Señales de Estres Rasgo de Deficit de Atencion - ALIPSO.COM: Monografías, resúmenes, biografias y tesis gratis.
Aprende sobre marketing online, desarrollo de sitios web gratis en Youtube
Suscribite para recibir notificaciones de nuevos videos:
Sábado 13 de Julio de 2024 |
 

Señales de Estres Rasgo de Deficit de Atencion

Imprimir Recomendar a un amigo Recordarme el recurso

Señales de estrés: "RASGO DE DEFÌCIT DE ATENCIÓN" (ADT)

Agregado: 03 de AGOSTO de 2006 (Por Prof. Lincoln Alayo Bernal) | Palabras: 2478 | Votar |
1 voto | Promedio: 10
| Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Varios >
Material educativo de Alipso relacionado con Señales Estres Rasgo Deficit Atencion
  • Oficios: al jefe de la division marcas y senales, para que inscriba un boleto de marca.:
  • Biografia y vida de José Finestres y Monsalvo: Breve Biografia de José Finestres y Monsalvo
  • Oficios: al jefe de la division marcas y senales, para que informe subsistencia de marca.:

  • Enlaces externos relacionados con Señales Estres Rasgo Deficit Atencion


    Autor: Prof. Lincoln Alayo Bernal (prevencionpe@yahoo.com)


    Señales de estrés: "RASGO DE DEFCIT DE ATENCIóN" (ADT)


     


    Prof. Lincoln Alayo Bernal


     


    LA VIDA MODERNA EN LA OFICINA Y UNA CONDICIóN CADA VEZ MÁS COMúN LLAMADA "RASGO DE DEFCIT DE ATENCIóN" ESTÁN CONVIRTIENDO A LOS EJECUTIVOS EQUILIBRADOS EN SERES FRENÉTICOS DE DESEMPEÑO DEFICIENTE.


     


    Guillermo con los dedos sobre su escritorio mientras recorre con la vista el correo electrónico en la pantalla de su computadora. Al mismo tiempo, habla por teléfono con un ejecutivo que se encuentra en otra region. Su rodilla salta de arriba abajo como un martillo neumático. Intermitentemente se muerde el labio y con la mano alcanza a su constante compañera, la taza de café. Está tan profundamente inmerso en sus múltiples tareas que ya olvidó la cita que su calendario de Outlook le recordó hace 15 minutos.


     


    Zonia luz, una vicepresidenta senior, y Oscar, su jefe inmediato, tienen oficinas contiguas para poder comunicarse con rapidez; pero la comunicación nunca parece producirse. "Cada vez que entro a la oficina de oscar, la luz de su teléfono se enciende, mi celular suena, alguien golpea a la puerta, súbitamente él mira su pantalla y escribe un e-mail, o me habla sobre un nuevo asunto del que quiere que me ocupe", se queja Zonia Luz. "Estamos trabajando al máximo sólo para mantenernos a flote y no logramos que se concrete nada importante. ¿Me estoy volviendo loca?


     


    Guillermo, Zonia Luz y Oscar no están locos, pero ciertamente están desquiciados. Su experiencia se está volviendo la norma para ejecutivos desbordados de trabajo que padecen  un fenómeno neurológico muy real, pero no reconocido, llamado:  Rasgo de Déficit de Atención, o ADT (por sus siglas en inglés).


     


    Causado por una sobrecarga del cerebro, el ADT es hoy una epidemia en las organizaciones. Los síntomas centrales son una tendencia a la distracción, el desasosiego interno y la impaciencia. Las personas con ADT tienen dificultad para permanecer organizadas, fijar prioridades y administrar el tiempo. Estos síntomas pueden socavar el trabajo de un ejecutivo talentoso. Si David, Jane, Mike y millones como ellos se concibieran a sí mismos en términos neurológicos, podrían gestionar activamente sus vidas en lugar de reaccionar a los problemas a medida que surgen.


     


     


    EL PASO MAS IMPORTANTE PARA CONTROLAR EL ADT ES CREAR UN ENTORNO EN EL QUE EL CEREBRO PUEDA FUNCIONAR DE LA MEJOR MANERA


     


    Se podría tratar de lidiar con el ADT durmiendo menos, con la vana esperanza de que así se logre hacer más. Esto es exactamente lo opuesto de lo que debe hacerse, porque el ADT aparece cuando no se duerme lo suficiente. Existe una amplia documentación que sugiere que la privación de sueño genera una variedad de problemas, desde la defectuosa toma de decisiones y la creatividad reducida hasta el comportamiento irreflexivo y la paranoia. No todos requerimos la misma cantidad de sueño; un buen indicador de que se duerme lo suficiente es si se puede despertar sin un reloj despertador.


     


    La dieta también juega un rol crucial en la salud del cerebro. Muchas personas trabajadoras habitualmente consumen carbohidratos, que hacen que los niveles de glucosa en la sangre se trastornen. Esto crea un círculo vicioso: Las fluctuaciones rápidas en los niveles de insulina incrementan aún más el deseo por carbohidratos. El cerebro, que depende de la glucosa para obtener energía, queda o bien saturado o exhausto, lo que en ningún caso favorece un funcionamiento cognitivo óptimo.


     


     


     


    El cerebro funciona mucho mejor si el nivel de glucosa en la sangre puede ser mantenido relativamente estable. Para hacerlo, evite los carbohidratos simples que contienen azúcar y harina blanca (masas, pan blanco y pastas, por ejemplo). Prefiera los carbohidratos complejos que se encuentran en las frutas, los cereales integrales y los vegetales. Tome una multivitamina todos los días, así como un suplemento de ácidos grasos omega 3, una excelente fuente de los cuales es el aceite de pescado. Los omega 3 y los complejos E y B contenidos en las multivitaminas promueven un funcionamiento saludable del cerebro y podrían incluso evitar la enfermedad de Alzheimer u otras inflamatorias (que pueden ser el inicio de enfermedades graves como las cardíacas, infartos, diabetes y cáncer). Modere también su ingesta de alcohol, porque su exceso mata las células cerebrales y acelera la aparición de pérdida de memoria e incluso demencia. Al cambiar su dieta para promover la función cerebral óptima y una buena salud general, su cuerpo también perderá los kilos de más.


     


    Si usted piensa que no puede destinar tiempo a hacer ejercicio, piénselo la otra vez. Estar sentado ante un escritorio durante horas disminuye la agudeza mental, no sólo debido al menor flujo sanguíneo hacia el cerebro, sino también por otras razones bioquímicas. El ejercicio físico induce al cuerpo a producir una gama de sustancias químicas que el cerebro adora, incluyendo endorfinas, serotonina, dopamina, epinefrina y norepinefrina, y dos compuestos recientemente descubiertos: el factor neurotrópico derivado del cerebro (BDNF, por sus siglas en inglés) y el factor de crecimiento nervioso (NGF). Ambos factores promueven la salud y el desarrollo celular en el cerebro, previenen los estragos del envejecimiento y el estrés y mantienen el cerebro en óptimas condiciones. Para eludir los síntomas de ADT mientras trabaja, levántese de su escritorio y suba y baje las escaleras unas cuantas veces, o camine rápidamente por un pasillo. Estos esfuerzos sencillos y rápidos reactivarán su cerebro.


     


    Organícese para el ADT.


     


    Es importante desarrollar tácticas para organizarse mejor, pero no en el sentido de las vacuas resoluciones de año nuevo. Más bien, su meta es ordenar su trabajo de una manera que le acomode, para que la desorganización no le impida alcanzar sus metas.



    Primero, diseñe estrategias para ayudar a sus lóbulos frontales a permanecer en control. Esto podría incluir dividir tareas grandes en otras más pequeñas y mantener una parte de su espacio de trabajo o escritorio despejado en todo momento (no es necesario tener toda su oficina ordenada, sólo una parte de ella). Asimismo, podría tratar de mantener una parte de su día libre de citas, e-mail y otras distracciones, de manera de tener tiempo para pensar y planificar. Puesto que el e-mail es una maravillosa forma de postergar y al mismo tiempo de predisponerse para el ADT, podría considerar reservarse "horas de mail" específicas, ya que no es necesario responder a todos los mensajes de inmediato.


     


    Cuando comience su día, no se permita ser succionado por la vorágine del e-mail o el correo de voz ni se ocupe de tareas menores que consumen su tiempo, pero no aportan nada. En lugar de eso, ocúpese de una tarea crucial. Antes de terminar el día, haga una lista de no más de cinco ítem prioritarios que requerirán su atención mañana. Las listas cortas obligan a priorizar y completar las tareas. Adicionalmente, mantenga los torrentes de documentos a raya. Si toma un documento, trabaja con él, lo archiva o lo descarta. "No lo pongo en una pila", dice. "Las pilas son como la hierba: si las dejas crecer, lo invadirán todo".



    Preste atención a los momentos del día en que sienta que se desempeña mejor; haga su trabajo más importante entonces y deje el trabajo rutinario para otros momentos. Disponga su oficina de manera que ayude al funcionamiento mental. Si se concentra mejor con música, tenga música (si hace falta, use auriculares). Si piensa mejor de pie, trabaje parado o camine frecuentemente. Si hacer garabatos o tamborilear con los dedos le ayuda, encuentre una forma de hacerlo sin molestar a nadie o tenga un juguete manual para llevar a las reuniones. Estas pequeñas estrategias parecen banales, pero combaten el demonio del ADT que reside en los detalles que distraen.


    Proteja sus lóbulos frontales.


     


    Para mantenerse alejado del modo de supervivencia y evitar que su cerebro inferior usurpe el control, disminuya el ritmo. Tómese el tiempo que necesite para entender lo que sucede, escuchar, hacer preguntas y digerir lo que se haya dicho para no confundirse y evitar que su cerebro entre en pánico.


     


    Si comienza a sentirse sobrepasado, intente los siguientes trucos para aclarar la mente. Realice una tarea rutinaria fácil, como actualizar el calendario de su reloj o escribir un memo sobre un tema neutral. Si se siente ansioso ante el comienzo de un proyecto, tome una hoja de papel o abra su procesador de textos y escriba un párrafo sobre algo no relacionado con el proyecto (una descripción de su casa, de su auto, de sus zapatos; cualquier cosa que conozca bien). También puede abordar la parte más fácil de la tarea; por ejemplo, escribir sólo el título de un memo sobre el proyecto. Abra un diccionario y lea un par de definiciones, o destine cinco minutos a hacer un crucigrama. Cada una de estas pequeñas tareas aquieta al cerebro inferior, engañándolo para que suprima los mensajes alarmistas y ponga a los lóbulos nuevamente al mando.



    Con demasiada frecuencia, las empresas inducen y exacerban el ADT en sus empleados al demandar un pensamiento rápido en lugar de un pensamiento profundo. También les piden trabajar en múltiples proyectos e iniciativas superpuestos, lo que se traduce en un pensamiento mediocre. Peor aún, las empresas que piden a sus empleados que hagan demasiado a la vez tienden a recompensar a quienes aceptan la sobrecarga y castigan a los que optan por enfocarse y dicen no.



    Además, las organizaciones cometen el error de forzar a sus empleados a hacer cada vez más con cada vez menos, al eliminar el personal de apoyo. Estas empresas terminan perdiendo dinero en el largo plazo, porque cuanto más tiempo deba gastar un ejecutivo en ser su propio asistente administrativo y cuanto menos pueda delegar, menos eficaz será en realizar el importante trabajo de hacer avanzar la organización.


     


    Además, las empresas que ignoran los síntomas del ADT en sus empleados sufren sus efectos nocivos: Los empleados no rinden, generan desorden, toman atajos, cometen errores irreflexivos y desperdician su capacidad intelectual. A medida que las exigencias siguen en aumento, un ambiente tóxico de fuerte presión conduce a altas tasas de enfermedad y rotación de empleados.


     


    Los líderes también pueden evitar el ADT equiparando las habilidades de los empleados con sus tareas. Cuando los ejecutivos asignan metas que exigen demasiado a la gente o piden a los trabajadores que se enfoquen en aquello en lo que no son buenos en lugar de lo que hacen bien, aumenta el estrés.


     


    En contraste, los ejecutivos que entienden los peligros del ADT encuentran maneras de mantenerse a sí mismos y sus organizaciones bien encaminados. Además, alienta a sus ejecutivos a asignar a las personas las tareas que se ajusten a sus estilos cognitivos y emocionales, entendiendo que ningún estilo es mejor que otro.


     


     


    El ADT es una amenaza muy real para todos nosotros. Si no lo manejamos, nos manejará a nosotros. Pero comprender al ADT y sus estragos nos permite aplicar métodos prácticos para mejorar nuestro trabajo y nuestras vidas. Al final, el paso más crítico que un líder inspirado puede tomar para abordar el problema del ADT es nombrarlo.


     


    Reconocer abiertamente el ADT y describir sus síntomas remueve el estigma y elimina la condena moral que las empresas por tanto tiempo han imputado erróneamente a sus empleados sobrecargados. Al dar a las personas permiso para pedir ayuda y al permanecer atentos a las señales de estrés, las organizaciones harán mucho por fomentar ambientes de trabajo más productivos, equilibrados e inteligentes.


    CONTROLE SU ADT


     


          En general

     


              Duerma adecuadamente.


              Cuide lo que come. Evite los carbohidratos simples azucarados, modere su ingesta de alcohol, agregue proteínas, prefiera carbohidratos, complejos (vegetales, cereales integrales, fruta).


              Ejercítese durante 30 minutos como mínimo, cada día.


              Tome una multivitamina diaria y un suplemento de ácidos grasos omega 3.


     


          En el trabajo


     


              Haga todo lo posible para crear un entorno de trabajo conectado y de confianza


              Tenga una charla amistosa, cara a cara, con una persona que le agrade cada cuatro a seis horas.


              Divida las tareas grandes en otras más pequeñas.


              Mantenga una parte de su lugar de trabajo o escritorio despejado todo el tiempo


              Reserve un poco de tiempo para pensar cada día, libre de reuniones, e-mails y llamadas telefónicas.


              Deje de lado el e-mail hasta que haya terminado al menos una o dos tareas más importantes.


              Antes de salir del trabajo diariamente, haga una lista corta de tres o cinco ítems de los que se ocupará al día siguiente.


              Trate de trabajar en archivar o descartar cada documento que toque.


              No permita que los papeles se acumulen.


              Preste atención a los momentos del día en que siente que está en su mejor forma haga su trabajo más importante entonces, y deje el trabajo rutinario para otro momento.


              Haga lo que sea necesario para trabajar de una forma más enfocada; ponga música de fondo, camine, y así.


              Pida a un colega o asistente que le ayude a dejar de hablar por teléfono, mandar e-mail o trabajar hasta muy tarde


              Cuando se sienta abrumado Baje el ritmo


              Realice una tarea rutinaria fácil: actualice la fecha en su reloj, escriba una nota sobre un tema neutral (como una descripción de casa), lea unas pocas definiciones de diccionario, haga un crucigrama corto.


              Muévase: suba y baje escaleras o camine rápidamente



    • Pide ayuda, delegue una tarea o explore una idea con un colega. En resumen, no se preocupe en solitario.

     


    Prof. Lincoln Alayo Bernal 


    Centro de Capacitación y Prevención para el Manejo de Emergencias y Medio Ambiente        S.O.S. Vidas Perú /  Desde 1990



    Somos una institución consultora y asesora  privada de carácter  técnico, científico y académico, reúne a profesionales de todas las áreas. Nuestra visión es forjar una cultura de prevención de emergencias en toda empresa y/o Institución; a través de la Gestión del Riesgo, El Desarrollo Sostenible, la Administración de Emergencias y la Educación.


    Prof. Mg. Lincoln Alayo Bernal. (43 años) DNI 10542761


    Licenciado en Educación,  Especialidad Ciencias Sociales , Maestría en Educación con Mención en Gestión Educativa, de la Universidad Cesar Vallejo de Trujillo Región La Libertad Trujillo - PERU  Especialista en Defensa Civil , Especialista en Gestión de Riesgo por mas de 20 años. Bombero Voluntario y ex Director de Socorro de La Cruz Roja peruana Filial Ancash a la fecha Director Académico del Centro de Capacitación y Prevención para el Manejo de Emergencias y Medio Ambiente S.O.S. Vidas Perú .Cuenta con casi cuarenta publicaciones de folletos, cartillas y manuales sobre prevención de Incendios, Terremotos, Bio Terrorismo, Terrorismo , Armas Químicas , Primeros Auxilios Psicológicos entre otros temas Formador e instructor de Brigadas de Defensa Civil en Universidades de La Libertad - Perú


    Mayor información Buscar en google con el nombre de Prof. Lincoln Alayo Bernal.


    Votar

    Ingresar una calificación para del 1 al 10, siendo 10 el máximo puntaje.

    Para que la votación no tenga fraude, solo se podrá votar una vez este recurso.

    Comentarios de los usuarios


    Agregar un comentario:


    Nombre y apellido:

    E-Mail:

    Asunto:

    Opinión:



    Aún no hay comentarios para este recurso.
     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »