El Renacimiento italiano y el manierismo - ALIPSO.COM: Monografías, resúmenes, biografias y tesis gratis.
Lunes 26 de Agosto de 2019 | Hay 1 usuario online en este momento!
 

El Renacimiento italiano y el manierismo

Imprimir Recomendar a un amigo Recordarme el recurso

Agregado: 12 de ABRIL de 2000 (Por ) | Palabras: 930 | Votar! | Sin Votos | Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Historia >
Material educativo de Alipso relacionado con Renacimiento italiano manierismo
  • Renacimiento: Descripcion del Renacimiento y del Barroco.
  • Ciencia musulmana y Renacimiento Carolingio.: Breve explicacion.
  • Antecedentes polifónicos - Renacimiento.:

  • Enlaces externos relacionados con Renacimiento italiano manierismo

    El Renacimiento Italiano y el Manierismo

    Rafael (1483-1520), discípulo del Perugió, aprendió de su maestro el arte de la construcción, pero halló en Florencia la magia de Leonardo y el culto de Miguel Angel, combinando sabiamente el equilibrio y la fuerza de sus obras a través de una armonía sólida y apacible como se da ya el óleo sobre tabla en 1506, "La Virgen de la Pradera". En la misma mantiene la típica composición, piramidal Leonardesca, pero se aparta del maestro en la robustez de las formas y en tratamiento del color, lo que acerca a Miguel Angel, consiguiendo de este modo darle ese acento particular que distingue su estilo.

    Estilo que se define aún más claramente en su período romano por la actitud que le da a sus figuras y por la organización de la composición, factores que lo hacen inconfundible, tal como por ejemplo se puede observar en "La Transfiguración" (151820), ---La Escuela de Atenas- de 1510o"El Parnaso" de 1511, por citar algunas de sus obras que marcan a fuego su estilo, al que se le debe agregar el carácter infinito que le da al espacio y la construcción escultórica de los cuerpos que lo habitan. Factores que también se pueden observar en sus obras arquitectónicas, como por ejemplo la planta de San pedro.

    En la misma, todo parece no tener fin, los elementos arquitectónicamente construidos juegan en un espacio infinito, sin limites, rompiendo con su propio marco de encierro, en total libertad de acción y de movimiento, adelantándose en ello a su propio tiempo.

    Otras obras, como "La Visitación- de 1519 lo acercan a la escuela' Veneciana, suavizándose así el rigor descrito y demostrando que Rafael, un año antes de su muerte estaba aún en un proceso de búsquedas y experimentación que de no haberse interrumpido lo habría llevado quizás a realizaciones insospechadas para la época y que Miguel Angel, más afortunada en años de vida, pudo desarrollar más plenamente. Su pintura, en cambio lo hace presentir, por eso no es arriesgado repetir, como se afirma, a veces, que es un precursor del manierismo y una puerta abierta al barroco.

    Miguel Angel (1475-1564), otra de las grandes personalidades del Renacimiento italiano, fue más allá del mismo, al romper con sus propias estructuras plásticas. Pintor, escultor, arquitecto y poeta, sobresale fundamentalmente en el campo de la plástica. Su visión se ve principalmente en el relieve escultórico de las formas, que ejercita sabiamente aún en la pintura, esencialmente plana por naturaleza, pero que él no podría concebir sino tridimensionalmente, generando una ilusión espacial que se adelanta al mismo plano que la contiene, como en el techo de la Capilla Sixtina, parecen salirse del mismo.

    En la bóveda de la Capilla Sixtina, las múltiples figuras humanas y pilastras pintadas por Miguel Angel, rompe con el planimetrismo real de su soporte creando una ilusión visual sorprendente, que inclusive lleva a confundirlas con los propios elementos arquitectónicos que la acompañan. Esta bóveda pintada entre 1508 y 1511 es un fresco que cubre l3ni x 36m. y en el cual Miguel Angel pintó más de 350 figuras, que se hallan representadas a través de nueve plafones, entre los que se cuenta escenas como "La creación del hombre", y "La expulsión del paraíso". En ellas se observa, como en la totalidad del conjunto, la monumentalidad dada a la figura humana que rompe así con la visión naturalista y equilibrada del clasicismo. Este fenómeno se da también en sus trabajos escultóricos como por ejemplo lo testimonia el "Moisés", de 1513.

    Las obras de este período difieren por lo tanto de "Piedad" de mármol de San Pedro realizada en 1498, como también del temple sobre tabla de 1504 denominado "Tento Doni", en las que alcanza e sorprendente naturalismo, sobre todo en conjunto escultórico citado, cuya belleza formal expresa acabadamente la idea estéti4 que poseía Miguel Angel en su juventud, que estaba fundamentalmente basada en clasicismo humanista del taller de Ghírlandai y en la herencia de Donatello recibida través de Bertoldo.

    Este equilibro clásico, basado en la armonía y el orden de las partes que componen el todo, va siendo progresivamente alterado por Miguel Angel en el desarrollo de su obra. El "Moisés" tiende a desbordar sus propios límites, aunque hay en él todavía una fuerza contenida que lo equilibra. Existe esa sabia combinación entre lo estático y lo dinámico entre lo inflexible y lo fluido, entre lo natura y lo sobrenatural, entre lo externo y lo interno pero con un leve predominio de los elemento! anticlásicos. Eso le da carácter especial que posee. Es una fuerza contenida a punto de estallar, es la energía en su estado latente. En el punto medio en la obra de Miguel Angel entre su concepción clásica y su visión manierista.

    En obras posteriores como el fresco pintada en la Capilla Sixtina entre 1537-41, "El Juicio Final" desarrolla toda la potencia, implícita en las obras del período anterior rompiendo con el espacio y la forma, renacentista, al alterarlos magistralmente dinamizando la composición a través dc decenas de figuras que se entrecruzan en un espacio indefinido y fluido, donde todo es movimiento y continuidad en medio de un juego claroscurista que hace pensar en el barroco. Este grandioso conjunto posee una fuerza bidimensional y traslativa, como un fuerte carácter subjetivo lo que le dan a su estilo el rótulo de manierista!.

    Indiscutiblemente Miguel Angel, junto a la escuela bolonesa -especialmente Corregio- y la escuela veneciana impulsaron la transformación de las artes plásticas italianas, preparando así el terreno para que floreciera el arte barroco.

    Lido Iacopetti

    Comentarios de los usuarios


    Agregar un comentario:


    Nombre y apellido:

    E-Mail:

    Asunto:

    Opinión:



    Aún no hay comentarios para este recurso.
     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »