El Paciente Reincidente y su Relación con la Medicina - ALIPSO.COM: Monografías, resúmenes, biografias y tesis gratis.
Miércoles 26 de Febrero de 2020 | Hay 1 usuario online en este momento!
 

El Paciente Reincidente y su Relación con la Medicina

Imprimir Recomendar a un amigo Recordarme el recurso

El Paciente Reincidente y su Relación con la Medicina. La ciencia y la practica medica.

Agregado: 20 de MARZO de 2004 (Por Anónimo) | Palabras: 860 | Votar! | Sin Votos | 1 comentario - Leerlo | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Medicina >
Material educativo de Alipso relacionado con Paciente Reincidente Relación con Medicina
  • Contratos laborales vacaciones:
  • Contratos y actas societarias constitucion fundacion:
  • Telegramas y notificaciones laborales: rechaza telegrama.considera suspencion justificada.:

  • Enlaces externos relacionados con Paciente Reincidente Relación con Medicina

    EL PACIENTE REINCIDENTE Y SU RELACION CON LA MEDICINA

    La ciencia y la practica medica han sido alcanzadas y conquistadas por la universalizaron de la posmodernidad, en tanto que la ciencia como tal se a universalizado, por que el cuerpo en cualquier lugar del planeta es concebido como un objeto natural, uno mas de los objetos del mundo y como tal observable, medible, palpable, ausucultable, radiografiable, adecuado en el estudio de las ciencias naturales.

    Entonces el medicamento es entendido como un producto fabricado que tiene una acción determinada, regular y específica sobre los seres vivos. Es decir, como un agente capaz de desencadenar una serie de reacciones previsibles, generalizables.

    Hay situaciones del plano de lo orgánico, que corresponden a fenómenos de lo singular porque en la relación entre un cuerpo y un remedio se pueden presentar un sin numero de reacciones químicas, por ejemplo el manejo de las alergias repentinas, gastritis, cánceres, eritemas de la piel, etc. como también en otro extremo las curas milagrosas, reacciones inmediatas a la toma de substancias aparentemente insignificante, o, por el contrario, substancias potentes que demuestran a veces una acción inesperadamente neutra. Efectos en contrasentido.

    Las variaciones individuales de los sujetos en torno a la cantidad y a las dosis de los medicamentos, ponen en cuestión si todo medicamento es virtualmente medicamento desde la sugestión, como también todo gesto o palabra constituye un medicamento en potencia; la sugestión que sirve para explicarlo todo, produce entonces ella misma de difícil explicación.

    El médico se encuentra cotidianamente, forzado a utilizarlo, por que la ciencia ya lo ha decretado así; paciente - medico - medicamentos; entonces de cierta manera frente algunas enfermedades se ve obligado a recetar.

    Ahora bien, reducir la relación con el medicamento a las reacciones físico-químicas que éste puede provocar en el organismo supone, en primer lugar, dejar de lado que el cuerpo no es sólo una máquina, en el sentido mecánico del término. El cuerpo es antes que nada algo que se tiene, el cuerpo habla por el sujeto, el esta identificado; la forma de pensar de cada sujeto, genera producción de sustancias químicas particulares a otros sujetos, sin embargo esto es en cierta forma obviado, por que mas allá de esta situación están los poderes curativos de los medicamentos y el poder de la palabra del curador.

    Retomando entonces el cuerpo es una forma en la que el sujeto se reconoce, con la que se hace representar, pero que se mantiene a cierta distancia, que distingue precisamente lo que es del orden del ser de lo que es del orden del tener. Es un cuerpo para mostrar o esconder, alcanzado por el pudor, un cuerpo para el placer, o el dolor, que puede obtener placer en el dolor, en fin. En tanto el cuerpo finalmente grita, expresa, dice lo no dicho, lo que el ser quiere acallar.

    Un cuerpo en libidinosidad, es el soporte de la más poderosa fantasía inconsciente de aquel paciente que requiere ser escuchado a través del cuerpo en la consulta medica, es una forma de ascender al lenguaje, es un cuerpo que ha perdido la inmediatez de sus relaciones con los objetos del mundo, y que, en su sintomatología, en su enfermedad, se demuestra capaz de desafiar las leyes que rigen al organismo, dañando sus propios procesos naturales, con el objetivo de ser escuchado a cualquier precio.

    El cuerpo del hablante es un cuerpo que habita el lenguaje, que sólo con él obtiene su unidad y también por él encuentra las líneas de su fragmentación; un cuerpo que, en tanto real, está irremediablemente perdido. Arrebatado al mundo de la necesidad, es un cuerpo habituado a la economía del deseo y violentado a las exigencias de la pulsión. Es este cuerpo sexuado, atrapado y mortificado por la lengua, el que los médicos manipulan. Y en esta manipulación, consideramos que reside el goce, ante un cuerpo alterado que encuentra en cosas distintas a las naturales cierta satisfacción, el medicamento ocupa un lugar libidinal, en donde es el que reemplaza al objeto perdido. El medicamento ocupa un lugar fantástico; se trata efectivamente de operar a nivel de la fantasía, reconocida por los fabricantes como un orden de realidad perfectamente operativo en el consumidor en contraposición al de la realidad orgánica de acción de la droga.

    En la relación medico paciente se observa un requerimiento de ambos el primero esta atento a la demanda y el segundo, se instala en el lugar de receptor en todos los sentidos, en muchos casos pese a la subjetividad de los pacientes y sus fantasías frente al poder medico, lo que hace que las expectativas del paciente frente al médico excedan en mucho; ya que el medico debe de manera alterna entrar en la fantasía del paciente, pero salir al mismo tiempo para lograr reincertarlo en el plano de la normalidad.

    Consideramos entonces que el medicamento en algunos casos es la excusa para que entre el paciente y el medico surja la transferencia y en cierta medida se le concedan dones a las recetas medicas.


    Comentarios de los usuarios


    Agregar un comentario:


    Nombre y apellido:

    E-Mail:

    Asunto:

    Opinión:



    Aún no hay comentarios para este recurso.
     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »