Ecologia - ALIPSO.COM: Monografías, resúmenes, biografias y tesis gratis.
Lunes 16 de Diciembre de 2019 | Hay 1 usuario online en este momento!
 

Ecologia

Imprimir Recomendar a un amigo Recordarme el recurso

Agregado: 12 de ABRIL de 2000 (Por ) | Palabras: 2552 | Votar! |
3 votos | Promedio: 9
| Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Ecología >
Material educativo de Alipso relacionado con Ecologia
  • Ecologia cotidiana:
  • Ecología:
  • Ecologia:

  • Enlaces externos relacionados con Ecologia

    LA ECOLOGIA

    Ecología, viene del vocablo griego Oikos = casa y Logo = estudio, es decir se refiere al estudio de la "casa ambiental", que es la relación de los seres vivos entre sí y con el agua, el aire y el suelo.

    El término "medio ambiente" reemplaza al de Ecología para indicar que no se trata sólo de una rama de la Biología, sino que abarca otras disciplinas. La calle, el puente, la plaza, nuestras casas, nuestros lugares de trabajo, el campo, el río, el océano y el aire que respiramos forman parte del medio ambiente.

    La Ecología en el largo tránsito de la humanidad:

    El Paleolítico: un animal que maneja el fuego

    Desde que el hombre tuvo acceso al fuego, descubrió que con él podía defenderse de los animales que lo atacasen, pero lo más importante es que con el fuego podía modificar el ambiente que lo rodeaba.

    Para cazar, para abrir nuevas tierras a la agricultura o al pastoreo del ganado, para dejar espacio para nuevos poblados, los hombres necesitaron quemar bosques. Reemplazar los bosques por cultivos o por tierras de pastoreo, implica lo que los ecólogos llaman el rejuvenecimiento de los ecosistemas. El bosque anterior era un ecosistema maduro o clímax. Eso quiere decir que había llegado a un punto de equilibrio estable. En un ecosistema así, los cambios son mínimos y el conjunto tiende a neutralizar cualquier alteración, absorbiendo sus efectos.

    Esta compleja y delicada sucesión ecológica es, en esencia, el mecanismo que se altera por acción del hombre sobre el planeta

    La revolución neolítica: la aparición de la agricultura

    La invención de la agricultura significó otro salto cualitativo en la historia humana, ya que el hombre dejó de ser un ser nómade para convertirse en un ser sedentario.

    La agricultura ofrece comida en una cierta época del año, pero el hombre al no necesitar trasladarse pudo domesticar a los animales y criar a aquellas especies que no era posible llevar en las largas peregrinaciones.

    A partir del neolítico los grupos humanos se dedican cada vez más a explotar las peculiaridades específicas de distintos ecosistemas, provocándoles una serie de alteraciones. El sobrepastoreo es el deterioro del tapíz vegetal por poner más ganado del que cabe allí, o durante más tiempo del que necesitan los pastos para crecer. Una vez erosionado el suelo, habrá que buscar otras tierras, para lo que se incendian nuevos bosques. El sistema funciona mientras haya una densidad muy baja de población, que permita dejar grandes extensiones de tierra sin cultivar durante muchos años. Apenas la población crece por encima de cierto nivel, la presión se hace mayor de lo que los suelos toleran y el ecosistema marcha hacia la desertificación.

    Testimonios de la deforestación: el fin de los cedros del Libano

    El desarrollo de las diferentes culturas del Mediterráneo provocó una enorme presión sobre los recursos naturales. Los bosques se usaron para casas u palacios, para barcos y templos, para chozas y fogatas hasta agotar la capacidad de regeneración de numerosos ecosistemas.

    Un caso bien documentado es el de los cedros del Líbano. A lo largo del tiempo, fueron talados por campesinos y por reyes, y en los textos encontramos numerosos testimonios de este proceso de deforestación.

    Este recurso natural no fue tratado en condiciones que permitieran mantener su renovabilidad. Ya que el rey David recibió madera de cedro innumerable. Pero fue Salomón el que pactó una alianza con Hiram, rey de Tiro, a quien le compró enormes cantidades de madera para la construcción de palacios y del Templo de Jerusalén.

    De este modo, al cortarse los cedros, se secan todos los ríos de lugares atrincherados, actualmente de ese magnífico ecosistema sólo quedan ruinas.

    Roma: la ecología en la cabeza del Imperio

    En la época de mayor auge de Roma la deforestación fue muy extendida en gran parte de Italia. los suelos de caliza porosa, muy frecuentes en la región, se erosionaron con facilidad. Esto se aceleró por las cortas pero torrenciales tormentas del Mediterráneo y por el continuo pastoreo de las cabras que impidieron que los árboles volvieran a crecer. La situación se agravó por los continuos incendios provocados por pastores, agricultores y soldados.

    Entonces, Roma necesitaba continuamente maderas, carnes y lanas, y el mismo acto de proveerlas llevó a desforestar laderas y, de este modo a agravar las inundaciones.

    La erosión significó que los ríos vinieran cargados de sedimentos. Los acueductos romanos se llenaban de barro, aparecieron nuevos pantanos en la desembocadura de los ríos y la costa quedó alterada.

    A medida que la ciudad crece, las inundaciones se agravaban, los temblores de tierra provocan más victimas, que la edificación ha crecido en altura; las epidemias mataban más gente, simplemente porque estaban todos juntos y se contagiaban unos a otros. Ante cada catástrofe, se alzan voces que repiten, con un acento que parece contemporáneo: "somos demasiados".

    Increíblemente Roma era igual a las ciudades actuales, en cuanto a problemas ambientales se refiere.

    Un ejemplo textual de las calles de Roma es: "En Roma el pobre ya no puede pensar ni reposar. Imposible vivir en paz por la mañana a causa de los maestros de escuela que enseñaban en la calle, de noche a causa de los carniceros, todo el día a causa de los martillos de los caldereros. Aquí un cambista sin clientes hace rodar, sobre su mostrador engrasado, pilas de monedas con la efigie de Nerón..." dice el poeta Marcial.

    Por su parte, la contaminación química comienza con las minas de plomo y de arsénico y, posteriormente, con las de mercurio. Numerosos arroyos fueron contaminados con los deslaves de estos yacimientos, sin preocuparse por el uso que tuvieran aguas abajo; y al llegar al Tiber era tal la cantidad de contaminantes que provocaron una enorme mortandad de peces.

    Al usar vasos y utensilios de plomo, apareció una enfermedad asociada con éste llamada saturnismo, que se hizo frecuente. El plomo ataca al sistema nervioso a punto tal que algunos comentaristas atribuyen la locura de Nerón y de Caligula al uso de vasos de plomo.

    La contaminación del aire era familiar a los romanos, quienes comentaban que el sol estaba tan oscurecido por el humo y el polvo que la gente que regresaba del campo perdía su bronceado después de uno días. Por algo los romanos amaban el campo y la vida al aire libre.

    La ecología en el Renacimiento

    En esta época, la presión sobre los bosques sigue en aumento:"la mayor parte de los grandes propietarios forestales buscan una explotación del bosque que les resulte más rentable, porque los derechos de uso se han vuelto más pesados por la multiplicación de usuarios y sus animales".

    A partir del siglo XVII el ritmo de desaparición de especies animales se acelera. En el curso de los tres últimos siglos se extinguen más de 160 especies de aves, al igual que 112 especies de mamíferos. De estos últimos, 7 desaparecieron en el siglo XVII, 11 en el siglo XVIII, 27 en el XIX y 67 en el XX. Los europeos fueron los principales responsables de estas extinciones.

    La ecología en la Revolución Industrial

    La ideología de la Revolución Industrial iniciada en el siglo XVIII es la del apoderamiento de la naturaleza. No es ya el miedo a fuerzas oscuras e incomprensibles, ni tampoco el júbilo ante la obra de Dios; la naturaleza pasa a ser exclusivamente materia prima, alimento para las máquinas de vapor, objeto de presiones internacionales y de guerras de conquista.

    Todo lo que pudiera servir como materia prima se utilizó, sin ninguna preocupación por su renovabilidad. En Inglaterra, "los bosques quedaron exhaustos ante las demandas conjuntas de la industria del acero y de los astilleros".

    En América Latina, los bosques de quebracho de Argentina y Paraguay fueron arrasados para abastecer a la industria taninera. En todo el mundo, los ferrocarriles fueron el mayor impulso a la deforestación. Las máquinas de vapor funcionaron a leña durante largas décadas.

    La Revolución Industrial es la época de las grandes realizaciones materiales, de la alteración profunda de la naturaleza, realizada sin reparar en las condiciones de trabajo o en el costo en vidas humanas. El Canal de Panamá costó tantas vidas como una guerra.

    La ecología en la posmodernidad; ¿acaso existe la naturaleza?

    El carácter distintivo de las alteraciones ecológicas de los años recientes es la máxima artificialización del medio. No es ya dominar la naturaleza como en la Revolución Industrial, sino reemplazarla por algo que se califica como mejor que lo natural. Por ejemplo, cambiar los ecosistemas naturales por un sistema agrario en el que las sustancias químicas cumplan las funciones que en la naturaleza cumplen los seres vivientes.

    Una de las formas más agudas de artificialización es el cortar los ciclos naturales y reemplazarlos por materiales que no pueden ser reciclados. Nos cuesta imaginar en qué medida esto representa una alteración profunda, ya que en la naturaleza todo debe circular permanentemente de un lado al otro. Algunas de estas sustancias no pueden ser biodegradadas. Otras son tóxicas o peligrosas.

    LA ECOLOGIA AYER Y HOY:

    El concepto de Ecología fue utilizado por primera vez en 1869 por el biólogo alemán Ernst HAECKEL. Desde esa fecha hasta el presente ha evolucionado, pasando por 5 etapas bien definidas:

    1) En la primera (1860), la Ecología estudia las especies y sus relaciones con el ambiente.

    La Ecología argentina nace en esta etapa. Datan de esa época interesantes investigaciones de la ecología del zorro pampeano, la vizcacha, etc..

    2) La segunda (1920), es la etapa de las comunidades, las cadenas alimentarias y las pirámides ecológicas. En ella se estudia el conjunto de especies que viven e interactuan en un área determinada.

    En la Argentina se realizan en ese momento investigaciones sobre la estepa arbustiva y el monte.

    3) En la tercera (1950), la Ecología se interesa por el estudio de los ecosistemas, es decir por las interacciones entre las comunidades y el medio físico.

    En nuestro país se estudia el ecosistema de la Cuenca del Río Manso Inferior.

    4) En la cuarta etapa (1970), se llega al concepto de relaciones entre ecosistema, que al reunirse integran la biosfera. Se destaca además por la toma de conciencia de los problemas que afectan a la biosfera: modificaciones climáticas, contaminación, etc..

    EL HOMBRE EN EL EQUILIBRIO BIOLOGICO; PROTECCION Y DESTRUCCION:

    La naturaleza es un bien, pero no inagotable. El hombre es parte importante de ella y su condición de ser libre y espiritual ejerce influencia sobre los restantes seres vivientes y sobre los elementos no vivos que cohabitan con él.

    ¿Cuál es el papel que desempeña el hombre frente al equilibrio ecológico?

    Con los avances de la civilización, y en consecuencia de la técnica, el hombre asume dos actitudes diferentes desempeñando:

    * Una acción positiva cuando se transforma en protector de los recursos naturales renovables (suelo, agua, vegetales y animales) y no renovables (petróleo, carbón, metales) porque:

    - Se interesa por los problemas ecológicos, aumenta sus conocimientos sobre ellos y trata de difundirlos;

    - antes de aplicar los nuevos avances científicos o técnicos investiga no sólo los beneficios económicos, comodidad, etc., que pueden reportarle, sino también los perjuicios que pueden provocar al resto del ecosistema;

    - una lucha contra la contaminación ambiental buscando el modo eficiente de evitar la incorporación de gases tóxicos a la atmósfera o desechos insalubres a las aguas;

    - elimina los ruidos que destruyen la capacidad mental del hombre y afectan a los animales;

    - protege las especies animales como la 13908/51 de protección de la caza y la fauna que rige en nuestro país;

    - establece y organiza reservas y parques nacionales.

    * Una acción negativa cuando provoca:

    - La contaminación de la atmósfera por aumento del CO2 (dióxido de carbono), resultante del proceso de combustión con que se obtiene energía; el exceso no puede ser absorbido por las plantas;

    - el aumento del CO (monóxido de carbono) por combustiones incompletas de petróleo, carbón y en las industrias del acero;

    - aumento de partículas invisibles que reflejan la luz, retirando radiaciones de la tierra, indispensables para mantener la vida;

    - aumento de las radiaciones que se aplican en medicina, energía atómica, bombas atómicas, producen alteraciones en todos los seres vivos, como tumores, mutaciones genéticas, etc.;

    - uso de insecticidas y plaguicidas que se utilizan para preservar de organismos tóxicos a los vegetales; matan además insectos útiles alterando el equilibrio, de modo que surgen nuevas plagas.

    CONTAMINACION DE LAS AGUAS:

    - Las aguas internas (lagos, charcas, ríos, etc.) se contaminan por los elementos que arrastran de los suelos (sustancias tóxicas, restos de animales y vegetales muertos) y por los desechos que el hombre arroja a ellas.

    - las aguas abiertas o mares se contaminan con los productos industriales (restos de petróleo o de chatarra que arrojan los barcos) y con el agua cargada de desechos que les llega de los ríos.

    CONSECUENCIAS DE LA CONTAMINACION:

    La contaminación produce graves consecuencias ya que:

    n disminuye las posibilidades de alimentación;

    n hace la atmósfera menos respirable;

    n provoca la necrosis de organismos animales y vegetales;

    n produce enfermedades graves para todos los seres vivientes;

    n cambia las comunidades, los biomas, etc.;

    n produce la despoblación de las zonas altamente pobladas;

    n empobrece la vegetación de los ríos y mares disminuyendo o destruyendo la vida animal;

    n destruye el equilibrio ecológico.

    Como consecuencia de la utilización de los recursos naturales, el hombre produce diversas sustancias que, al superar ciertos límites normales o al acumularse en un medio en forma anormal, se transforman en contaminantes.

    n El CO2 es uno de los gases de la atmósfera, pero cuando sobrepasa la cantidad normal se convierte en un contaminante.

    n El petróleo que se encuentra en la litosfera puede transformarse en contaminante cuando, al derramarse en el mar, pasa a la hidrósfera.

    La modificación que producen los contaminantes y que afecta a los seres vivos se llama contaminación. En algunos casos puede llegar a ser de tal intensidad que llega a romper el ciclo de la materia o perturbar el flujo de la energía.

    Existen muchos modos de clasificar los contaminantes. Uno de ellos es tener en cuenta el medio en que actúan.

    n Contaminantes atmosféricos: comprenden, entre otros, los gases y las partículas sólidas que son producidas por las combustiones.

    n Contaminantes del agua: por ejemplo los residuos minerales de plomo, mercurio, cobre, nitratos, etc. que se liberan en muchas industrias y en los caños de escape de los automotores y los desechos de sustancias orgánicas que contienen las aguas residuales domiciliarias e industriales.

    n Contaminantes del suelo: entre ellos se encuentra una gran cantidad de desechos sólidos plásticos y no plásticos.

    BIBLIOGRAFIA:

    * Brailovsky, Antonio Elio; Esta nuestra única Tierra; Ed. Larousse; 1992.

    * Cantoni, Norma; Ecología; Ed. Albatros; 1992.


    Comentarios de los usuarios


    Agregar un comentario:


    Nombre y apellido:

    E-Mail:

    Asunto:

    Opinión:



    Aún no hay comentarios para este recurso.
     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »