Domingo 23 de Noviembre de 2014 | Hay 39 usuarios online en este momento!
 

La droga: un fenómeno socio jurídico

Imprimir
Recomendar a un amigo
Recordarme el recurso
Descargar como pdf

Seguinos en en Facebook


Agregado: 02 de AGOSTO de 2011 (Por Walter Raña Arana) | Palabras: 0 | Votar! | Sin Votos | Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Sociología >
Material educativo de Alipso relacionado con droga fenómeno socio jurídico
  • Educacion Fisica-Droga y deporte: Apunte teorico de estudio de Educacion Fisica de la EEMN° 2 Berisso-Bs.As.-Argentina
  • DOCUMENTO ELECTRONICO: Guia de temas acerca del desarrollo jurídico del documento electronico y su valor como instrumento juridico.
  • ESTADO DEL ARTE DEL DERECHO CONSUETUDINARIO: EL CASO DE PERU: ...

  • Enlaces externos relacionados con droga fenómeno socio jurídiconalga


    Autor: Walter Raña Arana (wal_arana@hotmail.com)


    LA DROGA UN FENÓMENO SOCIO-JURÍDICO

    CONCEPTOS.-

    La comercialización de las drogas, cuyo consumo puede determinar una afición nociva tanto para el individuo drogadicto como para la sociedad está sometido, a un riguroso control legislativo. Este se exterioriza a través de leyes especiales vinculadas al ejercicio de la medicina y de la farmacia y también en disposiciones punitivas de los respectivos códigos penales.
    Para que se hable de estupefacientes, substancias peligrosas, drogas, etc., en el sentido que empleamos tales expresiones, se tiene principalmente que la sociedad reaccione con una actitud de censura ante los daños que aquellos produzcan.

    DROGA:

    Proviene de la vos anglosajona “Drug” que significa seco, árido. Desde el punto de vista de las Ciencias Jurídicas: “Se asimila al de aquellas substancias cuya acción sobre el organismo puede provocar consecuencias que se manifiesten en el campo de las mencionadas ciencias.
    De acuerdo a la lengua española, debemos entender como “cualquier sustancia mineral, vegetal o animal medicamentosa de efecto estimulante, deprimente o narcótico.

    NARCOTICO: Proviene de la voz griega “Narkotikos” que significa “sopor”, relajamiento o embotamiento. Son narcóticos “los medicamentos que imprimen a los conductores nerviosos una modificación en virtud de la cual quedan extinguidas o notablemente disminuidas, las funciones del sistema nervioso, esta es la condición material de la manifestación de la inteligencia, la sensibilidad y el movimiento, por lo tanto, los narcóticos pueden disminuir esas tres facultades. De otra parte presentan particular importancia en criminología, en cuanto bajo sus efectos, pueden ser cometidos hechos delictivos.

    TRAFICO: “Es la actividad lucrativa como la renta, cambio o compra de cosas como trueque y préstamo de dinero, es negociación, como transporte de cosa y contrabando u otro comercio ilegal, introducción y lucro ilegal de drogas”.

    NARCOTRAFICO: Por el uso constante de la palabra narcotráfico, todos sabemos que nos referimos a toda la actividad que implica la fabricación, cristalización, transporte, suministro o venta de estupefacientes.

    Para nuestro trabajo diremos entonces que narcotráfico es: “Un fenómeno socio-jurídico que constituye toda actividad ilícita de planificación, fabricación e industrialización, administración o suministro, venta y consumo de sustancias narcóticas; además de los bienes y recursos económicos que este genere y que va en detrimento de la sociedad.”

    FENÓMENO SOCIAL.-

    El fenómeno social, puede considerarse, a juicio de Rafael Uzcategui Díaz, como la actitud consciente del hombre ante los fenómenos de la vida social y su propia condición social, iniciándose espontánea y conscientemente contra los factores que lo limiten, lo opriman y lo exploten, de manera tal que lo impulse de manera inevitable a un cambio social.


    EVOLUCIÓN HISTÓRICA.-

    Desde las primeras civilizaciones como la Asiría hasta el siglo XXI, el ser humano ha consumido todo tipo de drogas por distintos motivos, como religiosos, rituales medicinales, hábito o costumbre, distracción o hedonismo.

    Entonces diremos que el uso de drogas por parte del hombre es tan antiguo como su propia historia. Desde antaño el alcohol o las plantas psicoactivas han formado parte de la 'cultura' y han sido consumidos ampliamente si bien por muy diversos motivos y de forma claramente diferente, tanto en occidente como en oriente, en el norte y en el sur. El alcohol forma parte del legado histórico del cristianismo, mientras que el recurso a las plantas psicoactivas ha estado más ligado a la cultura oriental. Con el devenir de los tiempos su uso no solo no ha decrecido sino que ha pasado a ser un problema sociosanitario de primer orden. Han cambiado los motivos por los que se consume y se han modificado las formas de administración, pero el uso permanece.
    Y es que las drogas ofrecen al hombre una de las ilusiones más perseguidas por todos en alguna situación: la transformación. Son la puerta de entrada a un universo 'conocido' pero sugerente; son la vía para transformar estados psicológicos (de la pena al placer). Gracias a estas sustancias las personas podemos transformarnos y modificar nuestras sensaciones. Son por tanto un remedio fácil y rápido para combatir estados desagradables o simplemente para huir de situaciones estresantes. Nos facilitan el cambio de disposición y además de forma rápida, casi instantánea.

    Al haberse producido un crecimiento importante del comercio norteamericano y europeo a partir del siglo pasado (XX), se experimenta una creciente demanda de drogas, es entonces donde los diferentes países del globo terráqueo, toman medidas para su control, erradicación y represión, en sus diferentes encuentros internacionales por su alarmante proliferación, ya no solo de heroína, si no también de marihuana, cocaína y otros alucígenos, que sin duda son un fenómeno social.

    Drogas de abuso.-

    Las drogas de abuso son substancias, de origen natural o sintético, con efectos sobre el sistema nervioso central, utilizada con fines extraterapéuticos, diferentes a las denominadas drogas de uso medicinal o para tratamiento de diversas enfermedades.

    Una sustancia para que sea definida como droga se decide por elementos socioculturales más que por sus características farmacológicas. Las sustancias clasificadas como drogas lo son porque la sociedad las ha codificado culturalmente como tales entrando, además, en contacto con ellas y usándolas precisamente para conseguir los efectos que de ellas se esperan. La investigación farmacológica y bioquímica, mostrando las propiedades y los efectos de determinadas sustancias sobre el organismo, puede señalar cuáles son drogas teóricas o potenciales. Pero para que dichas sustancias adquieran el status de drogas han de ser codificadas culturalmente como tales.

    Para que una sustancia pueda ser considerada como droga, es preciso que haya provocado en alguno de sus usuarios un síndrome de dependencia, percibido como tal por el propio usuario, por los de su entorno o por la sociedad. La aparición de un síndrome de dependencia depende de las propiedades farmacológicas de la sustancia al interactuar con un organismo vivo.

    Las drogas de abuso suelen ser sustancia psicotropa y estupefacientes.

    Entre las drogas de abuso más conocidas encontramos: Alcohol, Alucinógenos, Nicotina, Cafeína, Cocaína (Crak-Droga), Esteroides anabólicos, Inhalantes, Heroína, Marihuana, Metanfetamina, Opioides.


    EL DERECHO Y EL NARCOTRÁFICO COMO FENÓMENO SOCIAL.-


    Legislar o normar la actividad del narcotráfico, es muy complejo, puesto que el mismo delito en sí constituye una complejidad de hechos y fenómenos sociales.
    Debemos saber que el derecho tiene como objeto el regular las actividades del hombre en sociedad.

    El derecho como fenómeno social se encuentra en constante evolución en relación con la evolución de la sociedad. El derecho adapta continuamente sus reglas a las nuevas relaciones sociales jurídicas y económicas.

    Por lo expuesto, diremos que el derecho es una obra humana un producto objetivado de la vida humana y por ende una forma normativa que posee, la vigencia que demanda el poder público y que están intencionalmente dirigidas hacia el cumplimiento de las mismas (normas), sustentados en valores, y que apuntan a la defensa incuestionable del conglomerado social, cuando se atenta contra este, con otro fenómeno social como es el narcotráfico que surge de una actividad correlacionada a intereses individuales con proyecciones colectivos negativos, que importa a la Semiótica estudiarlo.


    LAS DROGAS UN FENÓMENO SOCIAL.-


    Si bien el fenómeno contemporáneo de las drogas, es un fenómeno social, económico, político y jurídico que a menudo se ha diseccionado formulando la existencia de dos sociedades enfrentadas: la sociedad productora contra la sociedad consumidora, las políticas adoptadas durante los años 90 han venido a superar esta visión estática y simplificadora de un proceso interdependiente en constante movimiento y evolución que no distingue entre sociedades y que afecta tanto a países industrializados como a otros en proceso de desarrollo. El propio fenómeno del narcotráfico y el consumo de drogas, el más dinámico y flexible de los conocidos en la actualidad y sumamente sensible a los dictados de la política internacional -a su propio medio- es susceptible de ser analizado mediante las leyes termodinámicas que estudian el cambio como forma de interpretar científicamente un proceso sumamente perturbador. El paradigma ambiental o paradigma de la complejidad permite así una interpretación del mundo adaptada a los nuevos esquemas imperantes en las relaciones económico-políticas, sociales y jurídicas del actual Neoliberalismo y simultáneamente supone una novedad epistemológica puesto que disecciona críticamente el sistema imperante aportando sugerencias que se ajustan con coherencia a la interdependencia y suponen una crítica radical de las actuales políticas contra las drogas, continuistas, homogenizadores de la realidad socio-cultural de la Humanidad, basadas en una percepción etnocéntrica y en la cosmovisión política de la Guerra Fría pues adapta los esquemas de enfrentamiento ideológico de aquella época a un mundo mucho más complejo y dinámico y a una realidad que contiene muy diversos matices.


    FACTORES SOCIALES QUE INCIDEN EN ACTIVIDAD ILICITA DE LAS DROGAS.-


    Entre los que podemos citar los siguientes:

    La pobreza extrema.-

    La falta de canales para la movilidad social, la desigualdad y las crisis económicas, se han invocado frecuentemente para explicar y justificar el desarrollo de la industria de las drogas ilegales. Éstas pueden considerarse causas latentes que, en la mayoría de los casos y la mayoría de las veces no conducen al desarrollo de actividades económicas ilegales. La pobreza extrema en sí misma no es una causa determinante. No se puede describir a muchas sociedades o grupos sociales pobres como propensos a altas tasas de delincuencia. Sin embargo, cuando se relajan las instituciones sociales, se convierte, en efecto, en detonante del desarrollo de la industria ilegal y de la delincuencia. Sólo cuando esto ocurra habrá contribuido la pobreza, al desarrollo de las drogas, el tráfico y el consumo.

    AUSENCIA DE ESPACIO.-

    Esta situación se presenta en las grandes ciudades. Sabemos que el individuo necesita disponer de un espacio adecuado que le permita una existencia agradable y un desarrollo armonioso. Se ha demostrado que la reducción de este espacio provoca en el ser humano muestras importantes de agresión, tal es el caso de las unidades habitacionales con una o dos recámaras y con familias numerosas; en ellas la fármaco dependencia, violencia y agresión ejemplifican la influencia de esta situación.

    SOBRECARGA DE ESTIMULOS FISICOS.-

    La concentración de grupos familiares en las grandes ciudades provoca un exceso de estímulos físicos dañinos, como el ruido, el smog, la contaminación ambiental, etc., que alteran la percepción del individuo.

    SOBRECARGA DE INFORMACIÓN CONTRADICTORIA.-

    Los medios masivos de comunicación lanzan a cada momento ideas, normas, sugerencias y mensajes contradictorios, mismos que con frecuencia provocan en el individuo una gran confusión respecto al mundo en que viven; por ejemplo, programas de prevención del abuso de drogas y proliferación de anuncios que incitan a su consumo.

    EXAGERADO CRECIMIENTO DEMOGRAFICO.-

    Representa un factor importante en la medida en que aunado con las escasas posibilidades de empleo a nivel rural, favorecen la emigración a las grandes ciudades con la idea de mejorar su actual situación económica y en consecuencia hacerse de recursos para sufragar los gastos que demanda su familia.

    IDEALES INSATISFECHOS.-

    Se refiere a aquéllas situaciones que no reflejan los objetivos y metas que se habían planteado imaginariamente. Este rubro se ejemplifica con el hecho de no haber alcanzado una autosuficiencia económica antes de los 30 años de edad, de tener que restringir los gastos a lo indispensable, de no disponer de otros satisfactores de tipo económico y social ante una realidad que confronta al sujeto día con día sobre sus habilidades y capacidades para el trabajo.

    MODIFICACIONES EN EL AMBITO SOCIAL Y JURIDICO.-

    Es una situación que genera confusión ante la rapidez con que se efectúan modificaciones y reestructuraciones en el ámbito social y jurídico, creando nuevas necesidades de adaptación y funcionamiento ante normas y formas de comportamiento que pueden no tener validez en el momento actual.

    ACONTECIMIENTOS POLITICOS Y ECONOMICOS.-

    Es una circunstancia muy evidente para nosotros, relacionada con los acontecimientos de tipo político y económico por los que atraviesa nuestro país hoy en día. Seguramente ninguno de nosotros quedamos ajenos ante estos eventos que repercuten de manera poco favorable ante nuestras expectativas de desarrollo económico, político, social y personal, generando una situación de impotencia y frustración.

    AUSENCIA DE MERCADO PARA PROFESIONALES.-

    En la actualidad no basta con haber realizado estudios técnicos o profesionales para tener "éxito en la vida". Día con día tenemos que contender con la dificultad para acceder a trabajos o puestos bien remunerados, debido en gran parte, a la escasa disponibilidad de empleos y a la gran demanda de trabajo por parte de profesionales competentes, como es el caso de los abogados, toda ves que las Universidades, tanto del sistema estatal como privados lanzan al mercado cientos de profesionales en derecho por año y no existe mercado laboral para los mismos; generando por cierto, desencanto y frustraciones.

    Formulación de Políticas.-

    Si el crecimiento de la industria de las drogas ilegales es consecuencia de cambios institucionales en una sociedad, los cuales han debilitado los controles sociales y estatales, es probable que las políticas represivas no sean eficaces. A menudo, se ha sobrestimado la efectividad de las políticas antidroga, lo cual ha conducido a expectativas poco realistas. Es necesario señalar, sin embargo, que las imperfecciones no tienen que conducir necesariamente al abandono de una política; más bien, deben disminuirse las expectativas sobre su eficacia. Se debe hacer énfasis en que la solución a largo plazo del “problema de las drogas es de tipo institucional y requiere cambios considerables en la sociedad y no simples políticas a corto plazo. Las actuales políticas podrían jugar un papel importante en mitigar algunos de los principales efectos negativos del “problema”, pero si no hay un verdadero cambio social poco será lo que se logre en el largo plazo.


    Las políticas de Desarrollo Alternativo deberán estar coordinadas con programas de desarrollo de la democracia y la comunidad, y deberán ser implementadas en zonas donde existan comunidades fuertes o donde otros programas contribuyan a su desarrollo. Sólo este enfoque resultará en un verdadero Desarrollo Alternativo.

    Bien Jurídico protegido.-


    El bien jurídico protegido en el delito de tráfico de drogas es la salud pública, término que tiene diferentes acepciones, según la disciplina a que pertenezca quien lo defina.

    Según la OMS, la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no ha de entenderse solamente como la ausencia de afecciones o enfermedades.


    En materia de delitos de narcotráfico se tiene que, el bien jurídico tutelado, radica en la protección de la sociedad, al Estado, la salud, la moral y la dignidad.

    Por intermedio de la justicia y la cohercibilidad de la Ley, se cumple una función social preventiva y represiva, cuyo fin supremo es la de proteger a la sociedad en su conjunto para su pacífica convivencia, en goce de salud.

    Socialización como forma de control preventivo.-

    La socialización es el mecanismo Socio-Cultural básico por el cual un conjunto social asegura su continuidad. Los principales agentes de la socialización son los padres y otros miembros de la familia, las instituciones educativas y los medios de comunicación social . Por lo general, ellos cumplen la función de trasmitir a los niños los valores y las creencias de su mundo socio-cultural. Así como los significados otorgados en su mundo.

    Es un tema que esta relacionado con la endoculturación. Todo individuo es social, es decir se integran a la cultura y la sociedad tanto como la cultura lo integra a él, esto significa que la persona puede ser integrada en el submundo de las drogas desde un punto de vista negativo.

    La socialización comienza con el nacimiento y transforma a los individuos en seres sociales, en miembros de su sociedad Este es el proceso que convierte progresivamente a un recién nacido con un muy limitado repertorio de conductas en un sujeto Social hasta llegar a ser una persona autónoma, capaz de desenvolverse por si misma en el mundo en el cual ha nacido.

    Mediante las socialización se transmite lenguajes de palabras y gestos, destrezas técnica, habilidades, la destreza de escribir, significados relacionados entre las personas y otros objetos, hábitos, valores y sentido común.

    Es por este mecanismo, que la sociedad debe necesariamente empezar a trabajar con respecto a sus miembros, como son la escuela, la iglesia, la universidad y en especial la familia como núcleo de la sociedad, evitando de esta manera problemas a veces irreparables como consecuencia del consumo y tráfico de drogas, en un mundo globalizado y tan conflictivo como el que vivimos hoy en día.
    Principales modelos de prevención.-
    - Modelo Médico (biológico).
    - Modelo de Salud Pública.
    - Modelos Sociales y Socio-cognitivos.
    - Modelos integradores:
    - Modelo Bio-psico-social.
    - Modelo Comunitario y de participación social.
    De los modelos precedentemente citados nos abocaremos al que creo que pueda ser factible por su viabilidad económica, política y social como es el:
    Modelo Comunitario y de Participación Social.-
    Este modelo es que nos interesa y señala la necesidad de potenciar los esfuerzos comunitarios amplios e integrales de prevención que involucran múltiples niveles, sectores, poblaciones, organizaciones y estrategias.
    La prevención se define como: Integradora e Integral: abarca múltiples sistemas de la comunidad como: niños, jóvenes, familia, trabajadores, docentes, gobiernos locales, entre otros. Y múltiples estrategias como: desarrollo de habilidades personales, entrega de información, capacita agentes intermedios, incorpora líderes o modelos significativos, estilos de vida saludables.
    Centrada en procesos del desarrollo: reconoce un grupo objetivo, identifica líderes, evalúa las necesidades y la realidad local, organiza, implementa, administra y evalúa.
    Colaborativa y participativa: promueve la participación de los distintos agentes y miembros de la comunidad. Potencia el concepto de responsabilidad compartida en la prevención del consumo de drogas, promoviendo el desarrollo de programas en todo la comunidad. La red aparece como una estructura privilegiada para dar repuesta complementaria y colaborativa a los planes de prevención que se implementen.


    LA LEY DEL REGIMEN DE COCA Y SUSTANCIAS CONTROLADAS DE BOLIVIA EN LA PREVENCION FORMAL Y NO FORMAL DEL FENÓMENO SOCIAL QUE GENERA EL TRAFICO ILICITO DE DROGAS.-

    La Ley Boliviana consigna en el Título Séptimo, más propiamente en los artículos 140 y 145, la educación formal y la no formal en materia de tráfico y consumo de drogas.

    En el primero de ellos (art. 140), dispone que la educación debe estar sujeto a planes y programas en los niveles intermedio, medio y superior, técnico, en las materias pertinentes de estudios sociales, biológicas y psicológicos, contendrán temas destinados a comprender los fenómenos que genera el tráfico y consumo de drogas.

    Educar y prevenir es ayudar a los miembros del grupo a participar y producir cambios en su mente, en su vida y en los ambientes en los que viven. Es el sentido de volverse resistentes y prevenir el consumo de drogas.

    El objetivo es saber si directa o indirectamente la escuela induce, aunque sea parcialmente, al consumo de drogas
    El primer problema grave es el hecho de que el consumo de drogas ahonda sus raíces en la crisis de la sociedad, en su manera de ser y funcionar.

    Los sistemas educativos, sobre todo formales, son coherentes con las sociedades que los han producido y se constituyen en trasfondo sobre el cual puede establecerse el consumo situación esta que es peligrosa, pero no imposible para trabajar en el ámbito del control social preventivo.

    Adentrándonos a lo que ocurre en el destinatario de la educación veremos que se producen cambios en su mente, cuerpo, se da también una maduración afectiva, intelectual y física y hace que su intelecto sea maduro y positivo, respecto al rechazo al consumo y tráfico de drogas

    En segundo de ellos (art. 141), dispone que, será el Consejo Nacional Contra el Uso Indebido y Tráfico Ilícito de Drogas el que utilice la educación no formal, como una estrategia para llegar al público, a fin de prevenir el consumo, el tráfico y la delincuencia relacionados con substancias controladas y hacer participar a la población y a la comunidad en la prevención integral.
    Sabemos que la norma precedentemente citada, en la realidad no se cumple, pese a que siempre se está pregonando que la educación no formal es importante en la lucha contra el flagelo de las drogas como fenómeno social desde un punto de vista preventivo. Peno no demos olvidar que es obligación de todos y cada uno de nosotros como miembros integrantes del conglomerado social que tenemos que fijar algunos parámetros a nuestros objetivos como ser:

    a).- Buscar el apoyo real y seguro de los órganos del Estado y de las Organizaciones Internacionales.
    b).- Buscar el apoyo incondicional de los medios de comunicación de masas.
    c).- Se imparta orientación y educación preventiva en las diferentes Instituciones, públicas y privadas.
    d).- La población en general debe participar y convertirse en actor de los programas de prevención en la lucha contra el consumo y tráfico de drogas.
    e).- Los programas deben estar concentrados en las personas, se trata de un tema de vida, de su significado y valor

    Con lo expuesto precedentemente, creo que es importante se de funcionalidad a nuestras instituciones y se logre mejores objetivos en la lucha contra la droga desde un punto de vista preventivo, comunitario y de prevención social y no precisamente represivo, puesto que el actor en este fenómeno, es el hombre como ser pensante y racional y desde luego como integrante de la sociedad y sin enfrascarnos en la cultura del silencio y de la apatía.


    Walter Alfredo Raña Arana




    BIBLIOGRAFÍA
    Acevedo-Carmona, Darío, La mentalidad de las elites sobre la Violencia en Colombia (1936-1949), IEPRI-El Ancora Editores, 1995.

    Jaramillo-Uribe, Jaime, Ensayos de historia social, Vol. I,TM Editores-Ediciones Uniandes, 1991.Lara, Patricia, Siembra vientos y recogerás tempestades: la historia del M-19, sus protagonistas, sus destinos, Planeta Editorial Colombiana, 1986.

    Leal, Francisco, "El sistema político del clientelismo", Análisis Político, 8:8-32, Septiembre- Diciembre 1989.Leal, Francisco y Andrés Dávila, Clientelismo: el sistema político y su expresión regional, Bogota: Tercer Mundo Editores and IEPRI, 1990.

    Pécaut, Daniel, Guerra contra la sociedad, Bogotá, Editorial Planeta, 2001.
    Pizarro, Eduardo, Las FARC (1949-1966): de la autodefensa a la combinación de todas las formas de lucha, IEPRI-Tercer Mundo Editores, 1991.

    Economía Política y Narcotráfico, Tercer Mundo Editores, 1994 “Las ventajas competitivas de las drogas ilegales en los países andinos: el Estado, las instituciones sociales y el capital social,” Coyuntura Social, Número 22, May 2000.

    Vargas Meza, Ricardo, Fumigación y conflicto: Políticas antidrogas y deslegitimización del estado en Colombia, TM Editores-TNI-Acción Andina, 1999.Ley del Régimen de Coca y Sustancias Controladas de 11 de julio de l.988.

    -Bascopé Aspiazu René, “La veta Blanca Coca y Cocaína en Bolivia”, Primera edición, La Paz, (Bolivia), Ediciones Aquí, 1982.-

    Canelas Orellana Amado y Zannnier, “Bolivia Coca y Cocaína”, primera edición, Bogotá Colombia, Nelly, l.969.-
    Uzcategui Díaz, Rafael (1999) Analogía del Fenómeno Económico y del Fenómeno Social. Coordinación de Extensión de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales.

     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »
     
    Cerrar Ventana
    ALIPSO.COM
    Cursos Multimedia Online, CD y DVD