EL mana en la tierra: la Agicultura, pensamiento economico en el rio de la plata - ALIPSO.COM: Monografías, resúmenes, biografias y tesis gratis.
Aprende sobre marketing online, desarrollo de sitios web gratis en Youtube
Suscribite para recibir notificaciones de nuevos videos:
Martes 18 de Enero de 2022 |
 

EL mana en la tierra: la Agicultura, pensamiento economico en el rio de la plata

Imprimir Recomendar a un amigo Recordarme el recurso

Pensamiento Economico de Manuel Belgrano e Hipolito Vieytes entre 1794 y 1810,planes de ambos para lograr la independecia economica. Este trabajo fue presentado en la Universidad Nacional del Sur,en la Catedra de Historia Cultural II, de la carrera: Tecnico Universitario en Gestión Cultural y Emprendimientos Culturales.

Agregado: 24 de JULIO de 2007 (Por Daniel Sánchez) | Palabras: 4414 | Votar | Sin Votos | 1 comentario - Leerlo | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Historia >
Material educativo de Alipso relacionado con mana tierra Agicultura pensamiento economico rio plata
  • El aparato fonador, La voz humana:
  • Biografia y vida de Mario Alberto Kempes: Breve Biografia de Mario Alberto Kempes
  • Biografia y vida de Nazario Eguía: Breve Biografia de Nazario Eguía

  • Enlaces externos relacionados con mana tierra Agicultura pensamiento economico rio plata


    Autor: Daniel Sánchez (danielnsanchez@hotmail.com)


    EL MANA EN LA TIERRA : LA AGRICULTURA

    INDICE

    Introducción.............................................pág. 2
    Marco referencial .......................................pág. 3
    Desarrollo ...............................................pág. 6
    Conclusión ........ ...................................... pág.17
    Fuentes............. .......................................pág.18


    Introducción


    Este trabajo tiene como objetivo principal comunicar las características e importancia de las ideas económicas de Manuel Belgrano e Hipólito Vieytes: sus influencias provenientes del vasto movimiento ilustrado de mediados del siglo XVIII, como así también la situación económica en la que se encontraba el territorio rioplatense entre 1794 a 1810.
    Para su desarrollo se utilizarán trabajos monográficos aportados por la Cátedra de Historia Cultural 2, basados en las siguientes fuentes:
    Memorias Consulares, El periódico de Correo de Comercio de Belgrano, El Semanario de Agricultura, Industria y Comercio de Vieytes, como así también utilizaré algunas fuentes del trabajo monográfico titulado " Reformismo e Ideología Revolucionaria".
    En primer lugar haré una breve descripción de la situación económica en el virreinato del Rio de la Plata, que tenía a la ganadería como actividad económica principal, los intereses de algunos países en esta región y el modo de vida que llevaba la población local.
    Y a partir de aquí les presentaré a los dos protagonistas de este trabajo y las acciones que ambos tienen en mente para lograr la "independencia económica", la confianza que ambos tenían en las riquezas naturales, sus planteamientos que giran alrededor de la actividad agropecuaria, pero poniendo especial énfasis en argumentos agrarios.
    La producción de las riquezas naturales, será el tema central de estos jóvenes ilustrados que fomentarán el progreso agrícola, con mejoras en las técnicas agronómicas, la difusión del conocimiento tecnológico en la agricultura, la incorporación de la mujer al trabajo, haciendo hincapié en el tema de la propiedad territorial y su vinculación con los incentivos económicos y principalmente "educar" a la población en estos aspectos.


    Marco Referencial

    El marco temporal estará delimitado entre 1794 y 1810, y el marco espacial es el Rio de la Plata.
    En esta primera parte del trabajo haré una descripción de la situación económica en que se encontraba la colonia hasta la formación del Virreinato del Rio de la Plata en 1776, los intereses de los países en ese momento en expansión, para llegar a un breve análisis de la sociedad con dos citas de Belgrano y Vieytes.
    Buenos Aires y todo lo que lo rodeaba el llamado Río de la Plata, no poseía riquezas como el oro y la plata que poseía el virreinato del Perú.
    Gracias al favorable clima de la región y la vegetación, el ganado vacuno y equino comenzó a reproducirse gradualmente en toda la pampa rioplatense. De esta forma comienza la primer fuente de riqueza del Rio de la Plata.
    Con estas buenas perspectivas y el reglamento de libre comercio de 1778 se comienza a exportar el cuero, que pronto va adquiriendo gran valor,
    A fines del siglo XVIII nace la industria del saladero, con el llamado charque (carne conservada en sal). Estos hechos van determinando que el Río de la Plata crezca aceleradamente en importancia.
    La ascendiente economía del Plata se encontraba en manos de monopolistas y partidarios en general de una economía cerrada, protegida, dirigida, se encuentran cómodos en la situación social que los cobija y en el esquema político absolutista que protege ese estado de cosas.
    Tres eran los países que se disputaban la lucha por su dominio, ellos eran España, Portugal e Inglaterra, factor que hace que la creación del Virreinato del Río de la Plata se convierta en necesidad urgente, la que se lleva a cabo el 1 de agosto de 1776.
    Hasta ese momento, Inglaterra con su revolución industrial, estaba buscando nuevos horizontes y las colonias de España le ofrecían importantes beneficios, para la colocación de mercaderías, venta de esclavos o para la obtención de materias primas. Sabemos que en la mayoría de los casos el contrabando era el medio por el que se manejaban, menores eran los acuerdos formales.
    España aliada con Francia entra en guerra con Inglaterra, éstos chocan con los aliados en la batalla de Trafalgar (1805), los aliados pierden e Inglaterra queda como dueña de los mares, favoreciendo su política expansionista.
    Los productos ingleses inundaron el Río de la Plata y por esa vía penetraron hacia todas las regiones del interior del Virreinato. El resultado de la entrada de productos extranjeros fue la crisis de la incipiente industria artesanal que se había venido desarrollando en algunas provincias como Mendoza, Córdoba.
    Las ambiciones de los ingleses los llevaron a querer apoderarse de las colonias de España y a invadir en junio de 1806 a Buenos Aires.
    La resistencia de los patriotas criollos los obligó a la rendición el 12 de agosto de ese año. La nueva intentona del 3 de julio de 1807 fue frustrada por una rápida derrota, el 7 de julio. Estas invasiones y la contundente respuesta de los patriotas criollos aceleraron la formación de la conciencia nacional.
    Como un relevamiento social de la época, tomemos las palabras de Belgrano y Vieytes:

    " He visto con dolor sin salir de esta capital una infinidad de hombres ociosos en quienes no se ve otra cosa que la miseria y la desnudez, una infinidad de familias que sólo deben su subsistencia a la feracidad del país, que está por todas partes denotando la riqueza que encierra, esto es la abundancia, y comodidades en su vida. Esos miserables ranchos donde ve uno la multitud de criaturas que llegan a la edad de pubertad sin haber ejercido otra cosa que la ociosidad, deben ser atendidos hasta el último punto"

    "...vive de la tierra escasamente y se halla sin recurso y sin auxilio para hacerla producir una porción de frutos apreciables que podrían hacer la felicidad de su familia: desconoce enteramente todo género de industria; labra solamente aquella pequeña porción que considera necesaria a su sustento; y lo que es peor, desconoce enteramente aquel deseo que nace con los hombres de aumentar sus comodidades y sus bienes"

    Vieytes desde el Semanario de Agricultura, Industria y Comercio (1802-1807) manifestaba que en el Rio de la Plata se vivía como en el Medioevo: sin industria, sin comunicaciones, comprimido el comercio por trabas internas y por el monopolio metropolitano.

    Se debe tener en cuenta este panorama general, a partir del cual Belgrano y Vieytes comenzaran a esbozar sus ideas progresistas, tratando de lograr un cambio en la mentalidad conformista colonial, cambio que se lograría con educación, abriendo nuevas fuentes de trabajo y una igualdad en la redistribución de las riquezas.

    Desarrollo


    En este contexto se encontraba el virreinato del Rio de la Plata, creado por el rey Carlos III, se comenzaba a formar la conciencia criolla autónoma, la unidad territorial del virreinato, las gobernaciones con fisonomía propia y preponderancia política.
    Por orden real se decretó: la apertura del puerto de Buenos Aires al libre comercio y el establecimiento del Consulado de Buenos Aires. Estos consulados eran creados en todos los puertos habilitados de España y Buenos Aires no fue la excepción. Este órgano cumplía una doble función, por un lado era tribunal de comercio y por el otro poseía funciones económicas, debiendo fomentar la agricultura, la industria y el comercio.

    "...Como la mira principal que he tenido en esta amplia concesión, se dirige dignamente a restablecer la industria y la felicidad de mis Vasallos, y que a este intento regulo por importante y utilísimo, que en todos los puertos habilitados de España donde no hubiere Consulados de Comercio, se formen ahora con arreglo a las Leyes de Castilla e Indias, encargo y cometo privativamente a mis Ministros de Estado, Indias, y Hacienda el formal establecimiento de estos Cuerpos Nacionales, para que protegidos eficazmente de mi Real Autoridad, y auxiliados de las Sociedades económicas de sus respectivas Provincias, se dediquen a Fomentar la Agricultura y Fábricas de ellas, y también a extender y aumentar por cuantos medios sean posibles la navegación a mis Dominios de América..." "...Interín se formaliza la erección de estos Consulados y se prescriben sus funciones y facultades respectivas al Comercio de Indias, han de conocer los Jueces de Arribadas de todos lo asuntos judiciales que ocurran con motivo de esta libre Contratación y de sus sentencias..."

    Y es, con la creación del Consulado de Buenos Aires que Manuel Belgrano arriba a Buenos Aires en el año 1794, para ocupar el cargo de Secretario Perpetuo del Consulado De Buenos Aires.
    Manuel Belgrano, nació el 3 de Junio de 1770, hijo de Don Domingo Belgrano y de Doña María Josefa González Casero. El jefe de familia se desempeñó en diferentes cargos públicos: regidor del cabildo y alférez real de la ciudad de Buenos Aires. También se dedico al comercio, o que le permitió tener muy buenas ganancias y vivir junto a su familia sin estrecheces.
    Manuel, uno de los hijos menores de los once que había tenido el matrimonio, aprendió a leer y escribir en Buenos Aires, un poco más tarde ingresó en el Colegio San Carlos. Allí estudió latín, filosofía y otras materias, como lógica, física, metafísica, literatura y ética que formaban parte del plan de estudio de la época.
    Para completar su formación, sus padres lo enviaron a España, más precisamente a la famosísima ciudad de Salamanca, a donde llegó en 1786.
    Tres años después se recibió de bachiller y, el 31 de Enero de 1793, obtuvo el título de abogado.
    Manuel Belgrano no abrazó enteramente la carrera que había ido a emprender y en los momentos en que tuvo oportunidad se rodeó de hombres amantes del bien público, que les manifestaban sus ideas. Comienza a escribir trabajos con el deseo de propender en cuanto pudiese al provecho general y el de adquirir renombre, dirigiéndolos principalmente a favor de su patria.
    Las primeras influencia directa de Belgrano, provienen de la España ilustrada en la segunda mitad del siglo XVIII, que habían comenzado con las nuevas ideas económicas en la península y fueron Campomanes con su "Discurso sobre el fomento de la Industria Popular" y "La Educación Popular de los Artesanos, basados en principios fisiocráticos y Jovellanos con su "Informe sobre la Ley Agraria", que influyeron en el pensamiento de Belgrano.
    En 1789, estalla la revolución francesa y el joven Belgrano no fue ajeno a ello, en su autobiografía nos señala:

    "...Como en la época de 1789 me hallaba en España y la revolución de la Francia hiciese también la variación de ideas y particularmente en los hombres de letras con quien trataba, se apoderaron de mi las ideas de libertad, igualdad, seguridad, propiedad, y sólo veía tiranos en los que se oponían a que el hombre, fuese donde fuese, no disfrutase de unos derechos que Dios y la naturaleza le habían concedido, y aún las mismas sociedades habían acordado en su establecimiento directa o indirectamente."

    Y es, a través de sus dotes intelectuales, bien conocidas en España, que le llega la notificación del cargo de Secretario del Consulado de Buenos Aires.
    Con la llegada de Belgrano para ocupar su cargo de secretario, ejerce gran influencia en el accionar de Vieytes, en relación con la importancia que las sociedades económicas tenían como motor de transformaciones en el agro, la industria, el comercio y la educación. Vieytes se integra rápidamente al grupo de criollos, Belgrano y sus amigos creían que no se trataba de inventar nuevas ideas sino de adecuar algunas de las que estaban en boga en Europa, siguiendo las lecciones de la fisiocracia, debía fomentarse la agricultura.
    Haciendo un resumen podemos decir que el grupo ilustrado que Belgrano e Hipólito Vieytes integraban, recibió influencias ideológicas principalmente de los ya mencionados Campomanes y Jovellanos y de fisiócratas, como Quesnay, Turgot, Le Trosne y de los italianos Genovesi y Galiani y de liberales como Adam Smith.
    Estos pensadores también eran leídos por Hipólito Vieytes, de profesión comerciante, que si bien no tuvo la suerte de ir a perfeccionarse a Europa como Belgrano, era un gran observador de la realidad que se vivía en Buenos Aires, lo que lo lleva a trabajar incesantemente en beneficio de los intereses locales, su lucha fue contra la inercia de las instituciones coloniales.
    Belgrano es conservador., pero busca un nuevo dinamismo económico, social y político. Realizando la lectura de las monografías se visualiza que Belgrano prioriza la "agricultura", llamándola, la principal fuente de riquezas, impulsando su fomento desde el Consulado.

    "...es la madre fecunda que proporciona todas las materias que dan movimiento a las artes y el comercio."; "...Todo depende y resulta del cultivo de las tierras; sin él no hay materias primeras para las artes, por consiguiente, la industria no tiene como ejercitarse, no pueden proporcionar materias para que el comercio se ejecute.". "...toda prosperidad que no esté fundada en la agricultura es precaria; toda riqueza que no tiene su origen en el suelo es incierta."

    Vieytes también, a través del Semanario se ocupa del fomento de la agricultura diciendo:

    "...la agricultura es la primera, más noble, y la más indispensable ocupación del hombre, que es la base de las sociedades, la que alimenta al Estado y la que hace a los hombres sencillos, fieles y honrados: a ella sola le son deudores los pueblos de su riqueza y opulencia, y sin ella yacerían para siempre sepultados en la opresión y las miseria."


    Tanto la serie de Memorias presentadas por Belgrano entre 1794 y 1809 en el Consulado porteño, como las columnas del Semanario o el Correo de Comercio fueron revelando la necesidad de una transformación económica que permitiese aprovechar los recursos de la región. Basándose en fuentes fisiocráticas, tanto aquél como Vieytes propusieron una reforma del sistema colonial que partiendo del fomento de la agricultura y pasando por la protección de la naciente industria local, observar la realidad y postular reformas para su mejoramiento (la extracción de las materias primas americanas para su manufacturación en España).
    Belgrano en cuanto a este tema dice en sus Memorias:

    "...Todas las naciones cultas se esmeran en que sus materias primas no salgan de sus Estados a manufacturarse; y todo su empeño es conseguir, no solo el darles una nueva forma, sino aún atraer las del extranjero para ejecutar lo mismo y después vendérselas."

    Finalmente el comercio y su promoción, el mejoramiento de todos los medios de comunicación "ya por los caminos, ya por las canales, ríos, etc."

    "...la experiencia de todos los siglos nos demuestra que el grado de civilización, cultura y opulencia a que puede llegar una Nación es solamente debida a la más o menos acogida y libertad que haya dado a su comercio."

    Y la relación que se tenía que dar entre labradores, artesanos y comerciantes.

    "...el artesano trabaja para el labrador: éste alimenta y sustenta al artesano; y el comerciante sirve de intermedio entre uno y otro para hacer valer los frutos de su industria, llevándolos a los pueblos más remotos. Se aumentan con rapidez incalculable los consumidores interiores de los propios frutos y de aquellos que introducen permutas: se aumenta la población, crece el trabajo, desaparece la reprensible ociosidad; y la abundancia ocupa el lugar que se hallaba consagrado a la miseria."

    Trabajar en una transformación social mayor, vinculada a la difusión de la luces y de la racionalidad en el conjunto de la sociedad.

    "...La extensión de conocimientos, la ilustración general, el que las luces se difundan por todos, que todos se instruyan, que adquieran ideas, que ni el labrador ni el comerciante ni el artista ignore lo que les corresponde, que unos y otros procuren no apegarse tan íntimamente a los pensamientos de sus antepasados, los cuales sólo deben adoptarse cuando convienen, y cuando no, desecharlos y abandonarlos: lo que fue útil en otro tiempo, ahora es perjudicial, las costumbres varían , los usos igualmente, y todo, de tiempo en tiempo cambia, sin que en esto haya más misterio, que el de la vicisitud de las cosas humanas."

    En este sentido, se otorgaban una función preponderante a la expansión del sistema educativo general y la especialización técnica en particular, tal como lo reflejó en su momento, el apoyo brindado a las Escuelas de Dibujo y Náutica.

    "...nosotros necesitamos ir a buscar la instrucción a Europa, en ésta y otras materias, o cuando menos hacer venir quien nos enseñe, pues carecemos de las luces necesarias; a lo más podernos tener algunas nociones teóricas que nunca son bastante para la perfección."

    La publicación del Semanario de Agricultura, Industria y Comercio primero, y de El Correo de Comercio después, hizo de Belgrano y Vieytes un buen equipo de trabajo en la búsqueda de propuestas reformistas en materia económica y educativa que redundarán en el progreso del Rio de la Plata.

    Otro de los temas que preocupan tanto a Belgrano como a Vieytes, es fundamentalmente la falta de propiedad de los agricultores sobre la tierra que trabajan.
    Belgrano propone soluciones que serían ensayadas años después con diverso éxito: la enfiteusis, y eventualmente la venta obligatoria de la tierra que no se trabaje.

    "...Se deja ver cuán importante sería que se obligase a esto (los propietarios) no darlas en arrendamientos, sino en enfiteusis a los labradores, propiamente tales, que todos sabemos es como casi un dominio directo, para que se apegasen a ellas, y trabajasen como en cosa propia, que sabían sería el sostén de su familia por una muy moderada pensión; y seguramente muy pronto por este medio nos presentaría el campo que nos rodea, una nueva perspectiva, subrogando este medio justo a la propiedad."


    En contraposición con Belgrano, Vieytes sostenía que se debía otorgar la propiedad de la tierra a quien la trabajase, para que al menos pueda prosperar la familia y contribuir al desarrollo del país.

    "...déselas en propiedad aquella pequeña porción de tierra que se estime necesaria no sólo para su precisa subsistencia, sino también para que pueda de algún modo adelantar su fortuna por medio de su constante aplicación."



    Propuestas de Belgrano y Vieytes

    Agricultura

    Belgrano y su plan de Política Agraria:

    1.Establecer escuelas de enseñanza agrícolas, a través de las cuales se impartirían nuevos conocimientos para su explotación.
    2.Implementar un sistemas de premios, "... premiando a cuantos en sus exámenes dieran pruebas de su adelantamiento, franqueándoles instrumentos para el cultivo y animándolos por cuantos medios fuesen posibles , haciéndoles los adelantamientos primitivos para que se comprasen un terreno proporcionado en que pudiesen establecer su granja y las semillas que necesitasen para sus primeras siembras, sin otra obligación que volver igual cantidad que la que se había expedido para su establecimiento en el término que se considerase fuese suficiente para que sin causarle extorsión ni incomodidad lo pudiesen ejecutar."
    También premios a los hombres de letras que colaboren en la difusión de esta materia.
    3.Abono de la tierra: aclimatar animales de otros países, rotación de la tierra.
    4.Establecer una "Sociedad de Agricultura", para conferenciar sobre distintos problemas y soluciones concretas.
    5.Forestación y propagación de granjas, "...es indispensable poner todo cuidado y hacer esfuerzos en poblar la tierra de árboles, mucho más en las tierras llanas, que son propensas a la sequedad cuando no estaban defendidas; la sombra de los árboles contribuye mucho para conservar la humedad, los troncos quebrantan los aires fuertes y proporcionan mil ventajas al hombre."
    6.Introducción de nuevos cultivos (influencia de Campomanes), como el lino y el cáñamo.

    Vieytes y su plan:

    1.Mejorar las técnicas de cultivo, usar instrumentos modernos, aprovechar las investigaciones de laboratorio, etc., y sobre todo "Educar" al hombre de campo.
    2.Acerca de la forestación, realizarla como medio para obtener maderas para la construcción y para las herramientas de labranza.
    3.Vieytes asigna en los párrocos un papel importante de difusión de las ideas entre sus feligreses, "...la experiencia nos enseña que a nadie oye con más gusto el labrador, y que nadie es capaz por ahora de prestarles los más oportunos socorros que sus propios párrocos. ¿Y por qué no pudiera esta instrucción hallar lugar entre sus dignas ocupaciones cuando por el frecuente trato con los labradores tienen oportunidad de darles lecciones útiles, que comúnmente serían ejecutadas con docilidad y confianza?".
    4.A través del Semanario de Agricultura, Industria y Comercio enumera diferentes técnicas para llevar a cabo su plan: el modo de mejorar las lanas cruzando castas, como conservar granos, preservación de sembrados de las aves, abono de la tierra, como sacar manteca de la leche, etc.

    Comercio

    Los Planes de Belgrano:

    1.Propone establecer una escuela titulada de comercio, "... una escuela titulada de comercio, donde los jóvenes vayan a instruirse en la aritmética, en el modo de llevar las cuentas y razón y tener los libros; en el cálculo y regla de cambio; en las reglas de navegación mercantil, de los seguros, etc.; en el modo de establecer la correspondencia mercantil, y mantenerla, en las leyes y costumbres usadas entre negociantes, etc., donde al menos se le enseñen los principios generales de la geografía y las producciones de que abundan o escasean los países."
    2.Propone el establecimiento de una escuela de náutica , "...sin cuyos principios nadie pudiese ser patrón de lancha en este rio y, además, hubiese jóvenes de quien echar mano para las embarcaciones que vienen de España, caso de encontrarse sin piloto o pilotín."
    3.Propone para el labrador y el artesano facilidades para la venta de sus productos libremente, dar valor a los objetos de cambio, por medio del comercio interno, "...El amor a la patria y nuestras obligaciones exigen de nosotros que dirijamos nuestros cuidados y erogaciones a los objetos importantes de la agricultura e industria, por medio del comercio interno, para enriquecerse, enriqueciendo a la patria, porque mal puede ésta salir del estado de miseria, sino se da valor a los objetos de cambio y, por consiguiente, los trabajadores, lejos de hallar utilidades, no sólo ven sus capitales perdidos, sino aún el jornal que les corresponde."
    4.Propone la industrialización del lino y el cáñamo, estas fábricas serian una fuente de riqueza para la nación. Harían los comerciantes un comercio directo con nosotros, dice: "Estas fábricas serían una fuente de riqueza para la nación. Harían nuestros comerciantes un comercio directos con nosotros, cuyas utilidades quedarían en sus manos sin tener que mandarlas al extranjero y contentarse, como hoy lo hacen, con una corta comisión, y ser agentes de un extranjero."
    Los Planes de Vieytes:

    1.Propone, sostener un comercio activo y que para ello será necesario explotar las tierras con un sinnúmero de producciones, como ser el lino y el cáñamo, "... el índigo o añil cuyo comercio es cuantiosísimo por el consumo que se hace de él para las tintes, ha sido hasta ahora un fuerte ramo de comercio de que se hallan en posesión las Indias Orientales y la parte septentrional de nuestra América" , la pesca de ballena en nuestros mares, el bacalao, las lanas, etc.
    2.Los provechos que sele puede sacar al ganado, "...la abundancia de ganados con que se inundan las campañas está brindando de suyo la salazón de las carnes, con las que podría hacerse un tráfico crecido para arrancar de las manos de las potencias del Norte un renglón en la que la España invierte tantas sumas de dinero para proveer a su marina numerosa..."

    Ambos proponen a través de los diferentes medios de difusión:

    1.La formación de una Marina Mercante, para la exportación de frutos.
    2.Fomentar y promover el comercio interior: abrir nuevas vías de facilitando la navegación fluvial y mejorando los caminos, construir canales, muelles, puertos...
    3.Con respecto al libre comercio, ambos coincidían en la libertad del comercio interior libre de gabelas y de la intervención fiscal en la fijación de precios.
    4.Propiciaban la libre exportación de cueros y trigo.
    5.No eran partidarios de la libre importación sin control alguno.


    Industria

    Planes de Belgrano y Vieytes:

    1.Establecer escuelas técnicas, con diferentes especialidades, capacitar a la población para el desempeño con nuevas maquinarias y procedimientos.
    2.Contar con personal capacitado: traer expertos de Europa y enviar becarios para que se especialicen en diferentes áreas.
    3.Propone, Belgrano, exposiciones industriales y premios como estímulo.
    4.Vieytes propone aprovechar al máximo el ganado y no solo exportar cuero sino también la preparación de la carne para su exportación y derivados. Lo mismo con otros ramos como: el cáñamo, algodón, lino, maní, resina, goma, pesca de ballena, bacalao, imprescindible para competir con los ingleses y mano de obra ociosa sobraba.

    Vieytes define a la industria como:

    "...Nación alguna puede prosperar sin el fomento de la industria: su extensión es inmensa, sus objetos innumerables, sus utilidades indecibles. Cuanto producen los tres reinos de la naturaleza, tanto es susceptible de industria, y cuanto abraza la industria tanto útil a los hombres. Ella da ocupación y sustento a un sinnúmero de familias ; ella atrae la abundancia y las riquezas; ella aumenta la población y los consumos; ella destierra la pobreza y la mendicidad; ella promueve la ciencia y las artes; ella vivifica las naciones, y sin ella jamás pueblo alguno pudo salir de pobre, bárbaro e ignorante; sin ella casi nada sirve la agricultura, porque ella es la que da valor a los frutos que cultiváis, y la que da ocupación y provecho a los débiles brazos de vuestra familia numerosa."


    Ambos sostienen que el trabajo es en el fondo un medio de regeneración del hombre.




    Conclusión


    Las ideas económicas innovadoras de Belgrano quedaron reflejadas en sus informes anuales del Consulado, en los que trató de fomentar la industria y modificar el modelo de producción. Se interesó por la teoría económica fisiocrática, que ponía el acento en la tierra como fuente de riqueza para una nación, y por el liberalismo de Adam Smith, que había dicho, allá por 1776, que "la riqueza de las Naciones" estaba en el trabajo de sus habitantes.
    Belgrano pensó que ambas teorías podían ponerse en práctica en un país con tanta riqueza natural. Junto con Vieytes difundieron las nuevas ideas a través del Correo de Comercio y el Semanario de Agricultura, Industria y Comercio. A través de ellos, dar a conocer que "los grandes monopolios que se ejecutan en esta capital, por aquellos hombres que, desprendidos de todo amor hacia sus semejantes, sólo aspiran a su interés particular, o nada les importa el que la clase más útil al Estado, o como dicen los economistas, la clase productiva, viva en la miseria y desnudez que es consiguiente a estos procedimientos repugnantes a la naturaleza, y que la misma religión y las leyes detestan".
    Belgrano fue el primero en proponer una reforma agraria, compartida con Vieytes, aunque tenían sus diferencias en cuanto a la propiedad.
    Ambos impulsaron y fomentaron con sus planes la Agricultura, la Industria y el Comercio: la libertad económica como antesala de la liberación política

    Fuentes

    •Ideas Económicas de Manuel Belgrano y Juan Hipólito Vieytes.
    •Reformismo e Ideología Revolucionaria.


    Votar

    Ingresar una calificación para del 1 al 10, siendo 10 el máximo puntaje.

    Para que la votación no tenga fraude, solo se podrá votar una vez este recurso.

    Comentarios de los usuarios


    Agregar un comentario:


    Nombre y apellido:

    E-Mail:

    Asunto:

    Opinión:





    Fecha: 26/07/2007 -- Hora: 21:27:09
    Autor: sergio iglesias - serigle@uolsinectis.com.ar
    Asunto: Muy Bueno
    Mensaje: Estaba buscando informacion referente a esta epoca, y este trabajo me fue de mucha utilidad, felicitaciones al autor, la verdad tenia muy buenas referencias de la Universidad del Sur.



     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »