Ciencia musulmana y Renacimiento Carolingio. - ALIPSO.COM: Monografías, resúmenes, biografias y tesis gratis.
Sábado 24 de Agosto de 2019 | Hay 1 usuario online en este momento!
 

Ciencia musulmana y Renacimiento Carolingio.

Imprimir Recomendar a un amigo Recordarme el recurso

Breve explicacion.

Agregado: 23 de ABRIL de 2000 (Por ) | Palabras: 846 | Votar! | Sin Votos | Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Historia >
Material educativo de Alipso relacionado con Ciencia musulmana Renacimiento Carolingio
  • Ciencia.:
  • Ilustración, ciencia y técnica en América. Colonia de Sacramento. Brasil y las reformas pombalinas: ...
  • Imposturas intelectuales capítulo 3: Intermezzo el relativismo epistémico en la filosofia de la ciencia: Discusión epistemológica ante el hecho de la atracción que gran cantidad de autores posmodernos sienten hacia el relativismo cognitivo, ya sea directamente o mediante argumentos que lo podrían fomentar.

  • Enlaces externos relacionados con Ciencia musulmana Renacimiento Carolingio

    TEXTO BAJADO DE WWW.ALIPSO.COM

    TRABAJO PRÁCTICO N 2

    CIENCIA MUSULMANA Y RENACIMIENTO CAROLINGIO

    Bibliografía: "Historia de la edad media". Autor: Jacques Heers.

    "Historia universal". Editorial océano.

    Renacimiento carolingio

    Hasta fines del siglo VIII reinaba en el reino franco y en todo occidente una profunda barbarie. La decadencia cultural existente en los últimos tiempos del Imperio Romano se agudizó con la presencia e instalación de los bárbaros: sólo la Iglesia conservaba la herencia cultural de la antigüedad, en una alianza de temas cristianos y latinidad clásica. El monacato contribuyó a esta tarea al destacar, entre las obligaciones del monje, el estudio, y los monasterios se convirtieron en refugio de quienes querían aumentar sus conocimientos y en centros donde se copiaban y guardaban libros. Pero el resto de la población, nobles y plebeyos, estaba sumido en la barbarie y la ignorancia.

    Durante el reinado de Carlomagno se asistió a un renacer de la cultura, en un movimiento programado y dirigido por él mismo que, para realizarlo, atrajo a su corte a varios sabios extranjeros, como los italianos Pedro de Pisa, Paulino y Paulo el Diácono, que enseñaron gramática, los españoles Pirmenio y Teodelfo, el mejor poeta de la corte palatina y, sobre todo, el anglosajón Alcuino de York, alma del resurgir de los estudios y verdadero cerebro de este formidable despertar cultural.

    Uno de los objetivos de este esfuerzo se dirigió a la producción y copia de los libros; a partir del 780, los scriptoria de los monasterios desarrollaron una intensa labor y, como consecuencia, apareció un tipo de escritura con letras de pequeño módulo, redondeadas y muy legibles, llamado "minúscula carolina". Las bibliotecas aumentaron sus fondos y el propio Alcuino envió emisarios a Inglaterra para que le trajeran algunos ejemplares raros.

    También se prestó gran atención a la creación y organización de las escuelas; el objetivo de Calomagno era instruir al clero y procurar a todos los "funcionarios públicos" una mejor preparación. Pero los resultados sobrepasaron los objetivos fijados por el emperador. No sólo se crearon y organizaron escuelas catedralicias y monacales, sino que aparecieron numerosas escuelas rurales dirigidas por sacerdotes que enseñaban a leer, escribir, rudimentos de gramática, recitar salmos y canta y celebrar los oficios divinos. El nivel superior de la enseñanza era el de las Artes Liberales, el trivium -gramática, retórica y dialéctica- y el quadrivium -aritmética, geometría, música y astronomía-. En la propia corte se creó un centro de cultura y Carlomagno aprendió allí latín, algo de griego y, con grandes esfuerzos, casi dominó la escritura. Los frutos de este impulso cultural se recogerían, más que en el reinado del propio Carlomagno, en el de sus inmediatos sucesores y, aunque no fueron muy originales ni cuantiosos, no por ello es menos elogiable el esfuerzo que existió en esta época por conservar y extender los conocimientos.

    Ciencia musulmana

    Respecto de la matemática, los musulmanes aprendieron del rey de la India el uso del cero y un sistema de numeración más sencillo que luego transmitieron con el nombre de cifras arábigas, que es el sistema utilizado en la actualidad. Las matemáticas, ilustradas por al-Khwarizimi (780-850), que recibieron el nombre de logaritmos, fueron los primeros elementos del álgebra.

    En lo relativo a la filosofía, los filósofos se inspiraron en las obras de Aristóteles y de los neoplatónicos. Son importantes en esta época las traducciones de manuscritos griegos. Avicena y Averroes son dos figuras de importancia para la filosofía musulmana. Avicena es un espíritu universal, preocupado por todas las ciencias, médico de renombre, "príncipe de los filósofos", parecía ser el heredero directo de Aristóteles, poco interesado en la ortodoxia religiosa y perfectamente liberado de toda limitación o formalismo. Los tratados griegos de ciencias naturales, astronomía, matemáticas o medicina habían sido difundidos, en el oriente musulmán, por los cristianos nestorianos establecidos en Siria o Mesopotamia. Los filósofos siguieron muy ligados a las formas de pensamiento y razonamiento de los maestros de la antigüedad.

    Referente a la química, se produjo un gran desarrollo de la farmacología y la alquimia. A través de esta última querían transformar en oro todas las sustancias gracias a un agente especial al que llamaron piedra filosofal.

    Concerniente a la medicina, en los hospitales de las aldeas y las ciudades los médicos multiplicaban sus intervenciones quirúrgicas. Gracias a los nestorianos, en la academia de Jundishapur (al sudoeste de Irán), fundada bajo el reinado de los sasánidas, se impartieron siempre las enseñanzas de los médicos de la antigüedad

    Vinculado a la astronomía, los observatorios astronómicos de Bagdad continuaron directamente la labor de los de los reyes persas y del de la India. En los observatorios los sabios de Bagdad y Persia, ayudados por el astrolabio estudiaban los movimientos de los astros y medían la circunferencia de la tierra. Se liberaron del pesado aparato formal de la astrología oriental.

    Comentarios de los usuarios


    Agregar un comentario:


    Nombre y apellido:

    E-Mail:

    Asunto:

    Opinión:



    Aún no hay comentarios para este recurso.
     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »