Miércoles 16 de Abril de 2014 | Hay 54 usuarios online en este momento!
 

Crisis Energética Mundial

Imprimir
Recomendar a un amigo
Recordarme el recurso
Descargar como pdf

Seguinos en en Facebook


Informe destacado en el certamen de Beca Instituto Balseiro 2006 para alumnos de enseñanza media, donde claramente se trata el estado de la Crisis energética mundial en el año 2006.

Agregado: 13 de ENERO de 2010 (Por María de los Ángeles Isgró) | Palabras: 2174 | Votar! |
3 votos | Promedio: 4
| Sin comentarios | Agregar Comentario
Categoría: Apuntes y Monografías > Historia >
Material educativo de Alipso relacionado con Crisis Energetica Mundial
  • Eficiencia energética en iluminación: Conceptos de iluminación, diferentes tipos de lámparas, cómo ahorrar energía, necesidades de iluminación en cada área.
  • PRN- Peter Waldwan- Peron- crisis de legitimidad- de distribucio:
  • Nuevo Orden Mundial de la Información y la Comunicación”: Nuevo Orden Mundial de la Información y la Comunicación”

  • Enlaces externos relacionados con Crisis Energetica Mundial


    Autor: María de los Ángeles Isgró (maisgro@hotmail.com)

    CRISIS ENERGÉTICA MUNDIAL

    A medida que ha pasado el tiempo, el ser humano ha ido dependiendo cada vez más de los recursos energéticos. Para el hombre moderno, es impensable la vida sin iluminación, calefacción, refrigeración, transporte. Esta dependencia energética, se ha convertido en un exceso, específicamente de combustibles fósiles, y sabemos que éstos son recursos no renovables.
    La humanidad se enfrenta a una crisis energética mundial, y debemos comenzar a buscar soluciones para ponerlas en acción, antes que se agoten los combustibles fósiles y el tiempo, por supuesto.
    ¿Alcanza sólo con producir más energía, o es necesario replantear el modelo de desarrollo actual de la sociedad?
    ¿Existen alternativas realmente viables (desde el punto de vista económico y ambiental) para la transición hacia otras formas de energía?
    ¿Qué cambios tendrá el modo de vida del ser humano si este problema no se resuelve?
    ¿Se educa a la población para el uso racional de los recursos no renovables?
    El tiempo se está acabando y encontrar soluciones no es una simple tarea. Sin embargo, plantear las causas, evaluar cada aspecto y mantener una mirada estratégica nos ayudará a salir de la crisis.


    Problema mundial
    Vivimos en una sociedad de consumo, que utiliza sus recursos para su mejor confortabilidad y cuanto más consume, “mejor”. La visible mejora en la calidad de vida de los países industrializados, mayores consumistas, hace que los países en vías de desarrollo, quieran seguir su modelo. Es por ello que, la mayor parte de la estructura de oferta de energía primaria, está basada en petróleo y gas en casi el 90% a nivel mundial.
    El incremento de individuos (superpoblación) consigue acelerar la dependencia excesiva.

    En términos energéticos están involucrados otros aspectos, como la economía y política de cada país del mundo. Por ejemplo:
    El precio del barril de petróleo aumenta día a día, gracias a la oferta (que es escasa) , a la demanda (que va en aumento), a los conflictos bélicos, e incluso a los desastres climáticos (que frenan la producción). Pero el precio también es alterado por la cantidad de reservas estratégicas de un país, dato que es poco claro, ya que no existe un inventario real.
    La presión de la demanda de hidrocarburos, hace que las empresas y los países sigan buscando más reservas, aún en pozos que tienen la altura del monte Everest (9.75 Km) .
    La producción mundial de petróleo creció un 0.8% en 2005, frente a 2004, pero la demanda aumentó un 3% y los precios no lograron extraer más petróleo, ni aumentar los descubrimientos. Expertos de la industria petrolera, estiman que las reservas actuales sólo servirán para cubrir las necesidades de los próximos cuarenta años.
    Por otro lado, el uso de combustibles fósiles produce contaminación, un incremento en las emisiones de gases efecto invernadero y como resultado, un aumento del calentamiento global.

    En Argentina, el problema es aún mayor.
    El manejo de los recursos energéticos está en manos de un grupo de empresas extranjeras que pueden decidir sobre éstos, prácticamente sin restricciones. Estas empresas, tratarán de extraer todo lo que puedan para aumentar sus ganancias independientemente de las reservas. De esta manera, las petroleras extraen y exportan nuestras propias reservas de petróleo sin ningún tipo de control.

    ¿Crisis?
    La situación energética actual debe ser planteada como una crisis. Definitivamente, no podemos continuar con este modelo de desarrollo que no cumple con su rol principal, el cual no es la ganancia empresarial, sino asegurar que los habitantes tengan acceso a los recursos energéticos para garantizar buenas condiciones de vida, y obviamente, cuidar el medio ambiente.
    Necesitamos encontrar una estrategia de salida de la era de los combustibles fósiles, para asegurar el futuro de la civilización. Sin embargo, las mega empresas de energía, de electricidad y servicios públicos, siguen trabajando sin un análisis adecuado de investigación y desarrollo suficientes para explorar alternativas energéticas nuevas y sustentables.

    Críticas Comunes
    Cuando se comenzó a publicar la preocupación por la escasez de recursos, se generaron muchas controversias que sólo culminaron en análisis sobre tarifas e inversiones, que ocultaron la verdadera dimensión de la crisis energética que se avecina.
    La problemática fue simplificada a cuestiones de mercado, inversiones y tecnología, o exagerada al punto de llegar a guerras, por la potestad de países que contienen las últimas grandes reservas petroliferas.
    Pareciera ser que los expertos, economistas, e incluso presidentes, desconocen o ignoran las leyes de la naturaleza y de nuestra gran dependencia de los recursos naturales.
    Esta manera de ver el desarrollo mundial, quizás concuerde con el modelo económico capitalista. Pero lamentablemente, nuestros recursos tienen otro reloj, otra evolución, que no comulgan con el capitalismo, sistema que se sustenta en un crecimiento ilimitado.
    Conciliar este modelo, con la finitud de los recursos naturales, es una problemática todavía sin respuesta.
    Muchos expertos previeron este problema años atrás, pensando en que comenzaríamos a utilizar nuevas fuentes de energía, solucionando el problema en términos económicos: “Este es un sistema adecuado de precios, el mercado puede hacerse cargo del problema 1”.

    Nuevas Fuentes de Energía...
    Aquellos expertos se habrán referido a las energías renovables, que proveen una opción de abastecimiento interesante, gracias a que permiten el aprovechamiento de los recursos locales suministrando energía a menores costos ambientales, en comparación con aquellas convencionales. Y además son recursos capaces de renovarse ilimitadamente. Algunas de éstas fuentes de energía son:

    ENERGÍA EÓLICA: Es la energía obtenida con las corrientes de aire terrestre.

    ENERGÍA SOLAR: Son sistemas que aprovechan la radiación solar incidente sobre la tierra para generar energía eléctrica o calefaccionar.

    ENERGÍA GEOTÉRMICA: Energía que se obtiene del calor interior de la tierra.

    ENERGÍA HIDRÁULICA: Es obtenida del aprovechamiento de la energía potencial gravitatoria del agua.

    ENERGÍA DE LAS OLAS: Energía obtenida del movimiento del agua en la superficie de los océanos y mares.

    ENERGÍA DEL BIOGÁS: Gas que se genera por la descomposición de materia orgánica.

    ENERGÍA A PARTIR DEL HIDRÓGENO: Se extrae del metanol, que se extrae a su vez del gas metano de las tierras de relleno sanitario, el estiércol de cerdo, la remolacha, etc. También, el hidrógeno sólido almacenado en una píldora, es el nuevo equivalente de la gasolina para los vehículos.

    BIOCOMBUSTIBLES: Se obtienen a partir de la transformación de materias primas (como soja, girasol, maíz, ricino, colza, cártamo, etc), en aceites vegetales, utilizados para el abastecimiento de combustible.

    ENERGÍA NUCLEAR: Una reacción nuclear consiste en la modificación de la composición del núcleo atómico de un elemento, que muta y pasa a ser otro elemento como consecuencia del proceso. Para convertirla en calor, existe el proceso de la fisión nuclear, en la que un núcleo atómico se subdivide en dos o más grupos de partículas. La energía nuclear, tiene como principal ventaja que no utiliza combustibles fósiles con lo que no emite a la atmósfera gases tóxicos o de efecto invernadero. El desarrollo nuclear en el país, se encuentra medianamente estancado, por la inexistencia de un basurero para residuos radioactivos.

    La inserción en el mercado de dichas energías, aún es lenta, por su elevado costo. Éstas, son y serán un complemento de las fuentes de energías convencionales, incapaces de sustituirlas completamente y de generar por sí solas toda la energía demandada.
    Además, la generación de los tres tipos de energías renovables principales (eólica, hidroeléctrica y nuclear), impactan negativamente en el medio ambiente. Por ejemplo, las represas producen inundaciones, aumento de erosión, pérdida de hábitat y deforestación, como fue el caso de Yacyretá en Argentina.
    Otro dato, no menos importante, es que existe una fuerte presión por parte de las empresas multinacionales que explotan los combustibles fósiles. Éstas, no van a dejar que se desarrollen a grandes escalas, empresas o pymes que ofrezcan el autoconsumo de energías renovables, por la pérdida financiera que eso significaría.

    1: Friedman, Milton; Premio Nobel de Economía; citado en “La Crisis Energética y nuestro futuro”; por Bronstein Víctor; El País; Diario Clarín; 16 de Abril de 2006.


    En Argentina, son pocas las acciones por parte del gobierno, encaminadas a establecer condiciones para garantizar la confiabilidad, seguridad y durabilidad de los sistemas de tecnologías de energías alternativas. El Estado prometió destinar dos mil millones de pesos para hacer frente a la problemática energética durante este año. Sin embargo, en temas energéticos, hablar de planes de meses, o sólo unos pocos años no es hablar de planificación. La planificación energética requiere pensar en políticas a largo plazo que garanticen un verdadero abastecimiento a futuro.

    ¿Una única solución?
    El modelo de desarrollo actual, tiene futuro sólo si nos convencen que todo este proceso es irreversible.
    Existe una total desinformación en la mayoría de la población mundial acerca de esta problemática. Para frenar un problema mundial, también es necesaria la formación, divulgación y apoyo (en este caso), a todo lo relacionado con el desarrollo sostenible, un paso lógico para no hacer desaparecer nuestro capital natural, ni nuestras fuentes de energía no renovables, utilizándolas para la fabricación de productos especiales y de gran valor (no quemándolos para hacer mover un vehículo). Es cierto, ante un problema a nivel mundial, no alcanza con plantear soluciones específicas que estén orientadas a un solo aspecto, porque como hemos mencionado antes, la crisis abarca numerosos ámbitos. Pero podemos tomar el problema de raíz, y encontrar posibles soluciones realistas con una mirada estratégica.
    No podemos sustituir completamente las energías convencionales por las renovables. Pero sí, se puede reducir progresivamente la dependencia excesiva de combustibles fósiles.
    La utilización de energías renovables, es un proceso que no lo va a comenzar el estado, ya que sólo lo puede llegar a fomentar. Nuestro rol como ciudadanos responsables y preocupados por el futuro de nuestros hijos y nietos, es empezar a poner en práctica principios de sustentabilidad para la vida cotidiana, como por ejemplo la “Permacultura”. Éste es un sistema de diseño orientado a la creación de entornos humanos (tanto en el campo como en la ciudad), ecológicamente sostenibles y económicamente viables, que provean las necesidades de sus ocupantes, que no contaminen y que sean perdurables a largo plazo.
    La permacultura ya fue implementada en Argentina por Gustavo Navarro, fundador de la Ecovilla Gaia, ubicada a cien kilómetros de Buenos Aires. Allí utilizan cocinas solares, colectores solares para calentar agua, energía eólica para la electricidad, entre otras energías alternativas.
    Tal vez, para las generaciones actuales, resulta difícil cambiar hábitos adquiridos, pero podemos hacer que hijos, nietos y hermanos, queden libres de esas ataduras, proporcionándoles la educación necesaria para romper con ellas.

    El papel del Estado
    Otra salida necesaria, sobretodo en Argentina, es recuperar el manejo de los recursos energéticos por parte del estado, y garantizar el acceso digno y equitativo de toda la población a estos recursos. Esta medida requiere una reestructuración del modelo energético actual, para adecuarlo a un nuevo modelo socioeconómico, cuyos requerimientos sean:
    -La explotación de los recursos renovables
    -Un empleo balanceado y racional de los combustibles fósiles
    -La aplicación de estrictas normas de preservación ambiental
    -Igualdad de acceso a los beneficios energéticos para toda la población
    -Proveer una sólida estructura financiera al sector, basada en los beneficios generados por el mismo.
    -Asegurar la participación de los trabajadores, usuarios y habitantes, en la información y gestión de cada área.
    Llegará el momento en que la Nación pondrá el sector energético al alcance de todos los ciudadanos, pero habrá que afectar los intereses de quienes poseen el poder económico. Es cierto, es tarea de nuestros gobernantes, pero debemos mantener claras nuestras ideas y firme nuestra lucha para obtener este objetivo.

    ¿Y ahora?
    Si se quiere frenar el problema que se plantea todos los países deberían de levar a cabo acciones contundentes, y pasar de las palabras a los hechos concretos.
    Cambiar una manera de pensar o un modo de actuar que forma parte de un modelo de desarrollo globalizado, no es una tarea sencilla. Lo primero que debemos hacer, es informarnos, capacitarnos, para poder actuar inteligentemente y al hacer una crítica, poder plantear la solución posible a la crisis energética. Al conocer las causas, los orígenes, las repercusiones y las consecuencias del problema, tendremos la facilidad para transmitírselo a los demás. Requiere de esfuerzo, dedicación y responsabilidad, por parte de los que ya conocemos la situación. Pero también, debemos hacerles tomar conciencia a las generaciones venideras.
    Tal vez, no cambiaremos el mundo, ni traeremos la paz, pero de esta manera, podríamos minimizar la crisis antes de que estalle completamente, para un mañana mejor, transformado y perdurable en el tiempo.


    BIBLIOGRAFÍA

    Bronstein Víctor; “La Crisis Energética y nuestro futuro”; El País; Diario Clarín; 27 de Febrero de 2006.
    Cantor, Damián; “Todo listo para el despegue de los biocombustibles”; Económico; Diario Clarín; 16 de Abril de 2006.
    Fundación Vida Silvestre Argentina; Situación Ambiental Argentina 2000; Buenos Aires; 2001.
    Jalife-Rahme, Alfredo; “Los países mienten sobre las reservas de petróleo”; Zona; Diario Clarín; 23 de Octubre de 2005.
    ”La crisis energética le costará al estado unos $2000 millones”; Opinión; Diario El Día; 20 de Mayo de 2004.
    López, Lorena; “Ciudad del futuro”; Rumbos; 2006.
    Rifkin, Jeremy; “Empieza la tercera revolución industrial”; Opinión; Diario Clarín, 2 de Abril de 2006.


    PÁGINAS WEB CONSULTADAS:

    www.ecoportal.net
    www.foronuclear.org
    www.econoticias.com.ar
    www.mailxmail.com/curso/excelencia/ energiasrenovables/capitulo1.htm

     
    Sobre ALIPSO.COM

    Monografias, Exámenes, Universidades, Terciarios, Carreras, Cursos, Donde Estudiar, Que Estudiar y más: Desde 1999 brindamos a los estudiantes y docentes un lugar para publicar contenido educativo y nutrirse del conocimiento.

    Contacto »
    Contacto

    Teléfono: +54 (011) 3535-7242
    Email:

    Formulario de Contacto Online »
     
    Cerrar Ventana
    ALIPSO.COM
    Cursos Multimedia Online, CD y DVD