Cómo ensamblar el Telescopio - ALIPSO.COM: Monografías, resúmenes, biografias y tesis gratis.
Aprende sobre marketing online, desarrollo de sitios web gratis en Youtube
Suscribite para recibir notificaciones de nuevos videos:
Sábado 15 de Mayo de 2021 |
 

Cómo ensamblar el Telescopio

Imprimir Recomendar a un amigo Recordarme el recurso

La montura del espejo secundario (araña). La montura del espejo primario. Medida y corte del tubo del telescopio. Colimado o centrado del telescopio.

Agregado: 29 de JULIO de 2003 (Por Michel Mosse) | Palabras: 2042 | Votar |
1 voto | Promedio: 10
| Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Astronomía >
Material educativo de Alipso relacionado con Cómo ensamblar Telescopio
  • Biografia y vida de Gian Giacomo Plantery o Planteri: Breve Biografia de Gian Giacomo Plantery o Planteri
  • Como murio Cleoptra: Como murio Cleopatra y que paso con Egipto desde entonces
  • Biografia y vida de Juan Comorera: Breve Biografia de Juan Comorera

  • Enlaces externos relacionados con Cómo ensamblar Telescopio

    Cómo ensamblar el Telescopio

    La montura del espejo secundario (araña)


    Una vez que conseguimos los materiales, procedemos a cortar el tubo a 45, y pegarle la base circular en el otro extremo de éste al ras; previamente a ésta base se le hace un agujero central por donde le roscaremos un tornillo de 30mm. por 6mm. de espesor y lo fijamos con Poxipol hasta el fondo, debemos hacer que la cabeza del tornillo quede hacia adentro del tubo y su rosca hacia fuera. De ésta forma cuando peguemos esta base al tubo quede como si fuese una sola pieza, bien firme. Ver figura 1.

    Con respecto al cubo, habrá que hacer un agujero central de 6mm. pasante, y dos laterales transversales pasantes y paralelos entre ellos, (en las caras laterales y opuestas) de 3,5mm. de diámetro cada uno y separados entre ellos por 13mm. aproximadamente, ver figura 1.

    Estos agujeros nos servirán para sujetar los flejes (dos) que formarán las patas de la araña o celda. Estas serán previamente dobladas con un ángulo de 90, teniendo en cuenta que el pedazo que se apoya sobre la cara del cubo tiene un ángulo distinto ( 45) ver figura 1, a su vez éste sector tiene dos agujeros pasantes de 3,5mm. de diámetro separados entre ellos 13mm. como el cubo, debemos hacer lo mismo con el otro fleje, que tendrá las mismas características.

    Una vez hecho esto, unimos ambos flejes separados por el cubo, por medio de dos tornillos que pasarán a través de ellos y serán roscados en uno de sus laterales mediante arandela y tuerca, y los fijamos bien.

    De esta forma podríamos corregir posibles diferencias de ángulos que puedan llegar a tener los flejes, para dejarlos bien a 90, esto lo hacemos manualmente, empujando una o otra pata, ver figura 1 vista de frente. Terminado esto, insertamos la cuna propiamente dicha del secundario, mediante su tornillo externo a través del agujero central del cubo, fijándolo mediante arandela, tuerca, y tuerca ciega, y hacemos un pequeño ajuste. Luego podremos proceder con mucho cuidado a montar el espejo; tomándolo cuidadosamente ( con guantes de látex fino) de los costados, por ser la superficie muy delicada, introduciéndolo en la cavidad de la cuna hasta el fondo de tal manera que, las paredes de ésta queden al ras de la superficie, y poniéndole de ésta forma las pestañas (dos por lo menos en puntos opuestos) para sujetar esta superficie mediante tornillitos en las paredes laterales.

    Esta sujeción del espejo no debe ser en demasía, ya que deformaría la figura que tiene su superficie, debe entrar holgado pero sin movimiento , no debemos pegarlo por los mismos problemas. Se puede decir que de esta forma tenemos la araña terminada, para ser ensamblada en el tubo.



    La montura del espejo primario

    Tomamos el disco de 180 mm. de diámetro, y le hacemos tres agujeros, a 120 cada uno de ellos y separados 10mm. del borde del mismo, y de 6mm. de ancho, los cuales son pasantes, pero tendrán un buen ajuste al diámetro del tornillo a pasar, o bien, estarán roscados. Deberán tener también un fresado sobre la cara que da hacia el espejo para que de esta forma la cabeza de éstos pueda entrar, hasta el fondo del fresado, siendo bloqueado mediante Poxipol y quedando al ras de la superficie los tres (ver figura 2, corte de perfil), para que quede formada una sola pieza.

    Al disco de 190mm., le hacemos también tres agujeros, que son coincidentes exactamente con los tres del disco anterior, pero de diámetro un poco mayor, 8mm., también pasantes, una vez hecho esto, y previo a haber puesto arandelas y resortes, hacemos coincidir, los tornillos en los agujeros del último disco, fijándolos nuevamente con arandelas y mariposas, que éstas últimas son las que nos posibilitarán el centrado.

    Con respecto a los resortes, deben ser de mayor diámetro, que el diámetro del tornillo, unos 3 o 4mm. más, y su resistencia, debe ser tal que se pueda comprimir con más o menos kilo de fuerza, pudiéndolo hacer con la mano. Finalizado esto, procedemos a montar el espejo primario, con los mismos cuidados que efectuamos el montado del secundario, tomándolo siempre de los costados, y manipulándolo con mucha delicadeza, lo apoyamos sobre el disco base, donde previamente hemos pegado un disco de goma o corcho de 1mm. de espesor, para aislarlo de cualquier mal apoyo, y sujetándolo mediante tres flejes que tienen el extremo superior doblado (3mm. de ala), por medio de 2 tornillos que dependerán de el material de la base (metal o madera), al canto de la misma.

    Con respecto a esta sujeción, debe ser tal que pueda girar sobre su propio eje (el espejo), pero no tener movimientos laterales, este es el secreto para obtener un buen montaje, y así ya estamos en condiciones de colocarlo en el tubo del telescopio.



    Medida y corte del tubo del telescopio


    Debemos conocer las siguientes medidas para obtener el largo del tubo que necesitamos; pudiéndolo de ésta forma cortar y agujerear correctamente, sin que sobre o falte material.

    Estos datos son:

    • Distancia focal

    • Espesor armada, de la celda primaria

    • Espesor del espejo primario

    • Diámetro externo del tubo e interno

    • Alto del porta ocular

    • Espesor del anillo del porta ocular

    • Solapa o parasol

    Daremos un ejemplo con los valores de los materiales estándar que nosotros usamos en el Laboratorio:

    Distancia focal: 1200 mm.

    Espesor de la celda armada: 90 mm.

    Espesor del espejo primario: 25 mm.

    Diámetro externo del tubo 200 mm.

    Diámetro interno del tubo 190 mm.

    Alto del porta ocular 60 mm.

    Espesor anillo del porta ocular 10 mm.

    Solapa o parasol 100 mm. (como mínimo)

    Teniendo estos datos hacemos lo siguiente:

    Por un lado sumamos espesor del anillo, más largo del porta ocular, más la mitad del diámetro externo del tubo: 10 + 60 + 100 = 170. A la distancia focal se le resta éste valor, o sea: 1200 - 170 = 1030. Este valor, es el tramo de tubo mínimo que necesitamos. A esto habrá que sumarle el espesor de la celda del primario, más el espesor del espejo, más la solapa: 90 + 25 + 100 + 1030 = 1245. Este valor, es el largo del tubo que necesitamos para nuestro telescopio.

    Una vez medido el tubo, cortamos a esta distancia, y lo pintamos en su interior, de color negro mate pizarrón, para evitar que halla reflexiones de luz parásita, ej.: farolitos, autos, casas iluminadas, etc. Con la ayuda de un rodillo, con su mango enderezado, que quede recto, y añadiéndole una caña o palo largo, por lo menos 1 metro, en el agujero del mango del rodillo con movimientos giratorios ascendentes y descendentes, y el tubo inclinado, le damos dos manos de esta pintura, previo secado entre mano y mano, debiéndolo dejar apoyado sobre un soporte, de tal manera que su boca no toque el suelo y pueda correr aire a través de el, de lo contrario no se secará.

    Por la parte externa, se puede pintar, en lo posible de un color claro (blanco, crema) esto no es por capricho, sino que obedece a una cuestión visual, siempre podremos ver el telescopio por más cerrada que sea la noche, y de esta forma evitar moverlo.

    Se recomienda pintarlo después de haber hecho los agujeros y cortes que ahora explicaremos.

    Una vez marcada la distancia sobre el tubo, lo cortamos, y emparejamos sus bordes, mediante una lija media, pegada a una madera plana mayor que la boca del tubo, pasándolo en forma giratoria y midiendo con una escuadra, hasta que quede perpendicular a éste, o 90, esto lo hacemos porque nos ayudará a poner correctamente la araña. Terminado esto agujereamos éste, a 100mm. de uno de sus bordes, con un diámetro de 45mm. con una sierra circular o de copa que se usa para madera (ojo: es aconsejable que lo haga un mayor) y la ayuda de un taladro eléctrico. Este agujero nos servirá para ver el secundario, sobre él, y centrado, pondremos el porta ocular, sujetado por dos tornillos (tendremos que hacer sobre el tubo, dos agujeros que coincidan con los del porta ocular) a su pared.

    Recién después de todo esto, podremos colocar la araña con su secundario montado, y mirando hacia delante, hasta que por el agujero del porta ocular veamos el espejo reflejando la boca opuesta del tubo y simultáneamente, veremos éste espejo de forma circular (por estar a 45 y ser de forma elíptica) y concéntrico a la pared interna del tubo.

    Ahora tomamos la distancia por dentro, del borde del tubo hasta la zona media de los ojales que tienen las patas de la araña, para poder agujerear del lado externo, la pared del tubo, y haciéndolos coincidir a la misma altura y distancia con éstos del lado interno; estos agujeros serán cuatro.

    Atravesando con un tornillo de cabeza ancha o con arandela, de adentro hacia fuera, el ojal de la pata y la pared roscamos del lado externo con arandela, tuerca y tuerca ciega, medianamente fuerte.

    Después de esto, ponemos la celda del primario en la boca opuesta, o fondo, del tubo, de tal forma que quede el último disco (el de cierre) al ras de éste, sujetándolo con cuatro tornillos a la pared de éste.

    Ya podemos mirar por el agujero del porta ocular, y ver que imágenes aparecen, seguramente estará nuestro ojo, el espejo secundario y el primario, aunque tal vez no en forma concéntrica, como debería tener (ver: Colimado).

    <![endif]>

    Foto superior : Araña del secundario y soporte del espejo diagonal. Foto inferior: Espejo primario ya colocado en su celda.

     

     

    <![endif]>

      

    Foto superior: Vista de la boca del tubo del telescopio con la araña del secundario ya colocada. Se puede apreciar también la boca de entrada de tubo porta-ocular.

    Colimado o centrado del telescopio

    Un telescopio debe estar colimado (centrado) para su correcto funcionamiento. En un telescopio newtoniano como el nuestro ello se alcanza cuando se cumplen las siguientes condiciones: 1) El eje óptico del espejo objetivo debe estar dirigido hacia el centro del espejo plano, punto que estará situado en el eje del tubo. 2) El eje del porta ocular debe pasar también por el centro del espejo plano y, "reflejado" en él, debe pasar también por el centro del espejo objetivo, coincidiendo con su eje óptico. Para centrar correctamente el telescopio, debemos mover la celda del primario, por medio de las mariposas que lleva en la parte trasera (base externa de la celda primaria). Para lograr esto, debemos tener primero colocada la araña del secundario con su espejo montado (ver pág. 15). Sin el ocular colocado, miramos por el agujero del porta ocular, veremos el contorno aparentemente circular del espejo plano de forma elíptica, y, reflejado en él veremos el círculo del espejo objetivo, reflejado a su vez en éste último, y dentro de su contorno, se verá también en una segunda reflexión, el círculo de la montura del espejo plano con sus cuatro aletas de unión al tubo. A su vez, dentro del espejo plano y ocupando el centro veremos nuestra propia pupila del ojo, aflojaremos las mariposas o las apretaremos de a una, observando por el agujero hasta lograr que el círculo del espejo objetivo se vea concéntrico con el porta ocular. O de lo contrario, podemos observar por la boca del tubo que, la araña del secundario que se encuentra situada en esa posición (adelante), sea coincidente con la imagen que vemos reflejada en el espejo primario que se encuentra ubicado en el fondo del tubo del telescopio. Iremos regulando las mariposas (aflojando o ajustando), de acuerdo a como vemos la reflexión. O sea: la araña tiene cuatro patas, cuando nos ponemos frente al telescopio y miramos hacia adentro, debemos ver sólo cuatro, si vemos ocho patas, o seis (depende de el desalineado), es que debemos seguir moviendo las mariposas, hasta que solo veamos cuatro patas. Siempre debemos mirar tomando cierta distancia de la boca del telescopio. Lo ideal, es que este trabajo se lleve a cabo entre dos personas, una que gire las mariposas y otra que observe como se va centrando la imagen.

    Bibliografía utilizada: www.lafacu.com


    Votar

    Ingresar una calificación para del 1 al 10, siendo 10 el máximo puntaje.

    Para que la votación no tenga fraude, solo se podrá votar una vez este recurso.

    Comentarios de los usuarios


    Agregar un comentario:


    Nombre y apellido:

    E-Mail:

    Asunto:

    Opinión:



    Aún no hay comentarios para este recurso.
     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »