Sábado 20 de Diciembre de 2014 | Hay 36 usuarios online en este momento!
 

Locutor-oyente: El vínculo afectivo entre el locutor y el oyente

Imprimir
Recomendar a un amigo
Recordarme el recurso
Descargar como pdf

Seguinos en en Facebook


En el presente trabajo de investigación se plantea una hipótesis mediática, sin gran participación en la agenda de la sociedad pero nítidamente en la mente de sus protagonistas. La premisa que se desea debelar es “En mayoría de casos el locutor y el oyente forman un vínculo fiel, incluso, a veces afectivo que los mantiene unidos hasta un punto de inflexión o hasta que la muerte los separe”

Agregado: 28 de NOVIEMBRE de 2009 (Por Clara Jimenez) | Palabras: 14445 | Votar! |
2 votos | Promedio: 10
| Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Varios >
Material educativo de Alipso relacionado con Locutor-oyente vínculo afectivo entre locutor oyente
  • Rest y Sklovsky: Rest realiza una breve descripcción sobre la novela. Sklovski se enfoca en la prosa literaria. Y entre los dos nos dan nociones interesantes sobre teoría literaria
  • El establecimiento de la psicología científica: ...
  • LA POLITICA Y LA LOGIA: JOSE HERNÁNDEZ Y SUS COINCIDENCIAS CON EL PRESIDENTE SARMIENTO EN 1870: ...

  • Enlaces externos relacionados con Locutor-oyente vínculo afectivo entre locutor oyentenalga


    Autor: Clara Jimenez (laca_15_90@hotmail.com)

    Este apunte fue enviado por su autor en formato DOC (Word). Para poder visualizarlo correctamente (con imágenes, tablas, etc) haga click aquí o aquí si desea abrirla en ventana nueva.

    <

    Título de trabajo: Locutor-oyente

    Tema elegido: El vínculo afectivo entre el locutor y el oyente.

    Nombre del autor: Maria Clara Jiménez

    (3901 0329)

    Universidad de Morón

    Facultad: Ciencias económicas y empresariales

    Carrera: Licenciatura en Relaciones Públicas

    Materia: Medios II

    Código: 665

    Profesor: Luís Buero

    INDICE

    Agradecimiento                                            3

    Introducción                                                3

    Prefacio                                                  3

    Objeto de estudio                                    4

    Hipótesis                                                4

    Objetivo de la investigación                       5

    Metodología utilizada                                5

    Justificación                                            5

    Justificación particular                              6

    Posibles entrevistados                              6

    Desarrollo                                                    8

    Historia de la radio en la Argentina                    8

    Credibilidad                                             15

    Fidelidad                                                   17

    Estrategias para validar el discurso                       19

    Públicos                                                 20

    ¿Quiénes llaman?                                               21

           El locutor

    La voz del locutor                                       22

                    Lideres de opinión                                      23

    Televisión vs. Radio                                        24

    Medios fríos y medios calientes                    26

    Marketing                                                      27

    Conciertos, concursos y consignas                27

                  Rating                                                      28

                    Los más escuchados de 6 a 13.                    29

    Las radios más escuchadas AM                     30     

    Las radios más escuchadas FM                     31

    Marco teórico                                               31

    Entrevistas                                                  33

    Conclusión                                                   44

    Bibliografía                                                  48

           Artículos periodísticos consultados                    49

           Páginas Web consultadas                          49

    Agradecimiento

    Me encuentro enteramente agradecida con aquellas personas que hicieron posible un grato transcurso de la investigación. Gracias a Luís Buero, por una orientación en el espacio compartido, a los periodistas, locutores y a todo el equipo de las radios concurridas, gracias por ceder tiempo de su trabajo u ocio para responder a las preguntas, incluso estando con la agenda completa.  A su vez es meritorio destacar el trato cordial que obtuve de todas las emisoras en las que halle respuesta.  En concreto agradezco a los que aportaron de una u otra forma a la realización del trabajo.  

    Introducción

    Prefacio

    En el presente trabajo de investigación se plantea una hipótesis mediática, sin gran participación en la agenda de la sociedad pero nítidamente en la mente de sus protagonistas. La premisa que se desea debelar es “En mayoría de casos el locutor y el oyente forman un vínculo fiel, incluso, a veces afectivo que los mantiene unidos hasta un punto de inflexión o hasta que la muerte los separe”

    La particularidad que se presenta al abordar el tema es la diversidad de aspectos desde donde se la puede analizar. Aspectos tales como la psicología, el marketing, la tecnología, etc. hacen posible una rica y amplia gama de factores influyentes próximos a analizar.

    Las unidades de análisis estudiadas son los consumidores activos de la programación radial y los productores de dicho servicio. Para avalar cada afirmación perteneciente al siguiente trabajo se ha realizado una lectura previa de material, recopilación de notas a los protagonistas, realización de entrevistas a locutores, entre otros recursos.

    En las contiguas  hojas se aborda la temática de la forma mas completa posible, intentando incluir todos los puntos vitales para corroborar o refutar la hipótesis planteada. El diseño y desarrollo de la investigación esta planeado para una lectura sencilla de comprender y concreta en cuanto a su extensión. ¿Existe un vínculo de fidelidad entre el oyente y el locutor? Leamos el informe y debelémoslo.

    Objeto de estudio

    El objeto de estudio que se analizará en el siguiente trabajo de investigación es el lazo afectivo entre el comunicador radial y sus oyentes. El mismo comprenderá aquellos factores que influyen y refuerzan esta relación especial de afecto y credibilidad que cuesta tanto crear en otros medios de comunicación. A su vez se intentará mostrar la diferenciación entre la radio y los otros medios en cuanto de fidelidad del público se hable.

    ¿Por qué el periodista de radio, el  locutor, construye una credibilidad especial en sus oyentes? ¿Es visto como un amigo? ¿La fidelidad es con el periodista, locutor o con la emisora? ¿Cuáles son las radios más escuchadas? ¿Cuáles son los métodos que se utilizan para crear este vínculo? ¿Cuáles son los beneficios tecnológicos con los que cuenta  la radio? ¿Cuáles son las diferencias que hacen que la radio sea un medio caliente y la televisión un medio frío? ¿Influye de algún modo el hecho de que podamos escuchar la radio en diversos e inhóspitos lugares? Estas son otras interrogaciones que se intentarán debelar en el siguiente trabajo.

    Hipótesis

    A lo largo de la evolución de los medios, la radio, ha formado un fuerte lazo de fidelidad entre el locutor y el oyente. La premisa en la cual se basa este trabajo es que “En mayoría de casos el locutor y el oyente forman un vínculo fiel, incluso, a veces afectivo que los mantiene unidos hasta un punto de inflexión o hasta que la muerte los separe”

    ¿La razón de esta unión es natural o es marketing de las emisoras? ¿Tiene algún beneficio oír siempre una misma voz y no dar lugar a las pluralidades? ¿Hasta que punto esta ciega fidelidad es conveniente para la audiencia?

    Objetivo de la investigación

    El objetivo del trabajo realizado es abordar un tema difícil de hallar en la bibliografía, muy pocas veces tomado en cuenta y explicar sus principales aristas demostrando la presencia de un vínculo fiel entre el locutor y el oyente.

    Metodología utilizada

    Dentro del trabajo realizado se pretende:

    ● Principalmente demostrar la hipótesis presentada combinando notas periodísticas, bibliografía, información de distintas fuentes y uno de los recursos más directos, las voces de los protagonistas.

    ● Enmarcar al medio en la historia del país, sus cambios en el transcurso de su evolución y el efecto que tuvieron los mismos.

    ● Distinguir las distintas miradas que posee el tema, entre ellas la credibilidad, la fidelidad, el aspecto psicológico, el marketing, el modo tecnológico de uso, entre otras.

    ● Encontrar a los protagonistas y entrevistarlos, siendo este el modo más cercano de comprobar o refutar la hipótesis. 

    Justificación

    Carlos Ulanovski comentó al diario La Nación el día 13 de octubre de 2007, creer en la existencia de un  lazo extravagante que se ha formado durante años entre el conductor radial y sus receptores. Mediante sus palabras expresó “la radio es, entre los grandes medios, un contacto confiable, por lo menos hasta que demuestre lo contrario. A primer oído suena auténtica. Con un simple llamado la gente puede expresar sus necesidades. Le habla a millones, pero mantiene la fantasía de que le habla a uno solo"

    Creo propicio tomar este tema como eje de mi investigación ya que podría servir de herramienta o de guía para alumnos y de interés para el público en general. El mismo puede ser tomado desde diferentes perspectivas, ya sea periodísticamente, psicológicamente, socialmente, artísticamente, comercialmente, y demás.

    Entre las distintas miradas he descubierto que la sociedad encuentra a la radio como una salida a sus inquietudes y problemas. En una nota de LA NACION del día 17 de febrero de 2008 Esteban Mirol, periodista de radio contó  "les dimos respuesta a 180.000 casos que nos plantearon los oyentes. Ciento sesenta mil de ellos estaban relacionados con casos de jubilaciones, con lo cual, según las estadísticas de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), funcionamos como la más eficiente de sus agencias. Los otros 20.000 tuvieron que ver con pedidos de sillas de ruedas, pañales, medicamentos y otros servicios" a su vez Mirol habló de la esencia del medio "que es que pueda participar el oyente. Ellos siguen llamando, siguen dando su opinión. Sigue habiendo mucho servicio, porque para mí el concepto es que la radio es entretenimiento, pero también es mucho servicio "  

    Justificación particular

    Personalmente decidí ahondar en este tópico por un deseo de conocer más acerca de este medio que tanto me atrae, sus ventajas, individualidades, estrategias, en fin, estar en contacto con la gente que lo realiza y aprender de ella. 

    Posibles entrevistados

    Graciela E. Ruiz: directora de la radio FM Fantástica (91.1) ubicada en Luján, Las Heras 520. Teléfonos: (02323) 437801,

    (02323) 430840

    fmfantastica@s6.coopenet.com.ar

    Fernanda Rey : locutora de la radio FM Fantástica, trabaja de lunes-viernes de 9-12 el programa que conduce se llama “Tus 40 favoritos” Ubicación: Las Heras 520.Teléfonos: (02323) 437801, (02323) 430840

    fmfantastica@s6.coopenet.com.ar

    Maria Eugenia “Maju” Lozano: comenzó en la televisión, trabajó como guionista, productora periodística y conductora radial. Actualmente conduce un programa con Lalo Mir en la FM 99.9. El programa se llama “Lalo por hecho” se transmite de lunes- viernes a partir de las 9 a.m. Teléfono: (011) 4126 – 0100 Ubicación: Mansilla 2668. Cap. Fed. CP:1425

    la100@la100.com.ar

    Débora Pérez Volpin: periodista con más de 20 años de carrera trabaja en radio Mitre AM 790. El programa se llama “Según como se mire”. Se emite de lunes a viernes de 13.00 a 15.30. Teléfono: (011) 4126-0000, (011) 5777-1500 Ubicación: Mansilla 2668 (1425)

    Seguncomosemire@radiomitre.com.ar

    info@radiomitre.com.ar

    debora_perez_volpin@artear.com

    Guillermo “Willy” Kohan: lleva a cabo el programa “Somos nosotros” en Radio El Mundo AM 1.070 de lunes a viernes de 18.00 a 20.00 hs.  Ubicación: Rivadavia 825. Tel/Fax: 4121-8900

    somosnosotros@radioelmundo.com.ar

    info@radioelmundo.com.ar

    Víctor Hugo Morales: Periodista reconocido, Actualmente trabaja en la radio Continental, su programa se llama “La mañana con Víctor Hugo Morales”. Ubicación: Av. Rivadavia 835. Teléfonos: 4338-4250 - Internos: 4315/4473.

    info@victorhugomorales.com.ar

    Alicia Petti

    Periodista que trabaja en la sección de espectáculos de La Nación, en radio Mitre y radio La Red.

    Apetti@lanacion.com.ar

    Hugo Di Gugliermo

    Ex gerente de programación del canal 13, actualmente en su propia consultora internacional de medios audiovisuales (HD International Media Consulting).

    Antonio Laje

    Periodista que trabaja en radio Blue, su programa se llama tipo 6 de 6 a 9 am.

    Tipo6@bluefm.com.ar

    Eduardo Aliverti

    Conductor de “Marca de radio” programa emitido por la emisora La Red, AM 910. Sábados de 10-13.

    Desarrollo

    Historia de la radio en la Argentina

    Cuatro estudiantes de medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) fueron los responsables de la primera transmisión radial, se los apodaba “los locos de la azotea” ya que las terrazas de sus domicilios  estaban atestadas de antenas. Enrique Telémaco Susini, Miguel Mujica, César Guerrico y Luís Romero Carranza fueron los seguidores de Guillermo Marconi quien diez años antes hubiese creado el telégrafo inalámbrico. 

    El 27 de agosto de 1920 a las 21 horas se realizó la primera transmisión de radio en nuestro país, la ópera Parsifal, de Richard Wagner. Muy pocos pudieron escucharla, la radio no estaba en todos los  hogares, la transferencia se llevó a cabo desde el Teatro Coliseo. Ese mismo día se inauguró la primera emisora nacional (LOR) 

    Década del 20

    La radio era contemplada como uno de los entretenimientos del momento, entre ellos se encontraba el teatro y el cine mudo. El origen fue inventiva de un grupo de pioneros, llamados en aquel entonces, “los locos de la azotea”. Este método de comunicación poseía la ventaja de ser rápido y eficaz.

    Para los inmigrantes la radio fue el primer contacto con el lenguaje, las mismas les enseñaron a hablar. Crece en muchos aspectos el medio, en un principio el alcance era de cinco vatios, para 1921 el alcance se cuadriplica, 20 vatios. Uno de los objetivos claves en aquellos momentos era que la transmisión se realice de forma limpia, es decir, sin silencios o descargas que podrían llegar a romper tímpanos.

    En 1922 el gobierno autoriza la instalación de sistemas de estaciones fijas  y portátiles, la difusión seria gratuita y la publicidad no podría ocupar más del 30%. En cuanto a publicidad, se vuelve a producir un cambio en el año 1929, la publicidad sintética: un tope de 100 palabras.

    Década del 30

    Se realiza el primer radio teatro, un éxito, la audiencia cambia horarios, ritmos y hábitos. La importancia depositada por el público en la radio fue de tal magnitud que afectó otras actividades, un caso de ello fueron las compañías de teléfono, quienes percibieron la caída de ventas en el horario en que se transmitía el radio teatro. Inmediatamente las empresas exigieron que se cambien los horarios ya que no permitían el transcurso normal de las funciones corporativas. Aparecen los primeros programas destinados a divertir, entre ellos, abc trío o Merengue.

    En el año 1935 nace radio El Mundo, emisora similar a la BBC de Londres, dirigida por Armano Dicepolo. Un año mas tarde con la muerte de Carlos Gardel, las radios no transmiten tangos de ningún interprete a lo largo de una semana.

    Década del 40

    Furor por el tango, la audiencia se dividía en distintos estilos como Francisco Florentino, Ángel Vargas o Floreal Luís. A partir de 1943 se prohíbe el acceso público a las personas no pertenecientes a la emisora, los programas cambiaron su metodología, los oyentes comienzan a participar por medio de cartas. Fue corto el tiempo que duro esta  tendencia. Nace la Sociedad Argentina de Locutores.

    Eva Duarte protagoniza “Hacia un futuro mejor”.  Durante la presidencia de Perón en  el año 1947 se suspende la transmisión de Radio Belgrano, el locutor interfirió un discurso del actual presidente (cadena nacional) diciendo “no le crean son todas mentiras”. El 2 de Julio se reincorpora en la actividad.

    Década del 50

    El 26 de julio de 1952  se anuncia por cadena Nacional el fallecimiento de Eva Perón, durante 16 días de velatorio, las radios emitieron música sacra en cadena o se leían frases del libro de Evita “La razón de mi vida”.

    En aquella época se destacaban en el humor de radio Juan Carlos Cambon, Jorge Luz, Rafael Carret, Zelmar Gueniol y Guillermo Rico, constituían un grupo de cinco actores de condiciones sobresalientes porque afinaban muy bien la voz y todos eran imitadores de primera.

    En 1953 surgen cuatro cadenas tres privadas y una Oficial. Las privadas: La Red A comprendía Radio El Mundo, la Red B Radio Belgrano y canal 7 y la red C radio Splendid y estaciones provinciales RADES.

    Llegan al país las primeras radios portátiles (1956) que posibilitan escuchar desde cualquier lugar y en indistinto horario. En 1958 se producen este tipo de radio en el marcado argentino. Se privatizan 17 de las 55 estaciones, pasan a formar parte del monopolio de Perón.

    Década del 60

    La particularidad de la época fue el avance tecnológico y con este la aparición de la televisión. Canal 9, 13 y más tarde canal 11. La radio se orienta a la música y a la transmisión de información. El nuevo medio audio visual tomo lugar en los hogares desplazando a la radio. La radio perduro en las mañanas y la televisión copo las noches.

    La TV y la radio entraron en competencia, la segunda debió cambiar su estilo, de forma que le aporte calidad estética. Alberto Mata fue uno de los originarios de3l cambio en el medio.

    A lo largo de cuatro años la radio descendió un 9% en publicidad. El ámbito comercial se convirtió en el nuevo ring de los medios.

    Nace el programa “El Fontana show” en radio El Mundo programa de información, vértigo, espontaneidad e improvisación. Estuvo en el aire por 13 años a cargo de  Cacho Fontana. El programa dio origen a conexiones telefónicas internacionales, que dieron lugar a una costumbre.

    Crece la industria discográfica y se van apagando la música en vivo. En el ’66 se crea el Audio Cassette. Las Radios queda reducidas tras desaparecer los radioteatros y los programas con públicos, los estudios tenían generalmente 3 metros por 4. Comienzan a surgir los Disc Jockey. Las radio mas populares en materia de música para jóvenes eran Radio Mitre y Excelsior

    A partir de 1963 empiezan los comerciales grabados, ante la aparición de la cabalgata musical Gilette.

    Década del 70

    La radio pasa del espectáculo al espacio del coloquio, en este período el público se acostumbró a usar radios portátiles o con audífonos. La popularidad de la radio creció. La radio cumple 50 años de vida. Comienza el reencuentro del locutor y el oyente, esta vez por medio del teléfono.

    En diciembre del año 72 Perón retorna a la Argentina. Se incendia el Edificio donde se encontraban las radios El Mundo, Mitre, Antártida, Esplendid y  Excersior, donde fallecen 2 personas

    En 1974 el estado obliga a las radios a pasar el 75 por ciento de la música de carácter nacional. Dos años después, en 1976 golpe militar, se  prohíbe la difusión de importantes artista Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa, entre otros.

    Década del 80

    Surgen las radios FM, en su mayoría dependían de las AM en otros casos eran alquiladas. En ciertos horarios superaron el rating de las AM, el 88,4% de los hogares tienen FM, el 67% de los taxistas prefieren las FM y el 20% de la gente que escucha radio en la calle prefiere las FM.  LA primera emisión de Frecuencias Moduladas fue en 1970, pero sin continuidad.

    En 1975 se establecen las 2 primeras estaciones FMR, de Rivadavia y la FM de Radio del Plata. En 1984 nace la Rock and Pop. Surgen Radios de música clásica, folclore y tango. Y desde 1989 FM Tango. Surgen Aspen y Horizonte.  En el 1990 FM 100. Años posteriores nacen Radio 1, FM Hit y LA Red

    En 1982 las radios transmiten la triste derrota en la guerra de Malvinas que contó con más de 635 argentinos muertos. En la época de la guerra se prohibió la música cantada en ingles y todas las menciones referentes a Inglaterra.

    En el año 1983 no se escucha gran cantidad de contenido musical, la radio esta más dirigida al diálogo y a  la charla.

    A mediados de los ochenta la radio vuelve a tener una participación más fuerte en la vida de las personas. Se renueva la lucha con la televisión. La agenda mediática tiene una nueva preocupación, lo privado convertido en público. Crece la participación de los oyentes, se incrementan los llamados pidiendo ayuda, denunciando hechos de corrupción funcionaria y otros temas de interés popular. Al aumentar el contenido de la agenda pública el medio radial debió reformar la programación e incluir las nuevas preocupaciones sociales.

    Cara al cambio se diversifican los públicos por sectores, generaciones, ideologías, etc. El medio cumple la función de guiar y enseñar  a los oyentes acerca de la moderna sociedad en gestación y de cómo vivir socialmente en ella. Asistencia psicológica, salud, alimentación fueron parte de las orientaciones destinadas a brindar información útil para el aprendizaje de la familia.

    El cambio mayor que se produjo en esta época fue la eliminación de los límites de contenido, cuestiones privadas, información reservada producto del núcleo familiar se distinguen como la nueva tendencia del dial. La homosexualidad y el consumo de drogas, tema pecaminoso en la sociedad del momento toman lugar en los consultorios sentimentales.

    También se producen cambios en el tratado de las noticias,  la información se ofrece en forma de crónica y aumentan considerablemente los comentarios subjetivos del locutor/periodista, la audiencia se ajusta a esta forma y comienza a demandar dichas  interpretaciones, el público requiere el tratamiento y la opinión de quien le habla.

    La radio toma un papel de responsabilidad social, en el sismo de 1985, queda a la luz las facultades para convocar y organizar a la sociedad y de esa forma enfrentar la desdicha. El medio gana protagonismo invocando al viejo ideal de servicio público. 

    La nueva oferta de la emisora comprende, no solo propuestas de entretenimiento, sino temáticas cruciales en la vida de los oyentes. Podemos destacar tres de ellas, la experiencia del habitante con el gobierno de la ciudad (servicios, seguridad, corrupción, etc.), las condiciones de vida (ecología, medio ambiente, etc.) y variados asuntos vinculados a la parte emotiva-sentimental (salud, sexualidad, pareja, familia, etc.).

    Se generan nuevas estrategias de participación  y requisitos comunicativos de opinión, critica, demanda de personales o de grupo. Muchas emisoras incorporaron los denominados programas de participación ciudadana, como a  su vez informes sobre vialidad, entrevistas en vivo (en el estudio o en la calle) cobertura de eventos, incidentes, asistencia medica, etc.

    Ante los primeros problemas viales, a fines de 1970, el noticiero crea un espacio con el concepto de red vial para orientar al conductor. En un principio se contaba con motocicletas o camiones, herramientas que se limitaban a informar sobre las avenidas pobladas y las vías posibles de escape. Una década mas tarde el helicóptero simplifica las tareas, amplia el territorio en cuestión y ofrece una mayor cantidad de salidas. 

    A finales de los `80 se marca la multiculturalidad del país, el mix de las distintas razas (originadas por la emigración), crecimiento demográfico, las diferencias étnicas y precisamente las culturales.

    Década del 90

    En la época de los años ´90 los medios se convierten en canales claves de mediación entre la sociedad y las autoridades. En ocasiones, ah canalizado demandas concretas hacia instituciones. Dicho cambio genera que el medio se dedique no solo a la transmisión diaria de los acontecimientos. La noticia, su tratamiento, la subjetividad del locutor/periodista, ampliación del horario del noticiero se constituye como una necesidad insustituible. Las mañanas son atestadas de noticieros, los más populares duran hasta cuatro horas.

    Los programas informativos se extienden y se convierten en revistas de variedades, conteniendo así diversos géneros, con nuevos recursos narrativos y expresivos. Incluyen el informe vial, la participación del oyente (en vivo o en diferido), el consultorio amoroso y psicológico, la orientación familiar, etc. Otro aspecto muy detonante en los años ´90, dentro del noticiero radial,  fue el informe vial. ¿Por qué nos detenemos tanto en este punto?  Porque impulsó una función imaginaria, producto del medio, que pretendía brindar un sentimiento de protección y control desde las alturas, y generar en la mente del oyente una sensación de apoyo en las largas horas de trafico.

    La programación comercial de los años noventa se destaca por el rating, la improvisación permanente  y la   búsqueda de nuevas audiencias.  Sobrevivir es renovarse continuamente, para no perder el público, la técnica: probar de todo sin ningún criterio, salvo lo que el sentido común les indica.

    Se vende tanto, defensores de ciudadanos, como atención psiquiátrica y consejos naturistas. La moda es contratar un gurú, quien tiene diversos trabajos a realizar, consultorio sentimental, consulta psicológica, aliviar el estrés y sobre todo sufrir con el oyente. Resurge la radionovela, la cual amplia sus fronteras incluyendo temas ligados a la homosexualidad, las drogas, el alcohol, etc. En los años noventa la radio se expande como así lo hace al sociedad, la radio se diversifica como así lo hace la sociedad, hay tantas radios como públicos existentes. Cada programa defiende a su audiencia y a sus códigos de pertenencia, excluyendo al resto, por desconocimiento, indiferencia u omisión. A pesar del crecimiento y la diversificación del medio este hecho no implica que se haya fomentado el pluralismo y la democratización.

    La amplia segmentación de la sociedad no apareja idéntica condición sociocultural, ni la misma percepción de contenidos, solo comparten un mismo dial y un mismo horario. El sentimiento que surge de esta conexión en común es de cierta complicidad imaginaria, el sentirse parte de un grupo en circunstancias similares.   

    Credibilidad

    “…Es fundamental, digamos, mas allá que se practique o no, pero la verisimilitud de la credibilidad es fundamental porque digamos la gente después lo usa argumentalmente, te dice lo escuche en la radio, lo escuche en la televisión pasa a ser un argumento, entonces es fundamental…” Ana Carla Faunes, Radio El Mundo.

    “…la radio es un medio donde la credibilidad, la palabra y la confianza del que habla y lo que siente el oyente juega un rol muy importante…”  Maria O Donnell, periodista de radio Continental.

    ¿Qué es la credibilidad? La credibilidad es la emoción de una persona al sentir confianza o no en otro sujeto, un relato, un hecho, etc., es decir, una persona puede inspirar credibilidad o aparentar incredibilidad. En el ámbito radial el locutor  y sus columnistas desean esta cualidad aun más que a otras. La persona creíble presenta firmeza, fundamentos  contundentes  y el respeto del resto. Un locutor en esta situación es seguido fielmente  por la audiencia. En el caso de que ocurra la propagación de información dudosa el grupo de trabajo pierde la buena reputación y corre peligro de perder parte de la audiencia.

    Otro aspecto que juega un papel muy importante en este espacio es que cuando la opinión del público es dispar a la de la programación decide cambiar el dial y escuchar lo que quiere escuchar. ¿Qué quiere decir esto? Mucha de la audiencia escucha lo que la radio le dice porque siente la comprobación de su propio pensamiento de la mano del locutor e incluso de un famoso. Este tipo de audiencia se distingue por utilizar al mensaje del medio para  reafirmar sus propios pensamientos, actúa como un espejo escucho a otra persona decir lo  que yo pienso.

     “… El locutor que dice lo que quiero es el mejor locutor…”

    ¿Por qué la radio es más confiable que la televisión? Siempre fue así y lo será por un largo tiempo. Desde un principio la sociedad asoció al medio audiovisual como herramienta de entretenimiento y al medio radial como herramienta de información e instrucción del pensamiento. El periodista radial se encuentra constantemente afirmando sus creencias, posee una ideología frontal la cual mantiene a raja tabla, de lo contrario pierde la consistencia de sus ideas, es decir, desorienta al público. Este rasgo se puede omitir en otros medios, el medio audiovisual y el gráfico no cambian de opinión pero tienen la posibilidad de cambiar de periodista. Un ejemplo para mayor claridad sería cuando la selección argentina pierde continuamente por ende el diario se opone a la dirección del actual director técnico y cuando gana un partido, el medio gráfico cambia de periodista y le otorga laureles al director técnico.

    Otra de las distinciones que mantienen a la radio como el medio más confiable es la transmisión en vivo, la constante presencia de la opinión del locutor en cada tema.

    El discurso radial se asimila al medio más creíble, sus fuentes orales se caracterizan  por ser estructuradas, narradas por alguien que basa su autoridad en  el prestigio personal en el testimonio de los afectados. Paradójicamente el no poseer imágenes aumenta su verosimilitud. La imagen se puede utilizar para enmascara o disfrazar la noticia, por ende, si estos recursos no existen el mensaje es mas creíble. La falta de imagen para sustentar cada afirmación exige mayor conocimiento y un alto grado de seriedad.

    Una de las razones que no hay que dejar de lado es escuchar a la fuente en vivo, oír la voz del participante, del entrevistado o de quien viene la información. La espontaneidad de cada respuesta ilusiona al publico de que hay menor posibilidad de manipular o tergiversar la información. Por otro lado la confianza se basa en la rapidez del medio en trasmitir los acontecimientos, desde el lugar de los hechos.

    Los locutores tienen la particularidad de sentirse audaces y abiertos a suministrar su juicios, al no mostrarse les es mas fácil expresarse con comodidad  en la verdad. A su vez decir lo que uno piensa adquiere estatus de verdad por el simple hecho de salir a la superficie.

    La presencia de expertos analizando los temas, aportando citas estadísticas, cifras, acontecimientos previos genera la ilusión de una fuente neutral y confiable. Si  el conductor exagera sus comentarios personales y críticos, pierde credibilidad, pero la ausencia de ellos también vuelve sospechoso la información. La clave es  que el público sienta que se le sugiere algo, no que se le impone, de este modo cada uno adquiere o deja el comentario.

    Podemos mencionar como otro factor  a la tradición, los públicos de radio son cautivos (por desconocimiento o desinterés no conocen las otras opciones del dial) y generalmente crean un vinculo especial afectivo con un programa y/o locutor.

     Todos los factores mencionados previamente ayudan a forjar una imagen transparente, con menor compromiso con el poder y pluralista.

    Fidelidad

    “…Así como los diarios tienen lectores más leales y estables que las revistas, la radio logra mayor fidelidad que la TV, cuya audiencia es más volátil y caprichosa. Y no hay quien le gane en el estrecho vínculo emocional y de acompañamiento que establece con sus millares de seguidores sobre la base de un menú que mezcla informaciones, música, humor y tandas publicitarias...”  Nota de LA NACION por Pablo Sirven.

    “…Para muchos, sería impensable levantarse sin su programa favorito. Quienes lo piensan y hacen, consecuentes con oyentes que les son fieles durante años, dejan la cama a horas crueles de la madrugada para preparar un rito que se renueva todos los días…”  Nota de LA NACION por Carlos Ulanovsky.

    ¿Fidelidad? ¿Porque despertar todas las mañanas y tener como primera acción sintonizar nuestra radio preferida? En la pieza, en la cocina, en el auto, en el celular y en toda nueva tecnología encontramos la puerta que nos lleva al encuentro de los que más queremos escuchar. La radio es un medio que a pesar del avance de la comunicación, este no pierde participación en el mercado, hoy en día llega desde los más diversos formatos. ¿Cuáles son las virtudes que lo hacen un medio particular y tan seguido por la audiencia? Entre sus individualidades hallamos el contacto personalizado, la facilidad de transportarlo a todos lados, la accesibilidad, la espontaneidad, la compañía del día a día, la costumbre, la ilusoria sinceridad, entre otos atributos.

    Ahora bien ¿Qué nos hace escuchar a un locutor y no a otro? ¿Cómo hacemos nuestra primera elección del dial? En el caso hipotético de que una persona X este frente a una radio luego de un  largo período de tiempo sin su compañía y con un cambio total de programación dicho individuo se guiaría por el subconsciente. Muerto de curiosidad prendería la radio, giraría la perilla, escucharía un tema de la infancia, atracción. Seguiría girando, publicidad y publicidad, rechazo. Voces desconocidas, a montones, lo primero que escuche de esas voces tomará un valor inmenso, de ello dependerá un vínculo o no posterior.  Lo que quiero plasmar con este supuesto es que cuando prendemos la radio lo primero que escuchamos en cada dial posee un costo colosal, muchas veces sucede que al prender la radio nos entregamos a la primera voz que se escucha, es aquella que nos da la bienvenida.      

    “…Me gusta. Prendí y estaba eso, se hizo costumbre. Esta buena…” Cárdenas Florencia, Universidad de Morón. 

    Generalmente la audiencia escucha una emisora, un periodista o un locutor porque de su boca se desprenden las ideas que el oyente quiere oír. Al medir la audiencia las radios notan que cuando un locutor cambia de dial por X motivo hay un público nómada que lo sigue a donde valla, ya que sus puntos de vista, sus opiniones, sus razonamiento no van a variar.

    “…Me parece que trata los temas como a mi me gusta. Dice lo que quiero escuchar…”  Jiménez Juan, Comerciante.

    Una línea de pensamiento, un análisis acerca de un problema político o económico goza mayor peso  en la agenda pública si es realizado por un famoso o por la voz de quien nos acompaña todos los días. Nuestra reacción no es la misma si nos lo dice un amigo que si lo dice el locutor que esta del otro lado, es necesario destacar que le habla a miles, tiene mayor repercusión. Ese pensamiento compartido es ramificado gracias a la emisora. Lo piensa el oyente, se alegra de escucharlo y haber logrado el mismo razonamiento, se gratifica que lo comente al aire para que sea debate en todos los hogares.

    Este tipo de vínculo podría ser categorizado como una identificación, para lograr que el mismo sea irrompible es preciso un buen feedback. El locutor tiene que saber que es lo que quiere el oyente, pera tenerlo en cuenta y para que se sienta partícipe del medio que nos acompaña cada día en todas partes.

    “…hay una identificación, todo el mundo se identifica con algo o con alguien, y me parece que en la radio el oyente elige. Yo me pongo como oyente y yo elijo a un locutor que me guste…” Jorge “Pato” Liguori, locutor de la radio Universidad de Luján.

    “...Tratar de una óptica no partidista. Yo quiero que estén todos los matices políticos acá. A veces faltan temas y la gente te los sugiere por que no tratan esto. Tratamos de darle cabida a todo, ¿Para que? Para que la comunidad sea audiencia. Trato de llegar a un nivel de persona, con la radio, pensante…” Rubén Costa, FM Nuestra, Luján.

    Estrategias para validar el discurso

    Los noticieros y los programas de opinión radiales utilizan diferentes estrategias y discurso narrativos para validar su discurso. A continuación los más comunes:

    ·                     Recurrir a la consulta en vivo de expertos y especialistas de diversos temas: esta estrategia tiene como objetivo validar el mensaje con la vos autorizada del experto o del especialista en el tema. Su credibilidad no pasa por el contenido de sus comentario, sino desde el lugar donde los hace (títulos académicos, prestigio personal, pertenencia institucional, etc.)

    ·                     Mostrar independencia de los sistemas políticos: constituye u recurso de validación en el discurso de los noticieros. Para aquellos líderes de opinión es un requisito indispensable proyectar una propuesta crítica frente al poder y neutralidad partidaria. Organizan debates invitando politólogos y políticos, los cuales responden preguntas comprometidas y reciben críticas al poder.

    ·                     Citar cifras y estadísticas para validar afirmaciones: se utilizan en los noticieros, citando encuestas de otros medios y agencias.

    ·                     Cubrir la noticia en el lugar de los hechos, realizar trasmisiones directas y reportajes en vivo: este recurso funciona asegurando que la información es verídica por que es simultánea no se graba ni se difiere. No hay posibilidades de modificarla o manipularla.  

    ·                     Incluir el testimonio de los afectados o protagonistas de los hechos: esta forma le otorga especial dimensión de la realidad, es vital para sostener la credibilidad del programa. En el caso de combinar un acto de mediación entre el testimonio y las autoridades, se refuerza la verosimilitud de la noticia.

    ·                     Incluir la opinión, el comentario o  la cítrica de los radioyentes hablando “sin restricciones ni censura”: esta herramienta permite  particularmente que el consumidor se sienta representado y considere que el medio realmente defiende sus intereses.

    ·                     Interpelar a los funcionarios públicos: la presencia de autoridades en la programación sirve para rendir cuentas, responder denuncias o quejas de los oyentes. En su mayoría el tema primordial es la corrupción, el abuso de autoridad, la ineficiencia de los servicios públicos, etc. Esta forma de arrinconar al juzgado por la sociedad respalda fuertemente la palabra del locutor. De esta forma se ubica como aliado de los ciudadanos en la lucha cotidiana por mejores políticas en todos los aspectos. 

    ·                     Ofrecer un servicio de información confiable y el apoyo de profesionales o funcionarios públicos para asesorar distintos problemas: por medio de este canal se brinda el apoyo de profesionales expertos o funcionarios públicos, destinados a despejar  y asesorar sobre temas específicos.

    Públicos

    El público de la programación radial puede ser dividido en dos grandes grupos: la audiencia migratoria y la audiencia cautiva. En cuanto a la primera audiencia tiene la tendencia de variar de producto, es decir, cambian sus programas radiales constantemente. En cuanto al segundo conjunto siguen un programa en determinado horario y estación, no escuchan nuevas propuestas y se mantienen fieles a una sola programación por lo menos a lo largo de un año.

    La condición de pertenecer a este tipo de grupo no significa la unificación de un conjunto homogéneo, por el contrario se conforma de distintos niveles socioculturales, económicos. Lo que tienen en común es sentirse ilusoriamente parte de un grupo en circunstancias similares, en un embotellamiento de transito o en el trabajo. Coexisten decenas de pequeños auditorios radiales de diversa composición y tamaños. Los intereses que los ligan varían desde orientación vial hasta problemáticas vinculadas  a la identidad sexual.

    Escuchar y participar genera un sensación de pertenencia entre la audiencia, no solo por el hecho de sentirse parte de la comunidad oyente, sino porque en un mismo momento se emocionan, sufren, lloran, se alegran o se enojan con quien se anima a llamar a la radio.  

    En cuanto a la identificación, no todo el público se reconoce en el papel del otro, este comportamiento se lleva a cavo imaginariamente, como ocurre en las novelas, un ilusorio compartido de vida, muerte, sexualidad,  pareja, familia, etc., en el pasado, el presente y el futuro. Generalmente no es común que la persona pase por situaciones tan drásticas como las que cuentan los oyentes. Estos relatos provocan que la audiencia se ponga en el lugar del relator y proyecte los temores acerca de lo que podría suceder si se estuviera en una situación similar. La identificación con los personajes no pasa tanto por son como uno, sino como uno podría ser como ellos.

    ¿Quienes llaman?

    “… ¿ Cuándo fue que los oyentes de radio se largaron a hablar y no pararon más?...”  Carlos Ulanovsky.

    “…En general los oyentes que suelen llamar es la gente de mayor edad que tiene más tiempo y no maneja Internet entonces llama por teléfono (…) El motivo principal es escuchar su opinión a través de la  radio, que lo nombren y que la persona sea representada, en general cuando son opiniones. Y después participar por algún concurso aunque no sea por algún premio, participar y estar en la radio…” Alfredo Leuco, Columnista de la radio Continental en el programa Bravo Continental.

    La audiencia que llama lo hace para depositar confidencias, que conllevan condena moral, hacer pedidos, contar experiencia extravagantes, para ser escuchados, etc. Este método de vinculación se caracteriza por no asumir ninguna muestra de cariño y por no sufrir reproches por parte de la familia o de sus pares. No es de importancia el juicio del locutor o de la audiencia ya que no se conocen entre si, por ende no hay posibles consecuencias. La razón relevante es la de sentir imaginariamente ser escuchado por un amigo dentro de un ámbito de intimidad ilusoria.

    La comunicación al aire se caracteriza por ser breve e intensa, no existe un antes o un después, no hay pasado que la ligue, ni futuro que la comprometa. La dimensión publica (saber que miles escuchan) es representada en la posibilidad de que los oyentes sientan el dolor, la pena, la alegría o cualquier tipo de sentimiento de quien llama, puedan entender y sentir en carne propia sus problemas. Estos llamados tienen la particularidad de que asuntos públicos se ventilan al aire y sin embargo no pierden privacidad.

    Las razones que llevan al oyente a recurrir a la línea telefónica es que los programas aparentan hacerse cargo de los problemas de la audiencia, dando una rápida solución sin que se reciban sanciones o castigos por parte de familiares o pares. Esta situación en completo es ilusoria.

    Dentro de los beneficios que posee un llamado a la radio encontramos la atención rápida y gratuita, ayuda “desinteresada”, contención emocional, garantía de anonimato, ilusión de exclusividad, entre otras. A pesar de poseer gran cantidad de ventajas la mayoría de ellas forman parte del nivel imaginario de nuestro cerebro. No se busca ni se espera realmente solucionar los problemas por este medio, a menudo solo esta la expectativa de ser escuchado. 

    La voz del locutor

    De aquel locutor añejo, el locutor de antes, solo reconocíamos la voz, esa era la vía que nos vinculaba directamente. Hoy en día ese enlace que inspiraba la imaginación del oyente fue perdiendo fuerza, conocemos a la mayoría de los locutores/ periodistas, lo cual hace que pierda participación ese juego de crear al locutor a nuestro perecer.

    “…antes la gente identificaba por la voz “¿como te va? vos sos fulano mucho gusto usted no me conoce pero yo soy un oyente suyo” …” 

    “…Él te identifica no te vio pero te escuchó, antes el locutor era mas secreto, hoy en día que se yo, vienen o apareces en los diarios. Me dicen “yo lo escucho hace…. 15 años y es como si fuera de mi familia”…” Jorge Liguori, Radio Universidad de Luján.   

    Antes no era necesario que el profesional tenga algún tipo de atractivo físico, no eran personas corporalmente reconocidas. Por el contrario en los tiempos que corren en general no solo están en el medio radial sino en el gráfico o en el audiovisual lo cual los insta a cuidar su aspecto físico.

    La voz del locutor inspira sensualidad, confidencialidad, orgullo, diversos matices y posiciones los cuales son dramatizados para que el oyente comprenda al instante lo que el locutor siente o intenta expresar, su postura. La audiencia desarrolla instintivamente el oído para captar cada una de estas insinuaciones, hasta la más sutil de ellas.

    “…Bobi Flores hizo radio durante  millones de años y tiene una voz pésima y todo el mundo lo escucha. Mario Pergolini también tiene una voz pésima pero bueno la gente que los escucha, no escucha la calidad de voz, sino el como lo dice, el modo de expresarse. El como me parece que mas importante que la calidad de voz…” Ana Carla Faunes.

    “…es la personalidad. Te pasa a vos como oyente o te atrapa o no te atrapa. Pero no es lo importante la voz, es el contenido. Para mi es el contenido, me esfuerzo por tener contenido en lo que digo…” Rubén Costas, FM Nuestra, Luján.

    La calidad de voz se toma en cuenta profesionalmente, en las radios mas conservadoras y detallistas, hoy en día se pretende  principalmente que el conductor tenga otros atributos (la calidad de voz no es excluyente), como el modo de hablar, la forma de expresarse, el feedback que consigue en la audiencia, etc. Este cambio dio paso a que integrar la programación radial sin estudios de locutor sea más fácil, por ende hoy hayamos famosos, periodistas o gente común haciendo radio.    

    Lideres de opinión

    ¿A que llamamos líderes de opinión? Son aquellas personas, generalmente mediáticas, que su opinión, su comportamiento, sus ideologías frente a distintos temas son agentes que  generan influencia en el público. Este tipo de personalidad es el medio para generar ciertos comportamientos en la comunidad. Un ejemplo de ello seria una actriz o modelo joven la cual marca tendencia y orienta al accionar de un target determinado como podría ser adolescentes de sexo femenino de un nivel socioeconómico medio y medio-alto.

    La ventaja del rasgo que poseen estos personajes es la de marcar estilos, modas e influenciar de un modo implícito en un punto especifico de la sociedad. Históricamente en la Argentina se llamaba a este tipo de persona caudillos, ya que poseían atributos en su personalidad, eran simpáticos, lo que expresaban era bien recibido, hablaban de una forma especial, sabían como llagar al receptor, entre otras cualidades. Hay ciertos locutores que concentran los mismos atributos, por ende la audiencia los prefiere y los sigue.

    Hoy en día en la radio hay una amplia gama de opiniones, por lo tanto hay diversidad de oyentes, lo cual dificulta hacer un ranking con los líderes de opinión.  Mas allá de esta imposibilidad podemos destacar a uno de ellos, el cual ha tomado gran parte del Market Share adolescente, este conductor es Mario Pergolini, El cual más allá de saber o no a cerca de la profesión tiene características propias y atributos que lo hacen atractivo a los jóvenes. Conductas orientadas a la trasgresión, a la búsqueda de la libertad y a la buena música,  con todo el peso de un programa televisivo exitoso.

    Televisión vs. Radio

    “…La radio es una pasión. La televisión es un tipo de comunicación totalmente diferente, así hagas un noticiero u otro programa. La radio te da la posibilidad de un contacto íntimo, fuerte. Yo digo que hacer radio es como estar en campaña política permanente, porque cuando están en campaña los políticos salen a la calle, van en busca de la gente, se acuerdan de que la gente existe. Para hacer radio tenés que acordarte todos los días de que hay gente, porque estés donde estés, es por ese público y no te podés olvidar de él como hacen los políticos entre campaña y campaña…” Mirol, periodista de radio Mitre. 

    No producen los mismos efectos sensoriales y mentales las imágenes que las palabras. Las experiencias sensoriales del telespectador son distintas a la del lector u a las del oyente. El oyente se encuentra frente a un universo abstracto y estático, El espectador se encuentra en un universo concreto y dinámico. La TV habitúa el espectador a una hiperestimulación sonora y visual. En sus mensajes los movimientos de cámara y el ritmo de la sucesión de los planos son cada vez más trepidantes. Los consumidores de este medio audiovisual terminan  por considerar aburrido todo aquello que sea abstracto y estático, acaba por ser dependiente de la hiperestimulación.

    Desde el punto de vista mental no se producen los mismos efectos frente a las imágenes que a las palabras. No se deben realizar las mismas operaciones mentales para decodificar mensajes audiovisuales que para decodificar textos orales. Para decodificar los mensajes audiovisuales la respuesta es casi inmediata, desarrolla habilidades como la concreción, la intuición, la síntesis. Genera sugerencias, emoción, entre otras sensaciones. Por su parte las palabras orales exigen complejas operaciones analíticas. Se desarrollan habilidades como la abstracción, la lógica, el análisis, la racionalidad, etc. Este medio facilita el razonamiento, la articulación de pensamientos, la clasificación, entre otros atributos. 

    Un punto que se debe tener en cuanta es que por medio de la radio (no se presenta con tanto peso en el medio audiovisual) la persona fomenta la creatividad, la imaginación, al no poder ver a quien le habla, quien canta, quien propone soluciones a problemas, testimonios, etc., el consumidor radial debe crear en su mente al sujeto que se haya del otro lado. Esta característica es compartida con la lectura, el lector y el oyente suelen imaginarse las reglas, los personajes, los finales, todo según su preferencia. ¿Cuál es el ancla que abre la mente del oyente a especulaciones? La voz del locutor, su forma de hablar, sus entonaciones, sus temas preferidos, su risa y sus errores.

    Medios fríos y medios calientes

    Los hábitos, ritmos y pautas varían según los medios, modifican el curso y el funcionamiento de las relaciones y las actividades humanas. El mensaje de estos provoca cambios en las sociedades y en su cultura. Según McLuhan todo tipo de tecnología es una extensión del cuerpo humano, de su mente o de su ser. Son entendidos como herramientas que expanden las habilidades de las personas, un ejemplo de ello sería una bicicleta o un auto siendo estos una extensión de nuestras piernas.

    En cuanto al medio radial nos da la posibilidad de la adquisición de nuevos conocimientos, diversas formas de interpretación, nos ayudan a comprender la realidad. Obviamente pretende que el curso de la opinión de la audiencia se incline hacia la del medio, esto se ve con más claridad dentro de los multimedios, los cuales tienen un lineamiento unitario dentro de su staff, siempre hay excepciones.

    En su libro, McLuhan hace una distinción entre medios fríos y medios calientes. Dentro de los medios fríos incluye la televisión, el teléfono, el habla, los seminarios, entre otros. Las características que comparten son mantener al público como receptor pasivo, al cual le brinda gran cantidad de información. En estos casos la audiencia no debe realizar dificultosas interpretaciones del contenido que se le otorga, por el contrario se podría decir que el mismo ya se encuentra masticado, interpretado.

    La radio, la imprenta, las fotografías y las conferencias, entre otros, son medios calificados como de “alta definición”, medios calientes. Las pautas que los reúnen como conjunto son, aportar al receptor menor cantidad de información, exigiéndole mantenerse activo. De este modo ofreciendo parte del contenido, el receptor es obligado a trabajar su mente y realizar sus propias interpretaciones y conclusiones. Otra forma de expresarlo para que sea más sencillo comprenderlo: los medios proporcionan las herramientas, por ende, la audiencia debe ingeniárselas para crear el producto, el resultado.

    Marketing

    Esta demostrado que al intervenir el sentido de la vista  y el del oído, el recuerdo queda arraigado a nuestra mente, como una imagen imborrable. Recordamos el 20% de lo que oímos,  el 40% de lo que vemos, en conjunto se recuerda un 60%.

    La radio es el medio mas ágil, permite transmitir los mensajes en el momento preciso, a la mejor hora y el mejor día, es decir cuando el servicio meteorológico es desfavorable y la familia se queda en el hogar o cuando el equipo nacional ganó un partido importante, los oídos están mas accesibles y propicios a incorporar los anuncios de una mejor forma.

    La publicidad no tradicional también forma parte de la mayoría de las programaciones, en estos casos juega un papel relevante el trabajo que realice el locutor, depende de él si la publicidad llega o no de forma directa o indirecta. No reaccionamos de la misma forma si nos lo dice el locutor al cual seguimos fielmente que si lo dice una voz desconocida y puramente comercial. Cuando el público percibe que el locutor comercial intenta persuadir con el mero objeto de vender algo  a la audiencia, a menos que sea de su interés, reacciona con rechazo. Por lo tanto las PNT están cada vez más presentes.

    La radio acompaña a las personas mientras realizan otras actividades, como trabajar, estudiar o tomar sol. Es capas de integrarse en el mundo de cada oyente, potenciando su imaginación. Una de las cualidades es que puede popularizar los jingles con mas rapidez que en la televisión y por menos dinero.

    Conciertos, concursos y consignas

    “…método fundamental son los regalos, sorteos, regalas libros, entradas, lo que sea la gente te escucha. Radio 10 cuando empezó regalaba un taxi a los taxistas. Digamos esas son formas de marketing para fidelizar a un publico…” Ana carla Faunes, radio EL MUNDO

    Conciertos, concursos y consignas son formas de mantener al oyente pendiente del dial, hoy en día la mayoría de las emisores han incluido este tipo de  agasajos para atraer al público, incluso algunas AM han introducido este método en su programación.

    La nueva postura es que el oyente participe, se sienta dentro del grupo familiar de la radio, que sienta cariño y a su vez que tenga la sensación de que el dial sabe lo que uno quiere. Cada vez son más comunes estas tácticas, por lo visto dan resultado, mantienen al oyente atento, pendiente.

    Los más conocidos son regalos, las consignas del día por ejemplo “quien es mas desordenado el hombre o la mujer” (presentes en el programa “Lalo por hecho”), las consignas que te mantienen toda la programación con el oído en el parlante, “cuando escuchen el tema de Sanz llamen y se ganan una cena para dos personas”, entre otros.

    El medio intenta tomar una postura de solución a los problemas, que en realidad en su mayoría no son problemas sino placeres de las personas. Intento decir con esto que la radio, por ejemplo,  regala entradas de alto valor para un recital a personas que posiblemente en una situación normal sus ingresos no son aptos para adquirir dicho pase, este beneficio u oportunidad que le ofrece el medio le  imprime en la mente la sensación ilusoria de ser un amigo, de solucionar sus pesares, de equilibrar a la sociedad a un mismo nivel económico.

    Rating

    A la hora de utilizar la radio como vehículo en una campaña publicitaria uno de los indicadores de cual es el mejor dial para comunicar la información que deseamos es el rating promedio más alto. Se deben identificar cuales son las mejores estaciones dentro de las AM y las FM. Existen otras variables que permiten medir la audiencia del dial, entre estas encontramos: el rating por hora, el costo por millar, la composición de audiencia y la penetración.

    El rating determina la porción de audiencia aculada en cada estación en una misma hora, con la composición de audiencia establecemos la afinidad que tiene la audiencia objetivo de nuestro interés, con el costo por millar se establece el importe necesario para llegar a cada mil personas, en cuanto a la penetración dimensionamos la participación del rating de una estación por hora con respecto al resto.

    Los favores de los oyentes se hipertrofian entre pocos (Radio 10 se queda con algo más del 39% de la audiencia; Mitre, con el 16 y monedas y un tercer grupo -Del Plata, La Red y Continental- se reparten entre las tres otro 27%), en la FM las preferencias se distribuyen más equitativamente y el interés de los radioescuchas aparece muy atomizado. Allí, la Mega va al frente, con un 12,51%, pero las demás la siguen de cerca (FM hit, la 100 y Rock and Pop). La audiencia de la frecuencia modulada sigue para arriba: el año pasado se estiró otro 5% y ya se escucha más que la AM.

    Mientras el 83% de los habitúes de la más popular, tradicionalista y vocinglera Amplitud Modulada son mayores de 35 años, en la más musical, transgresora y juvenil FM, el 70% de su público tiene entre 18 y 49 años.

    Según Ibope, unas 6.100.000 personas, que representan el 77% de los habitantes de Capital Federal y del Gran Buenos Aires, escuchan radio diariamente.

    Las mediciones de la audiencia radial siguen confirmando una gran tradición: el horario estelar de este medio continúa siendo la mañana, desde muy temprano, y empieza a disminuir por la tarde, más intensamente en AM (para Ibope, a partir de las 13 baja a la mitad) que en FM, aunque se reaviva un poco en el llamado "horario del regreso", cuando mucha gente vuelve de sus ocupaciones, con la radio sonando en su auto o en el auricular. A la noche, ya se sabe, la televisión absorbe la atención de todas las clases sociales.

     

    Los más escuchados de 6 a 13.

    1. El oro y el moro, Radio 10, de lunes a viernes, de 9 a 12.

    2. Hoy por hoy, Mitre, de lunes a viernes, de 9 a 12.

    3. Magdalena tempranísimo, Mitre, de lunes a viernes, de 6.30 a 9.

    4. El primero de la mañana, Radio 10, de lunes a viernes, de 6 a 9.

    5. Contacto directo, Rivadavia, de lunes a viernes, de 7 a 11.

    6. Sábado tempranísimo, Mitre, sábados, de 7 a 10.

    7. Ruleta rusa, Mitre, sábados, de 10 a 11.30.

    8. Marca de radio, Rivadavia, sábados, de 10 a 13.

    9. Somos así, Radio 10, sábados y domingos, de 7 a 10.

    10. De ahora en más, Radio 10, sábados y domingos, de 10 a 13.

    11. Bravo 1030, Del Plata, lunes a viernes, de 9 a 13.

    12. Tiempos modernos, Continental, de lunes a viernes, de 9 a 13.

    13. Domingos tempranísimo, Mitre, domingos, de 7 a 10.

    14. Primera mano, Continental, lunes a viernes, de 6 a 9.

    15. Vivamos la vida, Mitre, domingos, de 10 a 13.

    Las radios más escuchadas AM

    Radios AM más escuchadas

    Radio 10
    Radio Mitre
    La Red
    Continental
    Del Plata
    América 
    Belgrano
    Rivadavia
    LRA1 Nacional
    Radio de la Ciudad

    Las radios más escuchadas FM

    Radios FM más escuchadas

    Mega 98.3
    FM Hit
    La 100
    Rock pop
    FM Aspen 102
    Radio Disney
    La 101 Spika
    Metro
    Alfa fm
    Milenium
    Fm 2x4

    Tanto en las radios AM como en las FM el ranking que se observa es de radios populares por su trayectoria, ubicadas en la capital federal. En las AM se presentan radios que  cuentan con la grata presencia de grandes locutores, Longobardi, Ruiz Guiñazu, González Oro, entre otros. En cuanto a las FM su jerarquía se basa en las radios que abordad los temas musicales de moda, en este caso esta ubicados según los grupos juveniles.

    Marco teórico

    El marco teórico que realizamos contempla los puntos más destacados en la bibliografía consultada. El mismo tiene el objetivo de guiar tanto al lector como al autor. ¿Cuál es el tema que nos trae hasta acá? ¿Cuál es el canal o los canales que permite la interacción entre el oyente y el locutor? ¿Quiénes llaman a la radio? Las llamadas provienen de los sectores populares, emiten una opinión a fin de dirigirse a otros, llamar la atención, formar parte del grupo imaginario del dial, pedir consejos, solicitar ayuda, etc. La misma no esta orientada a particulares y posee un carácter lúdico y emotivo. Entren las llamadas mas comunes se encuentran la solicitud de un tema musical, la votación de una canción o el pedido de entradas para un concierto.

    La interacción aquí presente es denominada según Thompson “cuasi-interacción mediática” y se refiere a las relaciones que se llevan a cabo a través de los medios con los locutores, eliminando el cara a cara. Como característica permite un espacio de intimidad a la distancia, no comparten reciprocidad dialógica, quienes casi nunca llegan a conocerse. La distancia espacial o temporal y la falta de reciprocidad no constituyen obstáculos, por el contrario le otorga una oportunidad unilateral, no se negocian sus términos. En ese ámbito hay un amplio margen para imaginarse al otro tal como quieren que sea y presentarse tal como quieren ser vistos.    

    Los rasgos anteriormente mencionados se encuentran mas presentes en los llamados para solicitar ayuda psicológica, consejos, o compartir un problema. La tendencia del oyente es la de limpiar su nombre, autodefinirse como la víctima de los problemas e inculpar a otros, en estos casos la radio tiene un papel de basurero, los oyentes necesitas despacharse de cierta información, de resentimiento y eliminarlo en algún lugar propicio, en este caso el programa. Esta participación se da lugar en un lugar imaginario de intimidad y de contacto estrecho entre quien llama y quien escucha. Un puente ficticio  que se crea entre la cabina de grabación y el interior de la vivienda, de donde surge una voz desesperada y entra en contacto  con la voy tranquilizadora del locutor. Esta voz crea un estilo de “confesionario mediático”, en estos casos el participante usa el anonimato o un nombre falso. Este tipo de llamadas es frecuente entre los habitantes de nivel socio económico bajo ya que viven una vida con carencias, tienen un mayor grado de impotencia, desamparo y especialmente soledad. También esta presente en los otros sectores, aunque no tan marcado, se los encuentra mas tolerantes y a su vez tienen otros canales mas validados  para canalizar la angustia o la depresión, un ejemplo de ello es la terapia.

    ¿Consultorio sentimental? ¿Se ríe el grupo radial de mis dificultades en el amor? Como saberlo no es nuestro objetivo pero si lo es darte a conocer todas las características posibles que tengamos, el recorrido y nacimiento de este espacio emotivo que se abrió en las radios del país y que tuvo y tiene tanto éxito. Probablemente sea el género más antiguo junto a los concursos y las radionovelas. Su origen se remonta a los años 1940 cuando la radio comienza a pedir al publico que se conecten por vía carta. En los años ochenta la popularidad del teléfono y del fax promovieron la participación en vivo, esto aparejo cambios en la estructura y en la narrativa de los programas.  El papel del gurú fue remplazado por el del terapeuta y el consejo de “amiga” por la opinión especializada de un profesional. Encontramos una gama muy variada en ese sentido, desde el programa de la “Doctora Corazón” hasta la asistencia de psicólogos especializados en el tema. Las personas que realizan los llamados no están demasiado interesadas en solicitar ayuda sino más bien en contar con una tribuna  a oídos abiertos, destaquemos no importa quien escucha.

    Este tipo de comunicación, privilegia el ser escuchado y escucharse uno mismo, puede ser considerado una actitud narcisista, que no se conecta profuso con la soledad  sino con la necesidad de trascender el marco seguro, las paredes de la casa.

    Entrevistas

    Luís Fulcos, locutor del programa “ La Mañana” ( 8.00 a 12.00) y Jorge “Pato” Liguori locutor del programa “ La Tarde” ( 12.00 a 16.00).  Conductores de la radio Universidad de Luján 88.9 ubicada en la Univ. De Luján. Realizan un programa particular, el mismo no posee publicidad y su contenido se basa en los acontecimientos, información básica, y todo lo que hay que saber acerca de la universidad de Luján.

    1) ¿Cree que hay un tipo de fidelidad especial entre el oyente y el locutor? ¿Por qué?

    Jorge: Si, yo creo que si. Tiene que ver con el gusto de la gente, la gente que esta del otro lado escucha dos cosas, puede gustarle el tipo de música, el que habla, el que da la noticia. Dentro de la música que le gusta también influye el locutor. También hay una identificación, todo el mundo se identifica con algo o con alguien, y me parece que en la radio el oyente elige. Yo me pongo como oyente y yo elijo a un locutor que me guste.

    2) ¿Percibe que la audiencia es fielmente la misma?

    Jorge: Hoy la comunicación cambio mucho antes la gente identificaba por la voz “¿como te va? vos sos fulano mucho gusto usted no me conoce pero yo soy un oyente suyo” hoy hay muchas formas de saber quien te escucha, la gente llama más, manda mensajes.

    Luís: Hay más participación de la gente por otros medios.  

    3) Esta fidelidad de la cual hablamos ¿esta relacionada con la credibilidad que cada locutor intenta ganar?

    Jorge: Mira yo creo que si por hay es todo tan personal. En nuestra profesión por lo que yo creo debemos ser creíbles porque el locutor es distinto a lo que por ahí puede ser un periodista, por ahí el trabajo del locutor excede el trabajo del periodista tiene que ser creíble %100 y honesto en lo que hace, creer en lo que uno hace. El que te escucha dice le creo por eso estoy con el. Ahí tiene que ver con la fidelidad del oyente.

    4) Si comparamos a los medios radiales y los medios audiovisuales ¿Cuál de ellos posee más credibilidad? ¿A que se debe?

    Jorge: Es muy subjetivo. Yo me he criado escuchando la radio en su momento había cinco canales en la televisión el dos, el once, el trece, el nueve y el siete en blanco y negro. Imagínate vos ahora podes mirara televisión por Internet. La radio nos forma a nosotros, este formato nos parece más creíble pero no se. Yo creo mucho lo que dice la radio. Creo que cada uno de lo que hace intenta ser honesto en lo que hace. Si vos sos honesto en lo que haces la gente te sigue y te escucha. Es importante lo que uno dice como lo dice.

    5) ¿Quién llama a la radio? ¿Cuáles son las principales razones?

    Jorge: Por lo general la gente llama para pedir temas musicales, extravío de cosas, se extravió un perro por ejemplo, que es muy común en las radios que son de baja potencia, donaciones de sangre. Para charlar, para saludar a alguien por su cumpleaños. Nosotros especialmente no tenemos muchos llamados pero sabemos que la gente nos escucha. La radio de la universidad tiene un concepto distinto algunas dan premios y por eso llama mucha gente.

    Luís: También tiene mucho que ver con la audiencia hay gente que esta cansada de escuchar muco llamadito al aire. Hoy en día se usa mucho el mensajito de texto.

    6) ¿Hay un juego de complicidad entre el locutor y el oyente? ¿Se podría categorizar a la relación como amistad?

    Jorge: Suele pasar que a veces el oyente te toma como amigo.

    Luís: Cuando yo era chico me daba la sensación de que el que yo veía en la tele me conocía, si yo lo veía todos los días. Creo que a la gente le pasa un poco lo  mismo. A veces nos ha pasado que la gente te saluda como si vos lo conoces.

    Jorge: Él te identifica no te vio pero te escuchó, antes el locutor era mas secreto, hoy en día que se yo, vienen o apareces en los diarios. Me dicen yo lo escucho hace…. 15 años y es como si fuera de mi familia .En cambio nosotros no sabemos a quien le estamos hablando, no sabemos quien nos escucha.

    7) ¿De que modo influye que la radio pueda ser escuchada en los lugares más inhóspitos?

    Luís: Te puede escuchar cualquiera y de cualquier lugar. Con una radio chiquita nomás te alcanza.

    Rubén Costas, dueño y locutor de la radio FM nuestra, Luján.

    1) ¿Cómo empezaste a trabajar en la radio?

    Hice el curso de locutores, primero y fundamental, desde chico me gustaba la radio. Cuando yo era chico no existía la televisión, la radio era algo que atraía. Después hice medicina. Cuarto año de medicina y no era feliz. En la casa querían tener medico, ingeniero o abogado en la época, hoy en día son mas los chicos que se quieren dedicar a los medios. (…) Y  bueno fui al ICER, fui al curso el primer año y no ingrese, después  hice teatro con Cibrian. La carrera del actor es muy difícil son muchas mas las veces que estas sin trabajo. Me dijeron que tenía buena voz, me recomendaron hacer el curso de locutores. En lujan no existía ni radio ni televisión. Quería trabajar en radio, y viste, la familia no apoya nada de eso. Entre hice el curso de locutores y entre a trabajar. Termine el curso un día viernes, el lunes fui a pedir trabajo a radio continental, me hicieron una prueba y me pidieron que cubra un turno de once a quince. (…) y no pare mas, haciendo lo que me gusta. Después me iba turnando, Continental, Mitre, Antártica. Trabajar en Continental era como trabajar en la BBCC de Londres. Trabaje tres años sin faltar un día.  

    2) ¿Qué tipo de relación es la del locutor-oyente?

    Tiene que ser el feedback más perfecto. Uno tiene que intentar hablarle como si fuese uno, después si hay mil mas no importa. Con respeto. Yo entro a las casa sin permiso. Hablo con el máximo respeto porque a la persona que esta del otro lado no la conozco y yo tengo que tratar de darle contenido en cuanto al mensaje. Es un feedback, vos te das cuenta. (…) Trato de tirar noticias, que la gente se levante con optimismo. Aunque después salga a la calle y halla un paro, un piquete.  Avisarle que si no hay subte, no valla a tomar el subte, o si hay paro de colectivos que busque otra alternativa. Prenden la radio para saber el clima, que va a pasar, que no va a pasar.

    3) ¿Qué papel juega la credibilidad depositada en el locutor?

    Toda la trayectoria que vos puedas tener. Tu conducta, tu conducta. (…) Todos tienen capacidad, todos pueden venir a decir y a contestar. Yo no maltrato a nadie, y ahí esta la credibilidad, si Costas lo dijo debe ser cierto. Yo puedo ser un loco, decir malas palabras, pero cuando la luz roja se prende trato con respeto al oyente. Soy un nexo entre el oyente y el artista. 

    4) ¿Tiene alguna diferencia trabajar como locutor para un multimedia o para una radio autónoma?

    Si que hay diferencia, el multimedia esta limitado a la línea que te bajen en una radio independiente podes decir lo que quieras, muchas veces tiene problemas económicos. Si no están enganchados a una u otra ideología. Nadie es objetivo. Somos sujetos, es subjetivo.  

    5) ¿De qué modo la voz del locutor influye en la audiencia?

    Y bueno, es la personalidad. Te pasa a vos como oyente o te atrapa o no te atrapa. Pero no es lo importante la voz, es el contenido. Para mi es el contenido, me esfuerzo por tener contenido en lo que digo. La voz ya esta, me la puso Dios. No la puedo cambiar, es así.  Trato de sacarle jugo lo máximo, si  un poema es un poema, si es una presentación o una noticia, si es un aviso comercial, si es una tanda, hay que hacer inflexiones de acuerdo a  cada uno de los matices de las cosas que son.  

    6) ¿Cuáles son los canales que utiliza la radio para crear un público fiel?

    Yo creo que es la idoneidad. Tratar de una óptica no partidista. Yo quiero que estén todos los matices políticos acá. A veces faltan temas y la gente te los sugiere por que no tratan esto. Tratamos de darle cabida a todo, ¿Para que? Para que la comunidad sea audiencia. Trato de llegar a un nivel de persona, con la radio, pensante. Nuestra intención es llegar desde los 18 a los 50 que es la franja de poder adquisitivo. Tienen la toma de poder de decisión.   

    7) ¿Quiénes llaman a la radio? ¿Por qué?

    La gente te plantea los temas, problemas en los barrios, que hay gente en tal lado, problemas de seguridad, de medio ambiente, el rió, curtaza, la depuradora, las calles en mal estado, el mal trato en tal lado y acá lo sacamos. Yo ha la gente le digo haga primero la denuncia y escrita y después si no le dan bolilla traigan me el papel acá, yo no tengo ningún problema, llámese municipalidad,  AFIP. Yo soy colaborador de el, me pongo del lado del vecino, del oyente. (…) Trato de no casarme con nadie que es muy difícil.

    8) ¿Visualizas algún cambio en la radio dentro de treinta años?

    La radio nació en el 27, tuvo momentos de esplendor, era el único medio, después la televisión la desplazo. Y volvió. La radio esta en el lugar, en el momento. Y mucho más hoy en día con Internet que tenes las noticias del mundo. Creo que Internet los va a desplazar un poquito, aunque incluso tenes la radio en Internet.  La radio es espontánea, en el momento. Te estas bañando, estas comiendo, estas haciendo tu trabajo y aún estudiando tenes de compañía de fondo o por música, o porque te interesa saber la temperatura o porque podes estudiar y escuchar las noticias. La radio es una compañía, en el auto. Te vas de camping y llevas radio. El silencio total me abruma, como quizás te abrume mucho ruido. Es una compañía permanente. Yo tengo una radio en la cocina, en el pasillo y en el living.  

    Ana carla Faunes integrante de la radio el mundo, radio única en temas de economía y finanzas.

    1) ¿Cómo interpretas la relación locutor-oyente?

    Lo que primero hay que hacer es definir que es locutor, si es locutor comercial, locutor redactor, si es conductor de un espacio que seguramente no sea locutor, digamos que hay varias facetas (…) En general hay una identificación, y en general el oyente que participa es el oyente que le gusta, en términos generales, ver reflejada su opinión  en un conductor o incluso escucharse, y a veces en muy pocas ocasiones tratan de rebatir a ese conductor. En general hay una identificación, hay una familiaridad también, porque lo siguen todos los días.

    2) ¿Qué papel juega la credibilidad en el medio?

    Es fundamental, digamos, mas allá que se practique o no, pero la verisimilitud de la credibilidad es fundamental porque digamos la gente después lo usa argumentalmente, te dice lo escuche en la radio, lo escuche en la televisión pasa a ser un argumento, entonces es fundamental. Eso no implica que los que estén al aire siempre digan la  verdad, en reglas generales en este juego muy pocas veces dicen la verdad. La credibilidad como valor es fundamental.

    3) ¿El oyente le es fiel a la emisora o al locutor?

    Puede ser a una emisora como a un periodista. Nosotros tenemos en radio El Mundo la experiencia de empezar este año, desde enero con una nueva programación y una plantilla nueva. Muchos periodistas venían de Radio América y nosotros identificamos que muchos oyentes de radio América se pasaron ahora radio El Mundo. Porque América cambio mucho la programación y porque muchos locutores se pasaron acá y tienen gente que los sigue. También nos pasa que mucha gente que escuchaba antes el mundo y estamos nosotros y la sigue escuchando y pasaremos nosotros y la seguirá escuchando. Siempre pueden pasar ambas cosas una no excluye a la otra.

    4) ¿Cómo influye la voz del locutor en la audiencia?

    Influye. Más que la calidad de voz yo te diría la forma de hablar o la forma de dirigirse más que la calidad de voz. Bobi Flores hizo radio durante  millones de años y tiene una voz pésima y todo el mundo lo escucha. Mario Pergolini también tiene una voz pésima pero bueno la gente que los escucha, no escucha la calidad de voz, sino el como lo dice, el modo de expresarse. El como me parece que mas importante que la calidad de voz. Y si después de un modo más profesional, en cuanto a los locutores la calidad de voz varía. A veces tenes muy buena voz pero es muy monótona o muy escuchada por ahí aquel que tiene un modo correcto de hablar, un poco mas afectado o raro tiene mayores posibilidades porque es algo distinto. No hay una regla general para eso.    

    5) ¿De qué forma puede el medio edificar un vínculo fiel con su público?

    El más conocido es de la participación del oyente con mensajes y el otro método fundamental son los regalos, sorteos, regalas libros, entradas, lo que sea la gente te escucha. Radio 10 cuando empezó regalaba un taxi a los taxistas. Digamos esas son formas de marketing para fidelizar a un publico. Yo creo que la participación del oyente que se escucha a si mismo en la radio también es herramienta que el oyente participe fácil.  

    6) En la política ¿Existe el oyente que escucha un programa o locutor simplemente porque le agrada lo que escucha?

    Si, hay una identificación ideológica del oyente con lo que se dice o con la postura política que se tiene. Si, eso es así.

    7) ¿Qué función cumple la radio hoy en día?

    Mira, antes era informar, educar y entretener. Ahora es entretener, informar y educar. Casi todos los medios han pasado al entretenimiento. Mas allá de que esta es una radio atípica. (…) La radio hoy por hoy va más al entretenimiento que información. Las FM siempre ha sido del entretenimiento y la música y la AM más de la información. Hoy vas a encontrar que las grillas de las radios por la tarde tienen magazines de entretenimiento y no noticias ni economía.

    8) ¿Enconarás algún beneficio que posea la radio y no otro medio?

    A la radio no hay que prestarle demasiada atención, podes estar haciendo cualquier cosa escuchando radio, en cambio en Internet tenes que estar mirando, la televisión la tenes que mirarla. Podes estar haciendo otra cosa. A la radio le vas prestando atención de a ratos, a lo que te interesa. La podes tener de fondo todo el tiempo. Esa es la ventaja comparativa que tiene la radio con respecto a los otros medios. La radio acompaña, hoy la tele a veces si cumple esa función, por ejemplo TN. La gente se fija la temperatura y la deja prendida. En la televisión si algo te llama la atención enseguida lo tenes que ver en cambio con la radio.

    Alfredo Leuco periodista argentino. Es el conductor del programa "Le Doy mi Palabra" que se transmite por la señal de cable canal 26. También es columnista de Fernando Bravo en Radio Continental y del Diario Perfil y La Nación. Columnista en el programa  Bravo Continental. AM 590

    1) ¿De que forma interpretas la relación locutor-oyente?

    Me parece que tiene que tiene que tener la mayor de las cordialidades y aceptar un ida y vuelta para enriquecerse mutuamente, saberse escuchar lo que el oyente plantea no para seguirlo pero si para tenerlo en cuenta.

    2) ¿Existe un juego de complicidad entre dicho vínculo?

    Si, porque llegan a conocerse mutuamente más allá de que no se conozcan personalmente, a lo largo del tiempo se van conociendo sus perfiles, sus gustos, sus costumbres y existen guiños, distintos latiguillos del programa o que dicen los locutores que finalmente los oyentes los identifican y hay una interacción.

    3) ¿Cómo se construye un buen feedback?

    La verdad Me parece que diciendo la verdad y trabajando con honradez y rigurosidad periodística uno va a tener una buena respuesta de la gente y buen un intercambio y una buena devolución. Depende del trabajo, la radio en que trabaje y el público al que se dirija.

    4) ¿A que medio de comunicación masivo se le otorga mayor credibilidad? ¿Por qué?

    Según las encuestas a la radio, y según mi opinión también la radio me parece el medio más creíble de todos por espontaneidad, su  independencia. Me parece que la radio es el medio más confiable.

    5) ¿Quién llama a la radio? ¿Por qué?

    En general los oyentes que suelen llamar es la gente de mayor edad que tiene más tiempo y no maneja Internet entonces llama por teléfono. Y ahora están muy fuerte  los mensajes de texto y los mensajes por correo electrónico que ahí hay una generación de gente mas joven que lo hace desde su trabajo o mientras están  estudiando y aprovechan para mandar un mail y participar del programa. El motivo principal es escuchar su opinión a través de la  radio, que lo nombren y que la persona sea representada, en general cuando son opiniones. Y después participar por algún concurso aunque no sea por algún premio, participar y estar en la radio.

    6) ¿Hay otro medio que cumpla con el mismo papel?

    El más interactivo es la radio. Por televisión es más complicado, Son poco lo programas que le dan lugar y cabida para que participe salvo los programas de entretenimiento. Desde el punto de vista periodístico no interacción .Y en el diario es muy restringido. Entre los lectores y los que están en el correo es ínfima prácticamente inexistente.

    7) ¿Cuál es la función principal de la radio hoy en día?

    Siempre me parece a mi que históricamente la numero uno es la de informar. Hoy hay radios que son puro entretenimiento pero bueno las considero más cerca del espectáculo y el show. La radio mas tradicional, su primera tarea es la de informar y recién en segundo plano la de entretener. Radio es sinónimo de información, inmediatez, de llegar rápido a los acontecimientos escuchar la voz de los protagonistas y el análisis de la información también.

    Conclusiones

    Luego del exhaustivo trabajo realizado, de las corridas a causa de las entrevistas, de la lectura de material, de la búsqueda del mismo,   de los viajes interminables al centro porteño he llegado a la etapa final del informe. Me siento realizada al haber logrado alcanzar este punto, el trabajo en particular llevo largas horas interminables pero valió la pena el esfuerzo, fue fructífero.  Las conclusiones que deseo presentar como tramo final las voy a dividir en ítems para una mejor comprensión y para mayor practicidad a la hora de redactar.

    El primer y más destacado punto que se presentó a lo largo de todo el trabajo fue la credibilidad y la identificación del oyente con el locutor.

    La radio debe ser creíble

    Como pilar del medio radial es vital que el mismo inspire credibilidad, que posea una línea de pensamiento, sea cual sea, pero que la mantenga a lo largo del tiempo, que sea sincera, que no se venda al mejor postor. Este es un principio que el locutor debe tener presente en todo momento. Es su mensaje, si pierde fuerza, pierde veracidad y pierde su más preciado recurso: la palabra, la herramienta principal en su trabajo. Todo pensamiento, opinión que realice esta respaldado por esa credibilidad que se le otorga, si no es amparado por esta virtud estemos seguros de que la audiencia de ese programa será hipócrita y de poca relevancia.

    “…Si vos sos honesto en lo que haces la gente te sigue y te escucha…”Jorge Luguori, Radio Universidad de Luján.

    La palabra es lo que representa al locutor, es su carta de presentación, su trabajo es informarnos, formarnos, educarnos, entretenernos y si nos informa e instruye a base de conocimientos falsos, o turbios no esta realizando su trabajo de la forma correcta, cada una de sus mentiras es una cuota a largo plazo que lo convierte en un desocupado laboral más. El valor de ser un locutor creíble es una audiencia fiel que se siente respaldada, representada incluso querida. 

    El oyente se identifica con el locutor

    Para que haya un feedback adecuado es preciso que la audiencia se sienta representada e identificada por el locutor del programa. A su vez el conductor debe reconocer a que público representa, conocer sus cualidades, intereses, inquietudes y demás para lograr que se cree un vínculo compatible. El oyente  espera ansioso cada día frente a la radio para escuchar el análisis que el locutor realiza sobre cierto tema latente en la agenda pública y mediática. La naturaleza de esta relación es que el oyente aguarda por escuchar sus propios pensamientos en la voz de la radio, con repercusión en todos los hogares. Ambos deben poseer un pensamiento acorde, es muy atípico encontrar un caso contrario.  

    “…hay una identificación, todo el mundo se identifica con algo o con alguien, y me parece que en la radio el oyente elige…” Jorge Liguori, Radio Universidad de Luján.

    La fidelidad y el afecto entre el locutor y el oyente

    En este punto se puede observar que el oyente escucha con suma fidelidad a su locutor/periodista distinguido. Este vínculo se crea por múltiples motivos, generalmente uno hace la elección según lo que quiera oír y como lo quiera escuchar, luego uno adquiere la costumbre de oír la voz, de sentir la compañía de la persona que se encuentra del otro lado. Otro factor que influye en este tipo especial de relación es la costumbre, la estandarización que realiza la persona en su día cotidiano incluye la participación de la radio. Pero no de cualquier programación sino de la que la persona se siente participe. Esta fidelidad anexa afecto, tantos años oyendo a un grupo de personas, adhieren una sensación de familiaridad, de amistad, de amor. En la mayoría de los casos el locutor no sabe quien escucha, son miles, pero el oyente sabe puntualmente quien habla y lo conoce gracias a su palabra.

    La radio es el medio más creíble

    Las encuestas y cifras, los libros y los protagonistas afirman que la radio es el medio más creíble, ni los medios audiovisuales ni los gráficos logran destronarlo. Es la esencia de la radio, su espontaneidad, el contacto directo, el sentir y percibir la voz en su forma cruda. El periodista gráfico es presentado a través del papel, el periodista en el medio audiovisual es presentado por la imagen o por una grabación, muy pocos programas son en vivo y menor cantidad de ellos mantienen al público activo. A su vez la televisión emana la sensación de que sólo muestra una realidad, mirar a la pantalla es minimizar nuestra óptica y sus contenidos son un resumen ínfimo de los sucesos actuales. 

    En la radio se logra palpar mas fácil el trabajo que hay detrás de cada información, como los noteros salen a la calle y recorren la cuidad, la velocidad con que estos se movilizan por ende la velocidad con que corre la información. Este medio tiene una ventaja sobre el resto,  si ocurre un suceso inesperado el primero en llegar es la radio y el que necesita menor grado de tecnología también es dicho medio, con un teléfono celular alcanza para mantener a la programación y a su audiencia en contacto directo.

    “…Según las encuestas a la radio, y según mi opinión también la radio me parece el medio más creíble de todos por su espontaneidad, su  independencia. Me parece que la radio es el medio más confiable…” Alfredo Leuco, columnista de la Radio Continental.

    La radio genera un espacio de imaginación

    “…La distancia espacial o temporal y la falta de reciprocidad no constituyen obstáculos, por el contrario le otorga una oportunidad unilateral, no se negocian sus términos. En ese ámbito hay un amplio margen para imaginarse al otro tal como quieren que sea y presentarse tal como quieren ser vistos…”  

    La radio y la lectura son los únicos que poseen esta característica tan arraigadamente. Desde sus inicios la radio crea un vínculo imaginario, especial en el cual participa el oyente y el locutor. Este vínculo se caracteriza por permitir a la audiencia crear un locutor perfecto o por lo menos con muy pocos defectos. Por otro parte cuando el oyente llama a la radio puede presentarse como sea su parecer, puede sentirse la persona que nunca fue y nunca será, es un juego.

    Las emisoras juegan con esta  particularidad, dramatizando extractos de películas, llevando profesionales para que canten en vivo (uno cierra los ojos y se encuentra ahí), realizando llamados en vivo, esto se logra ver muy claramente en las FM los sábados a la noche, cuando la consigna es otorgar la posibilidad de que los oyentes por su cuenta se llamen y organicen citas. En este caso cada persona que hace un llamado o deja un mensaje resalta sus cualidades y de una u otra forma se recrea a si mismo para ser más atractivo y sensual.

    La radio y la lectura fomentan este tipo de reacción el oyente/ lector, le dan una sola herramienta, la palabra en su forma escrita y en su forma oral. Por ende la persona debe crear lo faltante, utiliza su imaginación para completar lo faltante. Crea sus reglas, sus personajes, sus finales, etc.

    Quienes llaman a la radio lo hacen por necesidad

    "…que es que pueda participar el oyente. Ellos siguen llamando, siguen dando su opinión. Sigue habiendo mucho servicio, porque para mí el concepto es que la radio es entretenimiento, pero también es mucho servicio…” Esteban Mirol, en nota de La Nación.

    Entre otras la esencia de la radio se concentra en otorgar un servicio al oyente, todos llaman, mandan mensajitos o se acercan a la radio  por alguna razón. Hoy en día la radio ha tomado un papel de mediador de los problemas. La gente pide desde pañales o leche hasta  justicia por la muerte de un familiar a mano de mal vivientes. Se percibe que la sociedad esta pasando por un mal momento, en cuanto a seguridad, economía y demás,  se detecta  un alto pico de depresión y la radio es un espejo de la sociedad por lo cual muestra por todo lo que esta pasando la misma.

    Bibliografía :

    “Ciudadanos mediáticos”

    Rosalía Winocur

     “Siempre los escucho”

    Carlos Ulanovsky.

    Radio en la convergencia multimedia

    Mariano Cebrián Herreros.

    “Medios calientes y medios fríos”

    Marshall McLuhan

    Cinta testigo. La radio por dentro

    Sergio Marchi.

    ¿Qué hacer con la radio?

    Ricardo Horvath.

    Artículos periodísticos consultados :

    http://www.clarin.com/diario/2005/08/26/sociedad/s-04202.htm

    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=988058

    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=953026

    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=521643

    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=213299

    Páginas consultadas:

    http://www.amai.org/pdfs/revista-amai/revista-amai-articulo-20050427_150354.pdf

    http://www.radios-argentina.com.ar/

    Este apunte fue enviado por su autor en formato DOC (Word). Para poder visualizarlo correctamente (con imágenes, tablas, etc) haga click aquí o aquí si desea abrirla en ventana nueva.


     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »
     
    Cerrar Ventana
    ALIPSO.COM
    Cursos Multimedia Online, CD y DVD