Currículo Holista - ALIPSO.COM: Monografías, resúmenes, biografias y tesis gratis.
Miércoles 13 de Noviembre de 2019 | Hay 1 usuario online en este momento!
 

Currículo Holista

Imprimir Recomendar a un amigo Recordarme el recurso

Currículo Holista

Agregado: 28 de ABRIL de 2010 (Por Fundación Internacional para la Educación Holista) | Palabras: 4640 | Votar! | Sin Votos | Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Varios >
Material educativo de Alipso relacionado con Currículo Holista
  • La formación de emprendedores conscientes y la educación holista.: Ensayo relativo a la Visión de la Educación Holista aplicada en la Formación de Emprendedores Conscientes a través del Óctuple Noble Sendero.
  • La felicidad en la tercera edad a través de la educación holista: La felicidad en la tercera edad a través de la educación holista
  • Dialogos Holistas: Sintesis y comentarios de tres libros sobre educacion holista publicados por el Dr. Ramon Gallegos Nava fundador de la Fundacion Internacional de Educacion Holista

  • Enlaces externos relacionados con Currículo Holista


    Autor: Fundación Internacional para la Educación Holista (fundacion@ramongallegos.com)

    FUNDACIóN INTERNACIONAL PARA LA EDUCACIóN HOLISTA
    MAESTRIA EN EDUCACION HOLISTA

    CURRICULO HOLISTA
    POR, LUIS RIVAS ARREGUIN

    GUADALAJARA. JULIO DEL 2008

    Cuando entro silenciosamente al salón de usos múltiples del hotel en donde se encuentran mis nuevos compañeros de la Maestría en Educación Holista, en la ciudad de Guadalajara, en el primer día de clase de la primera Sesión Presencial, a mi mente regresan los recuerdos y emociones de la época cuando dimos inicio a los estudios de educación básica en donde todo era un mundo maravilloso de posibilidades; en aquel entonces así fue y afortunadamente en esta ocasión sigue siendo un universo de expectativas por descubrir. Y me agrada que así sea. Después de casi 17 años, en los que no había cursado estudios formales, si acaso diplomados y cursos con duración de no más de seis meses, compruebo las frases que en una ocasión un profesor no dijo: "El aprendizaje es un proceso continuo, con vida propia" esa es una gran verdad, porque Jamás se deja de aprender, a pesar de haber acumulado la suficiente experiencia y criterio profesional, bueno, así lo consideraba hasta el año pasado, porque ahora percibo una experiencia personal que refleja un cambio de vida que estaba lleno de necedad y egoísmo, según las enseñanzas de Buda.
    Esta maestría en Educación Holista me ha dado la oportunidad de conocer la filosofía de Buda que esencialmente nos señala el recto camino que debemos trazar en la vida al andar, con nuestras acciones y que irremediablemente nos conduce a la verdad. Por supuesto que hoy vivo convencido con esta filosofía, que día a día trato de incluir mi vida en ella, también esta claro que no quedará solo como una intención, debemos romper la inercia del cúmulo de conocimiento, la especulación de teorías será una característica del pasado, sencillamente el Ser será el único que dará luz a los principios, que como consecuencia terminaran en bondadosos resultados. Una situación desoladora es la que experimentan muchos compañeros al dejar el nuevo conocimiento adquirido, tan solo como teorías de innovación, sin resultados satisfactorios para el mismo o los demás, podríamos llamarle teoría muerta, esfuerzo perdido. Entonces hablar de la filosofía de Buda, debemos ser realistas y congruentes para experimentarlo plenamente en el diario transitar por el sendero de nuestro diario vivir y de esa manera les estemos dando vida a esos ideales. Porque en nosotros esta la decisión de iniciar el cambio hacia la evolución de la conciencia, para poder desarrollar una Educación de la Nueva Era, esa educación que debemos compartir con todos los seres humanos.

    Observamos que la tarea es y seguirá siendo ardua, pero tenemos la firme convicción de llevarla a cabo, para lograrlo tenemos que empezar por nosotros mismos con nuestra espiritualidad. Ahora que lo menciono, observo que el haber estado en contacto con esta filosofía durante estos dos años y con la sabia supervisión de nuestro guía el Dr. Ramón Gallegos, me doy cuenta que he muerto; siento que murió en mi una parte que no sabia vivir, una parte que matizaba el sufrimiento en toda la historia de mi vida, claro es, son las consecuencias, cuando el ser humano no conoce las bondades de estar en armonía con la totalidad generando sentido de vida. Y como consecuencia sufría e indirectamente hacia sufrir a los demás, en todas las esferas en donde me relacionaba y me desenvolvía con mis actividades cotidianas: la familia, el aula, la sociedad. La situación que realmente me parece atroz es que en esa realidad no percibía el daño que inconscientemente generaba, permanecía ajeno a ello, porque románticamente pensaba que el hecho de tener control de los propios sentimientos bastaba para tener una verdad absoluta. Por otro lado sabemos con certeza que si tenemos la experiencia de vivir realmente la interdependencia, logramos conectar una conciencia que preserva y honra la vida. En mucha ocasiones con mis hijas actuaba con la miopía de nuestra visión chata del mundo, procediendo con intransigencia como un tirano, por cosas sin importancia, aun me duele la ocasión en que a la niña menor reprendí severamente porque accidentalmente mojó la mesa al atropellar un vaso con leche, o cuando a la niña mayor le exigía que se desenvolviera con un comportamiento mas responsable y considerado para la familia, cuando apenas tiene 15 años, asimismo cuando por telepatía pedía que mi esposa entendiera las cosas desde mi punto de vista, provocando altercados y conflictos en nuestra relación, nunca es tarde para percatarse de cuan equivocado estaba.

    Todas esas cosas pasan cuando reaccionamos con pensamientos de primer grado, a pesar que nuestro desenvolvimiento sea en el nivel de conciencia del meme verde, debemos seguir en la búsqueda de la trascendencia espiritual apoyándonos en pensamientos de segundo grado propios del meme amarillo, en donde el discernimiento se encuentre dentro de un marco ético - espiritual, solo así podremos hacer de uso cotidiano del discernimiento en nuestra actuación. La espiritualidad que solo puede ser percibida por medio del ojo de la contemplación y me permite ver todo lo sagrado, se logra por medio de la meditación, actividad que jamás había practicado. En un principio creí que la meditación era una simple actividad extraescolar, pero poco a poco descubrí que es una actividad complementaria fundamental para la espiritualidad y la evolución de la conciencia humana. Esta actividad paso de ser sin sentido y árida a una actividad de gran riqueza que crece conforme se practica, al grado de convertirse en una necesidad imperiosa el practicarla. Respecto a este tema la asesoría y consejos de nuestro guía espiritual fue fundamental para su comprensión, porque cuando nos iniciamos, como todo novato me confundía; no comprendía el mensaje, cuando en los libros encontraba la frase "practicar la meditación sin el meditador" la ignorancia me hacia pensar que se trataba de un error ortográfico.

    Y fue por medio de la meditación que obtuvimos la capacidad para poder manejar una espiritualidad fuera de una connotación religiosa, porque atreverse a dar ese paso abismal, era romper paradigmas heredados por generaciones familiares, era confrontar un todo. Pero tengo que aceptar que sabia que algo estaba mal como parte de la insatisfacción natural en todos nosotros, además en esa instrucción religiosa se incluía a un dios con características negativas, con muchos matices de castigo, culpa y sobre todo con gran temor, en resumen una espiritualidad parcial basada solo en la religión, mi visión borrosa no permitía identificar y clarificar como poder superar esa situación. Aceptando este proceso de la meditación como parte de mi vida me ha enseñado el camino para saber como conducir una vida ideal sin originar una espiritualidad fanática o barata, enriquecida de excelentes cualidades espirituales y complementadas por un enorme torrente de conocimiento filosófico que habla del absoluto, de la resignación a renunciar a muchas cosas, o aceptar otras como el concepto de la vida eterna, tema que en occidente no estamos acostumbrados a considerar como parte integral de nuestras vidas. Tengo entendido que el objetivo de esta meditación introspectiva, es concebir al mundo con una perspectiva estando en segundo plano las mentiras e ilusiones, para acceder a la naturaleza fundamental de la realidad, pero Siendo sincero no lo he logrado totalmente, tan solo tengo atisbos de poder hacer consciente lo inconsciente. Contar con una herramienta de suma importancia para poder enfrentar la batalla de la insatisfacción, es un maravilloso e invaluable regalo, que he recibido.

    Aun recuerdo cuando trataba de justificar esa insatisfacción con actividades que no se relacionaban para nada a una solución de las problemática, como tomar cursos de desarrollo humano, diversión, fiestas, viajes, mi mente condicionada lo pedía. Ya tengo una capacidad, tal vez limitada, pero ya experimento que la realidad es un flujo cambiante y observo que mi mente quiere seguir clasificando lo que quiere y lo que no, determinado por el apego, al respecto estaba confundido al pensar que únicamente se debía trabajar con las percepciones negativas, pero no tenia conciencia quería que las experiencias buenas o agradables se eternizaran, para disfrutarlas, pero al buscar el placer y huir del dolor sufría, actualmente trato de ser prudente, para no permitir que mi mente no perciba una gran parte de mis experiencias, que no se confunda y deseche la mayoría de mis percepciones. Por supuesto que sigo trabajando en ello porque cuando me doy cuenta, ya estoy nuevamente montado en el tren del apego.

    En este instante descubro que mi mente se esta limpiando del condicionamiento y me permite poder observar que la felicidad si provienen de uno mismo, con ayuda de una conciencia y vivencia de la totalidad, logro vislumbrar mi verdadera naturaleza, eso me da la capacidad de experimentar realmente los valores universales, sentido de paz, compasión, claridad, fraternidad, amor universal. Percibir el mundo de esta manera, me desliga del mundo del consumismo y de lo material, ya no permito que los medios masivos de comunicación manipulen mi mente, con sus mensajes cargados de materialismo y lucha constante por el tener. En estos aspectos es cuando la familia no comprende todavía el mensaje, se siente ofendida porque consideran los comentarios que se les aporta, como algo insultante a su mente condicionada por el consumismo, y es precisamente en esos momentos, cuando hago uso de mi plena conciencia y permito que entre en juego la compasión por mis seres queridos para que prevalezca un sentido de paz; hace no mucho tiempo yo también hubiera reaccionado de esa manera, porque mi objetivo en esta vida también era correr sobre la pista del consumismo para poder alcanzar la anhelada meta de la felicidad del tener. Es un absurdo no sentirse vació transitando en esta vida con esa panorámica tan corta de la misma. En conclusión vivo en carne propia que la felicidad no se encuentra fuera de mí, es decir no es externa a nosotros, y jamás la encontrare apoyándola en el hedonismo o en un mundo materialista.

    Con base a la espiritualidad conocí y aprendí a vivir el amor universal y tolerancia, valores esenciales para mi desarrollo personal y profesional, conducirnos con una conciencia plena impregnados de estos valores obtenemos resultados diferentes y de sobre manera satisfactorios. Ejemplo de ello es mi ámbito laboral, que siempre transcurre con tranquilidad y eficiencia, parece un lugar ideal para laborar por mucho tiempo en sus instalaciones. Años antes cuando aun no iniciaba los estudios de Educación Holista; a lo largo de mi desarrollo profesional no me había cuestionado que actitud integral y saludable, debía tomar en lugar de una actitud de decepción, cada vez que se hacia patente la falta de compromiso con los objetivos de nuestra institución por parte de nuestro jefe inmediato y de algunas otras autoridades. Nunca he dado mucha importancia a eso, porque contrario a no aceptar mi compromiso, siempre he tenido un puesto y se llevar a cabo su función, con o sin supervisión de autoridades inmediatas, pero ahora que practico la meditación y logro al mirar en mi interior en una forma auténtica y ecuánime, tengo mayor capacidad para practicar la compasión y la tolerancia, aceptando esas pequeñas desviaciones. Y si antes no ocupaba de supervisión, actualmente es menos necesaria, ya no pierdo el tiempo con especulaciones sobre las funciones de los puestos, sencillamente vamos hacer lo que tenemos que hacer, una Educación del Nuevo Milenio que permita tocar en lo mas profundo del corazón de nuestros educandos. Es gratificante trabajar de esta manera, porque si antes mis jornadas de trabajo transcurrían muy rápido ahora se van en un santiamén y cuando me doy cuenta ya es hora de ir a casa.

    De igual manera años antes nunca había estado asignado frente a grupo con más de las horas reglamentarias por mi puesto administrativo, según lo estipulado en el reglamento de la SEP. Y en este semestre elegí estar con los alumnos el doble de horas que se me pueden asignar, para poder experimentar materias con áreas diferentes a mi especialidad, por supuesto que el trabajo ha sido mas arduo, y esta nueva carga de trabajo ha robado tiempo para los estudios de maestría y mis otras actividades, principalmente ha repercutido en tiempo para dedicarlo como en semestres anteriores donde todo ya estaba planeado, pero con disposición y haciendo uso de una buena planeación, todo se logra. Dejando a un lado la carga de trabajo, esta actividad ha sido muy satisfactoria y enriquecida por las vivencias con mis alumnos en los grupos que no las cambio por nada, en tiempos pasados no entendía cabalmente mi función estando frente a grupo, en este momento comprendo porque en la educación, debe existir como esencia el amor, del cual deriva la tolerancia, en mis antiguas costumbres la relación profesor-alumno, parecía mas bien una lucha encarnizada con la bandera de la calidad educativa, cuando en realidad estaba de por medio la diversidad; yo también estaba cansado de ese tipo de violencia y de ese sentimiento que se asemeja al odio; contrariamente lo que necesitan es que sean abrazados con amor universal, aquellos que mas necesitan de nuestra atención, asimismo tengo la capacidad de convivir con los alumnos comprenderlos y ayudarlos no solo en las materias, también platicamos y discutimos asuntos personales, esas fueron las circunstancias que florecieron en el curso del seminario de espiritualidad que se ofreció a los alumnos el semestre pasado, quedo como una agradable e inolvidable experiencia, en donde nos encontramos en una atmósfera de amistad.

    Cuando se llevo a cabo ese evento, recuerdo la anécdota cuando un alumno manifestaba que en su hogar no se le permitía ser feliz, al inicio me impacte porque este ser humano lo exteriorizara con enorme dolor en su semblante y denotaba que estaba al borde de la desesperación, días después me puse en contacto con el para poder platicar y ayudarlo dentro de mis posibilidades con apoyo de la filosofía de Buda. Sin embargo no solo he tenido contacto con ese alumno, me parece que es el inicio de actividades extracurriculares que no tenía contempladas en mi quehacer docente; es abundante el regocijo que se experimenta cuando los jóvenes se cercan, ya sea solo para intercambiar un saludo, tal vez para platicar la anécdota del fin de semana, problemática que tienen en alguna materia o sencillamente compartir la alegría de una broma en el grupo de jóvenes. Con otros muchachos que no coincidimos en tiempo y lugar porque se van trasladando de un semestre a otro, cuando nos encontramos en los pasillos nos saludamos como buenos camaradas, algunos otros gustan hacerme visitas informales en mi oficina, en donde los recibo con mucho gusto, o para tratar un asunto escolar relacionado a la asesoría de un proyecto de alguna materia. Este es uno de los cambios que observo en mi transitar dentro de la maestría de Educación Holista, aparentemente para mi, todo transcurría dentro de la normalidad, pero los jóvenes que son sensibles, nos dan un parámetro de aceptación, que no tan fácil lo otorgan, por algunas decepciones que han sufrido con algunos docentes dentro de las aulas.

    Asimismo cuando me integre al sistema educativo de institutos tecnológicos, mi desempeño profesional frente a grupo ha tomado matices diferentes. En primer lugar estaba invadido de una visión mecanicista acostumbraba a cumplir al pie de la letra todo el programa, sin dar importancia a la presencia del ser en cada estudiante, en una loca carrera con el afán de cubrir solo los contenidos, sin hacer las pausas tan necesarias en este delicado proceso del aprendizaje. El costo excesivo por la práctica de esas características, todos las conocemos, hemos transitado por le sistema de educación. Pero el Luis de ahora vislumbra una visión cabal y vive en el presente, considerando a la educación como un proceso de aprendizaje con nuevos atributos, tales como el dialogo, motivando a que exista igualdad para todos dentro y fuera de la escuela; y que pueda darse la construcción colectiva de conocimientos, respetando los proyectos personales de mis alumnos, con su dimensión comunitaria y su capacidad de universalización. Estas últimas características son las claves para que determinemos como facilitadores del aprendizaje si nos encontramos dentro de la dimensión del educador holista, porque el sistema y nuestro ego nos exigen ignorarlos, por lo tanto es más fácil imponer mi criterio con el grupo y proseguir "enseñando". Ya no me limito a lo que viene señalado en el programa, introduzco temas y actividades que el grupo aprueba, por ejemplo el curso lo hacemos un 70% práctico y el resto teórico, trato de darnos un respiro y caminar juntos al mismo ritmo. Además trato de instruir al alumno en el amor y la compasion tomando en cuenta su contexto, para salvar el gran reto que tenemos en nuestras manos, hacer que el alumno recupere los valores universales por medio de la educación, es una necesidad urgente en nuestra actual sociedad, y es imperativo que nos demos esa oportunidad antes que sea demasiado tarde.

    Otra necesidad en nuestra sociedad mundial es aprender a vivir en paz, y por supuesto que se hace evidente no solo en nuestra juventud, en el transitar de los pasillos de nuestra institución con todo el personal esta presente, pero donde trato de enfocarme es con los alumnos dentro del aula. La agresividad y la falta de tolerancia entre ellos, esa es la violencia directa real, la cual es la que afecta mas al ser humano, ser golpeado, herido, transgredido, humillado. También en esta actividad pongo todo mi empeño para que los jóvenes hagan un alto y observen sus actos, muchos de ellos quedan sorprendidos con los resultados. Esta situación la complementa negativamente la violencia cultural y la violencia estructural. Esto implica que la paz debe construirse en la cultura y en la estructura y no solo en la mente humana. Compartiendo ese punto de vista a mis alumnos nos damos cuenta que la paz que perseguimos no es solamente la ausencia de guerra sino una paz interior para la cual debemos prepararnos nosotros mismos, llena de respeto y valores dentro de la humanidad.

    Considero que todos estos cambios, se han presentado gracias al comienzo del desarrollo de una inteligencia espiritual y al amor universal. Compruebo que mi Ser estaba totalmente poseído en una cárcel de una mente condicionada, ahora ya se existe la esperanza de salir avante en ese plan; esa era una de las causas que me provocaba una visión borrosa y no podía verlo de esta manera, siento que ahora tengo la capacidad de vivirlo intensamente, recordemos que el amor es la esencia en la espiritualidad y con esta nos sentimos relacionados con la totalidad del Kosmos reverenciando lo sagrado. Además sigo aferrado al camino de la búsqueda, para lograr una visión unitiva en donde no tenga cabida la dualidad. A pesar de las deficiencias con mi percepción de la realidad, creo que dentro de mis pequeños logros, si me he percatado que todos estamos relacionados con todo, ya vislumbro que con pensamiento palabra u obra que dañe a los demás, me daño a mi mismo. Gracias a las pequeñas experiencias que obtengo con el ojo de la contemplación, me otorgan la entereza para darme cuenta. Para los hombres comunes como yo, es avanzar un pequeño peldaño dentro de mi espiritualidad, para la humanidad, este logro tendrá una repercusión positiva con todo. El llamado hombre condicionado que siempre ha permanecido conmigo a lo largo de toda mi vida, quiere sobrevivir en cada momento que vislumbra una oportunidad para poder hacerlo, como consecuencia, no permite una visión plena. Es uno de los primeros muros que tengo que sortear, y seguiré intentándolo, para proseguir en mi camino en la búsqueda de la totalidad del Kosmos.

    Casi tan fascinantes eran los logros como los descalabros, a lo largo del camino de este proceso, y desconozco como, cuando y donde lo tengo que hacer, pero ya existe la certeza que se va hacer. En conjunto todos estos atributos lo experimento cuando algún auto repleto de jóvenes con un sonido estridente, se les ocurre transitar por la calle donde se encuentra ubicada mi casa, por la madrugada cuando buscamos un descanso por un arduo día de actividades. Otras veces un alumno intransigente trata de obtener algo con prepotencia, injurias, amenazas, etc. sin importarle el precio que se tenga que pagar por sus acciones, porque directa o indirectamente afecta los intereses de todo el grupo. Cuando se presentaba una situación de esa índole en mi grupo, por lo general me veía envuelto en la problemática, y me lograba alterar anímicamente. Sin embargo con un nivel de conciencia más profundo, hago uso de la empatía, la tolerancia y de sobremanera el amor y la compasión, logro dar un abrazo total al joven, y consigo comprender con ecuanimidad la situación, y obtener el mejor resultado para todos, posteriormente el muchacho recapacita y entra en sincronía con su grupo, es sorprendente los cambios que podemos lograr, que anteriormente considerábamos improbables. Si vislumbramos que el estar concientes en el aquí y en el ahora, podremos acallar las voces del ego, para dominar las situaciones anteriormente narradas, en consecuencia mi comportamiento es moral, como lo señala el Octuple noble sendero.

    El día común de mi vida lo pasaba semidespierto, golpeado por mi mente atribulada, quería encontrar una puerta con el letrero de salida, para escapar de ese estado corrompido de una vida en decadencia, por eso viene a mi memoria una de las sesiones presenciales como una de esas anheladas puertas, y que se ha convertido en una de las favoritas. Hago referencia al Seminario Internacional de Espiritualidad Interior, que se llevo a cabo el mes de diciembre del año pasado en la ciudad de Guadalajara. Todo fue completo desde las expectativas previas al evento, porque sabíamos que esta sesión en particular seria incomparable con las anteriores porque que nos reuniríamos con compañeros de diferentes localidades y diferentes semestres, también estarían egresados que van por el mismo sendero de la Educación Holista. Ese día llegue al evento con una turbulencia de emociones, por mi malentendido de quienes somos, porque no dejo de ser ego. Esos pensamientos no me permitían estar en paz, en momentos, me hacían mirarme con absoluto desprecio, con todo mi otra parte permanecía ecuánime soportando en silencio la arrogancia de los temores. En tanto nuestro guía nos hacia un recordatorio de todo lo visto referente al tema de espiritualidad durante los tres semestres anteriores, los términos e ideas se tornaban con un nuevo mensaje, completo, claro y con mucha esencia que antes no había experimentado, el amor divino tomaba vida, sentir que no hay dualidad entre el espíritu individual y el espíritu universal. Estas bases filosóficas habían sido mis pilares para mi meditación en las últimas semanas, que había dado inicio hace más de un año, con la convicción del renacimiento del ser.
    El Dr. Ramón Gallegos Nava, desde un principio hizo la invitación para emprender el viaje hacia el otro lado de la orilla, pero mi pensamiento mecanicista, insiste en la dualidad, esta falsedad irremediablemente sostiene la impertinencia de hacerme sufrir. Pero en esos momentos percibí que somos el espíritu eterno. Fue una experiencia extraordinaria, después de realizar un ejercicio de meditación, nuestro guía nos pide volver a la normalidad, algunos no tenemos ningún interés en regresar, nos sumergimos en un éxtasis anímico muy alterado, al experimentar esta maravillosa energía que surge cuando se realiza esta actividad en un grupo numeroso, poco después uno por uno vamos abriendo los ojos, nos estiramos volvemos a sentarnos sobre el piso y se nos hace la invitación para contar recíprocamente nuestras experiencias. Cuando llevamos a cabo esta actividad pronto me encontré que tengo una nueva perspectiva, observo que si hemos avanzado, ya crecimos. Al vernos reflejados con los compañeros mas jóvenes en este procesó de formación, inexorablemente el objetivo se va cumpliendo porque ya maduramos con los conceptos y las vivencias son más objetivas. La hermosa música que nos brinda el Dr. Gallegos en estas sesiones de meditación nos ayuda a emprender el viaje de introspección, pero debo confesar que la interpretación de la música en vivo es mas integral, se siente y se disfruta cada nota que hace reverberar a mí ser, ese fue un bonito regalo

    Esta experiencia de vida es muy diferente a la forma de existir que he practicado como un individuo común y corriente durante estos años, absurdamente me sentía orgulloso de llevar una vida plagada de ansiedades y deseos descontrolados, con hábitos y costumbres irracionales. Desde hace mucho tiempo mi verdadera naturaleza pedía ser liberada para que fuera en busca del conocimiento de nuestro propósito en esta vida humana. A lo largo de las pequeñas sesiones prácticas de meditación, por fin mi pensamiento racional percibe como si un extraño entrara a mi hogar con un comportamiento poco común, pareciera que ese extraño estuviera intoxicado por alguna droga, porque no reacciona como estoy acostumbrado. Y me doy cuenta que no sabia cuanto tiempo había ocurrido, ni a donde me he dirigido, habían transcurrido décadas de años perturbado por el hedonismo y el ego. En épocas pasadas había robado momento de vida y paz, después de haber practicado la vida de zombi durante ese tiempo y habiendo purgado la fatídica condena del sufrimiento, llegado el momento, no tenía una ruta de escape, no sabia a donde ir. Mi mente condicionada había alterado mi estado mental produciendo una peligrosa mezcla de miedo, irritabilidad con todo, vacío y en consecuencia sufrimiento. En esos momentos sufría los peores efectos de ese tipo de vida, tenía la paranoia que la felicidad buscada por mucho tiempo se me escapaba de las manos, obligándome a deambular por la vida, opulenta de materialismo, con un arma lacerante y mortífera en mis pensamientos: el ego, huyendo de enemigos imaginarios, que creía ocultos tras una barrera de vanidades y hedonismo.

    Estando al lado de mi esposa y mi familia, algo me despertó de mi sonambulismo, cuando dormía placidamente en las comodidades de un mundo materialista y el consumismo, con pensamientos de envidia, odio y celos, que me mantenían en un estado de esclavitud emocional; ese algo son mi guía espiritual, mi Shanga y mi practica meditativa, sin ellos estaría perdido, seguiría siendo nada. Parecía que cada día lo vivía como un sueño, cuando abrí los ojos y apareció la silueta de ese extraño que trataba de ocultarse entre mis pensamientos racionales, quise correr para huir, pero la luz de la sabiduría que iluminaba tenuemente mi vida no lo permitió, gracias a la meditación puedo percibir que la realidad es puro pensamiento y que la Verdad es aquello en lo que no puedes pensar, que solo será percibido con los ojos de la contemplación. Es claro que no es agradable echar un vistazo en nuestro interior de una forma veraz y objetiva, porque la criminalidad y locura que habré señalado y aborrecido en toda mi vida, notare que por momentos yo lo soy. Debo seguir haciendo el intento de oler, tocar y entender lo que siento, escuchar mis pensamientos sin involucrarme en ellos. Llegará el día en que deje de bloquear casi todos los estímulos sensoriales que recibo, para que mi mente se libere del resto que he permitido que sea un objeto mental para reaccionar ante ellos de forma programada, quiero que la compulsividad desaparezca. Cuando mi mente viva en el nivel Transpersonal, superare la estructura cuerpo-mente, para mirar en mi interior en una forma auténtica y ecuánime. Tengo la certeza que solo con el Octuple Noble Sendero podré encontrar el termino de mi sufrimiento y como consecuencia la felicidad. Porque una ves que logre la libertad mental, tendré la capacidad para coadyuvar en la implementación de una Educación Integral que supere los problemas de la educación mecanicista, y del ámbito político y el medio ambiente. Cuando la humanidad entienda el concepto de la interdependencia, juntos podremos colaborar con las personas como un fin para construir un mundo del nuevo milenio.

    Comentarios de los usuarios


    Agregar un comentario:


    Nombre y apellido:

    E-Mail:

    Asunto:

    Opinión:



    Aún no hay comentarios para este recurso.
     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »