China: La nueva superpotencia mundial - ALIPSO.COM: Monografías, resúmenes, biografias y tesis gratis.
Martes 18 de Diciembre de 2018 | Hay 1 usuario online en este momento!
 

China: La nueva superpotencia mundial

Imprimir Recomendar a un amigo Recordarme el recurso Descargar como pdf
Seguinos en en Facebook



Cuando nos hablan de China, mucha gente piensa que todo su poder se concentra en Shangai y Beijing, sin embargo, en este aspecto debo decirles que existen más de 150 ciudades con más de un millón de habitantes. Todas ellas atraviesan por el mismo fenómeno, un proceso de modernización acelerado que se refleja en la construcción de enormes carreteras y rascacielos.

Agregado: 02 de MARZO de 2010 (Por Gustavo Poratti) | Palabras: 3224 | Votar! | Sin Votos | Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Economía >
Material educativo de Alipso relacionado con China nueva superpotencia mundial
  • Del Bulevar de las Capuchinas al Salón Rouge Cuando el cine llego a Montevideo: Trabajo sobre la llegada del cinematografo a Uruguay en 1896
  • Virreinato del Río de la Plata: Nacimiento de una nueva época: ...
  • Biografia y vida de Diego de Villanueva: Breve Biografia de Diego de Villanueva

  • Enlaces externos relacionados con China nueva superpotencia mundial


    Autor: Gustavo Poratti (genioautor@gmail.com)

    China: La nueva superpotencia mundial

    La historia milenaria de China, se remonta a 2000 años de liderazgo en el mundo. Luego le siguieron 140 años de conflictos políticos y sociales, e incluso tuvo que soportar guerras civiles que la fueron apartando del centro de la escena mundial. Pero tengamos en cuenta, que mas allá de este tropiezo, China ha experimentado un progreso ininterrumpido en los últimos 30 años. Bajo este escenario, todo hace presagiar que China consiguió retomar la senda de crecimiento, y por tanto, se dirige nuevamente al liderazgo.
    Si nos remitimos a los tiempos actuales, China se encuentra atravesando por grandes transformaciones, y en términos generales, podríamos decir que es una sociedad que se esta occidentalizando. Lo anecdótico de todos estos cambios radica en que los progresos se están dando a una velocidad sin precedentes.
    Cuando nos hablan de China, mucha gente piensa que todo su poder se concentra en Shangai y Beijing, sin embargo, en este aspecto debo decirles que existen más de 150 ciudades con más de un millón de habitantes. Todas ellas atraviesan por el mismo fenómeno, un proceso de modernización acelerado que se refleja en la construcción de enormes carreteras y rascacielos. Es bueno destacar que el ancestral paisaje Chino, con antiguos templos, esta cediendo su terreno a las nuevas construcciones. En este aspecto, debo decirles, que todas las mañanas se observa un ejército de grúas y obreros que se empeñan en modificar el paisaje urbano. A su paso, dejan enormes edificios de estilo futurista. Del mismo modo podemos advertir como las calles coloridas, que ancestralmente eran transitadas por bicicletas, están siendo pobladas por los relucientes automóviles modernos.
    Ante las dimensiones de estos cambios, todo lleva a pensar que los chinos se aprestan a ser los próximos líderes del mundo. Con el propósito de conocer más a fondo todos estos progresos, a continuación les mostrare los diferentes rasgos que asumirá China en los tiempos venideros.



    Política en China

    Al hacer referencia a China, estamos hablando de un país con un sistema hibrido. Me refiero a que es políticamente comunista, pero económicamente capitalista, y es precisamente por esta razón que no veremos una confrontación, entre el comunismo de China y el capitalismo de occidente.
    Repasando la historia de China, es indudable que tuvo que atravesar por grandes conflictos sociales, además de divisiones políticas, algo que por cierto no le hizo para nada bien. Pero, tengamos en cuenta que bajo el sistema comunista actual, no existe la pluralidad de partidos políticos, ni la elección de gobernantes por la vía democrática, y aunque este modelo nos pueda llegar a resultar un tanto rígido, se trata de un sistema que le ha conferido mayor estabilidad política y social. Para explicarlo mas claramente, estamos hablando que el sistema comunista actual ha sido unificador, una cualidad que ha evitado esas típicas divisiones entre partidos políticos de derecha e izquierda, o las disputas entre las clases altas y bajas.



    Economía de China

    En términos generales, se podría decir que China es un país emergente de grandes dimensiones. Sin embargo, es valido aclarar que todavía le queda bastante camino por recorrer para llegar a ser esa potencia que muchos presagian. En contraste con China, podemos diferenciar los países desarrollados como EEUU, Japón, o Alemania, los cuales crecieron durante décadas, y actualmente bien podríamos considerar que han alcanzado su techo.
    No debemos pasar por alto que la economía China crece a un ritmo muy acelerado, basta decir que en el periodo 2000/2006, China creció un 50%. Esta cifra, en términos económicos, es considerada una verdadera hazaña, y estamos hablando de un crecimiento que muchos economistas han tildado de milagroso.
    Tampoco debemos perder de vista que en el año 2007, China paso a ser la cuarta economía del mundo. En este sentido vale aclarar que las primeras posiciones del PBI se ubican en el siguiente orden, primero EEUU, luego le sigue Japón, a continuación Alemania, y en cuarto lugar China. Pero, esto no termina aquí, si hacemos proyecciones económicas hacia el futuro, llegamos a la conclusión que el PBI de China superara al de Japón en el año 2016, y más tarde al de EEUU en el 2040. Para quienes no están familiarizados con la economía, debo decirles que el PBI, también conocido como producto bruto interno, es el valor monetario del total de la producción de bienes y servicios, en un periodo dado.
    Llegado a este punto, muchos podrían preguntarse ¿A que se debe el avance de China en la tabla de posiciones del PBI? Partimos de la base que el PBI de China crece al 10% anual, además hay que tener en cuenta que recibe una avalancha de inversiones extranjeras, más específicamente fueron unos 63000 millones de dólares durante el año 2006. No es poca cosa si consideramos que estas inversiones se traducen en la apertura de miles de industrias por año, además del incremento de sus exportaciones. Pero la cuestión no termina aquí, si consideramos que el formidable crecimiento económico de China tendrá implicancias en la calidad de vida de su población, esto significa que le permitirá bajar sus índices de pobreza y desempleo.
    En términos monetarios, China, cuenta con una moneda devaluada. Me refiero a un tipo de cambio competitivo, que entre otras ventajas, le permite abaratar sus exportaciones. Otra de las virtudes de su economía la apreciamos en su gran capacidad de ahorro, en este aspecto basta decir que en el año 2007 China tenia en sus bolsillos el 23% de las reservas de divisas del mundo. Con tanto ahorro pareciera ser que los chinos aspiran a convertirse en los futuros prestamistas del mundo.
    Pero no todas son flores, porque más allá de este crecimiento económico, China todavía se encuentra a mitad de camino. En su agenda para las próximas décadas, deberá solucionar muchas cosas, y una de ellas tiene que ver con un importante segmento de su población rural que actualmente vive en la pobreza. Es curioso cuando uno se detiene a pensar que buena parte de la solución vendrá desde las ciudades, si consideramos que en ellas se extiende una pujante clase media de buen poder adquisitivo. En este sentido basta decir que para el año 2025 la mayoría de las familias urbanas serán de clase media. Tengamos en cuenta que de la mano de este progreso urbano, la población rural seguirá migrando a las ciudades, sin ir mas lejos, las estadísticas revelan que unos 15 millones de campesinos migraran por año a las ciudades. Como podemos imaginar, irán en búsqueda de empleos bien remunerados y vidas mas prosperas. Es interesante saber que este fenómeno migratorio hacia las ciudades se seguirá extendiendo durante los próximos 20 años.
    Ahora bien, si fijamos nuestra mirada en la población de China, es otro factor que la distingue por su majestuosidad. Comprenderá que estamos hablando de sus 1300 millones de habitantes. En este tema, no debemos perder de vista que la población de Estados Unidos llega a los 300 millones, cifra que representa menos de la cuarta parte de China. También es interesante saber que a pesar de su política de hijo único, los chinos siguen sumando unos 16 millones de habitantes por año, y para el 2033 llegaran a los 1.500 millones de habitantes. Mirando de cara hacia el futuro, la tendencia es clara, con una población majestuosa, y familias de clase media, los chinos llegaran a ser el mercado más grande del mundo.



    Industria y comercio de China

    Es interesante saber que los chinos comenzaron su aventura industrial copiando baratijas de bajo costo. Sin embargo, con el paso del tiempo, es fácil advertir que tienden a diversificarse. Hoy en día, no solo vemos paraguas "made in China", si no que además nos encontramos con electrodomésticos, computadoras, o juguetes de excelente calidad, muchos de ellos pertenecen a las primeras marcas de empresas multinacionales que plantaron bandera en China.
    Otro aspecto que esta ayudando a que China progrese rápidamente es la transferencia tecnológica, en este sentido vale señalar que cuando los chinos compran un tren de alta velocidad a Alemania, condicionan esa compra a que haya transferencia de tecnología, esto implica asimilar esa tecnología y producirla ellos mismos en el futuro. ¿Cual es el siguiente paso de China en el aspecto industrial? El próximo escalón que se dispone a subir China en el futuro cercano es incursionar en la producción de productos innovadores y de alta tecnología, en este sentido podemos estar seguros que los chinos también serán líderes.
    Pero bien vale preguntarse ¿En que se distinguen las industrias Chinas? Básicamente sus empresas se diferencian en ofrecer productos de bajo costo, y esto tiene que ver con su mano de obra barata y una moneda devaluada. Si a lo anterior le sumamos que cuentan con trabajadores muy inteligentes, creativos y capacitados, el resultado de este conjunto de virtudes ha llevado a que las empresas Chinas hayan podido ganarse un espacio respetado en los mercados internacionales.
    Es interesante saber que los salarios de los ingenieros y técnicos de países tradicionalmente ricos, como es el caso de EEUU, Japón, Alemania, Reino Unido, o Francia, no podrán competir con los salarios de China. Bajo estas circunstancias, las empresas de los países desarrollados se encontraran en una situación de perdidas de mercados internacionales, si consideramos que China podrá producir lo mismo pero a un costo inferior. Todo hace presagiar que los chinos se disponen a seguir los mismos pasos que siguió Japón en décadas pasadas. Sin embargo, hay una diferencia sustancial que no podemos pasar por alto, ya que los chinos cuentan con una población que es diez veces mayor, por consiguiente, el impacto será enorme.
    Es interesante analizar lo que esta ocurriendo con las empresas trasnacionales, porque se advierte que muchas empresas de este tipo se están radicando en China. Observará que su intención es producir a bajo costo lo que venderán al mundo. Avanzando un escalón mas hacia el futuro, este fenómeno también se dará de modo inverso, me refiero a que muchas empresas autóctonas de China comenzaran a expandirse por el mundo, esto implica que abrirán una amplia red de sucursales a lo largo del planeta.
    Tengamos en cuenta que muchos de los mercados que tradicionalmente estaban en manos de países desarrollados, como bien podría ser el caso de EEUU, Japón y Europa, comenzaran a caer en manos de países emergentes. Mi opinión se centra en que los países desarrollados tendrán dificultades para competir en el libre comercio, cuando se enfrentan a un país como China, que ofrecerá alta tecnología y a costos muy inferiores. Bajo estas circunstancias, una buena parte de la producción industrial de occidente, migrara hacia China. Como bien dicen algunos, China se esta transformando en la trampa de la globalización.
    Al observar detenidamente la producción de China, es fácil advertir que se perfila como líder mundial en la exportación de juguetes, electrodomésticos, textiles, calzado, computadoras, software, toda clase de artículos de electrónica, y automóviles. En este sentido, cabe la reflexión ¿Quien no tiene en su hogar un juguete o electrodoméstico "made in China"?
    Si nos remitimos a la industria automotriz, basta decir que China fabrico y vendió, durante el año 2007, más de siete millones de automóviles. Con estas cifras, queda claro que los chinos llegaran a ser los mayores productores de automóviles del mundo.
    También es interesante analizar algunos indicadores de consumo que denotan el crecimiento Chino. Por ejemplo, si nos referimos al consumo de acero de china, se sabe que actualmente es el doble que el de EEUU. Comprenderá que no se trata de un dato menor, porque el consumo de acero, es un indicador que refleja el desarrollo industrial que atraviesan los países.
    Siguiendo con el consumo de materias primas, en el año 2007, China es responsable del 47% del cemento demandado en el mundo. Con semejante demanda pareciera ser que los chinos están construyendo obras faraónicas.
    Del mismo modo consumen el 37% de algodón, y el 30% de carbón. Otro de los indicadores a tener en consideración es la demanda de petróleo, en este aspecto se estima que entre el año 2003 y 2020, China duplicará su demanda.
    Es lógico que los chinos enciendan sus televisores, y comiencen a habituarse al estilo de vida occidental, donde las clases medias tienen acceso a casas cómodas, un automóvil, computadoras, y viajes frecuentes. Es comprensible que al ver este status de vida, también deseen copiarlo. Pero tan solo imaginemos lo que demandara China en el futuro, cuando la mayor parte de su población sea de clase media, y asimile el estilo de vida occidental al que hago referencia. A lo anterior, sumémosle lo que demandara junto a su vecina India, que será otra potencia económica de población majestuosa, actualmente con 1150 millones de habitantes. Bajo este escenario de consumo mundial, todo lleva a pensar que subirá el costo de los alimentos, las materias primas, los combustibles, y la energía.
    Ahora bien, si analizamos la capacidad comercial de China, se sabe que desde tiempos milenarios ha tenido una predisposición natural para el comercio. Actualmente lo vemos reflejado en los inmigrantes chinos que están diseminados a lo largo del mundo, muchos de los cuales han sabido crear una red de pequeños comercios y supermercados.
    Es curioso cuando uno se detiene a pensar que el siglo XXI que tenemos por delante, será testigo de la expansión comercial de China. Todo esto lo veremos plasmado en una carrera expansionista, donde comenzaran a instalar empresas multinacionales a lo largo del planeta. Sin ir mas lejos, hay que tener en cuenta que este camino ya fue transitado por Japón, o EEUU, en los tiempos pasados. Lo mismo ocurrirá con China.



    Educación, ciencia y tecnología en China

    La educación en China, es otra de las áreas que esta experimentando merecidos progresos. En este sentido, es interesante saber que se gradúan, nada más, y nada menos, que 500.000 ingenieros por año, y lo más anecdótico es que su formación demanda solo el 10% del costo que habitualmente requiere formarlos en universidades de Estados Unidos, o Europa.
    Otra estrategia interesante que están empleando los chinos a la hora de mejorar la educación, consiste en becar a miles de estudiantes con la finalidad de hacerlos estudiar en universidades extranjeras. Observara, que el método, en si mismo, es bastante revolucionario, si consideramos que están exportando a miles de esponjas (estudiantes brillantes) para que absorban la ciencia y la tecnología de los países del primer mundo. Todo esto pone de manifiesto que los chinos también serán una potencia en aspectos como la ciencia, la investigación, y el desarrollo de nuevas tecnologías.
    A menudo, muchos analistas económicos suelen preguntarse ¿Por qué las empresas occidentales de alta tecnología se están radicando en China? El motivo esta a la vista de todos, en primer lugar debemos tener en cuenta que China ofrece mano de obra muy barata, y la segunda razón radica en que dispone de gente muy inteligente y capacitada.
    ¿Hacia donde los lleva este escenario en el futuro? En un par de décadas, China si situara como el más grande centro de investigaciones del planeta, superando incluso a EEUU. No es poca cosa si consideramos que gracias a este desarrollo científico-tecnológico, las empresas Chinas lideraran el mercado de las altas tecnologías. Todo es cuestión de tiempo, pero hacia eso van las cosas.



    Aspecto militar de China

    En el aspecto puramente militar, hace tiempo que China dispone de misiles con cabezas nucleares de largo alcance, además de contar con una industria aeroespacial muy desarrollada. Esto, en realidad, no es nada nuevo. Pero si proyectamos nuestra mirada hacia el futuro, y nos remitimos a mediados del siglo XXI, para ese entonces los chinos se convertirá en una potencia económica y tecnológica. Por derivación de lo anterior, podrá contar con un jugoso presupuesto militar, por lo que también será líder en este aspecto.
    Si lo miramos desde el punto de vista internacional, no es para alarmase que los chinos lleguen a ser una potencia militar en el futuro. Me refiero a que China en su larga historia milenaria nos ha demostrado ser bastante prudente. Lo cierto es que ha tenido una política exterior no invasiva, en este aspecto vale señalar que si todos los países del mundo se hubieran comportado como China, seguramente tendríamos un mundo mucho mas pacifico. El problema vendrá desde Estados Unidos, que, como muchos saben, no se ha caracterizado por tener una política internacional y militar pasiva, menos aun ha sido de dar un paso atrás cuando surgió alguna aspereza.
    Otra cuestión que no debemos pasar por alto, es que China no estará sola. Sin ir mas lejos, actualmente ya esta tejiendo tratados de integración comercial con Rusia y otros tantos países de Asia central. De seguro, esta alianza entre China, Rusia y los países de Asia central, también incluirá a países del Medio Oriente, entre ellos podría estar Irán. Bajo este escenario, es fácil advertir que estos países apuntaran a crear una alianza similar a lo que es actualmente la Unión Europea, y en el aspecto militar, también se vislumbra que aspiran a crear su propia OTAN. Como bien sabemos, el objetivo de estas alianzas no solo pasa por lo comercial, también implica que sus integrantes se defenderán mutuamente entre ellos, y como dice un antiguo proverbio: "La unión hace la fuerza". Tengamos en cuenta que con el transcurrir del tiempo estas uniones se afianzaran cada vez más, y llegara el punto en que las fronteras de los países carecerán de importancia. Todo esto, en si mismo, es muy ventajoso, si consideramos que se terminaran los conflictos y disputas geográficas. Comprenderá que los beneficios de la integración regional están a la vista de todos.



    Más presencia de China en el mundo

    Si bien actualmente nos encontramos con una red de medios de comunicación universal que están controlados por EEUU y sus aliados, hay que considerar que esta situación comenzara a cambiar en el futuro medio y lejano. Partimos del razonamiento que la enorme población de China, combinada con su progreso económico, serán dos pilares básicos que pondrán a China en el centro de la escena mundial. Con tiempo de por medio, la influencia de China en el mundo será cada vez más visible. Esto implica que se insertara en los medios de comunicación, promocionando su cultura, política, e intereses.
    En todo el mundo veremos como la cultura China estampara su presencia. La percibiremos en aspectos como la difusión de sus películas, en la música, los software, videojuegos, modas, gastronomía, sucursales de empresas, y supermercados. Tampoco debemos perder de vista los turistas e inmigrantes chinos, que por su cantidad, harán sentir su presencia en todos los rincones del planeta.
    Para los amantes del deporte, debo decirles que China también llegara a ser una potencia deportiva. Ciertamente, ya lo es actualmente, pero lo será aun mas en el futuro.
    Como hemos podido apreciar, China es un enorme país que se esta occidentalizando, además de atravesar por un acelerado proceso de modernización. Tampoco debemos perder de vista que los chinos se encuentran a medio camino, y cuando arriben a la meta, serán los nuevos lideres del mundo. Bajo estas proyecciones, queda claro que el siglo XX fue de Estados Unidos, mientras que el siglo XXI, será el siglo de China.



    Fuentes:

    _Libro: El shock del siglo XXI. Editorial Red Universitaria.
    _Libro: Los próximos 500 años. Editorial Red Universitaria.

    Los cuales podrán bajar gratuitamente desde: WWW.FUTUROFUTURO.ES.TL

     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »