, quedándose Lot cerca de Sodoma y continuando Abram su vida errante. Más tarde rescató a Lot de la cautividad del rey Cordorlahomor de Elam y fue bendecido por el sacerdote Melquisedec, rey de Salem. Entonces, Dios prometió a Abram un hijo de su esposa Saray, que era estéril. Ambos, le repitió sus primeras promesas y las confirmó con una alianza.
    Cuando Abram renovó esta alianza, se estableció el rito de la circuncisión, su nombre se transformó en Abraham, y el de Saray en Sara. Como respuesta a sus plegarias, Sara con Abraham, patriarca bíblico, padre de los hebreos, que parece vivió entre los años 2000 y 1500 a.C. Llamado Abram originalmente, Abraham fue el hijo de Tare, un descendiente de Sem, y nació en la ciudad caldea de Ur, donde se casó con su hermanastra Saray. Abandonaron Ur junto a su sobrino Lot y su familia, por inspiración divina y se dirigieron a Harán. Al recibir la promesa de que Dios haría de él una 'nación grande', Abram se trasladó a Canaán, donde vivió como un nómada. El hambre le llevó a Egipto, pero fue expulsado por presentar a Saray, su mujer, como su hermana.
    Una vez de vuelta a Canaán, Abram y Lot se separaron tras las disputas surgidas entre ellos y sus pastores, quedándose Lot cerca de Sodoma y continuando Abram su vida errante. Más tarde rescató a Lot de la cautividad del rey Cordorlahomor de Elam y fue bendecido por el sacerdote Melquisedec, rey de Salem. Entonces, Dios prometió a Abram un hijo de su esposa Saray, que era estéril. Ambos, le repitió sus primeras promesas y las confirmó con una alianza.
    Cuando Abram renovó esta alianza, se estableció el rito de la circuncisión, su nombre se transformó en Abraham, y el de Saray en Sara. Como respuesta a sus plegarias, Sara consiguió concebir y dar a luz un hijo, Isaac.
    Jesús hace lo mismo con Pedro, al cual le coloca este nombre que significaba piedra ya que él sería la piedra fundamental de su Iglesia, como lo vemos a continuación:
    Llegado Jesús a la región de Cesarea de Filipo , hizo esta pregunta a sus discípulos: "¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?" Ellos dijeron: "Unos, que Juan el Bautista, otros, que Elías, otros, que Jeremías o uno de los profetas." Díceles el: "Y vosotros ¿quién decís que soy yo?" Simón Pedro contestó: Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo" Replicando Jesús dijo: "Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del Reino de los Cielos y lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.
    Dentro de “100 años de Soledad” nos encontramos con algo similar, no porque Dios le cambiase el nombre a los personajes, sino porque esta familia que tiene en su destino una marca trágica, esta determinada por los nombres, no solo en su personalidad, sino también en sus relaciones y en su historia en sí. Creo que las cosas no hubiesen sido iguales si algún Aureliano se hubiese llamado Rodrigo o si alguna Amaranta se hubiese llamado Victoria. Los nombres son determinantes en la historia.
    Los Aurelianos son pensativos, meditabundos y combativos; los José Arcadios son parranderos, obsesivos, y, locos, son todos.
    El tema de la influencia del nombre en la personalidad, no es actual, ya en la historia antigua este era un tema fundamental para algunas religiones y pueblos como hemos visto anteriormente.
    Conclusión:
    Consideramos el nombre y los apellidos de cada individuo, entretejiendo de este modo las características de personalidad que hacen que cada persona sea única.
    Cada nombre, le da características específicas a las personas, por lo que expresa la expectativa depositada por los padres en el hijo, evidenciando sus deseos inconscientes y propiciando por lo tanto un destino singular, según el nombre que les den.
    Pero hay que pensar, que esto solo influye en la personalidad de una persona, no la determina; por lo tanto, no obligatoriamente una persona llamada Adolfo tiene que tener las mismas ideas discriminadoras y racistas que Hitler, o que si se llama Jesús, será el nuevo Mesías y caminará haciendo milagros por todos lados.


























    Bibliografía:

    • “100 años de Soledad” – Gabriel García Márquez
    • http://www.mundolatino.org/cultura/garciamarquez/ggm1.htm
    • http://diccionarios.elmundo.es/diccionarios/cgi/lee_diccionario.html?busca=nombre&diccionario=1
    • http://www.tuparada.com/nombres/j
    • http://www.tuparada.com/nombres/m
    • http://www.tuparada.com/nombres/n
    • http://www.eestrategia.com.ar/menu/marcas/marcas.asp?marca=18&nombre=Gole
    • Biblia Latinoamericana
    • Biblia del pueblo de Dios














    Índice

    Datos de Autor…………………………………………………….. 3
    Datos "100 Años de Soledad"……………………………………… 7
    -Título……………………………………………………………. 7
    -Tema……………………………………………………………. 7
    -Lo mágico y lo maravilloso………………………………………. 7
    -Espacio…………………………………………………………. 8
    -Tiempo………………………………………………………….. 8
    -Personajes………………………………………………………. 9
    -Argumento………………………………………………………. 10
    -Conclusión de la obra……………………………………………. 11
    Hipótesis…………….……………………………………………… 14
    Hipótesis central de la monografía…………………………………… 14
    Conclusión…………………………………………………………. 19
    Bibliografía…………………………………………………………. 21
     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »
     
    Cerrar Ventana
    ALIPSO.COM
    Cursos Multimedia Online, CD y DVD