El fascismo y el nazismo. - ALIPSO.COM: Monografías, resúmenes, biografias y tesis gratis.
Jueves 17 de Enero de 2019 | Hay 1 usuario online en este momento!
 

El fascismo y el nazismo.

Imprimir Recomendar a un amigo Recordarme el recurso Descargar como pdf
Seguinos en en Facebook



La influencia de los principales partidos políticos austríacos sobre el pensamiento inicial del Nazismo, El Comienzo del antisemitismo nazista, La penetración del Fascismo, El Fascismo y la Captación de las Masas, paralelimo entre fascismo y nazismo.

Agregado: 22 de OCTUBRE de 2000 (Por ) | Palabras: 3258 | Votar! |
1 voto | Promedio: 10
| Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Derecho >
Material educativo de Alipso relacionado con fascismo nazismo
  • El fascismo y el nazismo.: ...
  • El fascismo y el nazismo.: ...
  • Historia del fascismo: Trabajo sobre la historia del fascismo

  • Enlaces externos relacionados con fascismo nazismo

    Estudio Monográfico


    TEMA:

    EL FASCISMO Y EL NAZISMO PARALELISMOS DE PRINCIPIOS

    MATERIA:

    DERECHO POLíTICO

    PROFESOR:

    Dr. Fernando CUEVILLAS (Titular)

    ALUMNO:

    GUILLERMO FEDERICO ROCA

    CURSO:

    1er AÑO DE ABOGACIA


    La influencia de los principales partidos políticos austríacos sobre el pensamiento inicial del Nazismo

    1.      En sus comienzos Hitler no tuvo conceptos políticos y estratégicos propios, sino que todas fueron extraídas del agitado remolino de la política y la vida austríaca de los primeros años del siglo XX, adicionados por los cambiantes escenarios políticos de Europa después de la I Guerra Mundial

    2.      Aunque no intervino en política, Hitler siguió ávidamente las actividades de los tres partidos políticos más importantes de la vieja Austria: los Social-Demócratas, los Socialistas Cristianos y los Nacionalistas Pan-Germanos.

    3.      Fue así que comenzó a germinar en su mente una astucia política que le permitió ver con asombrosa claridad las fuerzas y las debilidades de los movimientos políticos contemporáneos y que, al madurar, lo convertiría en el jefe político de Alemania.

    4.      Al primer contacto con el partido Social--Demócrata experimentó odio y rabia contra este partido de las clases obreras y sus miembros. Examinando cuidadosamente las razones de su éxito popular llegó a tres conclusiones:

    1)   Sabían como organizar las masas, sin el cual todo partido político era inútil.

    2)   Habían aprendido el arte de la propaganda entre las masas.

    3)   Conocían el valor de usar lo que él llamó terror espiritual y físico.

    5.      Ampliando el Inciso 2), la propaganda que llevó a cabo Hitler, teniendo en cuenta el análisis que había realizado, se caracterizó por los siguientes principios básicos:

    1)   Renuncia a todas las consideraciones morales.

    2)   Apelar a la emotividad de las masas

    3)   Emplear reglas racionales para la creación de reflejos condicionados de conformismo.

    6.      Un rasgo característico de la propaganda hitleriana era crear alrededor del nombre del líder una especie de leyenda de héroe nacional, para mantener a las masas en un estado de esclavitud psíquica. Hitler afirmó en su libro "Mein Kampf" ("Mi lucha") que "la propaganda política es el arte esencial de guiar políticamente a las grandes masas".

    7.      En el congreso de Nuremberg de 1936 exclamó: "la propaganda nos ha llevado hasta el poder, la propaganda nos ha permitido conservar desde entonces el poder; también la propaganda nos concederá la posibilidad de conquistar el mundo".

    8.      Con respecto al Párrafo 4, Inciso 3), Hitler hace en el Libro "Mi Lucha" la siguiente reflexión: Comprendí el infame terror espiritual que este movimiento ejerce, particularmente sobre la burguesía que no podía soportar tales ataques ni moral mi mentalmente; a una señal determinada soltaba una verdadera andanada de mentiras y calumnias contra el adversario que pareciera más peligroso, hasta que los nervios de la persona atacada se derrumbaban...Esta táctica está basada en el cálculo preciso de todas las humanas debilidades, y su resultado puede conducir al éxito casi con certeza...

    Conseguí igualmente comprender la importancia del terror físico en los individuos y en las masas..Porque mientras, según los que lo ejercían, la victoria alcanzada es un triunfo de la justicia de su propia causa, el adversario derrotado desespera en la mayoría de los casos del éxito de ulteriores resistencias.*

    9.      Luego se interesó por el análisis del Partido Nacionalista Pan-Germano. Captó rápidamente los motivos que llevaron al fracaso a este partido, uno de ellos era el alejamiento por parte de éste de la Iglesia. Pero el fracaso de los Pan-Germanos estaba en su incapacidad para sublevar a las masas.

    10.  Hubo un jefe político en Viena, en tiempos de Hitler, que comprendió la necesidad de edificar un partido cimentado en las masas. Fue el doctor Karl Lueger, alcalde de Viena y jefe del Partido Socialcristiano quién, más que ningún otro, llegó a ser el mentor político de Hitler.

    11.  Lueger fue un brillante orador, pero en general al partido Pan-Germano le habían faltado oradores públicos efectivos. Hitler se dio cuenta de esto y en Mein Kampf se refiere a este tema diciendo:

    La fuerza que siempre ha puesto en marcha a las mayores avalanchas religiosas y políticas en el desarrollo de la historia ha sido desde tiempo inmemorial el ,,mágico poder de la palabra, y eso sólo.

    Las grandes masas de gente pueden ser movidas solamente por el poder de los discursos. Todos los grandes movimientos populares, erupciones volcánicas de las pasiones y de los sentimientos emocionales humanos, fomentados bien por los crueles dioses del Dolor o por la antorcha de la palabra arrojada entre las masas; no por los chorros de limonada de los estetas literarios y de los héroes de salón.*

    12.  Aunque evitando una participación real entre los políticos de Austria, Hitler comenzó a practicar su propia oratoria en los círculos de oyentes de tenía en las posadas de baja categoría de Viena donde comenzó a aplicar los principios básicos para atraer a las masas del pueblo alemán, que se encontraba sumido en la decepción de su clase dirigente.

    El Comienzo del antisemitismo nazista

    13.  Algunas personas que lo conocieron atestiguan que Hitler era antisemita desde niño y que su estadía en Viena acentuó este sentimiento.

    14.  Según él todo comenzó un día mientras caminaba por la ciudad, cuando observó a un hombre de rasgos desconocidos para él e intentó reconocer su origen preguntándose ¿será alemán?. Para alivir sus dudas se encerró en la literatura antisemita, que era muy popular en aquel tiempo en Viena. Luego se echó a la calle para observar el fenómeno más de cerca.

    A dondequiera que iba -dice-, empecé a ver judíos, y cuanto más veía, tanto más agudamente se distinguían a mis ojos del resto de la humanidad...Posteriormente, a menudo, sufrí náuseas al oler a estos portadores de caftán.*

            (caftán: vestimenta que cubre el cuerpo desde el pescuezo hasta la mitad de la pierna, sin cuello, abierta por delante, con mangas cortas, usada por hombres y mujeres entre turcos, moros y los judíos ortodoxos de la Europa occidental).

    15.  Poco después, según dice, descubrió la mancha moral de este pueblo escogido...¿Había alguna forma de inmundicia o libertinaje, particularmente en la vida cultural, sin un judío al menos, mezclado en ella? Si se corta, aunque sea cautelosamente, tal absceso, se encuentra, como un antojo en un cuerpo podrido, quedando a menudo deslumbrado por la súbita luz... un judío!.*

    Gradualmente comencé a odiarlos... Para mí fue la época de más agitación interior por la que jamás haya atravesado. Dejé de ser un humilde y débil cosmopolita para convertirme en un antisemita.*

    Mi Lucha Mein Kampf

    16.  El título que Hitler le quería poner a su libro era Cuatro Años y Medio de Lucha Contra Mentiras, Estupidez y Cobardía, pero el gerente de publicaciones nazis lo abrevió por el de Mi Lucha (Mein Kmpf). El libro contenía muy poco de autobiografía.

    17.  El primer volumen de publicó en el otoño de 1925. Es una obra de unas cuatrocientas páginas. En los años que siguieron se publicaron diferentes ediciones, algunas más económicas que otras.

    18.  En este libro, Hitler, exponía, con toda exactitud, la clase de Alemania que quería formar mediante la conquista armada alemana. La importancia del Tercer Reich y el barbárico Nuevo Orden que impuso a la conquista de Europa, se hallan expuestos con toda crudeza y con gran detalle entre las hojas de este libro.

    19.  En Mi Lucha desarrolló sus puntos de vista y los aplicó específicamente a:

    1)   El problema de reestructurar a una derrotada y caótica Alemania de forma que ocupara un lugar en la historia, mayor al que hubiese tenido nunca en ningún otro momento.

    2)   La confección de un nuevo Estado, uno que estaría basado en la raza y que incluiría a todos los alemanes que por aquel entonces estaban viviendo fuera de las fronteras del Reich, y en el que se establecería una dictadura absoluta del Führer (que sería él) con un equipo de dirigentes más pequeños que recibirían sus órdenes y se las transmitirían a los inferiores.

    20.  En primer lugar el libro contiene un esbozo del futuro Estado germano y de los medios con los cuales algun dia podría convertirse en señor de la tierra ; en segundo lugar contiene su punto de vista, sobre una concepción de la vida.

    21.  En este primer libro, Hitler, habla largamente del problema del espacio vital, un tema que lo obsesionó hasta su último suspiro. Se refiere al tema y a Europa diciendo:

    la naturaleza no ha reservado este suelo para la futura posesión de ninguna nación o raza particulares; al contrario, este suelo existe para el pueblo que posea la fuerza para apoderarse de él.*

    22.  Habla de un plan de recuperación del territorio alemán, comenzando por la apropiación de las naciones vasallas y de parte del territorio de Rusia. También plantea un objetivo primordial que era el de acabar con Francia, el principal enemigo de los alemanes.

    23.  En cuanto la naturaleza del futuro Estado nazi, en Mi Lucha, son ideas menos concisas. Exponía que seria una dictadura, basada en el caudillaje.

    24.  En el libro no hay casi nada referente a economía. Éste era un tema que a Hitler lo aburría muchísimo.

    El Estado no tiene nada que ver con ningún desarrollo o concepto económico definido... El Estado es un organismo racial y no una organización económica...La fuerza íntima de un Estado coincide sólo muy raramente con la llamada prosperidad económica; esta última, en innumerables casos, parece indicar la inminente decadencia de ese Estado...Siempre que en Alemania hubo una elevación del poder político, las condiciones económicas empezaron a mejorar; pero siempre que la economía se convirtió en el único contenido de la vida de nuestro pueblo, ahogando las virtudes ideales, el Estado se hundió y al cabo de poco tiempo arrastró consigo a la vida económica...hasta ahora ningún Estado ha podido fundarse mediante pacíficos medios económicos...*

    25.  En un discurso pronunciado en Munich en 1923 dijo-...ninguna política económica es posible sin una espada, ninguna industrialización es factible sin el Poder.*

    26.  En el segundo volumen de Mi Lucha, Hitler, habla de temas como la literatura, la cultura, la educación, la comedia, la historia, el arte y el sexo.

    27.  Con respecto la concepción de la vida, Hitler sigue el pensamiento de muchos historiadores, reyes, estadistas y filósofos alemanes. Veía la vida como una eterna lucha y el mundo como una selva en la que sobrevivían los más capacitados y gobernaban los más fuertes, un mundo donde, según él una criatura se alimenta de otra y donde la muerte del más débil implica la vida del más fuerte, donde la naturaleza pone a las criaturas vivientes sobre este globo y contempla el libre juego de las fuerzas. Ellas confiere luego los derechos de señor a su hijo favorito, el más fuerte en valor y habilidad...El fuerte debe dominar y no mezclarse con el débil. Sólo el que ha nacido débil puede considerar esto como una conducta cruel...*

    28.  El ario es ese hijo favorito de la naturaleza al que se refiere Hitler:

    Toda cultura humana, todos los resultados del arte, de la ciencia y de la tecnología que vemos hoy ante nosotros, son casi exclusivamente producto de la creación del ario. De este mismo hecho se deduce, no la infundada conclusión de que él solo fuera el fundador de toda la humanidad más alta, representando por tanto el prototipo de todo lo que comprendemos con la palabra hombre. Es el Prometeo del género humano de cuya frente brillante surge la divina chispa de genio en todo tiempo, naciendo para siempre aquel fuego del conocimiento que llegó a iluminar la noche de los misterios silenciosos e hizo así que el hombre ascendiera por el camino que había de llevarlo a dominar a todos los seres de la tierra... Fue él quien puso los cimientos y erigió los muros de toda gran construcción en la cultura humana.*

    29.  Para Hitler los alemanes eran la más alta especie de humanidad que existe sobre la tierra, y llegaron a ese lugar pisoteando a los demás. Los judíos y los eslavos eran la basura, el desperdicio, los despojos. Esto lo simbolizó con la cruz svástica y el águila rodeada de laureles.

    El Fascismo

    30.  Mussolini constituyó el Partido Fascista cuya doctrina se basaba en la contraposición de la solidaridad colectiva.

    31.  El individuo debe subordinarse a los intereses de la colectividad, esta teoría promulgaba una vaga solidaridad de las clases sociales, defendiendo la tesis y un Estado corporativo, en el que los empresarios y productores debían colaborar con el Estado, estando prohibidos los derechos de huelga y despido.

    32.  Desde el punto de vista económico, el fascismo procuró el equilibrio presupuestario y la revalorización de la lira. Trató de absorber el paro con la construcción de grandes obras públicas; se tasaron precios y salarios para evitar la inflación; y se recurrió al crédito para reducir la deuda del Estado.

    33.  Con respecto a la política exterior, como todos los regímenes nacionalistas, el fascismo buscó el modo de distraer la posible oposición al país en grandes empresas exteriores que pudieran levantar su prestigio.

    34.  Al principio, la política exterior de Mussolini se orientó a la alianza con Francia para desplazar a Gran Bretaña de su posición en el continente. Pero como la opinión francesa fue en general hostil al fascismo, Mussolini alternó esta política con la de captación de Alemania, y aún la de Inglaterra para conseguir algunas finalidades prácticas.

    La penetración del Fascismo

    35.  Para penetrar en el mundo obrero, el fascismo propone la supresión de las clases, o sea la supresión del proletariado, recurriendo al sentimiento de vergüenza que sufre el trabajador manual (el desprecio por este tipo de tareas es uno de los elementos reaccionarios más importantes, al llevar a querer imitar al empleado de oficina).

    36.  Sumémosle a ésto que los trabajadores emigrados del campo traen consigo una ideología de familia rural que es el mejor caldo de cultivo para causas imperialistas y nacionalistas.

    37.  Otro elemento a tener muy en cuenta es la importancia que revisten los pequeños hábitos diarios, hecho sistemáticamente ignorado por el movimiento revolucionario. Lejos de ser costumbres propias de este estrato social, constituían la expresión visible de que se acusaba recibo de la propaganda nacionalsocialista.

    38.  La represión de la mujer, el vaso de cerveza bebido en familia, el traje "elegante" de los domingos -todos ellos símbolos del adocenamiento que se estaba produciendo-, penetraban en cada rincón de la existencia cotidiana, mientras que el trabajo de la fábrica y los panfletos revolucionarios no actuaban más que durante unas horas.

    39.  De este modo, cuando la crisis económica impactó a esta capa social, su sensibilidad revolucionaria estaba embotada producto de decenios de estructuración conservadora.

    40.  La afirmación comunista de que la política de la socialdemocracia le había abierto las puertas al fascismo era exacta desde el punto de vista de la psicología de masas.

    41.  Afirma W. Leich que "a falta de organizaciones revolucionarias, decepcionado por la socialdemocracia y angustiado por la contradicción entre su empobrecimiento y el pensamiento conservador, el trabajador se arroja en los brazos del fascismo".

    El Fascismo y la Captación de las Masas

    42.  Es imprescindible el análisis a fondo de la propaganda fascista y su impacto en las masas para así comprender cómo las masas fueron engañadas, desorientadas y sumidas a influencias psicológicas.

    43.  La manipulación de las masas llevada a cabo por el fascismo parece inconscientemente inspirada en la doctrina de Pavlov y sus reflejos condicionados, leyes que rigen las actividades nerviosas superiores del hombre.

    44.  La propaganda, considerada por Goebbels como un arma de guerra, constituía el elemento fundamental con el que se atraía nuevos adeptos a la causa del nacionalsocialismo.

    45.  La actividad propagandística tiene dos funciones primordiales:

    1)   Inculcar un número elevado de ideas a un grupo reducido de personas.

    2)   Agitar a un gran número de personas mediante un número reducido de ideas.

    46.  Los que sucumben ante esta estrategia son los pequeños burgueses, presas fáciles del miedo que resulta de una sugestión imperativa como la del régimen hitleriano.

    47.  El autor soviético Serge Tchakhotine afirmaba que esta porción de la sociedad poseía un sistema nervioso inestable, y que a menudo se sentían contentas al verse dominadas y guiadas.

    48.  Entre los factores visuales utilizados para atraer a las masas, se observa el predominio del color rojo (al que se le atribuye una acción fisiológica excitante y es utilizado generalmente por partidos de izquierda o pretendidamente "revolucionarios") y los uniformes militares de colores vistosos.

    49.  Según palabras de Domenach: "la propaganda toma de la poesía la seducción del ritmo, el prestigio del verbo e incluso la violencia de las imágenes".

    50.  Para actuar sobre los sentimientos de amor y alegría, es decir sobre los sentimientos eróticos sublimados, se debían utilizar los bailes públicos, las tonadas populares, desfiles con la presencia de gimnastas o flores.

    51.  En los mitines, había que tener en cuenta la habilidad de los oradores para alternar lapsos de tensión discursiva con comentarios relajados, manteniendo así a la multitud expectante.

    52.  Las directivas para la "creación de entusiasmo" en la multitud (arengar a la masa, entonar himnos combativos, acompañar las consignas con movimientos del cuerpo, por ejemplo el puño en alto, lo que constituía la llamada "gimnasia revolucionaria") son en buena parte acústicas; los "tóxicos sonoros", como los llama De Felice.

    53.  El ritmo y la cadencia de los sonidos va acompañado de un bloqueo de la conciencia, propiciando un estado de naturaleza hipnótica. La música instrumental es el más eficaz de estos tóxicos. En ella, los instrumentos de percusión ocupan el lugar preponderante, ya que son los encargados de llevar el ritmo. El timbre de algunos instrumentos como la trompeta tiene la propiedad de causar una exaltación general.

    Paralelismo entre FASCISMO y NAZISMO

    54.  En general ambas corrientes coincidieron en un sinúmero de conductas, que, en general no eran nuevas sino que se encontraban como expresiones de distintos pueblos en distintos períodos de la historia.

    55.  Sus coincidencias mas importantes se podrían resumir en las siguientes:

    1)   Basadas en un Estado Corporativo.

    2)   Construidas sobre NACIONALISMOS EXTREMOS

    3)   Base Imperialista: Necesidad de expanción, conquistar espacio vital

    4)   Preponderancia en un culto a la raza basado en el desprecio de las demás:

    a)  Negros, Judios, Gitanos, musulmanes, etc.

    5)   Alejamiento de los principios de la Iglesia Católica

    6)   Basados en la presencia fuerte de un lider/ caudillo

    7)   Dominio/manipulación de las masas a través de:

    a)  Propaganda

    b)  Demostración de fuerza/poder

    c)  Aplicación del terror

    d)  Dominio de la dialéctica y la oratoria.

    Bibliografía consultada

    * Citas de Mi Lucha, Adolf Hitler.

    Leich, W., Psicología de masas del fascismo.

    Lowe, Norman, Guía ilustrada de la historia moderna.

    De Felice, Renzo, El Fascismo, sus interpretaciones.

    Shirer, William, Auge y caída del III Reich

    Nueva Historia Universal, Editorial Marin

    www.altavista.com

     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »